Nicaragua

Poder Ciudadano y pobladores unidos terminarán con inundaciones

Es en el barrio San José de la ciudad de Masaya y realizarán obras que incluyen además adoquinamiento de principales calles

Redacción Central |

Es en el barrio San José de la ciudad de Masaya y realizarán obras que incluyen además adoquinamiento de principales calles

Después de años de continuas inundaciones en el barrio San José de la ciudad de Masaya, la alcaldía de ese municipio en coordinación con los pobladores se ha dado a la tarea de resolver el problema a través de la construcción de una canaleta de 600 metros de extensión, la que permitirá evacuar la inmensa cantidad de aguas pluviales que cada invierno se acumula en sus calles.

El proyecto tiene una inversión de 3 millones 400 mil córdobas, y contempla además el adoquinamiento de 3 mil 415 metros cuadrados de las principales calles del barrio.

La obra se está ejecutando bajo la modalidad de exclusión de procedimientos, donde el gobierno municipal supervisa y pone los materiales de construcción, mientras que las 54 familias beneficiadas colaboran con la mano de obra.

El alcalde Felix Trejos, destaca que lo más importante de ésta y de las demás obras que está realizando la municipalidad, es que son los mismos pobladores quienes tienen la última palabra al momento de ejecutarlas, ya que la idea es que ellos se sientan parte indispensable de cada uno de los proyectos.

“Nosotros no estamos poniendo un solo centavo en mano de obra, es el Poder Ciudadano el que está haciéndolo. Nosotros lo que somos son administradores, ellos son los que deciden qué y cuándo se debe hacer”, señaló.

Un cambio que se ve

Mientras retira una buena cantidad de escombros de una zanja que le llega casi a la cabeza, Julio López Gaitán manifiesta que el está trabajando porque era necesario que esto se realice antes de que inicie lo fuerte del invierno.

“Yo estoy haciendo esto porque es un bien para mi comunidad, para el barrio San José”, enfatizó.

“Antes pasaban los gobiernos, y todo lo poco que hacían era para ellos, nada para el pueblo”, recuerda doña Ana Isabel González. “Pero ahora con el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, todo está cambiando”, agregó momentos después, al observar cómo avanza la obra”.

Las dimensiones del problema eran tales que muchos vecinos permanecían atrincherados detrás de decenas de sacos de arena para evitar que el agua de la calle penetrara a los patios.

Sin embargo en ese momento surgía otra dificultad: el agua de lluvia estancada era tanta que terminaba inundando las casas. “Vivíamos como sapos, pero ahora esperamos que todo mejore”, asegura doña Johana Molina, otra pobladora del barrio San José.

Se espera que en las próximas semanas se concluyan las obras hidráulicas y el adoquinamiento de las calles, lo que significará menos enfermedades en la población más vulnerable y el acceso al barrio durante todo el invierno.

también te puede interesar