Nicaragua

Ernesto Cardenal, la justicia y la injusticia

En Nicaragua ninguna persona mayor de 70 años, si es condenada por la ley, va a la cárcel. Ernesto Cardenal lo sabe muy bien

Redacción Central |

En Nicaragua ninguna persona mayor de 70 años, si es condenada por la ley, va a la cárcel. Ernesto Cardenal lo sabe muy bien

Hoy habla de tramas y de injusticias. Ayer (Octubre de 1999) atacaba al gobierno de la República Federal de Alemania y defendía la independencia del Poder Judicial del Gobierno de Arnoldo Alemán.

En Marzo del 2003 recurría a la Ministra de Turismo del Presidente Enrique Bolaños por el mismo tema del Hotel de la Isla Mancarron.

En aquellos años de neoliberalismo, para Ernesto Cardenal, brillaba la justicia; hoy que luchamos contra 17 años de atropellos a los humildes que son la mayoría, ataca a Daniel y denuncia la “injusticia”. Calumniar, injuriar, y quedar impune no puede considerarse un acto de Justicia.

Un pleito entre ex amigos y socios, que se arrastra desde hace diez años, fue el penúltimo motivo (¿cual será el próximo?) para que Ernesto Cardenal la emprendiera, como siempre contra Daniel y Rosario.

En Nicaragua ninguna persona mayor de 70 años, si es condenada por la ley, va a la cárcel. Ernesto Cardenal lo sabe muy bien.Sin embargo apoyado en un gran equipo propagandístico, grito a los cuatro vientos el supuesto desafío: “que me echen preso”; en mediática rebeldía a la decisión Judicial que lo emplaza a pagar 20 mil córdobas, equivalentes a mil dólares, por el delito de injurias, que deberá enterar al fisco en el término de tres días después de haber sido notificado con la resolución judicial.

Cardenal, sumiso admirador de la derecha criolla (“Es mejor que en Nicaragua gane Montealegre”, declaraciones en Chile, antes de las elecciones presidenciales en Nicaragua el 5 de Noviembre del 2006), es enemigo declarado del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) y de su máximo dirigente, a quien el Vicepresidente de Cuba compañero Carlos Lage, brindara un merecido homenaje al saludarlo el pasado lunes en la cumbre del ALBA en Honduras con estas palabras: “Presidente Daniel Ortega, ¡Presidente guerrillero! no ha faltado un minuto a la solidaridad con la Revolución Cubana”.

En 1999, en defensa de sus intereses, el ex monje trapense acusa al gobierno de Alemania y defiende la Justicia Liberal del Presidente Arnoldo Alemán.

Un fragmento del artículo que publico el Nuevo Diario y que podrán leer completo al pie de página expresa:

“Ello me obliga a protestar formalmente ante el Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Federal de Alemania y ante el Gobierno Alemán por la intromisión que su embajada ha hecho en la función judicial de Nicaragua. Ello afecta la independencia del Poder Judicial”…

En Mayo del 2003, más distante aun de la trapa de Getsemani pero mas aferrado a las tentaciones terrenales, escribe a la funcionaria del mandatario Liberal-Conservador, Enrique Bolaños, Leda Sánchez de Parrales, Presidente a.i. del Instituto Nicaragüense de Turismo:

“Deseo informarle que el ciudadano alemán Inmanuel Zerger en todos los eventos de turismo en que participa en Alemania se presenta como el dueño del Hotel Mancarrón de Solentiname, lo cual es una mentira. El hotel, como se sabe, está en litigio, pero este litigio es con respecto a su administración, no a su propiedad. El hotel pertenece a nuestra Asociación, y está en sus terrenos; la Asociación se lo dio a administrar por 15 años a la señora Nubia Arcia en 1995 pero si ni siquiera ella alega su derecho a la propiedad (tan sólo a la administración) mucho menos puede alegar este alemán ser propietario por el hecho de ser el esposo de ella. ¿Acaso tiene él una escritura que lo acredite ser dueño del hotel?

