Nicaragua

Daniel instala el CONPES

Intervención de Daniel en Reunión con el Consejo Nacional de Planificación Económica y Social, CONPES, presentando el Plan Nacional de Desarrollo Humano

Daniel Ortega
Daniel Ortega. | César Pérez

Redacción Central |

Intervención de Daniel en Reunión con el Consejo Nacional de Planificación Económica y Social, CONPES, presentando el Plan Nacional de Desarrollo Humano

Palabras de Daniel

Buenas noches hermanos nicaragüenses, familias nicaragüenses, compañeros y compañeras del CONPES; en esta ocasión se encuentran aquí participando, representantes de 18 Federaciones y Centrales Cooperativas, de 11 Centrales Sindicales, de 7 Organizaciones de Mujeres, de 9 Organizaciones Comunitarias y Municipales, de 10 organizaciones de excombatientes, 9 Organizaciones de Técnicos y Profesionales, 4 de comunidades y comerciantes, 29 Organizaciones empresariales y productivas, 6 Organizaciones del Caribe, 6 Organizaciones de la Niñez y Juventud, 10 Consejos de Desarrollo Departamentales, 17 Gabinetes del Poder Ciudadano Departamentales, 27 Iglesias, asociaciones religiosas y Denominaciones, 12 Organismos No Gubernamentales; es decir, un total de 183 organizaciones que se encuentran presentes en esta Sesión del Consejo Nacional de Planificación Económica y Social.

También se encuentra presente la Comisión Negociadora del Acuerdo o Convenio de Asociación con la Comunidad Económica Europea. Se encuentra el compañero Vicecanciller de la República, Manuel Coronel, que coordina esta Comisión y, se encuentran representantes del equipo operativo, ejecutivo, de Dirección.

Tenemos en esta ocasión dos puntos de agenda, uno tiene que ver con la propuesta del Plan Nacional de Desarrollo Humano, y el otro punto tiene que ver con lo que es este proceso de negociación que se viene siguiendo con la Comunidad Europea y los países centroamericanos; esta es una negociación que se está desarrollando de forma multilateral, es decir, todos los países centroamericanos negociando con la Comunidad Económica Europea.

Nuestro objetivo en este encuentro es informar a ustedes, como miembros soberanos del CONPES, y que, luego de esta presentación que vamos a hacer, de este informe que vamos a darles, en lo que es el Programa Nacional de Desarrollo Humano van a recibir un diskette para que puedan conocer todo el documento, que es un documento voluminoso y podrán conocerlo más en detalle y aportar al mismo. Lo importante es que se pueda aportar; cada sector, cada gremio, tendrá la oportunidad de debatir sobre el tema y hacer sus aportes.

Este es un planteamiento, una propuesta que no está terminada, incluso yo diría que va a llegar el momento en que tendremos todos los aportes de parte de ustedes, se podrían incorporar todos esos aportes y aún así, es una propuesta que no está acabada, porque estos planteamientos tienen elementos fundamentales, es lógico, pero, nos movemos dentro de una economía global donde pesa la hegemonía del sistema capitalista. En la correlación de fuerzas a nivel global, sigue teniendo un peso mayor la hegemonía del sistema capitalista.

Cuando empezamos a hablar de esto hace unos cuantos meses, se empezaron a hacer consultas, intercambios con diferentes sectores y, a partir de esos intercambios donde muchos de ustedes participaron, se fueron incorporando aportes a esta propuesta. Fue un total de 20 reuniones y fue un proceso donde se exponía el documento, se debatía sobre el mismo, se hacían aportes y también podían enviarse posteriormente aportes sobre el documento.

Se consultó, se debatió, de deliberó con sectores gremiales, sectores municipales, de los más diversos gremios, sectores gremiales populares, movimientos sociales, con el COSEP, con la Asamblea Nacional, con todos los Poderes del Estado se llevó también una línea de exposición y discusión; con universidades privadas se abordó también esta propuesta, con centros de investigación, con representantes de la Región Autónoma del Atlántico Sur y del Atlántico Norte. Incluso con nicaragüenses radicados en Costa Rica, en Los Ángeles, en Miami, Estados Unidos de Norteamérica. Un total de 20 encuentros.

Había habido unos encuentros sobre políticas ambientales, que aportaban al documento, en septiembre del 2007; se incorporaron también los Ejes de Desarrollo, que luego se actualizaron. Ejes de Desarrollo que se habían trabajado desde el año 2006, aún antes de que nosotros llegásemos al Gobierno; nosotros llegamos al Gobierno en el mes de enero del 2007, y desde antes nosotros veníamos trabajando el tema de los Ejes de Desarrollo; luego se continuaron estas discusiones con diferentes sectores y empresarios, y son elementos que también se fueron incorporando a este documento.

El mes de junio fue de mucha actividad, de muchas reuniones; nuestro objetivo era poder, finalmente, tener este encuentro con el pleno del CONPES para hacer un resumen de lo que se ha venido debatiendo, de lo que se ha venido presentando alrededor de las políticas del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional.

Decía que estos son documentos que no están acabados y no pueden estar acabados de manera total, sino que constantemente se tienen que estar enriqueciendo, fortaleciendo, ajustando, porque estamos dentro de este mundo que se ha visto sacudido en los últimos tiempos por la crisis del capitalismo global. Hay una crisis en el capitalismo global, eso ya nadie lo niega, lo que parecía imposible está aconteciendo… una crisis profunda del sistema capitalista.

El día de hoy sale esta información de la agencia de prensa alemana DPA, dice: “Se eleva alza de alimentos.” Al elevarse el precio, lógicamente esto tiene un impacto en la nutrición; y como la FAO, es un organismo especializado en el tema de la nutrición, en el tema alimentario, este cable recoge un informe de la Oficina Regional de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, FAO, donde señala que el alza del precio de los alimentos, elevó a 52 millones de personas el número de subnutridos en América Latina… ¡52 millones!

