Nicaragua

Hacia la seguridad alimentaria

Encuentro con habitantes del Distrito V de Managua y compañeros dueños de Expendios y Puestos de Alimentos a Precio Justo, Polideportivo España

Redacción Central |

Encuentro con habitantes del Distrito V de Managua y compañeros dueños de Expendios y Puestos de Alimentos a Precio Justo, Polideportivo España

Palabras de Rosario

Muy buenas noches, queridas compañeras del Poder Ciudadano, queridos compañeros, sobre todo quiero saludar hoy a las compañeras dueñas de expendios donde estamos desarrollando, desde el Poder Ciudadano, el Programa de Venta de Alimentos a Precio Justo para nuestras familias y nuestras comunidades.

Queridas compañeras, hermanas luchadoras, valientes mujeres que con su trabajo honrado y digno, van forjando la Nueva Conciencia y avanzando en las Prácticas de Género que nos aseguran un futuro cercano, de dicha y bienestar para todas nuestras familias.

Me emociona mucho compartir con ustedes esta noche, en un escenario verdadero, conociendo a fondo nuestra realidad cultural, nuestra situación económica, nuestro rumbo político, yo puedo decir que las valientes mujeres nicaragüenses, convocadas y reunidas en el Poder Ciudadano, somos capaces de asumir nuestros problemas, proponer soluciones y apropiarnos de las rutas que nos llevan a romper con siglos de dominación.

Hoy estamos aquí, para conversar sobre los importantes temas de la producción y distribución de alimentos a precio justo, con un programa que traerá seguridad y calidad de vida a las familias nicaragüenses. El Programa Alimentos para el Pueblo, fue orientado por nuestro Presidente, como una prioridad, como un Plan de Seguridad Alimentaria, que nos permita hablar con propiedad, de Justicia, Derechos Humanos y Libertades.

La belleza de estos términos y la validez de sus significados, sólo pueden afirmarse cuando los mencionamos en un contexto de realidad, con un pueblo con trabajo digno, con las familias bien alimentadas, educadas, alfabetizadas, atendidas en salud, viviendo sanamente y con dignidad; un pueblo que hace valer sus derechos porque los conoce y defiende. Hacia esa sociedad queremos caminar.

Para este Gobierno, este Presidente de la familia, las mujeres, la juventud, la niñez, las abuelas, los abuelos; el compromiso con la transformación revolucionaria de la vida, es una batalla cotidiana y es una lucha, porque nos oponemos al viejo orden, a la vieja mentalidad, a la vieja sociedad, al modelo salvaje de riqueza para pocos y pobreza extrema para las mayorías.

Este Gobierno lucha contra el egoísmo, que se resiste a los cambios, y contra la visión política que se niega a ver en la justicia, las claves para la democracia, la paz y el progreso de toda la sociedad. En esta lucha, nos toca a todos, compañeras, compañeros, mantener la mente calma, el alma serena y el corazón fuerte, sobre todo frente a los ataques de quienes acostumbran rendir a las personas, socavando la dignidad, triturando la honra y abusando de las familias, violentando los más elementales derechos humanos.

Para este Gobierno de todas y todos, la promesa de servir es inclaudicable, y servir significa luchar cada día, con toda la fortaleza del espíritu y la fe, para crear los cambios materiales y procurar que los valores humanos, propios de nuestras comunidades, que tenemos ideales y sueños, prevalezcan día a día, y nos permitan a todos convencernos de que la Unidad es indispensable para cambiar los patrones del modelo de capitalismo salvaje, que nos empobreció en todos los aspectos de nuestras vidas.

Mientras más profundos los cambios que propongamos, más dura la resistencia, sobre todo de aquellos que quieren mantener sus privilegios, sus fórmulas de enriquecimiento personal, que hemos conocido como corrupción, que tanto atraso, daño y dolor ha representado para todo nuestro pueblo.

Hay medios de comunicación que se identifican con ese absurdo modelo y lo defienden obsesivamente. Y, como no tienen argumentos convincentes, dejan de ser comunicadores y desatan persecuciones políticas, con falsedades que caen por el peso del absurdo.

Temas sensibles y verdaderamente importantes para la población, como este tema de los alimentos, que es una prioridad nacional, nunca se enfocan con sentido de responsabilidad, con objetividad, por ejemplo, indispensables para trabajar juntos por un país mejor.