A pesar de que la Asociación dio a Nubia Arcia un año de gracia en su contrato de arrendamiento, ella no ha pagado ni una sola vez en todos estos años, y lógicamente la Asociación se ha visto obligada a pedir su desahucio en los tribunales, y esperamos que pronto habrá una resolución a favor nuestro, como en justicia tiene que ser”…

Fragmento publicado por el nuevo diario el 13 de Mayo del 2003.

Increíble manera la de este hombre, otrora imagen pura del desprendimiento, de recurrir a los poderes del neoliberalismo para obtener tierras y viviendas de humildes e indefensos pobladores; incluidos los descendientes de aquel heroico guerrillero de Solentiname, nuestro hermano Alejandro Guevara, fallecido trágicamente.

Pasaron los años y los tiempos; la globalización desplazando a la solidaridad.

Hace pocos días, el fallo Judicial que condenó a Cardenal, obligó a sus consejeros, los mismos que ayer lo aplaudieran por acercarse a Alemán y a Bolaños para obtener el beneficio de las tierras, a recurrir al ardid mas redituable políticamente: ¡hay que culpar a Daniel!.

Nubia Arcia, campesina de Solentiname, perjudicada tantas veces, junto a su actual esposo, dijo hace pocos dias:

“Ernesto Cardenal tal vez puede arreglar versos, pero no es un verdadero cristiano ni un verdadero compañero, a él no le gusta la reconciliación.- Como todo buen burgués no le importa faltarle el respeto a las personas y en este caso al Presidente. Yo siempre he dicho que Ernesto Cardenal por su racismo es soberbio, arrogante, prepotente le gusta el protagonismo es por eso que se hace la victima donde el, juega el papel de santo. Ernesto Cardenal es la voz de la derecha.

Mi pueblo de Solentiname, los compañeros sandinista de las islas, me llamaron y me pidieron que les dijera que ellos están solidarios con el Compañero Presidente y con usted compañera, que van a escribirle al Presidente Fernando Lugo, invitándolo a que visite Solentiname para que venga a conocer la verdadera cara de Ernesto Cardenal, el opresor, que destruye familias, echa presos a los compañeros campesinos, malversa las donaciones y cierra la iglesia para que el pueblo de Dios no tenga casa para adorar al Señor”…

(Fragmentos tomados de Multinoticias)

Esta es toda la historia. Cuando Ernesto Cardenal cumpla con la Ley e integre al Fisco los 20 mil córdobas que debe pagar habrá terminado parte de ella. Pero esta, es la historia.

Ernesto Cardenal acusa a embajada alemana

Al pueblo y gobierno de Nicaragua, y al pueblo alemán:

Me veo en la penosa obligación de denunciar la indebida injerencia de la Embajada de Alemania en la justicia de nuestro país. Mis declaraciones las acompaño de la fotocopia de una nota que envió esa embajada al Ministerio de Relaciones Exteriores de Nicaragua. En ella pide información por la situación legal del ciudadano alemán Inmanuel Zerger, que está siendo acusado por la Asociación para el Desarrollo de Solentiname por usurpación de un hotel que es propiedad de esta asociación. Que una embajada pregunte al Ministerio de Relaciones Exteriores por un ciudadano de su país, es perfectamente correcto.

Pero que exprese su preocupación por él, y alabe los trabajos que supuestamente ha hecho por años en favor de la población de Solentiname, es una injerencia. Y es todavía una mayor injerencia el que esta nota no solamente fuera dada al Ministerio de Relaciones Exteriores, sino también llevada personalmente por el cónsul alemán al Juez del Distrito 4 del Crimen de Managua, donde este caso se ventilaba, y además al Tribunal de Apelaciones de Managua, instancia superior de este Juez.

