Nicaragua

Octubre victorioso en el ALBA

Celebración del 15 Aniversario de la Caja Rural Nacional, CARUNA

Celebración
31 aniversario de Octubre Victorioso | Jairo Cajina

Redacción Central |

Celebración del 15 Aniversario de la Caja Rural Nacional, CARUNA

Palabras de Jorge Martínez

Presidente de CARUNA

Buenas noches; bienvenido Comandante de la Revolución y Presidente de la República de Nicaragua, compañero Daniel Ortega Saavedra; bienvenida compañera Rosario Murillo, Secretaria de Comunicación y Poder Ciudadano; compañero Alexis Argüello, candidato a Alcalde por el Frente Sandinista en la ciudad de Managua; compañero Enrique Armas Rosales, candidato a Concejal por el Frente Sandinista en Managua; compañero Manuel Aburto, Gerente General de CARUNA R.L.; compañera Olfania Mena, Secretaria del Consejo de Administración de CARUNA R.L.; compañera Esperancita Prado, Directora Ejecutiva del Instituto de Fomento Cooperativo.

Se encuentran también presidiendo en la fila principal, la compañera Alejandra Centeno, Presidenta del Comité de Crédito Nacional y Diputada Suplente en la Asamblea Nacional; compañero Armando Fernández, Presidente de la Junta de Vigilancia; compañera Hilaria Juárez, Presidenta del Comité de Educación, de Somotillo; compañero Mauro Aguilar, de Matagalpa, Tesorero de CARUNA R.L.; Compañero Tomás Rodríguez, de Boaco, también del Consejo de Administración; compañera Petrona Rosales, de Bonanza, Miembro del Comité de Crédito.

Compañera Geraldine Orozco, de Rosita, de la Junta de Vigilancia; compañera Ángela Gómez, de La Paz Centro, Vocal del Comité; compañera Esmeraldita Salinas, de Jinotepe, de la Junta de Vigilancia; compañera Orbelina Granados, del Comité de Crédito, de León; compañera Josefa García, del Comité de Educación en Managua y la compañera María Agustina Rodríguez, de Estelí.

Queremos iniciar diciéndoles a nuestro compañero Presidente y a la compañera Rosario, que aquí se encuentran delegaciones de dirigentes cooperativistas de toda Nicaragua, desde Somotillo hasta la Región del Atlántico Norte; y se encuentran en este hermoso salón del Centro Juvenil Don Bosco, [email protected] del Mercado Oriental, del Programa “En Nombre de Dios.” También están cooperativistas de transporte, que han estado recibiendo financiamiento con tasas de interés justo, igual que están recibiendo programas como En Nombre de Dios; y sobre todo, se encuentran representantes de 235 cooperativas productoras de este país… ¿dónde están esas cooperativas?

Compañeros y compañeras [email protected], esta actividad del ALBA y las cooperativas, la hemos venido hablando con ustedes en todos los territorios del país, desde Bilwi, pasando por Bluefields, hasta  Somotillo; y hemos estado hablando de que esos programas que han llegado hasta los rincones más humildes de nuestro país, son posibles gracias al ALBA, gracias al Gobierno que preside el compañero Daniel Ortega, gracias a la solidaridad del pueblo venezolano y gracias a que éste es el Gobierno que se preocupa por los pobres, por los productores, por los artesanos, que se preocupa por los y las nicaragüenses.

Nosotros hemos encontrado en todos esos rincones del país, la comprensión, el compromiso de los hombres y mujeres que participan de estos programas. Son 17 programas en los cuales se trabaja con recursos del ALBA y, hasta 25 programas con otros recursos que también provienen de la cooperación y la solidaridad, con crédito justo, a través del Banco de la Economía Social y Solidaria de Venezuela.

Los programas más importantes, ¡todos son importantes! pero los que han tenido un impacto de mayor profundidad: el Programa Agroalimentario, que lo ejecutamos en coordinación con el MAGFOR. Este programa, en la siembra de primera, pudo llegar a 67 mil pequeños agricultores en todo el país, con un quintalito de urea, con unas 25 libras de semilla de frijol, con semilla de arroz, con semilla de maíz, y por eso, los precios de estos productos han bajado, sobre todo el frijol y el maíz, ya que en arroz no somos todavía autosuficientes.

En este programa, el interés que pagan los pequeños productores, es simbólico, pagan el 4% anual sobre saldo, y la garantía son ellos mismos, ya que sólo firman un pagaré y retiran su insumo, retiran su semilla.

El otro programa de impacto nacional, que se ha extendido desde Corinto, pasando por los Pueblos Blancos, hasta el sur de nuestro país, es el Programa Usura Cero. Este Programa atiende a mujeres de los cascos urbanos del país, que trabajan en distintas actividades económicas; también se desarrolla en una modalidad de fianza solidaria, grupos de cinco a diez mujeres, organizadas por el Poder Ciudadano, los Consejos del Poder Ciudadano y la participación activa de la población organizada en cada uno de sus municipios.

Esta etapa que nosotros estamos respaldando, va a beneficiar a 33 mil mujeres de las más de 70 mil que está atendiendo el Programa Usura Cero en nuestro país.

El otro Programa de importancia nacional que se está atendiendo con los fondos ALBA, con la cooperación venezolana y con el respaldo decidido de nuestro Gobierno, de nuestro Presidente, es el Programa Hambre Cero, que beneficia a las mujeres del campo que tienen una parcela que va desde media manzana hasta cinco manzanas, o según la región del país donde se encuentre, porque no es lo mismo, media manzana en Masaya que media manzana en Chontales, hay características diferentes.

Lo principal de este Programa es que beneficia a mujeres, jefas de familia, para capitalizar a la familia campesina, y es un bono que anda por el orden de los mil 500 dólares, el Bono Alimentario Productivo que es un proyecto de capitalización, y con estos fondos del ALBA, está beneficiando a 10 mil de las más de 30 mil que está beneficiando el Programa Hambre Cero, también gracias a los fondos del ALBA.

