Nicaragua

Sandino y su ideario siguen viviendo

A 114 años de su nacimiento el pueblo nicaragüense lo honra realizando la revolución que soñaba, dirigida por el Frente Sandinista de Liberación Nacional

A. C. Sandino
A. C. Sandino | Internet

Redacción Central |

A 114 años de su nacimiento el pueblo nicaragüense lo honra realizando la revolución que soñaba, dirigida por el Frente Sandinista de Liberación Nacional

En esta conmemoración continúan vigentes sus palabras pronunciadas en medio de la lucha armada, desigual pero heroica, frente al Imperio agresor que invadía Nicaragua.

“Nosotros iremos hacia el sol de la libertad o hacia la muerte; y si morimos, nuestra causa seguirá viviendo. Otros nos seguirán.”

“Mi mayor honra es surgir del seno de los oprimidos, que son el alma y nervio de la raza.

Augusto Nicolás Calderón Sandino nació el 18 de mayo de 1895 en Niquinohomo, departamento de Masaya.  Su madre era una  campesina que se ganaba la vida como domestica y obrera agrícola y su padre fue un productor agrícola.

La extracción humilde de Sandino le hizo comprender y vivir las vicisitudes de la gente más humilde de su país pues desde niño trabajó en la recolección de café junto a su madre en medio de la miseria y todo tipo de privaciones.

Adolescente aún presenció la primera intervención de los marines yanquis en su país que incluyó el asesinato del general Benjamín Zeledón, en 191, y sobre eso se pronunció durante la posterior epopeya por él encabezada precisamente frente a las fuerzas imperialistas:

“Era yo un muchacho de 17 años y presencié el destace de nicaragüenses en Masaya y otros lugares de la República, por las fuerzas filibusteras norteamericanas. Personalmente miré el cadáver de Benjamín Zeledón, quien fue sepultado en Catarina, pueblo vecino al mío. La muerte de Zeledón me dio la clave de nuestra situación nacional frente al filibusterismo norteamericano; por esa razón, la guerra en que hemos estado empeñados, la consideramos una continuación de aquella.”

Y ya en 1926 parte desde México de regreso  a Nicaragua para ingresa en el Ejército Constitucionalista con el fin de combatir a las tropas norteamericanas desembarcadas en Bluefields y ya en julio de 1927 emite su primer manifiesto político dirigido al pueblo de Nicaragua.

El 16 de julio, luego de una batalla de 15 horas, toma por unas horas El Ocotal. La aviación norteamericana bombardea y ametralla el poblado causando 300 muertos entre la población civil.

Sandino sigue combatiendo en varias ciudades y se retira hacia su campamento de El Chipote; inicia la guerra de guerrillas.

El 2 de septiembre de 1927 se constituye el Ejército Defensor de la Soberanía Nacional de Nicaragua y a partir de ahí, el resto de su vida sigue constituyendo un combate sin tregua por la soberanía de la nación y frente al injerencismo imperial.

Respondiendo a su tradicional forma de actuación frente a los pueblos y a sus líderes, los gobernantes estadounidenses ordenan el asesinato de  Sandino, ya convertido en un verdadero héroe nacional y latinoamericano, a cuyo lado peleaban dirigentes de otros Estados como el salvadoreño Farabundo Martí.

El mayor error de los enemigos de Nicaragua fue pensar que eliminando físicamente a Sandino se frustraba el destino verdadero de nuestra nación pues su ideario, la inspiración emanada de su lucha, constituyeron la simiente de la cual surgió la revolución sandinista llevada hoy adelante por el FSLN.

también te puede interesar