Nicaragua

Helicópteros nicaragüenses para ayudar a Costa Rica

Están disponibles para enfrentar los daños causados por el sismo de 6,2 grados en la escala de Richter, ocurrido el 8 de enero

Redacción Central |

Están disponibles para enfrentar los daños causados por el sismo de 6,2 grados en la escala de Richter, ocurrido el 8 de enero

El gobierno de Nicaragua brindó helicópteros de su Fuerza Aérea y ayuda humanitaria a Costa Rica para enfrentar los daños causados por el sismo de 6,2 grados en la escala de Richter, ocurrido el 8 de enero.

Nuestra cancillería ofreció todo tipo de ayuda que necesiten las autoridades costarricenses, lo que incluye helicópteros, ayuda humanitaria, lo que sea, y estamos a la espera de que las autoridades costarricense indiquen qué necesitan, aseguró Harold Rivas, embajador de la nación vecina en San José.

El diario El Financiero recordó que la Fuerza Aérea de Nicaragua también desplazó helicópteros y efectivos en apoyo a las tareas humanitarias luego del terremoto que en 1991 afectó a la provincia costarricense de Limón, situada en los límites territoriales entre ambas naciones.

Rivas explicó que sectores en la zona del epicentro del temblor -unos 60 kilómetros al noroeste de San José- permanecen aislados por los severos daños en la infraestructura vial, por lo que el acceso es posible sólo por vía aérea.

Funcionarios de la sede diplomática nicaragüense efectúan diversas acciones humanitarias en esa área, como la distribución de alimentos, agua y medicamentos, sin considerar si los beneficiados son ticos o emigrados de su país, admitió el diario nacional El Financiero.

Entre los casi 20 fallecidos como resultado del temblor de tierra están incluidos hasta la fecha tres ciudadanos oriundos de Nicaragua, dos de ellos menores de edad, confirmó el coordinador de la Confederación Solidaridad, Gerardo Sánchez.

En la zona del epicentro del sismo residen unas 300 familias nicaragüenses, cuyos integrantes llevaron el susto de su vida, porque les cayeron terraplenes (deslizamientos de tierra) a las casas y quedaron inhabitables”, relató.

Muchas de esas familias están durmiendo a la intemperie, junto a otras costarricenses, pero pese a los temores están bien, afirmó.

Datos oficiales dan cuenta de que los nicaragüenses constituyen el 75 por ciento de los extranjeros establecidos en Costa Rica y asumen labores agrícolas, domésticas y otros trabajos rechazados por los ticos.

también te puede interesar