Nicaragua

Mejora situación de empleo en sector de Zonas Francas

Se esperan inversiones de más de 50 millones de dólares en sectores textil, automotriz y eléctrico

Redacción Central |

Se esperan inversiones de más de 50 millones de dólares en sectores textil, automotriz y eléctrico

Las perspectivas del empleo en el sector de Zonas Francas está mejorando y la tendencia es que se estabilice en relación al año pasado, cuando, producto del cierre de algunas empresas, se perdieron al menos cinco mil puestos de trabajo, esto por la crisis profunda provocada por el sistema capitalista.

En conferencia de prensa, el general Álvaro Baltodano, delegado presidencial para inversiones en Nicaragua, señaló que este sector está recuperando su estabilidad, lo que permitirá la creación de al menos cuatro mil empleos, dado que al menos cinco empresas entre asiáticas, norteamericanas y europeas entraran en operaciones en los próximos  meses.

El compañero Baltodano manifestó que se espera inversiones arriba de los 50 millones de dólares en diferentes sectores productivos relacionados al régimen de Zonas Francas, entre las que destacan el sector textil, automotriz y eléctrico.

Señaló que la semana pasada la Corporación de Zonas Francas, dio el visto bueno para que una empresa coreana denominada Bingo Fashion comience operaciones en la fabricación de prendas de vestir.

Esta empresa tendrá un techo industrial de 4500 metros cuadrados y estará ubicada en el municipio de Diriamba, en el departamento de Carazo, donde invertirá 3 millones de dólares y permitirá que 850 personas puedan acceder a un empleo.

En tanto otros empresarios asiáticos invertirán diez millones de dólares en Tipitapa, para la creación de 720 empleos directos en una área industrial de 5 mil 613 metros cuadrados.

Otra empresa coreana que ya se encuentra establecida en Nicaragua de nombre Istmo Textil, abrirá otro parque industrial en el municipio de Nindiri con una inversión de 4 millones de dólares, para crear unos dos mil empleos directos.

También se contempla inversiones en el sector eléctrico, principalmente en la hidroeléctrica, lo que ayudará al cambio de matriz de generación.

Los detalles de estas próximas inversiones fueron reveladas por el compañero Álvaro, luego de la presentación de los representantes de la empresa Dräxlmaier, que es una corporación automotriz de origen alemán fundada en 1958 y que actualmente cuenta con más de 30.000 empleados distribuidos en 49 plantas establecidas en 18 países de cuatro continentes.

Esta empresa se dedica a la producción de arneses automotrices para marcas de vehículos como BMW, Mercedes-Benz, Volkswagen, Audi, GM, Porsche, Jaguar, Toyota y Bugatti.

Stefan Bude, director financiero de operaciones para América, indicó que Nicaragua constituye un país primordial para sus estrategias de mercado con relación a América Latina.

“La nueva planta en Nicaragua no será una inversión para buscar éxito solo para el corto plazo. Hemos ganado proyectos excelentes que nos obliga a incrementar la capacidad que tenemos en la región de ahora hasta 2011, y esto trazó nuestro camino hacia Nicaragua”, dijo Bude.

La planta, ubicada en el municipio de Nindirí, Masaya, operará bajo el régimen de zona franca y se espera que llegue a generar hasta 1.000 nuevas plazas de trabajo en su primera fase, y hasta 2.000 una vez completamente ejecutado el proyecto.

A la firma de este contrato asistieron el delegado presidencial para Inversiones, general en retiro Álvaro Baltodano, el director Financiero y Presidente para Norteamérica de Dräxlmaier, Stefam Bude; y el presidente de Eléctrica para las Operaciones de Norteamérica de Dräxlmaier, Ulrich Eicheler.

Además el director ejecutivo de ProNicaragua, Javier Chamorro, y como invitadas especiales la embajadora de Alemania en Nicaragua, Anna Betina Kern, y la alcaldesa del municipio de Nindirí, Clarisa Vivas Castellón.

De acuerdo a Javier Chamorro, director ejecutivo de la agencia de promociones de inversiones Pro-Nicaragua, los primeros contactos con los representantes de Dräxlmaier, se dieron a inicios del 2008 y que ya se están dando los frutos.

Bude, dijo que a través de Pro-Nicaragua y de la Corporación de Zonas Francas, el Gobierno del Poder Ciudadano les dio garantías de poder realizar las inversiones, mismas que están destinadas a crecer en un plazo de cinco años y con inversiones cercanas a los 30 millones de dólares.

El año pasado a pesar de la pérdida de unos cinco mil puestos de trabajo, se logró inversiones de capital asiático, norteamericano, español y mexicanos.

“Todos conocemos que conseguir inversiones no es sencillo en el mundo actual, hay una crisis mundial, los inversionistas piensan mucho antes de dar el paso, escogen los países con mucho cuidado porque son inversiones a futuros, han puesto los ojos sobre Nicaragua”, dijo Álvaro.

El compañero Álvaro, manifestó que siguen teniendo contacto con los inversionistas propietarios de la empresa norteamericana Cone Denim, la que se espera vuelva operar a finales de este año.

Cone Denim cerró operaciones el año pasado debido a la crisis financiera mundial, lo que provocó que sus compradores de tela tradicionales cancelaran sus contratos de compra.

también te puede interesar