Nicaragua

Sor Emilia, heroína del pueblo

Rosario entrega a Sor Emilia Rachella el primer cheque de pensión en cumplimiento a compromiso del Presidente Comandante Daniel

Redacción Central |

Rosario entrega a Sor Emilia Rachella el primer cheque de pensión en cumplimiento a compromiso del Presidente Comandante Daniel

Palabras de Rosario

El Presidente Daniel está viendo desde ayer Proyectos para la Cooperación Internacional, y yo vengo aquí, entonces a cumplir su compromiso. Me acompaña el doctor Roberto López, Presidente del Instituto de Seguridad Social; Nosotros tenemos muchísimo gusto de estar cumpliéndole a Sor Emilia, como ella le ha cumplido a Nicaragua y sobre todo a la niñez nicaragüense.

Palabras de Sor Emilia Rachella

¡Tiene razón…! 57 años de dar la vida por Nicaragua y con todo el cariño muchachos; lo que vale en la vida es el amor, el cariño ¿oyeron? No es sólo pleitos y la bravura… bondad y cariño es lo que consigue. Hay un dicho que dice: se consigue más con una gotita de miel que con barril de vinagre.

Palabras de Rosario

A eso venimos nosotros, a devolverle un poquitito del amor que usted les dio a los niños nicaragüenses en particular. Tanta gente que usted ha formado en este colegio, y que sigue formando.

Palabras de Sor Emilia

Usted sabe que como yo estoy en silla de ruedas, pero Dios es muy grande y me dejó la cabeza buena; yo aquí doy canto, doy música, doy acordeón, tambores, doy todo. ¡Porque la alegría es la música, muchachos! Yo digo siempre, la música sirva para alabar a Dios y alegrar los corazones. ¡No hay que estar triste!

Palabras de Rosario

Y con el corazón alegre es que se construye un país mejor. Así es.

Palabras de Sor Emilia

Nicaragua va adelante, con la alegría que tenemos que darle. ¿Estamos de acuerdo?

¡Ah! Pero dile que me venga a ver, él me lo prometió… Mire, Rosarito linda, el único Presidente de mi vida, que está aquí, que se acordó que yo existo… ¡el único! En Nicaragua no hubo uno que se acordara de mí ¡nadie!

Palabras de Rosario

Él va a venir personalmente a visitarla, Madre. Nosotros tenemos el deber de tomar en cuenta a todos aquellos hermanos y hermanas que han hecho de este país, un país mejor.

Palabras de Sor Emilia

Pero dígale que no lo perdono ¿oyó? Porque no vino. ¡Tiene que venir! Ustedes que tanto toman fotos… sean testigos. Si no viene… ¡pobrecito de él, lo voy a fajear cuando venga!

Palabras de Rosario

Nosotros queremos hacerle entrega Sor Emilia, de su primer cheque como pensionada del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social. Esto le va a venir cada mes; a ver, Doctor, si usted me apoya; sor Emilia va a firmar acá.

Palabras de Sor Emilia

¿Entonces, esto me viene cada mes…? ¡Qué alegre!

Palabras del Doctor Roberto López

Director del INSS

Este es el primer cheque que le estamos entregando y corresponde a los meses de septiembre y octubre. Y esta es la Resolución de la Pensión que le estamos entregando, que va a ser por un total de C$ 23,436.00 córdobas mensuales, que es lo que establece la Ley de Pensiones de Gracia…

Palabras de Sor Emilia

¡Ay, muchachos! ¡Qué alegría la mía! Pero no se olvide que yo no perdono, si no viene; porque él, repito, que lo sepan todos, sea lo que sea quien sea, en Nicaragua… es el único Presidente que me demostró cariño y que me demostró que me comprende.

Porque a mí me dio ganas de llorar cuando le dije… “Señor Presidente, Italia me negó la pensión a mí, porque me dijeron que no he trabajado en Italia.” Yo digo que hasta por compasión, hasta porque yo tuve en alto a Italia, con mi conducta… ¡no, mi hijito, nada me dieron!