Otro programa importante para Nicaragua que se está financiando con los fondos ALBA, es el Programa Calles para el Pueblo; se están financiando en esta segunda etapa, mil 200 calles en todo el país. Por aquí anda Jorge Berríos, que está trabajando en coordinación con la Presidencia y con nosotros, este programa que ha llevado bendiciones a nuestros municipios, que ya permite que donde habían lodazales, los niños y las niñas no pasen por esos lodazales, por esas charcas, y en el verano que se levantaban las tolvaneras, ya no las van a recibir gracias a este programa conocido como Calles para el Pueblo, que impulsa nuestro Gobierno de Unidad y Reconciliación Nacional.

También estamos ejecutando o ya concluimos la ejecución del Programa “En nombre de Dios,” que benefició a 700 mujeres y hombres del Mercado Oriental, que es un programa excepcional. Este programa, como las compañeras y los dirigentes del Mercado Oriental saben, lo anunció la compañera Rosario Murillo, después de la visita que hizo nuestro Presidente, una verificación en el terreno. Él estuvo ahí cuando todavía ese fuego humeaba y se comprometió a buscar una solución a las mujeres. La solución la anunció la compañera Rosario Murillo, donde prácticamente dictó el reglamento de crédito: tasa de interés 3%; plazo 3 años, seis meses de gracia… ¡y así se ejecutó el Programa En nombre de Dios!

De igual manera estamos ejecutando otro programa de importancia para los y las nicaragüenses, con la cooperación y la solidaridad, producto de los acuerdos de nuestro Presidente con el Presidente Chávez. Y muy pronto, en los Consejos del Poder Ciudadano, nos indicarán dónde hacer efectivo, dónde hacer esa entrega, dónde la van a realizar ellos, y es la adquisición de 200 mil cocinas y más o menos 300 mil cilindros para las cocinas de gas de dos quemadores, que van a ser entregadas a la población nicaragüense. Ese es un programa muy importante para las familias nicaragüenses, para que no sigamos destruyendo los pocos bosques que nos quedan.

Otro programa importante para el sector productivo es el Programa de Retención de Vientres, para la Ganadería, que ya se está ejecutando en Boaco, Chontales, El Rama, La Guinea, Occidente, en el Norte y en el Centro del país. Donde hay ganaderos, donde hay regiones ganaderas, ahí se está ejecutando el Programa de Retención de Vientres, que ha beneficiado a miles de productores pequeños que con esa retención, no venden su vaquilla, no venden su novillo y pueden tener recursos para otras actividades de la vida cotidiana del productor.

Y un programa especial que quiero mencionar, el Programa Urea para el Pueblo, Abonos para el Pueblo; es un programa que ha llegado ya a más de 15 mil pequeños agricultores de este país, con un precio de casi 400 córdobas por debajo del precio a que está la urea en el mercado de los comerciantes tradicionales. Esa urea le está llegando a los productores a 600 córdobas, cuando en el mercado anda en más de un mil córdobas el quintal. Esa es una ayuda muy valiosa, producto de la solidaridad y del apoyo que genera los Acuerdos del ALBA.

Y hay otros programas, muchos más programas… está el programa por ejemplo, de cancha deportiva, de útiles deportivos, de darle a la juventud sana recreación. Ese es un programa que ya se está ejecutando en todo el país con la participación de los jóvenes, con la participación de la juventud, encabezados por la Juventud Sandinista, pero que no ve colores políticos a la hora que mejora la cancha, a la hora que mejora el parque, porque el beneficio es para todas y todos los nicaragüenses, igual que la calle no pregunta si allí vive un liberal o un sandinista.

También se está financiando el Programa de Modernización del Transporte Colectivo, con el que se han estado beneficiando para adquirir llantas, para adquirir baterías, para adquirir barras electrónicas, para transformar las unidades de taxi con un mecanismo de funcionamiento más barato. Sólo en ese programa se han beneficiado a 129 cooperativas en todo el territorio nacional, gracias también al respaldo de nuestro Gobierno, al respaldo de nuestro Presidente y a la solidaridad del hermano pueblo de Venezuela.

Por último quiero mencionar, aunque hay otros programas que se están ejecutando, voy a mencionar tres más. El Programa de Mejoramiento de la Estructura y la Capacidad de Distribución de ENABAS a la red de pulperías que funciona en todo el país y que le lleva productos con un precio justo. Según nos decía el compañero Miguel Díaz, está propuesto a atender a 2 mil 800 puestos de pulperías de distribución en todo Nicaragua. Eso es también un gran esfuerzo de este Gobierno, que trabajamos en coordinación.

Y para acopio y comercialización de los granos básicos que es un programa grande, que incide para que los precios no se disparen y para que la economía se mantenga viva, a flote, estamos desarrollando con prioridad, con instrucciones de nuestro compañero Presidente para que los productores tengan precio justo y los consumidores también tengan precio justo.

Y el último programita que quería mencionarles, que no es un programita, por decirlo así, pero que hasta al momento se está ejecutando sólo en Managua y próximamente se va a ejecutar en todo el país, ya que nuestro compañero Presidente está proponiendo una ley para el tema de la vivienda, las viviendas populares… se están ejecutando en una primera etapa y ya están prácticamente concluidas las primeras 400 viviendas en el Programa de Vivienda Casas para el Pueblo, que tienen un precio justo y que los créditos van a tener un interés justo.

Estos son, compañeros y compañeras, los logros, los beneficios, los programas que hemos estado ejecutando por voluntad y por mandato en un convenio establecido entre CARUNA, PDVSA Y PETRONIC, para que esa riqueza que genera la comercialización, sea utilizada en los más pobres, en los que realmente la necesitan, en los nicaragüenses, hombres y mujeres, que día a día trabajan por una Nicaragua mejor. Muchas gracias, hermanos y hermanas.

Palabras de Manuel Aburto

Buenas noches, compañeras y compañeros, muchas gracias a nuestro Presidente de la Caja Rural, Jorge Martínez, por esas palabras de ánimo, de entusiasmo. Buenas tardes, buenas noches, compañero Daniel Ortega, Presidente de la República; compañera Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación y Participación Ciudadana; compañera Esperanza Prado, Directora de INFOCOOP; Olfania Mena, nuestra Secretaria de la Junta Directiva; un saludo muy especial a Alexis Argüello, el futuro Alcalde aquí en Managua, el Campeón.