Señala que esta escalada paradójicamente, claro, la FAO dice paradójicamente porque no está cuestionando el modelo capitalista; yo diría que no tiene nada de paradójico, simplemente es consecuencia de… es normal que suceda, porque el hambre va a la par del capitalismo, la pobreza va a la par del capitalismo; la miseria, la exclusión van a la par del capitalismo. O sea, para que exista capitalismo, tiene que ser a costa de la exclusión y la pobreza de millones de seres humanos.

Dice: “la escala del hambre paradójicamente comenzó en el año 2003, cuando la región inició su mayor período de expansión económica en 40 años.” Fíjense, en el año 2003 alcanzamos la mayor expansión, desde la óptica del capitalismo, es decir, había un beneficio enorme para los que acumulan capital y eso permitía que quedaran algunas migajas para los pobres. Esto lo dijo hoy el Director de esta entidad a nivel latinoamericano, regional de la FAO, José Graziano Da Silva.

“Desde entonces, unos seis millones de latinoamericanos y caribeños comenzaron a padecer hambre, lo que implicó retroceder a los niveles de 1990, la última vez que 51 millones de personas sufrieron este flagelo en América Latina.” Aquí están hablando cuando se agudizan las crisis, porque hambre ha existido en América Latina de manera permanente, pero son momentos donde se agudiza la crisis.

Fíjense bien, mientras por un lado la región inició su mayor período de expansión económica en 40 años, es decir, de crecimiento económico ¡qué alegría, está creciendo América Latina y El Caribe…! más hambre y por lo tanto, más pobreza. Ese es el costo del enriquecimiento de una minoría, de grupos oligárquicos, monopólicos, que concentran la riqueza y entonces provocan situaciones como éstas. Es decir, hay crecimiento, hay desarrollo, pero los que se benefician con ese crecimiento y ese desarrollo son unos pocos. Aquí está bien claro, dicho por alguien que no es sandinista, un funcionario de la FAO.

“Los países más afectados fueron aquellos con altos niveles de importación de nutrientes y con magras políticas de seguridad alimentaria, como los países centroamericanos.” Fíjense ¡qué duro esto! países como Nicaragua, con un potencial enorme para producir nutrientes a través de los alimentos, porque tenemos capacidades en el sector agropecuario, tanto en la agricultura como en la ganadería de carne y de leche, más bien, países afectados… ¡los más afectados, los países centroamericanos! Resultado de las políticas impuestas por eso que llamamos neoliberalismo económico; por eso que Su Santidad el Papa Juan Pablo II llamó capitalismo salvaje. ¡Estos son los resultados del capitalismo salvaje!

Dice el representante de la FAO: “La crisis financiera podría gravar aún más la situación… refiriéndose a esta crisis financiera que explotó en los Estados Unidos… agregó Graziano, quien sostuvo que es difícil prever cuándo los precios de los alimentos retrocederán en los mercados internacionales.” O sea que la tendencia de los precios de los alimentos en los mercados internacionales, es a incrementarse.

“De hecho, este año, la inflación de los alimentos superó en 50% el índice de precios al consumidor en lo general, según cálculos de la Comisión Económica para América Latina, CEPAL. Además, en países como Bolivia, Colombia, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Paraguay y Perú, los pobres están destinando un 60% de sus ingresos a este concepto.” O sea, un modelo heredado que nos da esta realidad, que es la estamos luchando para transformar. “Los más afectados serán finalmente los 11 millones de latinoamericanos que viven hoy con menos de 50 centavos de dólar por día, según cifras de los Gobiernos.” Esta es la noticia.

Luego, tenemos la otra noticia que tiene que ver con la bomba que explotó en Nueva York, resultado del terrorismo económico, porque hay diferentes formas de terrorismo y el terrorismo económico hizo explotar esa bomba en Nueva York. ¿Qué significa esto? Significa, no solamente que, a última hora ha decidido el Estado norteamericano, hoy lo estaba decidiendo el Presidente de los Estados Unidos, estaba compareciendo para decidir entrar a la Banca Privada de los Estados Unidos.

Es decir, ya esa Banca no va a ser 100% privada, ahora va a tener un por ciento privado y otro por ciento del Estado. Una Banca privada deja de existir en estos momentos en los Estados Unidos, sino que es una banca, un sistema financiero mixto, el Estado y el privado.

Sencillamente, lo que se está demostrando claramente, es que sin la participación del pueblo, a través del Estado, no hay economía que pueda sobrevivir, aún las economías más brutales, porque, precisamente, las economías más brutales en momentos como éstos, lo que hacen es recurrir al pueblo para sustraerle recursos, y les han sustraído 700 mil millones al pueblo norteamericano… 700 mil millones, para entregárselos a los que quebraron los bancos en los Estados Unidos.

En la lógica de ellos, al cabo del tiempo, esos bancos que hoy están intervenidos por el Estado norteamericano… claro, ellos piensan que regresen de nuevo los privados, pero, está por verse si eso es posible después de este estallido de esta crisis, que no ha terminado, que está ahí desarrollándose.

Lo que se ha conocido como la crisis hipotecaria en los Estados Unidos de Norteamérica, significa que del año 2006 a lo que va del año 2008, dos años y meses, se han producido 6 millones 403 mil 295 ejecuciones de propiedades, de viviendas de familias norteamericanas; gente que va perdiendo su vivienda, va abandonando su vivienda, a deambular, y luego, lógicamente, el desempleo que se incrementa en los Estados Unidos de Norteamérica.

Esta situación de crisis, que ya la conocíamos, había una crisis en los Estados Unidos cuando empezamos a debatir el tema del Programa Nacional de Desarrollo Humano, esta crisis del capitalismo estaba ahí, tenía sus manifestaciones fuertes, pero en ese momento, a nadie se le ocurría pensar que iba a suceder lo que aconteció en el mes de septiembre, que explotó la Bolsa más poderosa del Planeta, la Bolsa de Nueva York.

Por lo tanto, nosotros tenemos que tomar en cuenta esta nueva realidad, incluso en la presentación del documento. En ella, es cierto que hablamos de lo que es el modelo injusto impuesto a la Humanidad, hablamos de los costos que esto significa, del daño que provoca, hablamos de las alternativas a ese modelo, pero estábamos hablando en ese momento, de un modelo que todavía no explotaba como lo ha hecho. Esto significa que el documento hay que reubicarlo en el tiempo, porque muchos de los puntos aquí planteados tendrán diferentes ritmos en su ejecución, dependiendo de las tendencias que siga tomando esta crisis internacional.