Entonces con él, vino y se arrodilló y salió el chiste que él se arrodilló cerca de mí… porque yo le confiaba propiamente esta pena que tenía. Y se lo agradezco de todo corazón. Mire, ella es mi Superiora, Sor Elia…

Palabras de Rosario

Sor Emilia, también queríamos darle la noticia que en estos momentos estamos asumiendo, cancelando la deuda que tiene el Centro Escolar María Mazzarello con Unión Fenosa. Así que queda usted liberada de esa carga…

Palabras de Sor Emilia

¡Despáchelos a su casa…! Rosarito, dígale que los despache a su casa.

Palabras de Rosario

Vamos a trasladarle al Presidente nuevamente su mensaje, pero por lo menos que sepa… en este momento se está cubriendo la deuda del Colegio María Mazzarello con Unión Fenosa. Nosotros queremos que ustedes sigan realizando con tranquilidad, la labor que desarrollan, instalando valores humanos en la familia nicaragüense, en los muchachos, en la juventud nicaragüense; formando jóvenes con valores.

Palabras de Sor Emilia

¡Ya no me voy a morir, muchachos! Porque entre música, alegría y pensión… lo que me negó Italia, pero aquí me lo dieron a mí. ¿Entonces van a cancelar esa deuda que nos tenía ahorcadas?

Palabras de Rosario

Me decían ayer que estaban haciendo rifas para poder cubrir cada cuota, cada mes, y aún así, habían apagado todas las luces, desconectado un sinnúmero de aparatos y ¡la luz cada vez más cara!

Palabras de Sor Emilia

¡Como si fuera nada! A mí me da la impresión que ellos ponen una cuota fija y de ahí no se mueven. Figúrese, tuvieron compasión un día porque yo ocupaba unos oxígenos aquí, vino uno que quería cortar la luz y cuando miró el oxígeno que yo tenía dijo: “no, ella está enferma y no se le puede cortar.” Sólo por esa vez tuvieron compasión, después ya no.

Cien debíamos, treinta mil pagamos que yo tuve que pedir prestados, no recuerdo a quién… ahora no le pago; y todavía con arreglo de pago, con el que se pagan más intereses después. Me le dice al señor Presidente… ¡que se vayan a su casa!

Palabras de Rosario

Yo le digo, pero él va a venir para que usted se lo cuente.

Además, le quiero decir que no tenemos cómo pagarle realmente, todo lo que ha hecho por la niñez, la juventud nicaragüense, por las familias nicaragüenses. Y también decirle que, así como estamos apoyándolas a ustedes, apoyando al Centro María Mazzarello, estamos buscando precisamente cómo, con los programas sociales que desarrolla el Gobierno, apoyar a quienes mejor están realizando esa labor, que son las iglesias, las congregaciones religiosas que en todas partes, en todos los municipios los encontramos con pequeños centros, con pequeños albergues, pequeños comedores, y vamos a continuar respaldando esa labor.

Palabras de Sor Emilia

Tome la Medalla, y se la pone allí usted, Sor …

Palabras de Rosario

Gracias… ¡María Auxiliadora! Yo soy devota de María Auxiliadora, el 24 de mayo; incluso a mi nieta le puse Maia de los Auxilios, porque nació el 24 de mayo, yo se la había ofrecido a María Auxiliadora. Muchas gracias…

Que nos de mucha salud, porque lo que más necesitamos es salud y fortaleza, para todos los días levantarnos con ánimo y con amor para trabajar por Nicaragua.

Apóyennos también con este programa Amor, porque mañana vamos a estarle dando a conocer a todos ustedes el Programa, para que no haya niños en la calle de aquí al 2011; para que tengamos más de 100 Centros de Desarrollo Infantil en todo el país, para las madres trabajadoras; para que tengamos a más de 86 mil niños en Centros que se llaman Centros Integrales, donde reciben educación, tienen atención en salud y además reciben alimentación. 86 mil niños van a estar cubiertos al 2011, con este programa.

