Nicaragua

Una agente llamada Sofía Montenegro

La minúscula manifestación montada en Honduras por un reducido “grupo de feministas” en contra del Presidente de Nicaragua, Daniel Ortega Saavedra, es parte de un bien articulado plan que pretende aislar al líder nicaragüense e impedirle proyección internacional…

Redacción Central |

La minúscula manifestación montada en Honduras por un reducido “grupo de feministas” en contra del Presidente de Nicaragua, Daniel Ortega Saavedra, es parte de un bien articulado plan que pretende aislar al líder nicaragüense e impedirle proyección internacional…

en un momento excepcional que vive América Latina, en el que Daniel y Nicaragua, son claves para la expansión del ALBA en Centro América, como en la lucha por la unidad de los pueblos latinoamericanos y caribeños.

Financiados por ONG’s europeos, y la AID de los Estados Unidos en contubernio con grupos locales de poder económico, las “autollamadas feministas” están constituidas principalmente por algunas mujeres que militaron en la izquierda, en tanto, ser disidentes es la principal característica.

En Nicaragua, ha descollado como “gran feminista”, la hermana del ex guardia somocista de alto rango Franklin Montenegro alias “Comandante Bravo”. Ella, devino después del triunfo del 19 de Julio de 1979 en cercana colaboradora de Carlos Fernando Chamorro hasta convertirse en “alta tiliche” en el Diario Barricada, órgano oficial del FSLN llevado a la quiebra por CFCH.

Con una autoestima extra dimensionada, se consideraba gran ideóloga de la línea informativa del periódico hasta devenir en una de las más abyectas anti FSLN y venenosa enemiga personal del Presidente Ortega a partir de sus propias declaraciones a La Prensa.

Convertida en periodista de la noche a la mañana y con una vida díscola y disipada hizo un tránsito vertiginoso hacia las filas del feminismo, a partir de lecturas acerca del feminismo norteamericano que le servían para influenciar las páginas del semanario “Gente” que se publicaba en el fenecido diario.

En el contexto actual esta gente pueden referirse políticamente, como militantes de un feminismo liberal, de derecha capaces de aliarse con y aplaudir a Eduardo Montealegre en Nicaragua, a la dirigente arenera Gloria Salguero Gross en El Salvador o con los sectores feministas aliados del partido CD de Rubén Zamora y Héctor Dada ex aliado del FMLN.

En las últimas semanas, Sofía Montenegro se ha estado desplazando por varios países de Centro América, en El Salvador entre otros, con financiamiento de la USAID y ONGs europeos, canalizando fondos desde Nicaragua para organizar expresiones reducidas de “feministas” como la que vimos el pasado 25 de agosto en Tegucigalpa, Honduras, cuyo espacio es más grande en las páginas de los medios que les sirven de caja de resonancia que el que pueden ocupar por las calles por las que se desplazan.

también te puede interesar