Incluso la misma negociación, que es el otro punto de agenda que vamos abordando paralelamente con el documento del Plan Nacional de Desarrollo Humano de Nicaragua, también ¿qué perspectivas, qué impactos tendrá, tomando en cuenta que la crisis no solamente es de los Estados Unidos de Norteamérica…? Es una crisis del capitalismo, y el capitalismo está instalado en Estados Unidos y en Europa, que son, digamos, los dos más grandes y poderosos soportes del capitalismo mundial.

Y hablo del capitalismo desarrollado, porque está el capitalismo en los países en vías de desarrollo, pero aquí estamos hablando de los países desarrollados que parecían imbatibles, que parecían inexpugnables.

El Plan Nacional de Desarrollo lo trabajamos nosotros partiendo de que hay un objetivo bien claro, que compartimos todos los nicaragüenses, ¿cuál es ese objetivo? Superar la pobreza. Si le preguntamos a los nicaragüenses que se encuentran en situación de pobreza, de desempleo, a los que trabajan un día y no trabajan otro día, a los que trabajan un mes y no trabajan otro mes, todos nos van a decir que… ¡claro que quieren salir de la pobreza! ¿Cómo? con trabajo, con educación, con salud, son elementos fundamentales que tienen que ir acompañando a un pueblo para que pueda salir de la pobreza.

Para eso, es necesario implementar, poner en práctica un modelo alternativo de desarrollo, ¡que sea justo! No más justo, sino que sea justo… aquí en la cartulina pusieron, más justo; no, ¡que sea justo! Porque el actual sistema no tiene nada de justo, por lo tanto tiene que ser un modelo alternativo de desarrollo justo. Porque al otro lado tenemos que, frente a nuestro objetivo de superar la pobreza, hay un modelo que se conoce como neoliberalismo, que ha demostrado que no tiene viabilidad.

Y eso lo decíamos hace unos cuantos meses; lo venimos repitiendo desde hace unos cuantos años, pero, se está demostrando cuando explota la Bolsa de Valores de Nueva York… ese modelo, ese sistema ¡no tiene viabilidad!

Decía que, por un lado, nosotros estamos trabajando un modelo alternativo frente a lo que es la explotación irracional. Son cambios que tenemos que promover, recuperar para el pueblo el liderazgo del Estado, que el pueblo se convierta en el Estado; que el Estado no sea simplemente el Presidente, el Vicepresidente, los Ministros, los Diputados, los Magistrados del Poder Electoral, del Poder Judicial, los Funcionarios de Gobierno, ¡no! que el Estado sea el pueblo, ¡que el soberano sea el pueblo! A diferencia del modelo capitalista que cuando se instala dice, como decía el Rey Sol en Francia: “el Estado soy yo.”

¿Qué cosa es el Estado? el capital. El Estado totalmente borrando al capital, y al momento de los apuros, tiene que salir el Estado a salvar al capital, porque esa ha sido premisa del modelo capitalista en sus últimos tiempos… ¡que tiene que desaparecer el Estado, que hay que privatizarlo todo!

Pero, a la hora de las quiebras, de las crisis financieras como ésta que se está viviendo en los Estados Unidos, ahí tiene que aparecer el Estado a salvar al capital. Es una gran mentira eso de desaparecer al Estado; simplemente, desaparecer al Estado como instrumento al servicio del pueblo, eso es lo que ellos hacen con el cuento de la privatización total, buscan como desaparecerlo.

Y aquí, es lo que nosotros estamos luchando, para recuperar para el pueblo el liderazgo del Estado, que sea el pueblo, que sean las familias desde un barrio, que tengan la capacidad de ejercer ese poder; transformar la estructura del poder a uno verdaderamente democrático, no más democrático, porque realmente aquí no lo tenemos; le quitamos de nuevo el “más” que le habían puesto en la cartulina… sino a uno verdaderamente democrático, porque aquí no tenemos una verdadera democracia.

Esto ¿qué significa? Que el poder que ha estado concentrado históricamente en los grupos oligárquicos y donde han utilizado al Estado como instrumento para su enriquecimiento, el poder deja de estar en manos de los grupos oligárquicos y pasa a manos del pueblo, a mano de las familias campesinas, de las familias trabajadoras; pasa a manos de los profesionales, de los productores, de todos los sectores sociales, es decir, el poder pasa al pueblo y, ¡claro! ahí es donde vemos las reacciones de los que defienden los intereses oligárquicos, le tienen terror a esa palabra de que el poder sea del pueblo, que el poder sea de los ciudadanos, porque quieren mantener el control del poder.

Esta situación económica que vivimos a lo interno, que nos da estas condiciones que hemos heredados de extrema pobreza, que está determinada o ha sido predeterminada por ese modelo del capitalismo que se le ha impuesto al mundo, tiene que ver con las relaciones comerciales injustas. Lógicamente, si se da la explotación del trabajador, de los seres humanos en los Estados Unidos, también se produce la explotación de las naciones grandes en contra de las naciones pequeñas, en cuanto a su escala de poder económico. Por eso es que tenemos que luchar para establecer nuevos espacios en las relaciones económicas, a lo interno e internacionalmente, es decir, a lo interno rompiendo monopolios e internacionalmente también rompiendo el monopolio del capitalismo.

El momento que se está viviendo en América Latina y el Caribe, con proyectos que se han convertido ya en una realidad, en algo tangible, como el ALBA, como PETROCARIBE, son proyectos que nos dicen que es posible encontrar caminos alternativos.

Nicaragua por ejemplo, tiene como primer mercado el mercado centroamericano, y éste podría ser un mercado mucho mayor todavía para Nicaragua; el segundo mercado es el norteamericano, el primer mercado es el centroamericano para Nicaragua y tenemos un potencial enorme para incrementar nuestros mercados a nivel centroamericano y con ello, generar más empleos, más trabajo, más educación, más salud en beneficio de los nicaragüenses.

