Nicaragua

Denuncian atropellos trabajadores del diario La Prensa

Desapareció el dinero de su cooperativa de crédito y ahorro y los directivos les eliminaron viáticos de transporte y alimentación, así como la reducción del pago de teléfono e internet

Redacción Central |

Desapareció el dinero de su cooperativa de crédito y ahorro y los directivos les eliminaron viáticos de transporte y alimentación, así como la reducción del pago de teléfono e internet

Los trabajadores del derechista diario La Prensa denunciaron, a través de una carta pública que hicieron llegar a la diputada y periodista Martha Marina González, el robo de que fueron objeto de parte de los directivos de este rotativo, que además les eliminaron una serie de beneficios laborales.

En la misiva, los trabajadores, principalmente periodistas de la redacción central y corresponsales, denuncian cómo Hugo Hollman dio orientaciones a su vice gerente Francisco Rosales, para que les eliminaran los viáticos de transporte y alimentación, así como la reducción del pago de teléfono e internet.

Pero lo más grave del caso, es que  el dinero ahorrado en una cooperativa de crédito y ahorro desapareció por arte de magia. Aunque no detallan cifras, los periodistas y demás trabajadores, calculan que el monto desaparecido asciende a casi el millón de córdobas.

Los denunciantes señalan directamente de autor de este atraco a Rosales y al contador general Roberto Núñez, pues eran los encargados de manejar el dinero que los periodistas ahorraban quincenalmente.

La denuncia también hace alusión a que los directivos de La Prensa no quieren renovar los contratos laborales a los corresponsales, los cuales se encuentran desprotegidos de la cobertura de seguro social, de vida y de accidentes.

La diputada y compañera Martha Marina lamentó la situación que están pasando sus colegas, sobre todo cuando ella conoce el sistema impuesto por los directivos y propietarios de este diario.

“¿Cómo les invierten un dinero sagrado que era de los trabajadores? y ahora campantemente se los dan por perdido, eso se llama robo y los directivos se salen lavando la mano”, criticó la compañera.

Aseguró que buscará la manera de ayudar a sus colegas desde la Asamblea Nacional, donde denunciará lo expuesto por los trabajadores de este medio al servicio de la oligarquía del país.

A continuación la carta-denuncia integra enviada a la diputada Martha Marina González:

Licenciada Martha Marina González

Diputada de la Asamblea Nacional

Estimada diputada:

A través de la presente queremos hacer pública la situación actual por la que atravesamos la mayoría de los periodistas, tanto de Managua, como del resto de los departamentos del país, y que laboramos para el diario La Prensa.

A inicios del año pasado, en La Prensa se nos hizo firmar un nuevo documento (contrato laboral) donde a partir de esa fecha se nos bajaban los salarios.

Hasta esa fecha algunos devengábamos hasta 12 mil y 16 mil córdobas mensuales, porque se nos pagaban las fotos que realizábamos para el diario (caritas 50 córdobas y panorámicas 100 córdobas) e incentivos por las notas de portada, especiales u cualquier otra ubicada en otra sección que no fuese departamentos y sucesos.

También se nos quitó el ingreso extra por los artículos publicados en el diario HOY y los viáticos por transporte y alimentación, y redujeron el pago de teléfonos e internet.

Ahora muchos de los periodistas ganan la mitad del salario que antes devengábamos, pero para remate nos obligan a trabajar por el mismo salario en el diario Hoy sin ningún tipo de incentivo.

Hasta la fecha tenemos vencidos los contratos laborales y estamos desprotegidos de la cobertura de los seguros de vida y accidente, porque estos ya se vencieron. Y si esto fuera poco, a los corresponsales, muchos de ellos hasta con 15, 10, 8 y 6 años de laborar para La Prensa, nunca han recibido sus prestaciones sociales de Ley, como las vacaciones y el treceavo mes o aguinaldo.

Mientras, cada día te exigen más trabajo, te ponen metas y te obligan a cumplir con las agendas diarias.

A inicios de este año, hubo rumores de que este año comenzarían a pagar el aguinaldo y las vacaciones a los corresponsales, pero dudamos de eso porque al parecer no hay interés de parte de la gerencia de firmar esos compromisos.

Pero a este problema se suma uno nuevo, a la mayoría de los periodistas se nos deducía en planilla de pago, entre cien, doscientos y trescientos córdobas quincenales para aportar a una cooperativa que funcionaba en el diario La Prensa, y que era administrada por los señores Francisco Rosales y Roberto Núñez. Hay periodistas con ahorros desde 5 mil, 9 mil, 18 mil, 27 mil y hasta 123 mil córdobas.

Ahora, sucede que en los primeros meses de este año algunos corresponsales de los departamentos comenzaron a pedir préstamos personales (a los que años anteriores han tenido derecho) otros solicitaron se les entregara hasta el 50 por ciento de sus ahorros, pero estos señores comenzaron a poner trabas, y prometiendo “mañana más mañanas” aduciendo que no había dinero, que habían sido invertidos (sin explicar en qué).

Nunca conocimos nuestros estados de cuenta, ni tampoco elección de juntas directivas, porque siempre los recursos de la cooperativa fueron administrados por la misma administración de La Prensa. Jamás dieron a conocer informe de los estados de cuentas generales de la cooperativa y en qué se invertían en La Prensa.

Eso motivó a inicios de mayo a que la mayoría de los periodistas, que estaban ahorrando en la cooperativa, decidieron firmar una carta donde solicitaban el retiro y entrega del dinero que tenían ahorrado.

Pero fue hasta esta semana que nos dimos cuenta que hubo una reunión donde el señor Roberto Núñez, depuso su renuncia ante la gerencia de La Prensa, pues no sabe explicar que pasó con los ahorros de aproximadamente 50 trabajadores de la comunicación (entre corresponsales de departamentos, editores, periodistas de Managua y algunos del área administrativa).

También se conoció que en esa reunión la gerencia de La Prensa no asumió ninguna responsabilidad, ya que –según ellos- era un arreglo entre los periodistas y quienes manejaban la cooperativa (¿?). Se sabe que el dinero fue invertido supuestamente en el diario La Prensa.

Esperamos que a través de esta denuncia pública se pueda recuperar lo que por muchos años han ahorrado los periodistas, y que estos señores devuelvan el dinero sagrado de los hombres y mujeres de prensa.

Omitimos nuestros nombres en esta carta porque es de su conocimiento que si se hacen públicos seremos objeto de represalias, despidos y hasta de procesos judiciales por demandar nuestros derechos.

Desde el año pasado son muchos los periodistas que han sido despedidos de este diario por diferentes causas, en su mayoría por reclamar sus derechos, a como lo hicieron las colegas Silvia González, en Jinotega, Carol Munguia, en Chinandega; entre otros.

El diario La Prensa debería ser ejemplo de lo que tanto cuestiona del gobierno y de los funcionarios públicos, o de nuestras organizaciones gremiales UPN, APN y del Colegio de Periodistas de Nicaragua (CPN) cuando demandan los derechos de libertad y de prensa, cuando ellos son los primeros en violarlos al prohibir el derecho a la organización sindical, de las cual son enemigos; al negar a sus trabajadores el derechos a sus prestaciones sociales y ahora desaparecen sin explicación el dinero de los ahorros de tantos trabajadores.

también te puede interesar