Y voy aprovechar esto para una anécdota, mis padres que ya murieron, le dedicaron un poema a él; ellos escribían, hay un librito escrito por ellos y mi papá le dedicó un poema a Alexis, que lo voy a enseñar algún día de estos; y mi mamá le escribió otro. Hay un librito que se llama “Juntos para Siempre” de Manuel Aburto y Leticia Cruz, con dedicaciones a Alexis Argüello… ¡es el Campeón y va a ser el Alcalde de Managua!

Nosotros conocemos a Enrique Armas, porque hemos sido fanáticos del boxeo, como la “Ardilla,” el futuro Primer Concejal de la Alcaldía de Managua, Enrique Armas Rosales, quien nos ha acompañado en todas estas actividades. Bienvenidos todos y todas a esta actividad del Cooperativismo.

Este es el IV Encuentro Nacional Cooperativo en Conmemoración del XV Aniversario de la Caja Rural, porque estamos cumpliendo 15 años. Y lo hemos hecho de una manera especial, dedicada al compañero Presidente, al compañero Daniel Ortega, a la compañera Rosario Murillo y sobre todo, a nuestros héroes, a nuestros mártires, a esos que dieron su vida para que hoy nosotros estemos aquí alegres, contentos, entusiasmados, porque ¡Vamos Hacia Nuevas Victorias con el Frente Sandinista de Liberación Nacional!

Me toca una parte un poco enredada, porque es dar cifras y éstas son complejas, y el compañero Jorge ha abundado. Voy a poner énfasis en algo muy importante porque la Caja Rural nació el 13 de octubre de 1993, cuando se cerró un Programa de Crédito Rural en Nicaragua, del Banco Nacional de Desarrollo, que atendía a más de 100 mil pequeños productores, y un grupo de productores, de [email protected] y de técnicos, a la cabeza el compañero Ariel Bucardo Rocha, actual Ministro de Agricultura y Ganadería de este Gobierno, que es además el Presidente Honorífico de la Caja Rural, se ha dedicado a trabajar, y ahora a convertirse en un modelo alternativo de intermediación financiera ante el cierre de la  Banca Pública, la privatización de la banca, y la aparición de las Cooperativas de Ahorro y Crédito al cerrarse ese programa.

Para mí, el ALBA y CARUNA, esa unión solidaria del pueblo y Gobierno de Venezuela con su Presidente, Comandante Hugo Chávez, del pueblo y Gobierno de Nicaragua, con su Presidente, el Comandante Daniel Ortega, es una expresión de la solidaridad; de las nuevas relaciones, de cómo se deben tratar entre los países, de que haya justicia, equidad, que haya precio justo, comercio justo, que haya ese Amor y Solidaridad entre los hombres y las mujeres en el mundo, que tanto se necesita. Esa es la expresión realmente de una alianza entre Venezuela y nuestro país, y eso es el ALBA.

Ahora también podemos decirle al Comandante Carlos Fonseca… el amanecer dejó de ser una tentación, porque el ALBA es el amanecer; el ALBA está aquí, con nosotros, en estos programas que mencionó el compañero Jorge.

Ese Programa de Crédito Rural tenía más de 100 mil usuarios, y este Programa del ALBA hoy ¡no tiene comparación en la historia del cooperativismo de este país! 256 cooperativas beneficiarias, Cooperativas Agrícolas, Pecuarias, Agroindustriales, de Ahorro y Crédito, de Transporte, Multisectoriales, de Servicios. ¿Con cuántos usuarios? Más de 100 mil usuarios en las cooperativas, socios de las cooperativas, recibiendo créditos que van desde el 4% anual sobre saldo, del 5% anual sobre saldo, del 8% anual sobre saldo y una comisión única del 1%.

Y las compañeras en el Mercado Oriental, En el Nombre de Dios, reciben una tasa de interés del 3% anual sobre saldo. Estos son programas para combatir la usura, ¡para acabar con la usura en este país, que le saca la sangre y la vida a los trabajadores, a los empresarios, a los productores!

No sólo se queda ahí, más de 67 mil pequeños productores individuales beneficiados con estos créditos, desde una manzana, a 10, a 15 a 20 manzanas, pequeñitos, medianos productores, financiados para la producción. Se espera, en la cosecha récord de primera, en la producción de frijoles, aunque ahora el agua nos está afectando el frijol en la postrera, pero este programa está ya en capacidad de acopiar, producir y abastecer al pueblo con 750 mil quintales de granos básicos. Esa es la producción, esperada y financiada con este programa.

¿Cuántos quintales de urea se han entregado para el pueblo? 300 mil quintales de urea, a 600 córdobas, esto es algo extraordinario… la urea vale mil 100 córdobas en el mercado. ¿Cuánto se está economizando un productor? 500 córdobas por quintal, ¡increíble! Y si vamos a las tasas de interés en un préstamo, voy a ponerlo más o menos regular… se paga 18% y en el ALBACARUNA pagan 8%. El costo financiero de ese crédito es 10%, por cada mil córdobas que se prestan hay 100 córdobas menos sólo en el costo financiero de esos préstamos. O sea, el ahorro para los productores, para el pequeño empresario, para el mercado, para las mujeres, para los profesionales, los trabajadores, el costo financiero, el costo de operación y el valor directo del producto en el mercado, es una gran economía para los productores.

Desde ese punto de vista, ya el ALBA ha superado el programa más grande de crédito rural que hubo en Nicaragua, el Banco Nacional de Desarrollo, el Crédito Rural, el más grande programa de Centroamérica, del sector. Nadie financia al pequeño agricultor, tiene dos problemas graves: es altamente riesgoso, o sea, nadie apuesta por él; y es altamente costoso, porque está disperso, atomizado en todo el país.