La nota en mención, de la cual presento copia, nos fue entregada a nuestra Asociación (y no tengo por qué revelar quién nos la entregó) y en mi calidad de presidente de la Asociación para el Desarrollo de Solentiname, respetuosamente reclamé al Sr. Embajador de Alemania por esta defensa que estaba haciendo en los juzgados de una persona que pretende robarle a la Asociación un hotel. Me contestó él que lo hacía cumpliendo órdenes del Ministerio de Relaciones Exteriores de Alemania, las cuales habían sido de que diera toda la protección posible a este ciudadano alemán en peligro de ser privado de libertad.

Ello me obliga a protestar formalmente ante el Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Federal de Alemania y ante el Gobierno Alemán por la intromisión que su embajada ha hecho en la función judicial de Nicaragua. Ello afecta la independencia del Poder Judicial, porque intenta presionar al poder judicial por medio de otro poder del estado (el Ministerio de Relaciones Exteriores, del Ejecutivo). Y también era indebido el que la embajada alemana diera fe, como lo hace, de hechos que no le constan, y que además no son ciertos: que Inmanuel Zerger hubiera trabajado por años en favor de los campesinos de Solentiname.

Y es más: la embajada alemana no tiene por qué meterse a defender a nadie en el Juzgado del Crimen del Distrito 4 de Managua, aunque sea un ciudadano alemán.

El gobierno alemán solamente puede defender en Nicaragua a un ciudadano suyo si está detenido ilegalmente, o en caso de indefensión, o enfermedad, tortura, maltrato, o incumunicación o cualquier otra violación de los derechos humanos.

Pero no cuando un juez de Nicaragua está desempeñando su función ordinaria de juez. ¿Acaso podemos nosotros los nicaragüenses interferir en la justicia alemana? Personalmente el embajador alemán me dijo que también lo había hecho porque no consideraba justo que hubiera una orden de detención contra Zerger, la que de hecho había dictado el juez. Pero eso significa que él juzga a los jueces de Nicaragua. Es una intromisión en el sistema legal nicaragüense. Es el que una embajada se ponga por encima del sistema judicial de Nicaragua.

Deseo recordarle al querido pueblo alemán que Nicaragua es un país débil (lo que no hace falta que se le recuerde) y para este país débil es muy grave la intromisión en su sistema legal de un país muy fuerte. Una nota de ese país es algo que pesa mucho, cuando en ella no sólo se pide información a la Cancillería, sino se recomienda al acusado, y además es llevada personalmente por el cónsul a los Juzgados. Y esto constituye también una violación de las normas diplomáticas internacionales.

A Nicaragua nos llegaron noticias de que en Alemania se estaba diciendo que Inmanuel Zerger estaba siendo escondido por la embajada alemana en Nicaragua, porque había una orden de captura contra él. Durante esa visita mía al embajador, yo le mencioné que se decía esto, y él ni lo confirmó ni lo negó. Cabe advertir que una embajada puede dar toda clase de asilos (de acuerdo con normas establecidas). Pero esconder a una persona que tiene orden de arresto por un delito común es otra cosa: es un encubrimiento, y aún podría ser una complicidad -en caso que fuera cierto lo que se ha dicho en Alemania.

Quiero agregar que el embajador alemán, no hace mucho, también estuvo en Solentiname poniendo la primera piedra del proyecto de un pre-escolar que realizaría la fundación «Vamos» de Inmanuel Zerger, mediante una donación de miles de dólares regalados por la embajada a costa del pueblo alemán. Pero en el diario «La Prensa» del 10 de marzo de 1997, Zerger se ufanaba de que había fundado un pre-escolar en Solentiname. Lo que era una mentira, como allá todos lo saben. El que ahora aparezca en «La Prensa» con el embajador alemán poniendo nuevamente la primera piedra del pre-escolar de Solentiname nos hace pensar que será una nueva mentira, esta vez pagada por el pueblo alemán.