Tampoco enfocan los otros temas de interés social, de urgencia social; los medios, ciertos medios, los medios fundamentalistas de derecha, operan como los viejos partidos políticos, en una lógica de oposición irracional y destructiva, negando, además, al pueblo y a las familias, acceso a la información que realmente les interesa.

Por el contrario, se dedican a falsificar estudios y cifras, a lanzar campañas insidiosas, a alentar la especulación, a convocar al odio y al desorden, posponiendo las verdaderas agendas de una sociedad, que ellos mismos dejaron en situación de extrema emergencia social. Por eso, el Comandante Daniel se comunica directamente con su pueblo, a través de estos espacios, y de estos programas del Pueblo Presidente y del Poder Ciudadano.

Por eso estamos aquí hoy, para explicar los avances del Programa de Distribución y Venta de Alimentos a Precio Justo y, estaremos también en otro momento, explicando otros puntos de la agenda social, que avanza a pesar del boicot informativo y el chantaje mediático.

Hermanas y hermanos, las saludamos, los saludamos y abrazamos con cariño, a ustedes, a sus familias, asegurándoles que trabajamos cada día sin descanso, como ustedes también trabajan cada día sin descanso, para producir Buenas Nuevas, para producir mejores resultados, porque sólo así podremos salir de la pobreza y la inseguridad que nos heredó la era de la indiferencia, la era del capitalismo salvaje. Hermanas y hermanos, yo estoy segura, que juntos, mujeres, hombres, jóvenes, ancianos, familias y comunidades, ¡vamos por más victorias!

Quiero saludar a los compañeros que nos acompañan en la mesa. En primer lugar, al Campeón 2008, Compañero Alexis Argüello; a la compañera Daysi Torres, periodista y comunicadora ejemplar, defensora de los derechos de los pobres; al campeón de la crónica deportiva, compañero Enrique Armas; al Campeón Mundial de Boxeo de las 105 libras, compañero Juan Palacios.

Al compañero Miguel Díaz, Director de la Empresa Nacional de Alimentos Básicos, ENABAS; al compañero Edgardo Cuarezma, Delegado del Poder Ciudadano para el Departamento de Managua; al compañero Gustavo Moreno, Director del Programa Productivo Alimentario Hambre Cero.

A las compañeras, Thelma Bonilla Laguna, expendedora de Alimentos para el Pueblo, Barrio Villa Austria; Carla Rivera, expendedora de Alimentos para el Pueblo, Barrio Edgar Munguía; compañera Teresa Muñoz, Coordinadora del Poder Ciudadano, Barrio Fanabasa; compañera Aura Lila Rivera, Coordinadora del Poder Ciudadano del Barrio Enrique Gutiérrez, y a todos ustedes, hermanas y hermanos, nuestro cariño, nuestro reconocimiento por estar aquí esta noche. Empezamos este encuentro con las palabras del compañero Miguel Díaz, Director de la Empresa Nacional de Alimentos Básicos, ENABAS.

Palabras de Miguel Díaz

Director de ENABAS

 

Buenas noches, Comandante Daniel Ortega Saavedra, compañero Presidente de la República; muy buenas noches, compañera Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación, Ciudadanía y Bienestar Social; muy buenas noches compañeras, compañeros, hermano Alexis Argüello, hermanos que nos acompañan.

Queremos informar el trabajo que hemos venido realizando a través de la Empresa Nacional de Alimentos Básicos, por orientaciones precisas del Comandante Daniel Ortega Saavedra, Presidente de la República, alrededor de la implementación de un programa que, como decía la compañera Rosario Murillo, es muy importante para los nicaragüenses, como es el Programa Alimentos para el Pueblo, dado que es el Programa que nos está permitiendo combatir la inflación, combatir el hambre y apoyarnos en un programa importante que en el futuro nos va a permitir satisfacer la demanda de alimentos de nuestra población.

En este quehacer de estos últimos cuatro meses, hemos estado trabajando en la reactivación de esta empresa, una empresa que en los 16 años anteriores, había sido olvidada, estaba siendo desmantelada y que, sólo con el Gobierno Revolucionario y por el interés que tiene este Gobierno de apoyar programas sociales, es que se ha venido reactivando, en una tarea ardua, para poder implementar el Programa de Alimentos para el Pueblo.