¿Cuál ha sido la estrategia en el ALBA? Un tendido de cooperativas por todo el país: 250 cooperativas trabajando con más de 100 mil asociados y el ALBACARUNA se convierte en la Banca de primer piso, la Banca alternativa, la Banca de la economía social, solidaria y cooperativa en nuestro país, a la orden de los productores y de todo el pueblo, para desarrollar  sus pequeñas empresas, para la producción, para la leche, para la carne, para el arroz, los frijoles, el maíz, el sorgo, para todo.

Porque estamos siendo también fieles al legado histórico de Sandino, que dijo: me inclino por un régimen de cooperativas. Y las cooperativas que hizo Sandino en Wiwilí, en el Río Coco, la Central de Cooperativas, fueron arrasadas por la Guardia Nacional, ¡Somoza las acabó! Y aquí está el germen del cooperativismo. Carlos Fonseca dio continuidad al cooperativismo, el Comandante Daniel Ortega le ha dado continuidad al cooperativismo.

¡Y el cooperativismo no va a morir! está con nosotros y está a la par del Presidente, porque en los años 80, bajo su Presidencia, se hicieron más de 4 mil cooperativas en Nicaragua, con más de medio millón de asociados, en medio de las balas, en medio de la guerra, ahí estaban las cooperativas de autodefensa; las cooperativas de producción, las de granos básicos, apoyando el desarrollo de nuestro país, bajo una guerra terrible y mortífera de los Estados Unidos  contra Nicaragua.

Una guerra de agresión, de baja intensidad, que nos costó 17 mil 500 millones de dólares… una demanda que Nicaragua le ganó a Estados Unidos en La Haya. Ese es el pueblo de Nicaragua, ese es el pueblo valiente, ese es el pueblo histórico; este es el pueblo que lucha, recogiendo la bandera y el legado de nuestros héroes y nuestros mártires.

Unos compañeros cooperativistas me han pedido que lea una proclama, me voy a atrever a leerla, porque no la hemos discutido con todo ustedes; es un pronunciamiento y con esto voy a terminar esta sesión de trabajo, porque ya hemos dicho todos los datos que hay sobre el desarrollo del cooperativismo en nuestro país.

Somos más de 6 mil 500 cooperativas registradas, que dejó la Dirección General de Cooperativas en el Ministerio del Trabajo y que entregó al INFOCOOP, al Instituto Nicaragüense de Fomento y Desarrollo Cooperativos, aquí está nuestra Directora Ejecutiva, la compañera Esperanza Prado. Ya van más de 2 mil cooperativas actualizadas, los cooperativistas nos estamos poniendo las pilas, para que sea la verdadera empresa de la economía social y solidaria, las empresas del cooperativismo.

Y nos han pedido que nosotros, los que estamos en esta asamblea, representantes de más de 150 mil asociados directos de las cooperativas individuales y socios de las cooperativas; de las asociaciones, de las fundaciones, de la economía social, solidaria y cooperativa, expresamos:

“Que siendo el cooperativismo un modelo socioeconómico, capaz de dar respuesta a las demandas de sus asociados, dentro del marco de cualquier sociedad, de una sociedad justa y equitativa; las cooperativas representan una gran posibilidad para nuestros países, de salir del atraso, del subdesarrollo, mediante la participación creativa de los procesos productivos y la distribución de los beneficios en forma justa y equitativa, respetando la esencia humana, preservando nuestro entorno, respetando el hábitat, respetando la tierra, el agua, la flora, la fauna; respetando a las personas.

Reconocemos el apoyo que nuestro Presidente, el Comandante Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, han dado al  Movimiento Cooperativo en Nicaragua, expresado el 18 de agosto del 2007, esta vez en su Gobierno, en Sébaco, donde expresaba un apoyo y nos dijo: “este es el momento de las cooperativas.”  

Comandante ¡aquí estamos! Este es el momento para salir adelante, porque tenemos un Gobierno facilitador, de apoyo, que nos ayuda, que empuja y que fomenta el desarrollo del cooperativismo en nuestro país.

Y el 1º de diciembre del 2007, después de 37 años sin Consejo Nacional Cooperativo y sin Instituto Nicaragüense de Desarrollo Cooperativo, con el apoyo del compañero Daniel Ortega, nació el CONACOOP y nació el INFOCOOP. Todos los cooperativistas nos unimos otra vez para decir, ¡aquí está la voz de los compañeros que no tienen voz, de los compañeros cooperativistas!

Reconocemos el éxito de la gestión del Presidente al incorporar a nuestro país en la Alternativa Bolivariana para las Américas, el ALBA, la cual reconocemos como un proyecto humano, un proyecto solidario, un proyecto justo, orientado a alcanzar un desarrollo nacional, regional, que erradique la pobreza, que corrija las desigualdades sociales y asegure una creciente calidad de vida para los pueblos.  

En definitiva, una manifestación de la decisión histórica de que las fuerzas progresistas al frente de su Presidente en Venezuela, el Comandante Hugo Chávez, nos dicen que otra América es posible.”

Comandante, este es el parte de los cooperativistas en Nicaragua para usted, este es el trabajo que estamos haciendo, este es el trabajo de los hombres y mujeres, más de medio millón de cooperativistas en Nicaragua para cambiar… ¡vamos hacia nuevas victorias! ¡Vamos a sostener el trabajo de los cooperativistas! Vamos a la economía social y solidaria, vamos al comercio justo, vamos a los precios justos. Muchas gracias compañeros y compañeras.

Vamos a aprovechar para que el compañero Tesorero de nuestra Junta Directiva, Mauro Aguilar y la compañera Alejandra Centeno, Presidenta de nuestro Consejo de Administración, le entreguen a la compañera Esperanza Prado, Directora Ejecutiva del INFOCOOP, el cheque que corresponde a más de 200 mil córdobas, como le corresponde a una cooperativa… cumplir con la Ley. Las cooperativas apoyamos al INFOCOOP, porque es nuestro, es de las cooperativas y estamos cumpliendo como la Ley lo manda, compañero Presidente, para que las cooperativas juntas, hagamos fuerte al INFOCOOP.