También vamos a tener el programa de registro ciudadano, para que no haya niños sin partidas de nacimiento inscritas, y vamos a crear en cada cabecera departamental, un centro especializado para los niños discapacitados, que puedan recibir sus terapias y atención integral. Mañana vamos a explicarlo. Es un compromiso que estamos asumiendo, aquí ante usted también Sor Emilia, que tanto ha hecho por la niñez.

Palabras de Sor Emilia

Tengo que decirle que yo quedé admirada que él habló sin ningún papel. Y tic, tic, tic… ¡dijo todo! Me quedé asustadísima; caramba, ningún papelito tiene, porque algunos llevan algunos apuntes y él nada… todo seguido.

Después le dije, yo sé que usted es sincero, le mandé a decir, que tiene buena memoria… por favor ¡no se olvide de mí! ¡Cómo se lo agradezco, pero dígale que lo espero aquí!

Palabras de Rosario

Aquí vendrá, aquí lo tendrá, se lo prometo. Le pedimos sus oraciones a la Virgen, para que podamos seguir adelante, con la misma fortaleza y la misma fe.

Palabras de Sor Emilia

¡Sor Elia, mire qué regalo más lindo! Yo iba al cuarto de música todo el día a tocarle a la Virgen. Cuando caminaba iba con la Estudiantina, porque aún ahora como estoy, ensayo y sigo con la Estudiantina porque, le repito, la música alaba a Dios y alegra los corazones.

Palabras de Rosario

Y nos ayuda a entendernos mejor también.

Palabras de Sor Emilia

¡Qué alegre que mensualmente tengo cómo comer frijoles y gallopinto! Por eso… toda la vida, mire, en 57 años, ningún Presidente a mí me tomó en cuenta… aquí, nadie; solo mis hermanas queridas. Tengo una Directora que es oro, la señorita Marta que es la que me acompaña… toda una vida, pero ella siempre se mantiene jovencita.

Yo a las niñas les digo, y a ustedes también muchachos, les digo: miren, primero estudien, saquen sus títulos, bachillerato y adelante la universidad y después busquen un buen trabajo, porque el día de mañana, que las dejen botadas… con perdón de los hombres, que muy fácil hacen eso, las dejan botadas y buscan otra más jovencita… ustedes, tienen cómo defenderse.

A las niñas yo les enseño: no sean dundas, de creer eso de ¡ay amorcito, le dicen, yo te doy todo, no te hace falta nada, te prometo aquí, te prometo allá… todo eso es mentira. Yo le contesto: tontita, ¿por qué le hiciste caso?

Palabras de Rosario

Bueno Sor Emilia, me voy, y encomiéndenos a la Virgen.

Palabras de Sor Emilia

Voy a rezar mucho por ustedes, y no se olvide de traérmelo aquí, ¡aunque sea a la fuerza! Y me avisa porque voy a tener tambores para él también.

Palabras de Rosario

El va a venir, con mucho gusto Madre, le debe la visita.

Preguntas de periodistas a Rosario

después de la visita a Sor Emilia

Compañera Rosario, se ratifica una vez más que este Gobierno trabaja y hace esfuerzos por reivindicar los derechos de los excluidos como Sor Emilia.

Respuesta de Rosario

En primer lugar se ratifica que el Comandante Daniel cumple absolutamente todas sus promesas, todos sus compromisos; que este Gobierno es un Gobierno del Pueblo, y el pueblo nicaragüense ama, reconoce a todos aquellos que le han servido con amor, y sobre todo, que han trabajado con amor, para sembrar amor, entre los nicaragüenses, entre la juventud, entre las familias.

Esa es la gran labor de este Centro María Mazzarello, que ha educado miles y miles de muchachos y muchachas y, a la par, ha trabajado con las familias para crear una sociedad mejor, una comunidad mejor, un país mejor, con valores humanos, con fe y sobre todo con solidaridad, con vocación de servicio y solidaridad, como han sido estas Hermanas entregadas al servicio y a la solidaridad.

