Nicaragua

Celebrarán audiencia sobre robo millonario

Entre el 22 y el 26 de junio próximo iniciarán las audiencias contra los 39 acusados del fraude al Estado de Nicaragua con los Certificados Negociables de Inversión

Redacción Central |

Entre el 22 y el 26 de junio próximo iniciarán las audiencias contra los 39 acusados del fraude al Estado de Nicaragua con los Certificados Negociables de Inversión

Autoridades judiciales nicaragüenses anunciaron este viernes que entre el 22 y el 26 de junio próximo iniciarán las audiencias contra los 39 acusados del fraude al Estado de Nicaragua con los Certificados Negociables de Inversión (CENI) por más de 600 millones de dólares.

En declaraciones a medios de prensa el juez Primero de Distrito Penal de Juicio, Julio César Arias, abordó aspectos del inicio de este proceso que mantiene a la expectativa a los nicaragüenses porque están implicados importantes figuras políticas y banqueros locales.

Entre los presuntos culpables del hecho se encuentra el diputado liberal Eduardo Montealegre y el director del diario La Prensa, Jaime Chamorro, así como otras 37 personas que serán llamadas para responder por el multimillonario fraude al estado.

Este grupo fue acusado por la Fiscalía por delitos de  defraudación al estado y hasta ahora, lo más conflictivo es que algunos como Montealegre, gozan de inmunidad por su condición de parlamentarios.

En el 2000, el ex presidente Arnoldo Alemán autorizó la emisión de los CENI con el propósito de cubrir los depósitos del público en cuatro bancos privados que quebraron presuntamente en forma fraudulenta, y el fraude que se realizó en una primera fase fue con la entrega los créditos por cobrar de las instituciones quebradas.

Según un reporte de Radio La Primerísima los bancos adquirentes de los depósitos, recibieron CENI a cambio de ese dinero, que gran parte no fue retirado por los depositantes, pero además se les entregó la mayor parte de la cartera de crédito, las que cobraron a sus clientes.

Una fase posterior del fraude, que contó con la participación de Montealegre fue la primera “reingeniería” con esos títulos, la que consistió en disminuir un poco el interés inicialmente pactado de hasta el 21 por ciento anual.

Las pruebas en mano de la fiscalía conducen a la evidencia de que la cartera de los bancos quebrados no superaba los 100 millones de dólares,  indicativo de que hubo operaciones irregulares en su reclasificación, decidida entre las autoridades del Banco Central y los dueños de los bancos que se beneficiarían con los CENI.

Montealegre califica el llamado robo del siglo simplemente como    una ingeniería financiera   .

Sin embargo, a juicio de economistas independientes, todo lo que rodea, económica y políticamente, la emisión, circulación y cobro de los bonos CENIS constituye el fraude más grande de la historia del país.

también te puede interesar