Porque en la medida que se fortalece la economía nicaragüense, lógicamente se fortalece en lo social por el tipo de modelo que nosotros queremos, que no está para fortalecer el enriquecimiento de unos pocos, sino que está para lograr el bienestar y el progreso para todos los nicaragüenses; la salida de la pobreza para todos los nicaragüenses. Ese es el modelo que estamos defendiendo, el modelo alternativo que estamos trabajando, donde está el ALBA, PETROCARIBE, que es otra forma de integración regional que tenemos, que ya son una realidad, son un hecho.

En la medida que estos mercados se amplíen, y tenemos que luchar para ampliarlos, estaríamos estableciendo un mercado alternativo dentro del mercado global. ¿Qué significa? Que estaríamos hablando de países que pondríamos en práctica dos tipos de mercados, un mercado que llamamos Mercado Justo, a lo interno de nuestros países y dentro de los países que estamos unidos alrededor de ese proyecto.

Mercado justo que parte del principio de reconocer las asimetrías, es decir, si un país, si una nación es menos desarrollada y el otro país tiene más riquezas, está más desarrollado, va a recibir más beneficios el país menos desarrollado, para poder lograr el desarrollo y que llegue un momento en que todos los países tengan un mismo nivel de desarrollo, de progreso, de bienestar en todos los campos. Eso es el modelo alternativo.

Modelo alternativo que hace unos cuantos años parecía un sueño, pero que se ha venido convirtiendo en realidad, y el modelo alternativo más avanzado que estamos trabajando en estos momentos, es el que está dentro del ALBA, dentro de PETROCARIBE y, cada vez más países de Centroamérica se incorporan a PETRICARIBE; lo hizo Honduras, Guatemala, lógicamente Nicaragua, y ahora, todo indica que lo va a hacer Costa Rica. Estoy seguro que el próximo país que se va a incorporar a PETROCARIBE es El Salvador, tengo la seguridad, la certeza que será El Salvador.

Vemos una tendencia de estos países que, independientemente de Tratados de Libre Comercio que se han establecido con los Estados Unidos de Norteamérica, tenemos que crear nuestro propio espacio. ¿Por qué se establece un Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos? Sencillamente, porque es la realidad de la economía mundial en momentos en donde no existían Gobiernos, en estos países, dispuestos a trabajar una alternativa; o los países que están desarrollando modelos alternativos, están totalmente acosados y en situaciones críticas, como es el caso del hermano pueblo cubano.

Ahora, hay una verdadera onda expansiva en toda América Latina y el Caribe, de pueblos que van instalando Gobiernos que están trabajando por crear un modelo alternativo y, también lo están discutiendo en UNASUR, los países suramericanos; tienen una instancia que se llama UNASUR, tienen MERCOSUR, han creado el Banco del Sur.

Nosotros nos estamos vinculando también a lo que es ese enorme agrupamiento que tiene un gran peso económico, porque ya son países con economías de una escala mucho mayor que la de todos los países centroamericanos juntos; países como Brasil, Argentina, Venezuela, Chile, Uruguay, Paraguay, Ecuador, Bolivia, todos estos países suramericanos están en MERCOSUR y están debatiendo todos estos temas.

No están aceptando el modelo tal y como está impuesto, sino que están buscando cómo crear y fortalecer un espacio latinoamericano. Lo que no significa que lleguemos a la conclusión de que hay que romper las relaciones comerciales con los Estados Unidos o con los europeos, ¡sino al contrario! nosotros defendemos el derecho a relaciones económicas con los Estados Unidos de Norteamérica, con Canadá, con los países europeos, en las que se reconozcan las asimetrías, con el concepto del comercio justo.

Es decir, bastaría que los países capitalistas, los europeos y Estados Unidos, establecieran la práctica del comercio justo con estos países y, eso significaría que la enorme presión que hay de estos países para ir a los Estados Unidos a trabajar, de nuestros pueblos, que ahí andan locos buscando una visa para ir a trabajar a los Estados Unidos, ya esa presión desaparecería, porque habría empleo y trabajo en estos países.

Pero claro, la voracidad del capitalismo ha sido tan grande que no entienden, los ciega la voracidad; pero nosotros, claro que reivindicamos nuestro derecho, porque es un derecho humano, el que en una relación comercial entre un país desarrollado y un país en vías de desarrollo, se tomen en cuenta las asimetrías; que el país grande no mantenga posiciones proteccionistas y le prohíba al país pequeño posiciones proteccionistas; que el país grande no mantenga políticas de subsidio, mientras le prohíbe al país empobrecido políticas de subsidio. Porque esa es la historia del capitalismo… ellos, libres para hacer cualquier cosa y prohibiéndole todo a estos países.

Nosotros tenemos, lógicamente, que defender el mercado norteamericano; no hay libre mercado tal y como está planteado, porque libre mercado es como decir que gane el más fuerte, ¡cuándo le vamos a ganar nosotros en una línea comercial a los Estados Unidos! Pero además, no practican el libre mercado, porque se protegen… ¡fíjense, protegerse, semejante economía de estos países, con una economía tan pequeña! Se protegen… parece increíble, pero es la avaricia, el egoísmo.

Son Tratados de Libre Comercio que demandan de una revisión. El Candidato Demócrata, Barack Obama, ha hablado de una revisión, pensando en los mismos trabajadores norteamericanos, en los mismos intereses norteamericanos y pensando también en los intereses de los trabajadores latinoamericanos y caribeños, porque hay una coincidencia entre los trabajadores norteamericanos, latinoamericanos y caribeños: que este tipo de Tratado nos hace daño a ambos.

¿Cómo hacemos para que no nos haga daño a ambos? Porque provoca desempleo en los Estados Unidos y genera empleo con mano de obra esclava en algunos países latinoamericanos. Porque hay otras inversiones donde realmente, reconoce un salario justo para el trabajador, pero hay otras empresas que no, que simplemente parten del principio de que tenés necesidad, te pago salario de hambre, tenés que trabajar horas extras, no hay pagos por horas extras y si no me aceptás, me voy. Esa es la posición de algunas empresas, hay otras empresas que no, que llegan e invierten de largo plazo y pagan salarios que están dentro de las escalas salariales de nuestro país.