Este es un reconocimiento, una deuda que se está pagando, realmente, con alguien que dio su vida entregada al servicio, al amor, a la solidaridad, a la creación de una familia mejor, de un Ser Humano mejor, para un país mejor. Nosotros estamos nada más, cumpliendo una deuda que, en otros tiempos, como decía Sor Emilia, ni se consideraba, ni se apreciaba, ni se valoraba.

Este Gobierno, como Gobierno del Pueblo, valora, todo lo que el pueblo valora; y reconoce, todo lo que el pueblo reconoce. Estas religiosas, estas Madres, son heroínas cotidianas y Sor Emilia Rachella es una heroína del pueblo de Nicaragua. Nosotros estamos rindiéndole tributo y homenaje y nos sentimos profundamente satisfechos de poderlo hacerlo a nombre del pueblo de Nicaragua. Muchas gracias.

Pregunta de los periodistas

Compañera Rosario, las subvenciones que se continúan dando, dice el Presidente, a los colegios católicos, ¿de cuánto han sido ahorita?

Respuesta de Rosario

Yo no estoy enterada de las cantidades, pero sí sé que, definitivamente, en ningún momento se ha hablado de suspender ninguna subvención a los colegios privados, o a los colegios religiosos. Por el contrario, más bien se ha incrementado notablemente desde que llegamos al Gobierno.

Yo recomiendo que busquen al Ministro de Educación, para que les dé los detalles. En lo general, sí te puedo decir que más bien hemos incrementado las subvenciones a los colegios religiosos y que además, nosotros hemos venido realizando todo tipo de servicios a las parroquias, a las iglesias.

Ahorita estamos por ejemplo, pavimentando los parqueos del Seminario, en la Carretera Sur; el Seminario Mayor y el Seminario Menor, en los dos seminarios estamos realizando dentro del Programa Calles para el Pueblo, labores de pavimentación. También hemos estado apoyando a las iglesias y a las órdenes religiosas que nos han pedido apoyo para sus programas sociales, subvenciones para sus comedores.

O sea, nosotros partimos de que, quienes realizan este trabajo en la comunidad, con la comunidad, para buscar cómo nos entendamos, vivamos mejor y además, cómo los niños, que habían estado abandonados durante los pasados 16 años, tuvieran algo, aunque mínimamente, en una labor humana y solidaria, son estas órdenes religiosas que en todas partes las encontramos sirviéndole al pueblo.

Nosotros hemos buscado cómo apoyar esa labor y estamos inclusive, buscando cómo incrementar ese apoyo, precisamente a través del programa Amor.

¿Quedó aclarado personalmente, con Monseñor Solórzano, quien había dicho… ?

Respuesta de Rosario

El Comandante Daniel explicó, el día que se refirió al tema, el día que le entregó la Orden a Sor Emilia… entiendo yo que el Ministro de Educación lo verá en estos días; que Monseñor Solórzano estaba pidiendo una reunión con el Ministro, precisamente para informarse mejor, porque le manifestó, me dijo ayer el Profesor Zepeda, que no tenía la información.

En estos días, entiendo que se van a reunir para precisamente informarse … nosotros hemos trabajado, desde que llegamos al Gobierno, para incrementar esas subvenciones que se dan a los colegios religiosos; y de forma indirecta hemos estado apoyando la labor de los religiosos, de los Padres; para las celebraciones de las fiestas patronales siempre recurren al Despacho de la Presidencia, para pedirnos apoyo y ¡nunca se les ha negado!

Todo lo contrario, siempre hemos estado allí, buscando cómo promover, cómo patrocinar, en la medida de nuestras posibilidades, esa labor de la iglesia y esa participación en festejos tradicionales y religiosos que son parte de nuestra cultura, de nuestros valores de ciudadanía, porque nosotros somos, todos, creyentes, cristianos.

Cuando nos convocamos a participar en las festividades populares tradicionales, lo hacemos desde la perspectiva de la fe, y desde la perspectiva de la cultura. Creemos también en nuestra obligación de brindar apoyo para que el pueblo celebre con fe, con alegría; para que recuperemos los valores culturales. Gracias.

también te puede interesar