Nicaragua

Arrellano “sangró” a TELCOR

Agitador político beneficiado por generosa liquidación de Bolaños

Redacción Central |

Agitador político beneficiado por generosa liquidación de Bolaños

El presentador de televisión y agitador político, Jaime José Arellano Arana, “sangró” al Instituto de Nicaragüense Telecomunicaciones y Correos a través de jugosos salarios y una generosa política de indemnización aplicada durante el gobierno del ex presidente Enrique Bolaños.

De acuerdo a un comprobante de pago oficial de TELCOR, Arellano Arana recibió, el cinco de septiembre de 2003, 91 mil 246.67 córdobas en concepto de “liquidación final”.

Ganaba cada quincena la bicoca de 37 mil 750 córdobas. Arellano está reflejado en los documentos como “asesor legal” de dicha institución, pero no adjuntaron contrato por servicios ni algún informe final que justificara el trabajo realizado.

El antiguo secretario político del Partido Conservador no le “perdonó” ni una semana al pueblo nicaragüense. “De acuerdo a nuestra conversación y debido a que mis compromisos laborales en esta institución se extendieron hasta la primera semana de septiembre del corriente (2003), por medio de la presente le solicito que en mi liquidación final se incluida la semana antes mencionada”, reza un adéndum dirigido por Arellano a Fausto Carcabelos, ex directivo de TELCOR.

El documento, con el sello de pagado, está fechado el cinco de septiembre de 2003. Fue honrado con el cheque número 0007580.

Otra comunicación, dirigida por Margarita Rueda Martínez, encargada de Recursos Humanos de esa institución, a la subdirectora general, Ana Nubia Alegría Treminio, revela la bondadosa liquidación que benefició al ahora “mártir mediático” de Canal 2.

Rueda Martínez escribe claramente: “De acuerdo a lo establecido en el artículo 45 de las leyes laborales se define que ningún caso la indemnización será menor de un mes ni mayor de cinco meses y el artículo 47 del Código del Trabajo vigente indica que el empleador pagará al trabajador en concepto de cargo de confianza, siempre y cuando el trabajador tenga un mínimo de un año continuo de trabajo”.

La misma funcionaria aclara a renglón seguido: “Es importante hacer referencia a lo indicado en estos artículos, en vista que el señor Arellano Arana ha laborado para la institución por un período de diez meses”.

Sin embargo, a pesar de la meridiana explicación, la misma Rueda Martínez justifica: “Tomando en cuenta la fecha de ingreso laboral en la institución del señor Arellano Arana, a este deberá liquidarse sus prestaciones basados en el artículo 42 del Código del Trabajo, que establece conforme a la ley pagar al trabajador la parte proporcional de las prestaciones tales como vacaciones y décimo tercer mes, y como política institucional se le pagaría la parte del bono proporcional”.

también te puede interesar