Y le entregaremos también, a través del compañero Armando Shible, nuestro Director Financiero, hermano del legendario combatiente histórico Selim Shible, que luchó por el Frente Sandinista para que hoy estemos aquí. Entrega el informe anual y el informe de participación, el compañero Armando Shible. Muchas gracias a todos y todas.

Palabras de Esperanza Prado

Directora Ejecutiva de INFOCOOP

 

Buenas noches hermanas y hermanos del Movimiento Cooperativo; muy buenas noches compañero Daniel, Presidente de la República; compañera Rosario; hermanos de la Junta Directiva de CARUNA; hermanos Alexis Argüello, candidato ganador a la Alcaldía de Managua, Enrique Armas, candidato a Concejal; hermanas y hermanos que nos acompañan, directivos de CARUNA, miembros de los Consejos de Administración de CARUNA, hermanas y hermanos de la familia cooperativa.

En nombre del Instituto Nicaragüense Cooperativo, en nombre de su Junta Directiva, permítanos felicitarles por este hermoso acto, por este esfuerzo de CARUNA; sabemos que no han sido fáciles estos 15 años, sólo el esfuerzo, la dedicación, tesón, fe y confianza en el futuro, la honestidad, y la honradez de sus directivos y de cada uno de las compañeras y compañeros que están en toditas las Juntas Directivas y en todas las sucursales de CARUNA, a veces compañeros anónimos trabajando de sol a sol, para que CARUNA salga adelante y lo está demostrando.

Les felicitamos porque están cumpliendo en esta noche con el Artículo 51, inciso d), de la Ley de Cooperativas, que establece que de sus excedentes se le va a enterar el 2% al Instituto Nicaragüense Cooperativo. Están cumpliendo con ese mandato de la Ley, hermanos y este es un ejemplo para que lo tome el resto de cooperativas.

Gracias a Dios tenemos nuestro Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, que está claro del peso que tiene, para el desarrollo económico de nuestro pueblo, el Movimiento Cooperativo.

El Movimiento Cooperativo es el motor de este pueblo, es el motor de la producción, para que no tengamos que comprar alimentos fuera de Nicaragua. Por eso es que el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional ha centrado sus esfuerzos en estos programas sociales, que aquí ya nos han expuesto los compañeros.

Compañero Presidente, compañera Rosario, nosotros tenemos una misión y estamos claro de lo que tenemos que hacer en el INFOCOOP; por eso es que le decimos que estos 247 núcleos de las compañeras, son 12 mil compañeras beneficiarias del Programa Hambre Cero, vamos a conformar las cooperativas con ellas, ya estamos trabajando en eso. Igualmente ya estamos dando los pasos con las Cooperativas Juveniles, porque estamos claros que estamos en esta hermosa familia, y tenemos que trabajar por este Gobierno de Unidad y Reconciliación Nacional, independientemente del lugar donde nosotros estemos.

El cooperativismo es el futuro de este pueblo, de este Gobierno, es la fortaleza de este Gobierno, es la fortaleza de estas instituciones como CARUNA, que están trabajando hombro a hombro con este Gobierno y con cada uno de los cooperativos.

Les felicitamos e invitamos a que visiten el INFOCOOP, esa es su casa. Tenemos que cumplir con nuestra misión de fomentar el Movimiento Cooperativo y a eso estamos abocados. Muchas gracias, y por estos 15 años de CARUNA, ¡muchas felicidades!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Intervención de Daniel en Acto de

Celebración del 15 Aniversario de

la Caja Rural Nacional, CARUNA

9 de octubre del 2008

 

Palabras de Daniel

 

Buenas noches hermanos y hermanas de las Cooperativas de Nicaragua; buenas noches familias nicaragüenses. En este día, ustedes han estado trabajando, es decir, han estado conmemorando este 15 Aniversario, trabajando, organizándose mejor, preparándose mejor, para ampliar y profundizar todos estos programas.

Quiero que saludemos a dos hermanos venezolanos, dos compañeros, una compañera y un compañero que se encuentran participando de este esfuerzo gracias a la Revolución Bolivariana, gracias a la firme decisión de su Presidente, el Comandante Hugo Chávez Frías.

¿Cuáles son las noticias en estos momentos, las noticias que más preocupan, lo que conocemos como la economía global? ¿qué es lo que más preocupa? Preocupa el fracaso, porque lo que está a la vista es el gran fracaso de la economía capitalista y ¿dónde se está produciendo el fracaso? ¿dónde la derrota del capitalismo? En los mismos Estados Unidos de Norteamérica.

Yo estoy siguiendo constantemente las informaciones en la televisión internacional y, veo la ansiedad de los presentadores de televisión por hacer creer que el haber aprobado 700 mil millones de dólares, para financiar a los usureros que provocaron esta quiebra, va a permitir que la economía se estabilice; la economía del capitalismo, su modelo, y… no logra estabilizarse.

Hoy, los datos en la Bolsa de Valores llegaban a índices récord en su caída. Es decir, después que se aprobaron los 700 mil millones llega a índices récord… ¿qué demuestra esto? Demuestra que ese modelo egoísta, individualista, ese capitalismo salvaje como lo llamó el Papa Juan Pablo II, ¡ya no tiene futuro! Es un sistema, un modelo que sencillamente está agonizando y han tratado de poner este tipo de medicina, pero, estas medicinas no están funcionando.

Ahora están hablando de que los Estados europeos, porque la situación no solamente afecta a Estados Unidos, sino a todos los países que practican el modelo capitalista, la llamada libertad de mercado, libertad de comercio, los está afectando a todos; ahora están hablando de la intervención del Estado… que el Estado se haga dueño de los bancos.

¡Fíjense bien, lo que es la historia! hace unos cuantos años, venían predicando e imponiéndole a nuestros países que el Estado no debía manejar un solo banco. Y ustedes recuerdan la historia, cuando triunfó la Revolución en 1979, la Banca Estatal no le falló un solo día a los productores. Desde el año 1979 a 1990, la Revolución, a través de la Banca Estatal, le garantizó el crédito, el financiamiento, reestructuraciones de deudas y hasta condonaciones a productores pequeños, medianos y grandes, amigos y enemigos de la Revolución.

