Nicaragua

¡Cumplimos 29 años en una Nicaragua mejor!

Acto de Conmemoración del 29 Aniversario de Constitución del Cuerpo Médico Militar del Ejército de Nicaragua

Redacción Central |

Acto de Conmemoración del 29 Aniversario de Constitución del Cuerpo Médico Militar del Ejército de Nicaragua

Palabras del Maestro de Ceremonia

Estamos reunidos para celebrar el Vigésimo Noveno Aniversario de Constitución del Cuerpo Médico Militar del Ejército de Nicaragua. Presiden esta Ceremonia el Presidente de la República y Jefe Supremo del Ejército de Nicaragua, Comandante José Daniel Ortega Saavedra; la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo Zambrana; el Comandante en Jefe del Ejército de Nicaragua, General de Ejército, Moisés Omar Halleslevens Acevedo.

La Secretaria General del Ministerio de Defensa, Licenciada Ruth Esperanza Tapia Roa; el Fiscal General de la República, Doctor Julio Centeno Gómez; el Jefe del Estado Mayor General del Ejército de Nicaragua, Mayor General Julio César Avilés Castillo; el Inspector General del Ejército de Nicaragua, Mayor General Ramón Humberto Calderón Vindell.

El Presidente de la Comisión de Salud de la Asamblea Nacional, Doctor Gustavo Porras Cortés; el Ministro de Salud, Doctor Guillermo González González; el Presidente Ejecutivo del INSS, Doctor Roberto López Gómez; el Jefe del Cuerpo Médico Militar, General de Brigada Jaime René Darce Rivera; el Vicario de la Catedral de Managua y Responsable de la Pastoral de Enfermos y Hospitales, Presbítero Bismarck Torres Conde.

Participan en esta Ceremonia: Funcionarios del Gobierno de la República de Nicaragua, Generales de Brigadas y Oficiales Superiores, Miembros del Consejo Militar del Ejército de Nicaragua; señores Agregados Militares, Navales y Aéreos; Jefe del Grupo Militar de los Estados Unidos de América y Jefe de MARMINCA, acreditados en nuestro país, Rectores Magníficos de la UNAN Managua, UNAN León, UAM, UPOLI y miembros de la Comunidad Académica.

Presidente de la Cruz Roja Nicaragüense, Directores de Hospitales de la ciudad capital; Presidentes y Representantes de Empresas Médicas Distribuidoras de Medicamentos, Bloques Integrados por Jefes, Oficiales y Personal Médico del Cuerpo Médico Militar y Unidades Militares de la capital; hombres y mujeres de prensa; invitados especiales.

El Vicario de la Catedral de Managua y Responsable de la Pastoral de Enfermos y Hospitales, Presbítero Bismarck Torres Conde realizará una invocación al Altísimo.

Invocación al Altísimo

Presbítero Bismarck Torres Conde

En este momento vamos a hacer un Acto de Fe hermanos, ahora que le damos gracias al Señor por los 29 Años del Cuerpo Médico Militar; yo en lo personal agradezco al General Darce de hacer esta invitación, pedirle a Dios, cuya fuente es la Fuerza e Inspiración de todo hombre, bendiga a todos los médicos, hombres y mujeres que gastan su vida en atención a los enfermos y más necesitados de nuestra Patria.

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, Amén. El Señor esté con ustedes, el Padre de Misericordia y Dios del Consuelo, que por medio de su Hijo nos alienta en el Espíritu Santo, ama y bendice de un modo especial a los que se encuentran atribulados, a los enfermos, y a todos los que atienden y sirven a los enfermos.

Ellos en efecto, no sólo completan en su carne los dolores de Cristo sufriendo por su cuerpo, que es la Iglesia, sino que además representan en cierto modo al mismo Cristo, que afirmó que está presente en los enfermos y considera como erigida a Sí mismo, cualquier atención que se tenga con ellos.

Es justo en este día, por tanto, que imploremos la Bendición Divina sobre todos los médicos y sobre todos los enfermos que ellos atienden, que se dedican generosamente a atenderlos y por lo tanto, también sobre este hospital destinado al cuido de los enfermos.

Oremos, Señor Dios Nuestro, cuyo Hijo movido por la fuerza del Espíritu Santo, curó nuestras enfermedades y dolencias y, al enviar a los discípulos a proclamar el Evangelio, les mandó que visitaran y curaran a los enfermos, concédenos por Tu bondad que todos los médicos encuentren en Ti la fuente de servir al prójimo, al enfermo, al más necesitado y su atenciones llenas de solicitud, les ayuden a todos los enfermos a recuperar la salud del cuerpo y alaben para siempre Tu Misericordia, por Jesucristo nuestro Señor, Amén. Y el Señor bendiga a todos los médicos. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, así sea.

Palabras del Maestro de Ceremonia

El Presidente de la República y Jefe Supremo del Ejército de Nicaragua, Comandante José Daniel Ortega Saavedra, hará entrega de premios a los médicos que obtuvieron los 3 primeros lugares en el V Congreso Científico del Cuerpo Médico Militar, donde participaron 18 trabajos científicos del Hospital Militar, así como de otras Instituciones de Salud a nivel nacional.

