Nicaragua

Opositores apuestan a violencia en Nicaragua

Rechazados en las urnas por el pueblo los grupos de derecha apelan a la violencia para provocar desestabilización

Redacción Central |

Rechazados en las urnas por el pueblo los grupos de derecha apelan a la violencia para provocar desestabilización

Las agresiones desatadas por la oposición en el municipio de La Concha el pasado miércoles y la quema en la madrugada del jueves de la alcaldía de Wiwilí, en Jinotega, muestran que los grupos de oposición  decidieron tomar el peligroso camino de la violencia en respuesta a la contundente derrota en las urnas.

Cumpliendo las instrucciones que reciben del extranjero, Eduardo Montealegre y su gente agredieron en La Concha a los militantes sandinistas y causaron tres heridos y daños materiales bastante cuantiosos.

En Wiwilí actuaron de madrugada, en las sombras, como generalmente hace la delincuencia,  y como saben que no pueden ocupar la alcaldía pues el pueblo decidió lo hicieran quienes realmente se preocupan por la ciudadanía, entonces tomaron la “democrática” decisión de reducirla a cenizas.

No le importó a los terroristas que las llamas estuvieron a punto de expandirse a viviendas cercanas, la iglesia, una cooperativa, la oficina de zona del FSLN y la unidad policíaca y las víctimas posibles en ese caso.

Pero lo más criticable de estos hechos es la aceptación pública por Montealegre  de esa estrategia violenta y las amenazas que pronunció en declaraciones a la prensa sobre la continuación de  similares acciones a pesar de las consecuencias de ello.

Según dijo, extenderán a todo el país este tipo de actos terroristas e incluso afirmaron que entorpecerán los comicios del próximo 18 de enero en el Caribe Norte soñando con atemorizar así a los futuros votantes.

Quienes tomaron ese oscuro camino político dando las espaldas al sentir popular olvidaron que los sandinistas y todo el pueblo nicaragüense, defensores de la paz, sabrán enfrentar con éxito a los amigos de la guerra.

también te puede interesar