Y eso explica porqué, en medio de la guerra, nunca les faltaron los alimentos a nuestro pueblo; eso explica cómo, en medio de la guerra, desaparecieron los niños descalzos y los niños hambrientos de Nicaragua; y eso explica que, aún en medio de la guerra, logramos promover, fortalecer, desarrollar los servicios sociales fundamentales para el pueblo, la salud, la educación.

Logramos desarrollar proyectos energéticos que no los había podido desarrollar el capitalismo aquí en Nicaragua; se lo habían planteado pero no lo habían hecho, no lo habían realizado, y nosotros logramos el Proyecto Geotérmico Momotombo. Teníamos planes muy grandes para ejecutar programas hidroeléctricos que tendrían a Nicaragua con capacidades ya al 100% de autosuficiencia; no dependeríamos del petróleo y sus derivados para generar, y más bien podríamos vender energía a todo Centroamérica.

¿Por qué razón esos proyectos no se desarrollaron cuando ya estaban ahí los ingenieros que habían llegado de los hermanos países socialistas, ingenieros soviéticos, búlgaros, alemanes? Porque la guerra que nos impuso el imperio yanqui llegó a esos campos, y no se pudo entonces, desarrollar esos proyectos.

Pero a pesar de ello, se multiplicaron las cooperativas y, en 1990, con la llegada de la mal llamada “democracia,” que no es más que la dictadura, la tiranía del capital, la dictadura, la tiranía de los ricos, de los explotadores… y entonces ellos, sin consultar con el pueblo, decidieron privatizarlo todo. Privatizaron los bancos y dejaron sin financiamiento, en primer lugar a los pequeños productores, a los medianos productores e incluso a los grandes productores que les habían dado el voto en esas elecciones de 1990.

Allí empezaron los golpes a la economía nacional, cuando se impuso el neoliberalismo y se fue desarrollando el neoliberalismo con su política privatizadora, hasta el año pasado, hasta el mes de enero del año pasado, el 10 de enero, cuando las cooperativas con el pueblo, tomaron nuevamente el Poder en Nicaragua.

Y fíjense lo que es la siembra de la Revolución. La Revolución les dio la fortaleza a ustedes, hermanos de CARUNA, les dio la capacidad, la iniciativa, con el pleno respaldo, lógicamente, del Frente Sandinista, de desarrollar proyectos alternativos, en momentos en que el capitalismo les arrebataba el financiamiento y, arrebatándoles el financiamiento, se convertía en el primer confiscador de las tierras de los campesinos.

Porque ellos mucho hablan de que nosotros somos expropiadores y confiscadores. Los grandes confiscadores y expropiadores han sido ellos, que les han robado la tierra a los campesinos, y cuando se le niega el financiamiento a un productor, sencillamente, se le está robando la tierra, porque ese productor termina malvendiendo su propiedad para poder sobrevivir.

Esa es la historia de Nicaragua impuesta por el imperio, desde 1990 hasta el año 2007… ¡defendida desde abajo! Y por eso nosotros, cuando entregamos el Gobierno el 25 de abril, dijimos, vamos a gobernar desde abajo. ¿Y qué hicieron ustedes? ir a organizarse, para poder defender las conquistas de la Revolución; no rendirse, no venderse… ¡eso es lo que hicieron! Nuestro reconocimiento a todos los compañeros y compañeras que estuvieron al frente de este proyecto y, en particular, a nuestro hermano Ariel Bucardo, que nunca rindió las banderas, sino que mantuvo firme las banderas y en este nuevo amanecer, tenemos ya a las cooperativas que venían organizándose de nuevo desde 1990… ¡y ellos querían desaparecer a las cooperativas, querían desaparecer este proyecto!

Les decía que, mientras en el mundo las noticias están girando alrededor del futuro de la economía capitalista… fíjense bien, no se atreven a decirlo todavía, pero la verdad es que lo que está hundiéndose, lo que está agonizando, lo que está en su fase terminal, es el modelo capitalista. Ya no resiste, ya no es sostenible, ya no es posible que se siga imponiendo un sistema inhumano que gasta miles de millones en guerras, mientras despoja a millones de familias norteamericanas de sus viviendas… ¡sí, hermanos nicaragüenses! millones de familias norteamericanas, incluso algunos nicaragüenses, algunos latinoamericanos, que habían conseguido sus casitas con gran sacrificio allá en los Estados Unidos, las han  perdido.

Eso no lo dicen aquí los medios de comunicación al servicio del imperio; no dicen que les han confiscado las viviendas a millones de norteamericanos; no dicen que, en lugar de utilizar esos 700 mil millones para salvar la propiedad de las viviendas de esas millones de familias norteamericanas, están ocupándolos para salvar a los especuladores, a los agiotistas, a los atracadores… Porque realmente son atracadores, son delincuentes, son asaltantes que están al frente de esas instituciones y que han asaltado la confianza misma del sistema.

Pero, el modelo está en agonía, mientras los pueblos están llenos de esperanza, están llenos de energía, están llenos de futuro… ¡eso es lo más importante! Fíjense que mientras el modelo está entrando en su agonía, los pueblos están, como decía muy bien el compañero, están viendo el amanecer… ¡porque el amanecer dejó de ser una tentación! Claro que sí, ha dejado de ser una tentación.

Y la alternativa la estamos construyendo en América Latina, la estamos construyendo en el ALBA, la estamos construyendo los pueblos centroamericanos, los pueblos caribeños, en diferentes organismos donde los pueblos se encuentran y trabajan por la unidad. Pero el proyecto más avanzado, más solidario, más justo, más revolucionario, más cristiano, más socialista, es el ALBA, porque es el que realmente viene a darle respuesta a los pueblos, con un sentido de equidad, tomando en cuenta las asimetrías no solamente entre los Estados, porque se pueden tomar en cuenta asimetrías entre los Estados, beneficiándose el capital local, sino que tomando en cuenta también, las asimetrías locales.