A escasos ocho meses de trabajo, hemos estado instalando en Managua 288 puestos de distribución en los distintos Distritos de Managua y Managua municipio. Sin embargo, la meta y la tarea es tener presencia en el mayor número de barrios y comunidades de Nicaragua, particularmente en Managua.

De tal manera que, desde ayer, hemos recibido las orientaciones de, prácticamente, duplicar el número de puestos en el Municipio de Managua, y desde ayer nos hemos estado reuniendo con los Delegados del Poder Ciudadano, y ya tenemos seleccionado los 200 puestos más que van a funcionar en Managua.

Eso implica que si nosotros, hasta ayer teníamos en el Distrito II, 48 puestos, vamos a abrir 40 puestos más en ese Distrito, lo que significa que vamos a tener 88 puestos; que si en el Distrito III, hemos venido operando con 67 puestos, vamos a abrir 40 puestos más, para un total de 107 puestos, que comienzan a trabajar en la próxima semana.

Que si en el Distrito IV teníamos 48 puestos, vamos a meter 40 puestos más en ese Distrito y tendremos 88 puestos; si en el Distrito V, teníamos 62 puestos, vamos a incrementar ese número en 40 puestos más, y vamos a tener 102 puestos en ese Distrito; y si en el Distrito VI, teníamos 63 puestos, vamos a incrementar en 40 puestos más, para tener 103 puestos.

Comandante, eso implica que vamos a tener 645 puestos en Managua Capital y Managua Municipio, para dar una atención a no menos de 58 mil familias de Managua.

Queremos señalar que estamos llegando a precios justos a través de estos puestos, y eso implica un esfuerzo, porque, realmente, el trinomio que se ha diseñado en este Gobierno, que es el incentivo a la producción, el acopio y la distribución, es coherente con los programas sociales que nosotros estamos implementando.

De tal manera, que nosotros estamos llegando a través de estos puestos, con precios justos, con el arroz, el maíz, con el frijol y el aceite, en una dinámica permanente de reedición de nuestro acopio, para poder darle al productor un precio justo, y para poder darle también al consumidor un precio justo, que es la política de este Gobierno Revolucionario.

Queremos además aprovechar para informar que tenemos presencia, yo diría, en el 90% del país; en estos cuatro meses, si teníamos 400 puestos, hoy podemos decir que tenemos 1,853 puestos en todo el país. Creemos y estamos seguros que vamos a lograrlo, que para el 31 de diciembre, tendremos cubierta toda la geografía nacional, con 2 mil 800 puestos.

Este es un proceso lento, paulatino, pero seguro; porque es necesario que nosotros tengamos presencia, ya se está haciendo sentir el Programa en todo el país y hay demanda de la gente; hay demanda de mayores puestos, hay demanda de mayor distribución, de mayor producto. Le decimos al pueblo de Nicaragua, que por orientaciones del Gobierno Revolucionario, estamos trabajando día a día para poder incrementar este número de puestos, y tener presencia en este combate contra la pobreza y el hambre.

En otro aspecto de nuestros programas como ENABAS, queremos señalar que se ha diseñado, de parte del Gobierno Revolucionario, la atención de trabajadores y trabajadoras del Gobierno, a través de sus instituciones, a través de sus Ministerios. Hemos diseñado un Paquete de Alimentos para el Pueblo que será vendido, a precio justo y favorable, a todos los miembros trabajadores y trabajadoras de los Ministerios.

Ya comenzamos esta ardua tarea con el Ministerio de Gobernación, y ya lo atendimos; ya nos pusimos de acuerdo con los dirigentes de FETSALUD para atender al sector Salud, y estamos poniéndonos de acuerdo para atender a los maestros, que merecen que nosotros atendamos este grupo de hombres y mujeres que hacen posible el cambio en este país.

Estamos trabajando de esa manera organizada, con sindicatos, con los Delegados del Poder Ciudadano, con las instituciones, para poder cumplir con esta ardua tarea de atender estos sectores, y paulatinamente vamos a ir atendiendo los otros Ministerios como el INSS y otros, que es la meta del Gobierno Revolucionario.