En esa ocasión de la segunda primera piedra del pre-escolar, el embajador alemán llevó a Zerger en el vehículo de la embajada. Lo que es un abuso de la inmunidad diplomática, por haberla brindado a alguien que se estaba escondiendo porque estaba pendiente sobre él una orden de arresto.

También es un delito que la embajada alemana y Zerger, para ese supuesto pre-escolar en Solentiname, hubieran escogido un terreno que la Asociación para el Desarrollo de Solentiname que yo presido, había donado a los hijos de Alejandro Guevara y Nubia Arcia (la actual esposa de Zerger), pues ese terreno pertenece a los hijos del difunto Alejandro Guevara, y, por ser menores de edad, se necesita una orden judicial expresa para disponer de esos bienes. Y Zerger no hizo esos trámites, violando el derecho de sus hijastros.

Finalmente quiero dar a conocer que el juzgado acaba de dejar sin efecto la orden de detención que había sobre este alemán Zerger, que se está robando el hotel de Solentiname, y ello es una demostración de la presión que la embajada de Alemania ejerció sobre nuestro sistema judicial. Y esto me ha obligado a hacer presente la denuncia, a Nicaragua, a Alemania, y al mundo.

P. Ernesto Cardenal

Presidente

Asociación para el Desarrollo de Solentiname

Octubre 12, 1999

Nota de la Embajada Alemana a la Cancillería, que también fue llevada personalmente por el cónsul a los juzgados, en violación de las normas diplomáticas.

NOTA VERBAL

La Embajada de la República Federal de Alemania saluda muy atentamente al Honorable Ministerio de Relaciones Exteriores y tiene el honor de informarle sobre el siguiente caso:

Esta Misión Diplomática fue avisada telefónicamente por el ciudadano alemán Señor Inmanuel Zerger que en su contra fue emitida por la Dra. Vanessa Chávez, Jueza del IV Distrito del Crimen de Managua, una orden de captura. Dado que se trata de un ciudadano alemán mucho le sabría agradecer esta Embajada al Honorable Ministerio de Relaciones Exteriores la intervención de sus buenos oficios ante el Tribunal de Apelaciones de Managua, Sala Penal, III Región a fin de facilitarle mayor información sobre el motivo de la orden de captura y la situación actual del caso.

La Embajada de la República Federal de Alemania está muy preocupada por la seguridad personal del Sr. Zerger quien ha trabajado desde hace años para una organización alemana no gubernamental en el ámbito de la cooperación a favor del bienestar de los pobladores de la Isla de Solentiname.

La Embajada de la República Federal de Alemania agradece de antemano la gentil y pronta atención dispensada a la presente y aprovecha la oportunidad para reiterar al Honorable Ministerio de Relaciones Exteriores las muestras de su más alta y distinguida consideración.

Managua, el 23 de abril de 1999

(L.S.)

Honorable

Ministerio de Relaciones Exteriores

Dirección General de Protocolo

Managua.

Ernesto Cardenal escribe a Presidenta de INTUR

Papel usurpador de un ciudadano alemán en Hotel de Solentiname

ASOCIACIÓN PARA EL DESARROLLO DE SOLENTINAME Tel.: 267 0304 Fax: 278 5781 E-Mail: [email protected] MANAGUA, NICARAGUA

Managua, 24 de Marzo de 2003

Sra. Leda Sánchez de Parrales Presidente a.i. Instituto Nicaragüense de Turismo Su Despacho

Señora Presidente de INTUR:

Deseo informarle que el ciudadano alemán Inmanuel Zerger en todos los eventos de turismo en que participa en Alemania se presenta como el dueño del hotel Mancarrón de Solentiname, lo cual es una mentira. El hotel, como se sabe, está en litigio, pero este litigio es con respecto a su administración, no a su propiedad. El hotel pertenece a nuestra Asociación, y está en sus terrenos; la Asociación se lo dio a administrar por 15 años a la señora Nubia Arcia en 1995 pero si ni siquiera ella alega su derecho a la propiedad (tan sólo a la administración) mucho menos puede alegar este alemán ser propietario por el hecho de ser el esposo de ella. ¿Acaso tiene él una escritura que lo acredite ser dueño del hotel?

