Nicaragua

Desmienten desabastecimiento de agua en el país

Es una infamia de un panfleto opositor, afirmó la presidenta ejecutiva de la Empresa Nicaraguenses de Acueductos y Alcantarillados (ENACAL), Ruth Selma Herrera

Redacción Central |

Es una infamia de un panfleto opositor, afirmó la presidenta ejecutiva de la Empresa Nicaraguenses de Acueductos y Alcantarillados (ENACAL), Ruth Selma Herrera

No es cierto que tengamos 162 barrios sin agua, pues si fuera eso cierto habría una crisis de gobernabilidad, y estaríamos al borde del colapso, puntualizó Selma Herrera.

La funcionaria añadió que existen problemas con el abastecimiento en solo 20 barrios y se les suministra el servicio de agua mediante cisternas para garantizar necesidades fundamentales de la población.

Manifestó que lo publicado forma parte de una campaña de desinformación y difamación por los medios de ideología derechista, los cuales tratan de manipular cualquier demanda de alguna organización de defensa del consumidor.

A su vez aseguró que Enacal mantiene un constante monitoreo del sistema de distribución y no comprende cómo se puede estar vertiendo tantas mentiras.

“Tenemos un monitoreo diario de las fuentes. Dónde se derrumban los pozos, dónde se robaron los paneles, dónde colapsó el sistema. Por eso les digo que a diario sabemos donde hay problemas”, recalcó.

También indicó que debido a las condiciones en que quedó la red de agua potable después de los 16 años de saqueos neoliberales, muchos de los pozos no pueden trabajar a su máxima capacidad y otros por motivos de la época seca, dejan de dar agua a las tres de la tarde.

“En el verano los pozos  dan menos agua porque el manto freático se aleja de la superficie. Nosotros tenemos pozos que, ya a la altura de las tres de la tarde, ya no dan agua”, explicó.

Por otra parte, el gerente general de Enacal, Eduardo Jerez, informó que la empresa tiene un proyecto de ocho millones de dólares para el mejoramiento del servicio de agua potable de la ciudad de Bluefields.

Esta inversión se realizará debido a que actualmente la ciudad se abastece de agua a través de una planta desalinizadora cuyos costos son excesivamente altos..  

La principal razón se debe a que esta planta tiene una capacidad para 8 mil usuarios y en Bluefields solo hay 1 mil usuarios, lo que deviene en pérdidas económicas para la empresa.

De todas maneras, Jeréz aseguró que la planta desalinizadora no será retirada, tal y como se estaba aseverando, y por el contrario seguirá trabajando con normalidad.

también te puede interesar