Finalmente, quisiera señalar Comandante, que estamos trabajando en el acopio. Ya nos reunimos con una buena parte de las cooperativas en coordinación con el compañero Ministro Ariel Bucardo, y de acuerdo a sus orientaciones, ya les dijimos a las cooperativas que estamos dispuestos a acopiar la cosecha, directamente de los productores, para que éstos reciban un precio justo.

Dado que ya está saliendo la cosecha de frijol en algunos municipios y, para que los productores reciban un precio justo, hemos establecido un precio de referencia de 800 córdobas por quintal. Los intermediarios andaban pagando 500 córdobas, y nosotros ya les dijimos a los productores: aquí tienen una alternativa del Gobierno, y a través de ENABAS les podemos dar 800 córdobas, para que realmente puedan tener un precio motivador, y podamos incrementar la producción en este país.

De tal manera, que nos estamos organizando en esta coherencia económica que es, garantizar la producción, motivar al productor, incrementar las áreas productivas, incrementar el volumen de la producción, acopiar y tener reservas estratégicas para garantizar la alimentación del pueblo y, también a precio justo, hacer una distribución, a través de los puestos de distribución donde la mayoría, están en manos de las mujeres, que son las mejores administradoras de nuestro país.

Estamos trabajando en la reactivación de la empresa, Comandante, y eso es lo que nosotros en este momento, estamos estableciendo, y lo que estamos realizando en función del acopio, de la distribución e instalación de los puestos de distribución de ENABAS. Muchas gracias.

Palabras de Daniel

“Soy puro pinolero, nicaragüense por gracia de Dios…” ese es el himno popular en Nicaragua; tenemos el Himno Nacional: “Salve a ti, Nicaragua, en tu suelo ya no ruge la voz del cañón, ni se tiñe con sangre de hermanos, tu glorioso pendón bicolor.” Y este otro himno tan lindo, que es el himno popular… ¡soy puro pinolero!

Y ¿quién no es puro pinolero en Nicaragua? ¿Quién no es puro pinolero en Managua? ¿Quién no es puro pinolero en el Barrio Santos López, en Altamira, en la Centroamérica, en la Nicarao, en la 14, en la Primero de Mayo, en la Omar Torrijos, en Batahola Norte, en el Distrito V, en el Distrito IV, en el VI, en el III, en el II, en el I, en todos los Distritos de Managua, y en todo Nicaragua?

Todos somos puros pinoleros, desde el más chiquito, la más chiquita, desde estas niñas que están en primera fila, estas niñas, estos niños, hasta los más adultos… ¡todos somos puros pinoleros, nicaragüenses por gracia de Dios! Ese es nuestro sentir, esas son nuestras raíces, ese es nuestro pueblo.

Estamos en los últimos días del mes de agosto, luego, viene septiembre, el mes de las efemérides de las Fiestas Patrias, de la Conmemoración de la Batalla de San Jacinto, de la Conmemoración de la Independencia de Nicaragua; también es la fecha histórica en la que los nicaragüenses le rendimos homenaje a ese Héroe Nacional, Rigoberto López Pérez.

Y todas estas celebraciones, todas estas efemérides vienen acompañadas de acciones, porque de poco valdrían las efemérides, sino vienen acompañada de acciones, de acciones en favor del pueblo, de acciones a favor de los campesinos, de los pobres. Porque las efemérides siempre se han conmemorado en Nicaragua, algunas, no todas; las Fiestas Patrias se han conmemorado siempre en Nicaragua, pero, las acciones han estado en beneficio nada más de una minoría, de los grandes capitales, de la oligarquía, y al pueblo… ¡nada!

Para el pueblo… ¡olvido! para el pueblo… ¡desprecio! para el pueblo… ¡analfabetismo! porque este país ha sufrido analfabetismo durante dos períodos históricos. Sufrió el analfabetismo desde el año 1821 hasta el 19 de julio de 1979; es un período histórico largo, porque cuando triunfó la Revolución, después que estuvieron gobernando en Nicaragua los liberales y los conservadores, cuando llegamos al Gobierno… el 60% de los nicaragüenses no sabía leer y escribir.