A pesar de que la Asociación dio a Nubia Arcia un año de gracia en su contrato de arrendamiento, ella no ha pagado ni una sola vez en todos estos años, y lógicamente la Asociación se ha visto obligada a pedir su desahucio en los tribunales, y esperamos que pronto habrá una resolución a favor nuestro, como en justicia tiene que ser -Y ya no habrá el conflicto del hotel de Solentiname, que está siendo perjudicial para el turismo nicaragüense.

Por ahora el hotel está intervenido judicialmente, y nadie, ni aun la policía, puede entrar en él si no es con una orden judicial. Lo grave del caso es que Inmanuel Zerger, que tiene una agencia de turismo, Solentiname Tours, contrata paquetes turísticos para este hotel, mediante pago previo, con el propósito de crear escándalos y hacer que los turistas protesten porque no se les deja entrar. (Además de que realiza una estafa, porque no devuelve el dinero a los turistas frustrados que no se pudieron hospedar en Solentiname).

Este alemán tiene un largo historial delictivo:

Intentó formar una sociedad con el mismo nombre de la nuestra, manipulando las firmas de unos campesinos, y la presentó en el Ministerio de Gobernación como si fuera la verdadera, y la dueña del hotel.

Se hace pasar por el presidente de un inexistente Consejo para el Desarrollo Económico, Ecoturístico y Cultural de Solentiname, en el que nadie lo ha nombrado.

Ha enviado a Gobernación y a los medios ataques calumniosos contra nuestra Asociación falsificando firmas de campesinos, como yo tuve que denunciarlo publicando ampliaciones fotográficas de esas firmas falsificadas (ACOMPAÑO ESA PUBLICACIÓN).

Ha realizado exposiciones de pintura de Solentiname en Alemania, y se ha quedado con el producto de la venta de esos cuadros.

Se hace pasar por inversionista y no ha invertido ni un centavo en Nicaragua.

Se ha auto-nombrado presidente de una asociación llamada VAMOS A RESCATAR SOLENTINAME, queriendo significar con ese nombre que Solentiname estaba abandonado y olvidado hasta que él vino de Alemania, y que nadie había realizado allí ningún trabajo. (ADJUNTO RECORTE DE PERIÓDICO).

En mayo de 1999 Inmanuel Zerger informó en La Prensa que el embajador Hans Petersmann había puesto la primera piedra de un centro de artesanía y un Preescolar en Solentiname para lo cual la embajada le estaba donando ocho mil dólares. Y ese centro y preescolar aún están sin construir. (ADJUNTO RECORTE DE PERIÓDICO).

El periódico Nümberger Nachrichten de Nueremberg publicó que Zerger con su asociación VAMOS (VAMOS A RESCATAR SOLENTINAME) de «dudosos proyectos», estaba creando conflictos en la Iglesia Evangélica de Bavaria, además de los que creaba en Nicaragua en Solentiname. (ADJUNTO EL ARTÍCULO).

En la escritura pública serie «H» No. 1748390-4, dirigida al Juez Único del Distrito Ramo Civil de San Carlos, Río San Juan, Zerger declara: «…tengo de poseer de manera pública, pacífica, quieta, de buena fe y de manera personal, unida a mis antecesores una isla, la que siempre he cuidado y limpiado como legítimo dueño y en ella he vivido con mi familia y disfrutado de sus frutos». A continuación pide se le ordene un título supletorio por esa isla falsamente de sus antecesores. Llega incluso al descaro de dibujar un mapa de la pretendida isla. Comete además otro delito haciendo jurar a empleados suyos (la cocinera y otros trabajadores) de que les constaba que desde hacía años ese señor Zerger había vivido como poseedor de esa isla, en la que nunca había estado. (ADJUNTO ESTA ESCRITURA CON EL MAPA DE LA ISLA DIBUJADO POR EL PROPIO ZERGER).