El tema se debate en los Estados Unidos y más se va a debatir con esta crisis que está viviendo la economía norteamericana, porque es una crisis que afecta todo en los Estados Unidos; afecta la capacidad de compra del ciudadano norteamericano, y por lo tanto, afecta a los productores, porque si se cae la capacidad de compra, se cae la capacidad de venta y vienen los recortes en las fábricas y va la gente al desempleo; o vienen y se cierran fábricas como se han cerrado, por decenas, en los Estados Unidos de Norteamérica.

Por eso es que el candidato Demócrata, ayer lo estaba escuchando, dice que no hay más camino que buscar cómo recuperar para los Estados Unidos, las empresas que se han ido hasta Asia, para que el obrero norteamericano tenga trabajo. Porque el capitalismo es tan brutal, que le importa poco que quede desempleado el ciudadano norteamericano.

El capital no tiene Patria, ni tiene Dios; donde está, donde llega, donde nace, donde se reproduce, está para enriquecerse a costa de lo que sea, y no les importa, por lo tanto, que signifique el desempleo y la pobreza para millones de familias norteamericanas; o el desahucio, la confiscación… fíjense, ¡es una confiscación masiva lo que está pasando en los Estados Unidos! cuando estamos hablando de esta cantidad de viviendas que han sido ejecutadas, estamos hablando de millones de personas que han sido afectadas, que han sido seriamente dañadas en sus derechos humanos fundamentales. 6 millones 403 mil 295 ejecuciones… ¡fíjense bien! sentencia de muerte para una familia. 6 millones de familias a la calle, del año 2006 al año 2008… ¡ahí no hay corazón!

Cuando viene el Gobierno norteamericano y dice, hay que salvar la crisis, significa, hay que salvar a los bancos; no dice hay que salvar a todas estas familias, buscar cómo todas estas familias recuperen sus viviendas, que tanto trabajo, tanto sudor les costó, empeñarse, endeudarse. ¡Ese es el capitalismo! no tiene Patria, no tiene Dios, no tiene alma y hace víctima al pueblo norteamericano y también a los pueblos europeos.

Decíamos que nuestro objetivo fundamental es superar la pobreza y, para superarla, tenemos que trabajar, desarrollar el modelo alternativo, del cuál ya hablamos: el que podemos desarrollar entre los países en vías de desarrollo que vamos logrando entendernos, que vamos coincidiendo históricamente en el ALBA, en PETROCARIBE, en UNASUR, en MERCOSUR, los hermanos suramericanos; en el Proyecto Mesoamericano, los centroamericanos con México.

Es decir, en todos estos encuentros, en todas estas asociaciones de los pueblos, estamos trabajando el camino alternativo al capitalismo, lo estamos trabajando, ¡ya lo estamos construyendo! Y frente a los países desarrollados ¿qué tenemos que hacer? Vamos a trabajar, pero revisemos el Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos para que beneficie a los trabajadores nicaragüenses y a los trabajadores norteamericanos.

En esto consideramos positivo el hecho que el candidato Demócrata, Barack Obama, esté hablando de que él estaría listo para hacer una revisión del Tratado. Tiene que ser una revisión integral, tomando en cuenta las asimetrías, porque de lo contrario, si se cometiera el grave error de llevarse todas las empresas para los Estados Unidos y no darle ninguna alternativa a estos países, la invasión de centroamericanos y mexicanos hacia los Estados Unidos ¡sería incontenible! No la han podido parar con medidas represivas, ni con fuerzas especiales, ni con muros, ¡menos en esas condiciones!

Por lo tanto, tiene que haber una respuesta integral, apoyando con recursos, financiamiento para el desarrollo, a estos países; el desarrollo de nuestras bases productivas, porque las tenemos, lo que falta es financiamiento. Estamos logrando lógicamente, un avance muy importante dentro del marco del ALBA, pero todavía falta financiamiento, y con financiamiento, la economía nicaragüense, lógicamente tendría una mayor fuerza, un mayor desarrollo, un mayor crecimiento, por lo tanto, se vendría eliminando el desempleo, la extrema pobreza y la pobreza.

Esto crea condiciones para darle cumplimiento en todos los aspectos, a la gratuidad de la salud y la educación, digo darle cumplimiento en todos los aspectos, porque es cierto, nosotros estamos cumpliendo con lo que manda la Constitución, educación y salud gratuita, pero faltan recursos, porque el país todavía no sale de la pobreza.

Faltan recursos, y no los tenemos como para poder garantizar todos los medicamentos para toda la población que llega ahora a recibir atención gratuita al Sistema de Salud en nuestro país. No tenemos los recursos, viene la discusión del Presupuesto en las próximas semanas y ahí, vamos a ver las grandes tensiones que existen ¡y cómo quisiéramos poder contar con los recursos para poder realmente garantizar una atención de la salud y la educación, de calidad!

En estos momentos, es de una calidad muy superior a la que existía hasta el 10 de enero del año 2007; del 90 al 2007 cayó la calidad, ahora ha mejorado, pero todavía está lejos de ser la calidad ideal que demandarían, con toda justicia, las familias nicaragüenses.

Mercado justo y comercio justo, decíamos; consumo y desarrollo, les decía que el desarrollo y el consumo tienen que ir acompañados siempre del respeto, en términos prácticos, al Medio Ambiente.

Luego, hablamos de complementariedad económica entre región, países y localidades, es lo que estábamos hablando antes, es un elemento fundamental; expansión de la generación a través de fuentes alternativas, que las tenemos en nuestro país, la hidroeléctrica, la geotermia. Una cantidad de puntos que ustedes tendrán la oportunidad, los que no los conocen todavía, de enriquecerlos.

Tenemos programas ya avanzados en lo que es este Nuevo Modelo, el Programa Hambre Cero que demanda de más recursos; Usura Cero, demanda también de más recursos, porque ahí está la gente que quiere trabajar, pero necesita el financiamiento y éste no da para llegar a todos los rincones donde los nicaragüenses lo están demandando.