Entonces ¿qué significa eso? Que querían la educación, el saber, la cultura, el conocimiento, solamente para una minoría; y los otros nicaragüenses, aprendíamos a leer y a escribir, gracias al sacrificio de nuestros padres. Pero, había un 60%, es decir, de cada cien nicaragüenses, 60, aún cuando sus padres querían que aprendiesen a leer y escribir, no podían lograrlo, porque estaban en tan gran pobreza, era tan grande, tan extrema la pobreza, que no podían mandar a la escuela a [email protected] [email protected] Y desde niños, empezaban a trabajar, sobre todo en el campo; y también en los barrios humildes de nuestras ciudades, los niños, las niñas que no podían ir a la escuela, pero sí tenían que salir a vender en el barrio, las tortillas, las cajetas, los caramelos, o vender lo que podían para ayudar a la familia.

Con la llegada del pueblo al Poder, el 19 de julio de 1979, logramos combatir el analfabetismo y del 60% se redujo a 12.5%. Cuando entregamos el Gobierno en 1990, entregamos al país con 12.5% de analfabetismo; no logramos erradicarlo totalmente por la guerra, por el bloqueo, y todo lo que conocimos en aquella época.

Del 25 abril de 1990 hasta el 10 de enero del año 2007… es decir, desde que empezaron a gobernar nuevamente en Nicaragua, los mismos que habían gobernado desde 1821 hasta 1979, los que gobernaban para servirle a la oligarquía, a los grandes intereses, al imperio, y partiendo de esa política económica que se conoce como capitalismo y que Su Santidad, el Papa Juan Pablo II, llamó “capitalismo salvaje.” Esto, no me voy a cansar de repetirlo hasta el última día de mi vida, ¡capitalismo salvaje…!

Tenemos que acabar con el capitalismo salvaje; los pueblos no pueden esperar, los pobres no pueden esperar, los campesinos no pueden esperar; y es lo que estamos haciendo… Para acabar con el capitalismo salvaje, hay que promover el comercio justo, porque es lo que nos permite que los campesinos que producen esos frijoles que tanta falta nos hacen en la mesa todos los días, que producen el maíz, para que todos tengamos las tortillas que tanta falta nos hacen todos los días; que esos campesinos que están allá en condiciones bien difíciles, más difíciles que las que tenemos aquí en las ciudades; que esos campesinos, con un precio justo, se sientan estimulados a seguir produciéndole más, a todos los nicaragüenses que estamos en Managua.

En Managua estamos ya, más de un millón de nicaragüenses, ¡sólo en Managua! Y en las ciudades tenemos la mitad de la población, en todas las ciudades. Y ¿quién produce los alimentos para que comamos los managuas? Los campesinos, las campesinas; ¿quiénes producen los alimentos para que comamos en Managua, desde la gente más humilde hasta la gente más rica? Los campesinos… porque sin alimentos, sencillamente no se puede sobrevivir. ¿Quiénes producen, para que se pueda alimentar la población de las ciudades del Departamento de León, de las ciudades de Chinandega, de todas las zonas urbanas? Los campesinos son los que producen.

Nosotros estamos en la obligación moral, para hacer realidad ese combate contra el capitalismo salvaje ¿qué es lo que hacía? al campesino… ni educación, ni salud; y luego, el campesino que producía el frijol ¡centavos! sin financiamiento, pagándoles muy poco por el quintal de frijoles, explotando al campesino; y luego, revendiendo los frijoles a la gente de los barrios pobres, a la gente de los sectores medios de nuestra ciudad, a las maestras, a las enfermeras, a los médicos, vendiéndoselos a un precio exagerado, a un precio de usura. Ese es el libre comercio que promueve el capitalismo salvaje.

En cambio, lo que es la solidaridad, el socialismo, el cristianismo que nos dice: Amá a tu prójimo como a vos mismo; eso es lo que nos lleva a promover el comercio justo, que, como les decíamos, es lo que estamos haciendo con ENABAS, y ya lo explicaba nuestro hermano, el compañero Miguel, pagándoles un buen precio a los campesinos, asegurándoles que se les va a dar un buen precio, aunque la cosecha sea grande, tendrán un precio seguro y bueno.