¿Qué significa tomar en cuenta las asimetrías locales? Que a un productor no se le puede estar cobrando un interés del 18% que luego se convierte en el 25% y hasta el 30%, porque eso es un crimen, es un asalto; que a un productor no se le puede estar vendiendo a precio de libre mercado el fertilizante, porque eso es atentar y matar al productor; se está atentando contra el productor, se está matando al productor.

Aquí estamos hablando de que mientras el capitalismo está agonizando, la solidaridad entre los pueblos, la unidad entre los pueblos, el sentido de equidad, de justicia, se está levantando, se está fortaleciendo, y es lo que nos va a hacer fuertes ante esta crisis.

¿Qué sería de nuestros pueblos si no estuviéramos librando estas batallas en América Latina? Librándola los hermanos suramericanos en UNASUR, en MERCOSUR, en el BANCO DEL SUR; librándola los hermanos caribeños, centroamericanos y suramericanos en el ALBA; librándola en los diferentes espacios que tenemos en la región, ¡porque estamos librando la batalla! El Plan Puebla Panamá, fue enterrado en la reunión que tuvimos en México y surgió un nuevo Plan, el Proyecto Mesoamericano, donde estamos defendiendo este tipo de relación, este tipo de entendimiento, de intercambio: el comercio con justicia.

No es que desaparezca el comercio, no estamos hablando de que desaparezca, sino que el comercio debe ser justo; no es que desaparezcan los intereses, sino que los intereses tienen que ser justos; no es que desaparezca la ganancia, sino que la ganancia tiene que ir donde debe llegar la ganancia, en primer lugar, al productor. Porque ¿de qué le sirve a un productor matarse con su familia para producir 500 quintales de maíz o 600 quintales de frijoles o 300 quintales de café, si luego, el precio que está recibiendo por esos productos, es un precio de robo…? porque el que le llega a comprar, lo agarra por necesidad y le dice: “o me vendés o me vendés al precio que yo te estoy ofreciendo.” Eso es lo que practica el capitalismo; ese es el libre mercado.

Y luego, el que le puso la pistola al productor y agarró el producto, viene a comercializarlo y a la hora de comercializarlo le ponen la pistola al consumidor… ¡a ustedes hermanos nicaragüenses les ponen la pistola! Y no les andan preguntando si es liberal, si es sandinista, simplemente le ponen la pistola porque es un consumidor y le dicen: “o me das tanto por la libra de frijoles, por la libra de maíz; o me das tanto por las cuatro onzas o media libra de café, o por las cuatro onzas de queso o media libra de queso, o no hay nada.”

Entonces, ¡el pueblo manos arriba, explotado! Claro que tiene que existir la ganancia, pero, para el productor. Y está más que demostrado que el productor, ganando un precio justo, recibiendo un valor justo por su producto, primero, tiene la garantía de que no va a perder la producción.

Que ¡porque hubo una enorme producción…! en otros momentos se perdía la producción, pero en estos momentos, necesitamos que haya grandes producciones, que se multiplique la producción; y tenemos un instrumento poderoso, que es ENABAS, y ENABAS está listo para comprar a precio justo a todos los productores.  No tienen porqué temer los productores que porque la producción de maíz o de frijoles se triplicó, ahora el precio se va a caer… ¡el precio no se va a caer! El precio seguirá siendo un precio justo para el productor de maíz, para el productor de frijol, para los productores de alimentos básicos, para el pueblo nicaragüense.

Y ENABAS estará ahí, para seguir ampliando sus capacidades de acopio y seguir ampliando también, sus capacidades de distribución en todo el país. Que hay 2600, 2800 puestos, es bien poco todavía, para la demanda que tienen los nicaragüenses. Nosotros tenemos a todos los Ministros en el campo, o sea, los Ministros tienen que estar viajando,  por lo menos cuatro días a la semana tienen que visitar las comunidades, visitar al campesino, tienen que ir donde está el pueblo, a conocer qué se está haciendo, qué no se está haciendo, a conocer qué nos está faltando.

Y está claro que, donde llega un compañero, una compañera, se encuentra con que está la demanda del puesto de ENABAS. Les dicen, queremos otro puesto de ENABAS, porque no da con el puesto de ENABAS; no es suficiente. Y es cierto, no es suficiente todavía, tenemos que multiplicar.

Tenemos que terminar este año con 5 mil puestos de ENABAS en todo el país, es decir, pasar de 2800 a 5 mil puestos de ENABAS a nivel nacional; y no nos vamos a detener ahí el próximo año, tenemos que seguir creciendo, porque en la medida que tengamos más puestos de ENABAS en todo el país, va a haber mercado seguro para los productores; podremos administrar también la exportación de estos productos a pueblos hermanos como el pueblo venezolano, como los pueblos centroamericanos.

Se puede administrar todo esto cuando tenemos un instrumento rector, que es un instrumento del Estado, ¡es la importancia del papel del Estado! El Estado no puede estar al servicio del capital, no puede estar al servicio de la oligarquía, no puede estar al servicio de esos grandes intereses de las transnacionales; el Estado tiene que estar al servicio de los pueblos.

Y nosotros somos un potencial, Nicaragua es un potencial agroalimentario; un potencial, porque no hemos desarrollado todavía todas nuestras capacidades en el campo agropecuario, ni en la producción de granos básicos, ni en el desarrollo de la ganadería de carne y de leche. Tenemos un potencial enorme, suficiente para garantizar los alimentos a precio justo a todos los nicaragüenses y suficiente para poder exportar a los pueblos hermanos, dentro del marco del ALBA, y a los pueblos centroamericanos, porque Nicaragua es la mayor potencia productora de alimentos en Centroamérica, esa es una realidad.

Gracias a Dios tenemos las tierras más fértiles, tenemos fuentes de agua todavía, aunque ha habido un daño muy grande, tenemos la mayor cantidad de fuentes de agua de la región. Incluso a nivel latinoamericano tenemos el Gran Lago, que está entre los grandes lagos del mundo y, dentro de los grandes lagos en América Latina y El Caribe; y sobre todo, tenemos hombres y mujeres como ustedes, dispuestos a luchar, dispuestos a dar la vida por la familia, por Nicaragua.