Estrategia de Seguridad y Soberanía Alimentaria, fundamental, ya lo decíamos, Nicaragua es un potencial para ella; la alfabetización, el agua, es decir, elementos fundamentales en un Programa Nacional, donde somos los nicaragüenses los que, recuperando valores, derechos, vamos a tener la capacidad de desarrollar todos estos Programas.

Es decir, la toma de conciencia en cada ciudadano, la toma de conciencia en la juventud, la toma de conciencia en los jóvenes, esa es Revolución en estos tiempos. La Revolución es la toma de conciencia para lograr avanzar en este modelo de desarrollo alternativo.

Van a tener la oportunidad de ver todo lo que tiene que ver con la Seguridad Social, Estrategia Agropecuaria, Estrategias de Desarrollo Industrial, Metas de la Industria Manufacturera, Mediana y Pequeña Empresa, que es un potencial enorme que tenemos en este país; Pesca y Acuicultura, Energía y Minas, Turismo.

La Política para el Comercio Interno, es un tema crucial también, porque podemos tener buena producción de granos básicos, buen desarrollo ganadero de carne y leche, y podemos tener una población que no puede acceder a esos alimentos, simplemente porque no tiene los recursos o porque se les vende demasiado caro y el que se beneficia no es el productor, sino que es el intermediario.

Y no es el intermediario de la pulpería, que le hace llegar el producto a la familia en el barrio, sino el intermediario que va a acopiar el producto donde el productor, es el que hace el dinero, y el productor recibe un precio injusto por el quintal de frijoles, de maíz o de arroz que produce ¡recibe un precio injusto!

Estamos trabajando, estamos desarrollando estas políticas para que a través de ENABAS, le llegue al productor el precio justo a su producto, y eso permite que ENABAS, a través de la pulpería, le hace llegar al consumidor el producto también a precio justo. Es una forma de combatir la inflación, el alza que se da en los precios de los alimentos, en condiciones como ésta, donde se agregan, con una enorme facilidad, los factores especulativos.

La especulación sale por todos lados, porque es una forma de enriquecerse rápidamente a costa de las necesidades del productor y del consumidor; y se hace justicia a través de un mecanismo como éste, que es un mecanismo del Estado; y la operación se hace a través de una financiera que se ha fortalecido, que nació en el año 1990 cuando desaparecieron los bancos en Nicaragua, que es CARUNA, y que ahora se llama ALBACARUNA, porque se ha fortalecido con el ALBA, y tiene un poco más de recursos para poder aportar préstamos con intereses justos para este tipo de actividades productivas y actividades de intercambio en el comercio interno, y también para el comercio centroamericano, para el comercio regional. Esta es una actividad fundamental.

La política tributaria, sencillamente, ahí estamos hablando de lo que es algo simple, el que gana más, paga más y el que gana menos, paga menos; así de sencillo, así debe ser la política impositiva. No que aquí, el que gana más, no quiere pagar impuestos, y el que gana menos no se apea los impuestos, porque ahí van siempre en el producto que consumen, en los alimentos, en las gaseosas que consumen ¡van en todo! ahí va ya agregado el impuesto. En cambio el que gana más no quiere pagar impuestos.

Tiene que haber, realmente, una Reforma Tributaria que venga a ordenar esto. Que se entienda que es una necesidad, es de justicia que el que gana más, paga más impuestos, porque al final de cuentas, está ganando más gracias a su esfuerzo, es cierto, pero ¡gracias al esfuerzo de los trabajadores! y tiene que aportar en beneficio del país, en beneficio de las familias nicaragüenses.

Esa utilidad será una contribución muy importante para que en el Presupuesto se cuente con más recursos para comprar medicamentos y que, cuando vaya una familia al hospital, no salga con la receta sin el medicamento, sino que salga con su receta y con su medicamento… entonces vamos a estar tranquilos. Hasta que no quede un sólo nicaragüense que llegue a un puesto de salud, centro de salud o un hospital y se retire con sus medicamentos… ¡no podemos estar tranquilos! Cuando todos los nicaragüenses que llegan al centro de salud se retiren con sus medicamentos, vamos a estar tranquilos ¡hasta entonces vamos a estar satisfechos del servicio de salud!

Un eje socioeconómico muy importante es la Región del Caribe, donde están nuestros hermanos miskitos, mayangnas, ramaquíes, garífonas, afrodescendientes y la población mestiza, que ha emigrado también a aquella zona. Es una zona que está todavía en un nivel de pobreza mayor que las zonas más empobrecidas de la Región del Pacífico, de la Región Central de Nicaragua. Y ahí se trata de mejorar esas condiciones, llevando servicios básicos como el acceso al agua potable, tanta agua que hay ahí, lo que más abunda es el agua en la Costa, pero el agua potabilizada no abunda. Es necesario invertir en proyectos de agua, para que la población pueda tener agua potabilizada, que también significa salud.

Disminuir la tasa de mortalidad infantil, que para el año 2012 nos fijamos la meta de disminuirla al 10%, pues se encuentra en el 21%; disminuir la tasa de analfabetismo, del 38% en que se encuentra actualmente, disminuirla al 10% en el 2012; incrementar el número de familias con acceso al agua potable del 40% al 60%, del 2008 al 2012. Es lo que está propuesto en este programa.

Ahora ¿de dónde sacamos recursos para cumplir con este Programa? Este es un programa que se lo presentamos en primer lugar a los nicaragüenses, porque somos los primeros que tenemos que hacernos cargo, independientemente de la obligación que tenemos de gestionar cooperación internacional ¡sin condiciones! en esta dirección. Ahí está el primer problema.

Tenemos que romper con las condicionalidades de la cooperación internacional, o sea, desde el año 1990 hasta el 10 de enero del 2007 se acostumbró la Comunidad Internacional a mantener una política de intervencionismo en Nicaragua; Nicaragua ha estado intervenida, y pasan por aquí los representantes de las comunidades internacionales y vienen hablar como un delegado del Rey en la época de la colonia, un delegado de la Corona, vienen a hablar, a pasar revista, a reclamar, a regañar… ¡qué capaz que nosotros vamos a ir a sus países a hacer algo parecido! A lo más que llega un ciudadano nicaragüense a un país europeo o a los Estados Unidos, es a buscar trabajo.