Porque ¿qué sucede cuando la cosecha es grande? se caen los precios, y esto desmoraliza al campesino, que dice: ¿de qué me sirve producir más, si se me caen los precios? Nosotros queremos que produzcan más, pagándoles mejor, y esa es la libre empresa que queremos los nicaragüenses, la libre empresa de los campesinos, porque aquí piensan en libre empresa, nada más en los grandes y no en los pequeños productores.

Igualmente, queremos la libre empresa de las pulperías de los barrios, la libre empresa a través de las ventas que viene organizando ENABAS… ¿Para qué? Para que, en primer lugar, logre garantizarse a las familias nicaragüenses los alimentos básicos; porque de lo contrario, cómo hacemos para que los niños vayan a la escuela, si tienen problemas para poder alimentarse. Y por otro lado, es la mejor forma de combatir la inflación, no solamente la mejor forma de hacer justicia, sino que es la mejor forma de combatir la inflación.

Nosotros estamos favoreciendo la libre empresa de los pequeños productores del campo, que son empresarios, son productores agrícolas, son productores de alimentos. Estamos favoreciendo también la libre empresa de los pequeños y medianos comerciantes que son los que le llevan, le trasladan esos alimentos a la gente del barrio, porque sin esa pulpería, sin ese pequeño comerciante ¿cómo les hacemos llegar los frijoles? ya sea los frijoles sin cocer o los frijoles cocidos, porque en muchos lugares, en la venta ya se vende el frijol cocido, junto con la tortilla y el pedacito de cuajada.

¿Cómo hacemos para que el campesino reciba un precio justo, y que el comerciante que distribuye tenga su ganancia justa también, y que el beneficiario, es decir, el poblador, reciba ese producto a un precio justo? Lo hacemos a través de ENABAS, con la concepción socialista del comercio justo.

Eso es una concepción revolucionaria, es la concepción que nosotros estamos promoviendo, fortalecer a la pequeña industria, fortalecer a todos los pequeños productores, porque aquí siempre se ha favorecido nada más a los grandes, como que la empresa son solamente las grandes empresas.

Aquí, empresarios, son todos los nicaragüenses, desde el más pequeño hasta el más grande, todos son empresarios, todos son productores. Todos tienen derecho a recibir el apoyo del Estado nicaragüense, y no que se le brinde el apoyo del Estado nicaragüense únicamente a los más grandes, y no se brinde ningún apoyo a los más pequeños, que es lo que venía sucediendo hasta el 10 de enero del año 2007.

Esas prácticas de capitalismo salvaje están desapareciendo en Nicaragua, y van a desaparecer por completo en nuestro país, con la participación de ustedes, hermanos nicaragüenses, con la participación de ustedes, con la participación del pueblo, hermanas y hermanos nicaragüenses.

¿Qué otras acciones hemos tomado en estos días? Que no han tenido mucha difusión, porque aquí tiene mucha difusión y ocupan las ocho columnas, nada más las noticias que estén a favor de los intereses de la oligarquía y del imperio; pero aquellas noticias que están a favor de los pobres, ¡esas no son noticias!

¿Que mañana van a sacar a ocho columnas, la noticia de que se están duplicando, que se están multiplicando los puestos para el pueblo en Managua…? ¡Qué lo van a decir! No lo van a decir, si acaso, allá una referencia, pero, no va a ser una gran noticia. Para ellos, solamente las malas noticias son las que deben tener el titular, o las buenas noticias cuando van en favor de un gran capital o de un gran capitalista, ¡entonces sí es noticia!

Incluso, el cumpleaños de un gran capitalista, es noticia, un montón de fotos y todo lo demás; pero el cumpleaños de un pobre no es ninguna noticia. Si el pobre quiere que le saquen la foto en el periódico ¡tiene que pagar! Si no, no le sacan la foto el día de su cumpleaños al niño de la familia pobre, ¡no, que le van a sacar! Y felicidades para todos los que están cumpliendo años, porque creo que algunos están cumpliendo años aquí. Tenemos una compañera que está cumpliendo años y, para todos los que hoy están de cumpleaños, felicidades.

