Nicaragua

Con el corazón lleno de Dios

Declaraciones de Rosario después del Encuentro con la Delegación de Líderes Evangélicos

Redacción Central |

Declaraciones de Rosario después del Encuentro con la Delegación de Líderes Evangélicos

Palabras de Rosario

En primer lugar, yo quiero agradecer a los líderes de todas las Iglesias Evangélicas que aceptaron la invitación del Presidente para venir esta tarde a saludar a la Delegación norteamericana que preside el Pastor, el Doctor Holland, que mañana estará inaugurando, junto a todas las Iglesias Evangélicas, la Plaza de la Biblia.

Quiero decirles que nosotros nos sentimos particularmente emocionados de habernos reunidos con los Representantes de todas las Iglesias Evangélicas de Nicaragua, que sabemos, como dije en la introducción, que están profundamente comprometidos con la asistencia permanente, el acompañamiento, el consuelo y sobre todo, el fortalecimiento de los valores espirituales, de la fe en todas las familias nicaragüenses.

Este encuentro de hoy, para nosotros patentiza precisamente esa voluntad; cuando el Reverendo Holland dice: “Dios le sonríe a Nicaragua,” es porque sabe que este es un país que está lleno de fortaleza y de fe, de valores espirituales, de valores humanos. Y Dios le sonríe y bendice a Nicaragua, porque es desde la fe y desde los valores espirituales, que estamos construyendo un nuevo país, un Nuevo Modelo, una Nueva Sociedad.

En momentos en que ante el mundo entero colapsan, se derrumban, los modelos económicos del capitalismo, el que pequeños países como Nicaragua estemos encontrando un nuevo camino para desarrollarnos, un nuevo camino para alcanzar la Justicia y sobre todo, el que lo estemos haciendo desde los valores religiosos, humanos. Desde los mejores y más altos ideales de la Humanidad. A nosotros nos hace sentirnos llenos de orgullo, y nos hace agradecer a todos los hermanos y hermanas que con su acompañamiento han hecho posible este milagro, de un país, de un pueblo, que armado de esperanza, armado de fe, armado de valores y de ideales, está conduciendo un proceso hacia la recuperación de su dignidad, hacia la recuperación de sus derechos y hacia el establecimiento del Reino de Dios en la Tierra, porque la Justicia es el Reino de Dios en la Tierra.

Nosotros avanzamos hacia la Justicia y lo más importante es que avanzamos juntos las mayorías nicaragüenses. Porque las mayorías nicaragüenses son las que han sido explotadas, oprimidas, a las que les han sido arrebatados sus derechos y hoy, nos encontramos juntos en un camino de recuperación de derechos, guiados y fortalecidos por la bendición de Dios.

Esta tarde para nosotros es un momento de reflexión alrededor de la Biblia, alrededor de los mensajes de la Biblia; y de reflexión, sobre todo, alrededor de la importancia de estar juntos, fortaleciendo fe, valores, principios, sintiéndonos benditos, sintiéndonos guiados por el espíritu de Dios, para crear ese país diferente, con un modelo diferente.

Decimos un Modelo de Poder Ciudadano, porque aquí, desde la ciudadanía y desde los valores, culturales, sociales, los valores religiosos de las mayorías del pueblo nicaragüense, es que estamos construyendo este nuevo país; es que estamos realizando los sueños; es que estamos comprometiéndonos además, para seguir avanzando, porque tenemos que llegar a ese día en que todas las familias, todos los hogares tengamos bienestar, tengamos nuestros derechos cumplidos, tengamos trabajo, tengamos mejor salud, mejor educación y sobre todo, nos sintamos tranquilos, nos sintamos contentos y nos sintamos llenos de Dios.

Yo creo que, como decía el Reverendo Holland, a Nicaragua Dios le sonríe y, creo que es así, porque es un país donde cada corazón, está lleno de Dios. Gracias.

también te puede interesar