Que un Embajador nuestro se atreva allá a decir las barbaridades que dicen aquí, en algunas ocasiones, los Embajadores, inmediatamente lo expulsan, no se lo permiten. ¡Ah! pero ellos vienen a nuestro país, en una política injerencista; claro, porque todos estos Gobiernos se los ha permitido… ¡se sentían bien de estarle bajando la cabeza a los representantes de esos Gobiernos! Y esa es otra gran batalla. Es una batalla que la tenemos que librar convencidos que no hay otro camino, que Nicaragua no puede subordinar sus proyectos, sus programas, su soberanía, a los intereses extranjeros… ¡no puede Nicaragua!

Nosotros lo que hacemos es presentarles a ellos este proyecto, donde hablamos así, con toda claridad y decimos lo que significa el capitalismo, lo que significa el Programa del Proyecto Alternativo, de complementariedad social, solidaridad. Se lo hablamos así, con toda claridad. Aquí tuve la oportunidad de reunirme con ellos, les entregamos también el disco, todavía no había explotado esta crisis en los Estados Unidos y, les hablé con la mayor franqueza, les dije que era duro para nosotros tener que estar con ellos en este tipo de negociaciones cuando se lastimaba la soberanía del país; cuando no se lastima la soberanía del país, no hay problema.

En el marco del ALBA no se lastima la soberanía del país; Cuba, nunca nos ha puesto una sola condición para colaborar con Nicaragua, no nos han dicho los cubanos: ustedes tienen que hacer esto, si quieren que les recibamos muchachos para estudiar medicina allá en Cuba… ¡nunca nos han dicho eso los cubanos! Los hermanos venezolanos tampoco; no nos ha dicho nuestro querido hermano, compañero, Comandante Hugo Chávez: las condiciones son estas. ¡Nada! Simplemente, es una cooperación incondicional.

Pero hay algunos Gobiernos que se mal acostumbraron durante estos 16 años, a través de sus representantes, de sus Embajadores, de sus Comisionados, a venir a Nicaragua a mandar, como quien venía a visitar su negocio, imponiendo las reglas del juego.

Nosotros les hemos dicho, ¡eso no puede continuar así, Nicaragua tiene que tener su propio programa! Se lo dijimos también al Fondo Monetario Internacional, Nicaragua tiene que tener su propio programa y, a partir de ahí, intentemos trabajar, porque es la única manera que el país pueda salir de la pobreza, es la única forma.

Con ellos se experimentó 16 años y miren los resultados aquí en Nicaragua, pero veamos los resultados en América Latina, lo que nos está diciendo el informe de la FAO ahorita. Es decir, contentos los ricos en ese momento en el año 2003, en América Latina los grandes capitales contentos… ¡va el crecimiento al 6%, al 7%, al 8%! Pero, fue cuando empezó a haber más hambre en América Latina ¡cuánto más riqueza… más avaricia, más egoísmo… más pobreza, más hambre en los pueblos!

Tenemos nosotros un doble reto en la política internacional, uno, frente a los Estados Unidos de Norteamérica; es decir, ¿cómo logramos, unidos, en primer lugar los nicaragüenses y, unidos los centroamericanos, porque todos los centroamericanos tenemos Tratados de Libre Comercio con los Estados Unidos, cómo logramos renegociar con el próximo Gobierno de los Estados Unidos, este Tratado de Libre Comercio, para que se tomen en cuenta las asimetrías?

Es decir que tomen en cuenta que aquel es un país riquísimo, y estos son países muy empobrecidos; tienen muchas riquezas, es cierto, pero no han tenido la oportunidad de desarrollarse a partir de esa riqueza. ¿Qué necesitamos? Que ellos inviertan para el desarrollo de estos países; si ellos invierten para el desarrollo de estos países, entonces ganan ellos y ganamos nosotros.

Con Europa, igual; las negociaciones se comenzaron hace año y medio con la Comunidad Europea y, ahí empezó la primera discusión, condiciones políticas… entre otras cosas, nos decían que teníamos que suscribir nuestro compromiso en contra del armamento atómico ¡como que estos países tienen alguna posibilidad de llegar a desarrollar la energía atómica! en estos momentos no existe ninguna posibilidad.

Ellos sí desarrollan la energía atómica, no solamente para generar para las actividades productivas, para iluminar los hogares, para darle energía a las empresas, sino que también tienen energía atómica para construir bombas atómicas.

Venían con una cantidad de puntos, totalmente políticos, condicionamientos políticos; eso, lo que provocó fue un cierre de filas entre todos los Presidentes centroamericanos… ¡todos cerramos filas! Les dijimos, aquí no pueden haber condicionamientos políticos; aquí, en todo caso, habrán puntos de coincidencias, donde estamos dispuestos a suscribirlos, pero habrán puntos donde no tendremos coincidencias y no tenemos por qué suscribirlos.

Esa fue la primera discusión, discusión incluso que se convirtió en un debate público y, donde las posiciones públicas más duras, incluso más críticas, en términos de llamar la atención acerca de la insensibilidad en este tipo de negociaciones, han partido del Presidente de Costa Rica, Oscar Arias; ha sido de los más duros críticos públicamente. La verdad es que ahí hemos coincidido todos los Presidentes. Desde entonces se ha venido discutiendo, negociando, en los países centroamericanos se vienen alternando la negociación, y allá en Bélgica.

Nosotros somos el único país que ha formado una comisión amplia, con representantes de las Regiones Autónomas del Caribe de Nicaragua, con representantes de los trabajadores, de los maestros, de las mujeres, con representantes del COSEP, aquí está el Secretario Técnico de la Comisión, Oscar Alemán.

Partimos del siguiente principio: aquí no puede haber “cuarto de a lado,” como se estableció en la negociación entre Estados Unidos y Nicaragua sobre el Tratado del Libre Comercio, sino que hemos dicho, aquí tiene que haber participación directa de los sectores que, en un acuerdo de esta naturaleza, tienen que conocerlo, debatirlo, discutirlo.