Les decía, la otra buena noticia ¿cuál es? Primero, en Unión Fenosa nosotros por fin logramos tener un representante, contar con una participación de acciones… ¿quiénes nosotros? nosotros, el pueblo; ¿quiénes nosotros? nosotros, el Estado nicaragüense, lo que nos permite conocer mejor cómo trabaja Unión Fenosa; nos permite defender mejor los intereses del pueblo nicaragüense, de todos los nicaragüenses. Ese es un punto bien importante.

Otro punto muy importante es que la generación de energía, la tenemos garantizada para nuestro país, gracias a la solidaridad, a la cooperación del hermano pueblo venezolano, del Presidente Hugo Chávez y del hermano pueblo cubano. ¡Gracias al ALBA, la tenemos asegurada!

Pero, después viene la cuestión más difícil, ¿cuál es lo más difícil? El recibo. ¡Ah! porque está bien la luz, está bien que ya no haya apagones, pero cuando llega el recibo, ahí está el problema; porque de acuerdo con los costos de la energía que se ha ido incrementando, tendría que haberse incrementado la tarifa de la energía hasta en un 16%.

¿Qué es lo que hemos hecho? Esto lo anunció ayer o antes de ayer, el Director del INE, el Ingeniero David Castillo, pero… ¡la noticia por allá! Cuando, es una noticia que beneficia a todos los nicaragüenses. Pero ¿por qué dejaron la noticia por allá? Porque no beneficia al 4% de los más grandes; el 96% de los nicaragüenses, desde las familias más empobrecidas que tienen su bujillita en la casa, hasta los profesionales, técnicos, pequeños comerciantes, mediana industria, productores, todos ellos hasta el 96%, no van a tener incremento de tarifa en los próximos 5 meses… ¡no habrá incremento de tarifa!

El incremento de tarifa solamente en el 4%, y ¿quiénes representan el 4%? Las grandes empresas… grandes empresas que no están produciendo alimentos, porque si lo hicieran, habría que tomarlos en cuenta, pero la verdad es que no están produciendo alimentos, ¡que paguen impuestos las grandes empresas que hacen grandes negocios! Solamente el 4%… Esa es otra buena noticia para este pueblo.

Es importante que aún cuando la tarifa de energía está siendo protegida, subsidiada, busquemos cómo ahorrar un poco de energía, mientras se van desarrollando los programas de energía con energía hidroeléctrica, geotérmica, porque todo esto, ya está avanzando en nuestro país. Incluso, hasta está la noticia allí y, como dice Santo Tomás: “hasta no ver, no creer;” ya es una realidad que en Nicaragua hay petróleo, esa es una realidad, ¿qué es lo que tenemos que ver? que las cantidades sean suficientemente grandes como para ser explotables.

Pero sí, una empresa canadiense que ha estado trabajando al lado de Villa El Carmen, en toda esa zona, ya nos ha dado a conocer que han encontrado petróleo en Nicaragua. ¡Y esa es otra gran noticia…! Dios quiera que todo esto siga desarrollándose de la mejor manera, y se logre una buena explotación de petróleo en Nicaragua.

Queridos hermanos, queridas hermanas, familias nicaragüenses, esta noche y como siempre, está aquí nuestra Gloria Nacional del espíritu deportivo, de la dignidad deportiva, el Campeón, que también viene por la otra corona, el Campeón 2008, Alexis Argüello. Alexis acaba de estar al frente de la delegación nicaragüense… agarrá el micrófono Alexis, explicales.

Palabras de Alexis Argüello

Candidato a Alcalde de Managua

 

Estuvimos en Beijing representando dignamente a nuestro país con 4 deportes, tuvimos Natación, Atletismo, Tiro, y Pesas, 4 deportes muy bonitos. En el Atletismo rompimos récord centroamericano, por nuestro nivel, pero sí hay atletas con una preparación mejor.

Es lo que les venía a presentar y lo dije en el Canal 4 el otro día, un proyecto agresivo, pero importante, porque creo que los nicaragüenses, por la pobreza, tenemos el motor, nacemos con el motor que nos puede impulsar para obtener mejores logros en las próximas Olimpiadas Mundiales que serán en el 2012.

Aquí estaba preparándoles, en lo que estaba el Presidente explicando a ustedes, todo lo que nuestros compañeros hacen para tratar de menguar los problemas de nuestro pueblo más necesitado, yo estuve elaborando las diez disciplinas que podemos lograr y representar dignamente a este país, ¡porque lo podemos lograr!