Nosotros nos sentimos realmente fortalecidos frente a esta crisis; cuanta más dependencia tiene uno de esas políticas, el golpe es mucho mayor. Por eso nosotros hemos insistido y lo dijimos también del año 1979 a 1990: “tenemos que diversificar y cambiar el modelo.” Practicamos y avanzamos hasta donde las circunstancias nos permitieron poner en práctica ese modelo de justicia, ese modelo solidario en Nicaragua.

Ahora, en estas nuevas condiciones, cuando se han caído las mentiras que levantaban nuestros enemigos; que las quieren resucitar, pero… ¡mentira! Decían que si ganábamos las elecciones iba a volver la guerra e iba a volver el Servicio Militar… ¡Mentira! ni hay guerra, ni hay Servicio Militar. Repitieron que, ganando el Frente Sandinista, iban a venir las confiscaciones y expropiaciones… ¡al contrario! Hemos dicho y lo repetimos constantemente, que tenemos que ser respetuosos de la propiedad social, de la propiedad privada, desde el más pequeño hasta el más grande.

Y que, cuando hay diferendo por problemas de tierra, porque los tenemos, que se busque un acuerdo, un entendimiento; o cuando es necesario una obra social, si es necesario construir un puesto de salud o una escuela, un campo de béisbol, de fútbol, recurrir a los mismos dueños de tierra en el lugar y decirles: aporten ustedes con esta propiedad y lleguemos a un acuerdo por el valor de la propiedad, porque no son grandes extensiones de terreno.

O cuando va a pasar una carretera, no aferrarnos a querer elevar el precio de la tierra, porque nosotros mismos nos metemos el cuchillo… ¡si los primeros beneficiados cuando pasa una carretera, son los que tienen fincas a lo largo de la carretera! porque esas fincas cobran un valor que se multiplica por 100. Entonces, en ese momento cerrarse a que ahora ya la manzana, que talvez cuesta 5 mil córdobas, empiezan a decir que ya no vale 5 mil, vale 50 mil, es cerrarle las puertas a la carretera, porque al final de cuentas ¿de dónde salen esos recursos para poder financiarla? de los recursos limitados que tiene el pueblo nicaragüense.

Las mentiras se les han venido cayendo. Repetían y repetían que los nicaragüenses que están allá en los Estados Unidos, no iban a mandar remesas, que nosotros íbamos a prohibir la entrada de remesas… ¡otra gran mentira! Las remesas siguen llegando; el problema está ahora en el sistema que está lanzando al desempleo a los mismos norteamericanos, que les está robando las casas a los mismos norteamericanos, que les está robando casas a latinoamericanos que habían comprado sus casitas con gran esfuerzo… ¡ahí está el problema ahora! El que está generando desempleo en el sistema capitalista. El sistema solidario, el sistema revolucionario, el sistema socialista, el sistema cristiano, ¡está generando empleos, está generando créditos! Esa es la gran diferencia.

Y ¿qué es lo que nos indica esta situación global? Que los pueblos necesariamente estamos caminando hacia lo que es el establecimiento de este tipo de unidades… Unidad de los pueblos latinoamericanos, Unidad de los pueblos africanos, Unidad de los pueblos asiáticos y llegará el momento en que no le quedará más alternativa al pueblo norteamericano que decir: ¡se acabó el sistema capitalista! y vamos por el sistema solidario, por el sistema revolucionario, por el sistema cristiano y socialista. ¡Lo van a hacer en los Estados Unidos…! ¿Quién? el pueblo norteamericano, porque va a ser la única manera de poder subsistir, de poder sobrevivir, aplicar políticas justas, donde todo el pueblo norteamericano pueda tener una vivienda segura.

Es increíble que en el país más poderoso de la Tierra, que gasta miles de millones en guerras brutales para asesinar pueblos, tengamos millones de ciudadanos ¡abandonando sus viviendas! que no tienen seguridad para la vivienda, que no tienen seguridad para el empleo. O sea, vemos a los Estados Unidos convertido en un país del tercer mundo… ¡ahí estamos viendo! ese es el retrato de Estados Unidos, un país del tercer mundo que seguía sus políticas económicas, ahora, él está siendo víctima de las mismas políticas económicas.

Dios está castigando al imperio yanqui, ¡esa es la verdad! Dios lo está castigando y le está diciendo que el camino no es la justicia, no es la libertad para que el capital robe, para que el capital instale su tiranía. Porque lo que ellos llaman libertad de comercio, no es más que la libertad para que el capital instale su tiranía, para que las oligarquías instalen su dictadura y exploten a los pueblos.

Hoy estamos viendo, con gran claridad, cómo el pueblo norteamericano es víctima de ese monstruo que ha sido creado por los intereses que han estado dominando la política estatal de los Estados Unidos, y que tanto daño le hace ahora al pueblo norteamericano y que tanto daño le hace a los pueblos a los cuales les han impuesto su modelo.

En este mes de octubre… ayer fue el 41 Aniversario del Che. El Che cae en combate, en Higueras, el 8 de octubre del año 1967; es el mes en que nosotros también estamos combatiendo en Pancasán. Luego, diez años después, el 13 de octubre…la Insurrección de Octubre del Frente Sandinista; la primera insurrección que lanza el Frente Sandinista, cuando caen los cuarteles de la guardia somocista en San Carlos, Río San Juan… ¡qué mejor homenaje al Che en ese momento, en su X Aniversario!

¡Qué mejor homenaje al Che en este 41 Aniversario, que estar fortaleciendo las cooperativas aquí en Nicaragua!

¡Qué mejor homenaje a Bolívar, qué mejor homenaje a Sandino, qué mejor homenaje a Carlos Fonseca, qué mejor homenaje a nuestros héroes y a nuestros mártires!

¡Que vivan las cooperativas de Nicaragua!

¡Que viva el ALBA!

¡Sandino vive… la lucha sigue!

¡Patria Libre… o morir!

también te puede interesar