Somos la única delegación en Centroamérica, que incorpora oficialmente a su delegación, a los miembros de la Comisión aún cuando no sean funcionarios de Gobierno, porque la norma que tienen los europeos, es que no permiten entrar a un dirigente sindical, no permiten entrar a una dirigenta de los Movimientos de Mujeres, no permiten entrar a un dirigente social… ¡ellos tienen que estar en la mesa de a lado, en el cuarto de a lado!

No permiten entrar ni al representante de la Empresa Privada ¡tampoco le permiten entrar! Ni al representante de los productores, de las cooperativas o de las empresas, no les permiten entrar tampoco; tienen que estar en el cuarto de a lado, allá que les vayan a informar, dicen. En cambio, nosotros somos los únicos que hemos decidido incorporar a nuestras delegaciones, a representantes de estos sectores, que se van rotando; cuando es en Bélgica, delegan dos, tres personas para que participen, por los costos de lo que significa un viaje hasta Bélgica; cuando la reunión es en Centroamérica, ahí van todos.

Hemos formado una comisión mucho más amplia, en la cual se van a incorporar muchos de los que están aquí presentes, pero donde, siempre, esta instancia del CONPES va a ser definitivamente un lugar donde tenemos que conocer y debatir, cuando ya este proceso de negociación con la Comunidad Europea esté madurado. Antes de llegar a un acuerdo definitivo, tienen que conocerlo ustedes, tenemos que discutirlo, tenemos que enriquecerlo aquí. Tiene que conocerlo el pueblo nicaragüense, para llegar a un acuerdo definitivo.

Pero esa negociación no es fácil; todos los centroamericanos sabemos que no es fácil. Nicaragua planteó que un programa como este, para que tomara en cuenta las asimetrías, debía contar con un monto, con un financiamiento de parte de la Comunidad Europea para la región centroamericana, para poder realmente avanzar hacia el desarrollo; era fundamental ese financiamiento, que sin ese financiamiento no era posible lograr vencer las asimetrías y por lo tanto, lograr vencer la pobreza y la extrema pobreza en nuestro país, no iba a ser posible.

Y estaba el planteamiento allí… ¡inmediatamente lo respaldaron todos los Gobiernos centroamericanos! todo el mundo ha cerrado filas alrededor del planteamiento de Nicaragua ¿Y qué dicen los europeos, don Manuel? Solamente lo han recibido. O sea, ellos recibieron el planteamiento, no hay respuesta todavía, ¡ya veremos!

Nosotros, lo que les decimos a ellos, lo que les estamos planteando, no es que cambien de modelo, porque no está en nuestras capacidades que ellos cambien de modelo, que cambien del capitalismo y busquen un modelo alternativo, eso lo van a decidir los pueblos, lo decide cada pueblo. Nosotros lo que les estamos diciendo es que nos den el tratamiento que, dentro de sus modelos de desarrollo capitalista, le han dado los países más desarrollados de Europa a los países menos desarrollados de Europa, para lograr la Unión Europea, porque ahí, había grandes asimetrías también.

Había países que tenían un peso económico enorme y otros que tenían una economía muy frágil, en relación con los países más desarrollados en Europa, esa era una realidad. Y ¿qué hicieron? Lo que hicieron fue darle financiamiento, subsidiar a los países con economías más rezagadas; es decir, reconocer las asimetrías, sin cambiar el modelo económico. Ellos no cambiaron el modelo capitalista, simplemente lo que hicieron fue administrar su modelo capitalista, reconociendo las asimetrías de países como Portugal y España, como Grecia, Irlanda.

Incluso en esos tiempos, antes de la Comunidad Europea, se decía que Europa empezaba en Los Pirineos yendo hacia Francia. Ahí empezaba Europa porque los españoles, los portugueses, no eran visto como europeos, se les miraba de menos, y eran los que tenían que ir a buscar trabajo a los países más desarrollados, a Francia, a Alemania; iban a buscar trabajo para poder sobrevivir, trabajando en oficios que no los querían desempeñar, que no los desempeñaba ninguno de los ciudadanos de los países desarrollados.

Lo mismo que pasa en los Estados Unidos, donde un ciudadano norteamericano, una joven norteamericana, difícilmente está dispuesta a cuidar niños, busca otro tipo de oficio, otro tipo de trabajo. ¿Quiénes van a cuidar niños a los Estados Unidos? las nicaragüenses. Ninguna norteamericana está dispuesta a trabajar de empleada, a ser trabajadora de servicio del hogar. ¿Quiénes van a trabajar, a prestar servicios en el hogar, lavando, planchando, cocinando? las centroamericanas, las mexicanas.

Lo mismo pasaba en Europa, que finalmente se dieron cuenta, con su lógica capitalista, porque era un interés ya del mismo capitalismo, que si querían hacer negocios, no les quedaba más que invertir en esos países para que levantaran y se convirtieran en mercado de los productos que los países desarrollados tenían, porque, ¿qué les podía comprar en esos momentos España, Portugal a Alemania, a Francia? En cambio, si mejoraba la economía de Portugal y España, ya podían comprar los productos de los países más desarrollados y el intercambio entre ellos era más equilibrado, dentro del modelo capitalista.

Nosotros no les estamos planteando a ellos un cambio de modelo, ¡no se nos ocurre! ni se nos ocurre plantearle a los Estados Unidos, a su Gobierno, un cambio de modelo ¡no se nos ocurre! Simplemente les decimos, que queremos este tipo de tratamiento hacia la región centroamericana y ya con ese tipo de tratamiento, lógicamente ellos estarían aportando para el desarrollo, estarían aportando para este Plan de Nacional Desarrollo Humano de Nicaragua.

Esto es lo que en síntesis queríamos exponer, yo no sé si nos extendimos un poco en la exposición, pero la verdad, es que hice un esfuerzo de síntesis, porque el documento es bastante voluminoso. Buenas noches, compañeros y compañeras.

también te puede interesar

Bandera del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN)

CIRCULAR / JEFATURA NACIONAL DE CAMPAÑA

Como [email protected], como Gran Familia, como Familia Sandinista, Vamos Adelante, EN AMORANICARAGUA, y Siempre Más Allá!