Estamos hablando de viviendas para los atletas, comedor, clínica médica con psicólogo, colegio y biblioteca, para que los muchachos atletas también estudien; canchas de basketball, campo de béisbol, cancha de voleibol, campo de softball, gimnasios de judo, karate y lucha; gimnasios de boxeos, gimnasios de pesas, piscina olímpica.

Mientras no tengamos a nuestros atletas a diario en la preparación, como lo hago con el Chocolatito, porque él ahora en agosto va a traerse un campeonato mundial, si Dios lo permite, y lo va a permitir porque está muy bien preparado. Tiene tres meses de estar en una rutina muy buena.

La propuesta que tenemos, estoy seguro que nuestro Presidente, la Primera Dama y el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, lo va a tomar muy en cuenta, porque este programa significaría que 500 niños, jóvenes, que pueden estar perdiéndose en la calle, tendrían una oportunidad de, cada 4 años, integrar a nuestra juventud a la promoción de estos deportes, organizadamente, disciplinadamente, para poder obtener logros como los de Jamaica, las Bahamas; la Dominicana, que ganó en boxeo.

Y con esto, vienen los países hermanos como Cuba que nos darían asesoría técnica en boxeo, en béisbol, en basketball y otros países que, estoy seguro, también se unirían a este esfuerzo que estoy seguro hará el Gobierno de Reconciliación, con lo que muchos jóvenes tendrían esta oportunidad de hacer del deporte, lo que yo creo que el deporte es para nuestro país: una alternativa importante para mantener a la juventud, con mente sana y cuerpo sano.

Ahorita está con nosotros un muchacho humilde, que, por medio de su manejador, y con su deseo, y su disciplina, lo llevó a lograr un Título Mundial, Interino, como le llaman en el Consejo Mundial de Boxeo, pero ya está en puertas a disputar un Título Mundial… él es Juan Palacios.

Yo lo felicito personalmente; miré la pelea, ¡muy buena pelea! peleó con corazón, con una condición muy buena, con un peleador puertorriqueño que es muy bueno, el Pastor Soto, que decía que iba a ganar; pero, yo sabía que el indio nica es más fuerte, especialmente cuando se prepara concienzudamente, disciplinadamente, y él lo hizo.

Esta noche le hago esta solicitud a nuestro Presidente en nombre de ustedes, porque creo que nuestros hijos, nuestras futuras generaciones… porque creo que el Frente Sandinista de Liberación Nacional, no debe permitir que nunca más el neoliberalismo se apodere de nuestro país.

Y esa es una responsabilidad Comandante, que usted tiene en sus manos; usted, yo, él y todos los nicaragüenses que creemos en el cambio de un sistema político absurdo, a un sistema político social, donde hoy se le está demostrando al pueblo que compartir granos, compartir el bienestar de un pueblo, llenarle el estómago a la gente, darle trabajo a la gente ¡es hacer país, es hacer nación!

Este proyecto, que todo lo que hace este hombre y este gran Partido, como ahora que ustedes me den ese voto ahora el 9 de noviembre, vamos a pavimentar Managua, vamos a darle viviendas a Managua, vamos a realizar los sueños de cada uno de ustedes, que son managuas, de este lindo municipio.

Y es por orden de nuestro líder Daniel y este gran Partido, que vamos a lograr esta Unidad, este deseo de que cada uno de nosotros, y derecho que tenemos los nicaragüenses y lo desarrollaremos con dignidad, orgullo, porque ustedes merecen lo mejor.

Gracias señores, muchas gracias señoras; señor Presidente, mi corazón a usted, a su esposa, y a ustedes pueblo nicaragüense, siempre, con orgullo digo… ¡Viva el Frente Sandinista! ¡Viva Daniel! ¡Viva Nicaragua! Gracias.

Quiero saludar a mi esposa que está aquí, la quiero saludar con amor. Buenas noches, que Dios los bendiga. Respaldemos a este hombre ¡que va a cambiar a nuestro pueblo, para el bienestar de todos ustedes! Gracias, Comandante.

Palabras de Daniel

Con estas palabras de Alexis, nos despedimos queridos hermanos y ¿qué decimos? ¡Hasta la victoria siempre!

también te puede interesar