En vista de todo esto solicito la intervención del Instituto Nicaragüense de Turismo para que ponga fin a estas acciones del alemán Inmanuel Zerger que están perjudicando al turismo nicaragüense y la inversión extranjera en Solentiname, y dañando la imagen de Nicaragua, y en particular la imagen de Solentiname que en el mundo entero se había hecho célebre por lo realizado allí por mí y mi comunidad.

Le solicito también que se le revoque la licencia de turismo a la operadora Solentiname Tours de Inmanuel Zerger, por sus operaciones fraudulentas de estar enviando turistas, mediante pago anticipado, al hotel Mancarrón, a sabiendas de que no podrán hospedarse porque está intervenido judicialmente.

Ernesto Cardenal

Presidente

Corte Suprema de Justicia

Dr. Julio Centeno Gómez

Fiscal General

Ministerio de Gobernación

Johannes Rau, Presidente de la República Federal de Alemania

Sr. Hans Petersmann, Embajador de Alemania

Rev. Jürgen Reichel, Director del Colegium Ecuménicum de Munich

Carta de Nubia Arcia sobre Ernesto Cardenal

Escrito por Nubia Arcia

lunes, 18 de agosto de 2008

Ernesto Cardenal tal vez puede arreglar versos, pero no es un verdadero cristiano ni un verdadero compañero, a el no le gusta la reconciliación.- Como todo buen burgués no le importa faltarle el respeto a las personas y en este caso al Presidente. Yo siempre he dicho que Ernesto Cardenal por su racismo es soberbio, arrogante.”

Querido Presidente Daniel, Querida Rosario,

Reciban siempre de mi parte un abrazo fraterno y solidario.

Quiero expresarles mi solidaridad como mujer revolucionaria, por el trabajo incansable que ambos realizan en pro de nuestro pueblo pobre, siempre he dicho que mientras muchos seudos sandinistas se acomodaron para pasarla bien, el Comandante Daniel le daba seguimiento y cumplimiento a la verdadera democracia que habíamos conquistado aquel 19 de julio de 1979, entregándole a la Violeta Chamorro, el mando presidencial y se queda luchando desde abajo para mantener vivo nuestro partido Frente Sandinista. Mientras muchos que dicen ser los verdaderos revolucionarios como Ernesto Cardenal, han vivido su vida disfrazado de cordero cuando ha sido un verdadero lobo peligroso que come los hijos de la revolución.

Ernesto Cardenal tal vez puede arreglar versos, pero no es un verdadero cristiano ni un verdadero compañero, a el no le gusta la reconciliación.- Como todo buen burgués no le importa faltarle el respeto a las personas y en este caso al Presidente. Yo siempre he dicho que Ernesto Cardenal por su racismo es soberbio, arrogante,

Prepotente le gusta el protagonismo es por eso que se hace la victima donde el, juega el papel de santo. Ernesto Cardenal es la voz de la derecha.

Mi pueblo de Solentiname, los compañeros sandinista de las islas, me llamaron y me pidieron que les dijera que ellos están solidarios con el Compañero presidente y con usted compañera, que van a escribirle al Presidente Fernando Lugo, invitándolo a que visite Solentiname para que venga a conocer la verdadera cara de Ernesto Cardenal, el opresor, que destruye familias, hecha presos a los compañeros campesinos, malversa las donaciones y cierra la iglesia para que el pueblo de Dios no tenga casa para adorar al Señor. Que van a buscar todos los medios posibles, pera hacerle llegar la Invitación.

Los quiero,

Nubia

también te puede interesar