Nicaragua

Cuba seguirá contribuyendo con la educación en Nicaragua

Llegó a Managua la ministra de Educación cubana, Ana Elsa Velázquez al frente de una delegación que participará en los actos por el 75 aniversario de la muerte del general Sandino

Daniel, Ana Elsa Velázquez y Miguel de Castilla
Presidente Daniel Ortega Saavedra recibe a la Ministra de Educación de Cuba Ana Elsa Velázquez | Jairo Cajina

Redacción Central |

Llegó a Managua la ministra de Educación cubana, Ana Elsa Velázquez al frente de una delegación que participará en los actos por el 75 aniversario de la muerte del general Sandino

En sus primeras declaraciones elogió la política educacional del gobierno del presidente Daniel Ortega que redunda en la elevación de la cultura y facilita la liquidación del analfabetismo.

A la terminal aérea acudieron a recibirla el ministro del ramo de Nicaragua, Miguel de Castilla, el embajador cubano Luis Hernández Ojeda, funcionarios de la embajada cubana y otras autoridades nicaragüenses.

Velázquez subrayó que Cuba continuará contribuyendo al desarrollo de la educación de los nicaragüenses, no sólo para terminar la Campaña Nacional de Alfabetización, sino dando continuidad a este empeño educativo.

El propósito no es sólo que las personas aprendan a leer y escribir, sino que sigan elevando su nivel cultural y en ese sentido el Ministerio de Educación y el Gobierno Cubano están en disposición de continuar apoyando, señaló.

En la actualidad 80 asesores cubanos están desplegados en tres departamentos y 55 municipios del país cooperando a que esta sea la cuarta nación, dentro de la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) que destierra el analfabetismo y declarar al país libre de ese mal el 19 de julio próximo con motivo del 30 aniversario del triunfo de la revolución sandinista.

Nicaragua aspira a llegar al 2015 con un nivel mínimo de escolaridad del sexto grado y se trabaja duramente para alcanzar ese objetivo.

De Castilla dijo que Cuba tiene una de las mejores educaciones del mundo y si Nicaragua  tiene el corazón, la solidaridad, la vocación de amor y de entregarse a los demás, como la tiene Cuba, allí hay una fortaleza extraordinaria para nuestra educación.

también te puede interesar