Obtuvo el Tercer el Lugar, el Doctor Lester José Aguirre Romero, Especialista en Pediatría; obtuvo el Segundo Lugar, el Doctor Gabriel Antonio Largaespada Pérez, Especialista en Medicina Interna; la ganadora del V Congreso Científico del Cuerpo Médico Militar, es la Doctora Guisselle Membreño Ortiz, Especialista en Pediatría.

El Jefe de la Dirección de Personal y Cuadros del Ejército de Nicaragua, General de Brigada Marvin Elías Corrales Rodríguez, dará lectura a la Orden Número 1214 del Comandante en Jefe, para otorgar la Condecoración Medalla Honor al Mérito de Sanidad Militar en Primera Clase.

Lectura de la Orden No. 1214

por el General de Brigada

Marvin Elías Corrales Rodríguez

Orden del Comandante en Jefe del Ejército de Nicaragua Número 1214 para otorgar la Medalla Honor al Mérito de Sanidad Militar en Primera Clase. “Conforme a facultad instituida en el Artículo 9, inciso 8 de la Ley Número 181, Código de Organización, Jurisdicción y Previsión Social Militar; en el Artículo 100 de la Normativa Interna Militar y en reconocimiento a las relaciones de colaboración y apoyo que han brindado al Cuerpo Médico Militar del Ejército de Nicaragua, ordeno:

Primero: Otorgar la Medalla Honor al Mérito de Sanidad Militar en Primera Clase, al Doctor Uriel Guevara Guerrero, póstumamente; Doctor Miguel Ángel Sánchez Matesan, Doctor Gilberto Martínez González, Ingeniero Francisco Telémaco Talavera Siles, Doctor Gustavo Eduardo Porras Cortés, Doctor Guillermo González González, Mayor en Retiro y Doctor Milton Jesús Mairena Álvarez, Mayor en Retiro y Doctor Manuel Alejandro Madriz Marín, Doctor Heriberto Feliciano Carrillo Espinoza, Doctor Emilio Álvarez Montalván.

Segundo: En nombre del Ejército de Nicaragua, de la Comandancia General y en el mío propio, los felicito por haber obtenido tan distinguida condecoración.

Dado en la Comandancia General del Ejército de Nicaragua, ciudad de Managua, capital de la República, a los 19 días del mes de agosto del año 2008. Comandante en Jefe del Ejército de Nicaragua, General de Ejército Moisés Omar Halleslevens Acevedo.”

Palabras del Maestro de Ceremonia

El Presidente de la República y Jefe Supremo del Ejército de Nicaragua, Comandante José Daniel Ortega Saavedra, en compañía del Comandante en Jefe del Ejército de Nicaragua, General de Ejército Moisés Omar Halleslevens Acevedo, impondrá la Condecoración Medalla Honor al Mérito en Sanidad Militar en Primera Clase, a personalidades de salud y ex Miembros del Cuerpo Médico Militar.

Se impone condecoración póstuma, al Doctor Uriel Guevara Guerrero; recibe la condecoración la Doctora Nubia Pacheco viuda de Guevara. Fundador de Cátedra y Departamento de Patología y Decano de la Facultad de Ciencias Médicas de la UNAN León, Diputado ante la Asamblea Nacional, recibió la Orden Ramírez Goyena en 1987 y la distinción Maestro del Pueblo en 1989. Fundador de las Asociaciones de Patología de Nicaragua y Centroamérica, contribuyó de manera sustancial a la creación y desarrollo del servicio de Patología del Hospital Militar Escuela.

Se impone Condecoración al Doctor Miguel Ángel Sánchez Matesan, Subdirector del Subcomité sobre Indicación de la Biopsia de Mama del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos; recibió Medalla de la Academia China de Ciencias Médicas y distinción de la Sociedad Americana de Cáncer. Introdujo la técnica de biopsia por aspiración con aguja fina en Nicaragua; permanente consultor en Patología de nuestro hospital.

Se condecora al Doctor Gilberto Martínez González, fundador de la Facultad de Odontología de la UNAN León, Universidad Americana, Universidad de Ciencias Médicas de Nicaragua; recibió la Orden Ramírez Goyena en 1989; se destacó en la atención a los militares durante la década de los años 80, aportando al desarrollo del Hospital Militar Escuela.

Se condecora al Ingeniero Francisco Telémaco Talavera Siles, Rector de la Universidad Nacional Agraria, Presidente del Consejo Nacional de Universidades, Ex Presidente del Consejo Superior de Universidades de Centroamérica, Miembro del CONPES. Recibió la Orden de la Paz, Martín Luther King de la UPOLI, investigador más destacado entre 20 países miembros de la Agencia Internacional de Energía Atómica en Austria; ha contribuido al desarrollo de los Programas Docentes del Cuerpo Médico Militar y en particular, de nuestra Facultad de Medicina.

Se condecora al Doctor Gustavo Eduardo Porras Cortés, destacado Dirigente Gremial de la Salud desde los años 80, Secretario General de FETSALUD, Presidente de la Comisión de Salud y Asuntos Sociales en la Asamblea Nacional; es Vicepresidente del CONPES, ha apoyado los Programas de Desarrollo y Consolidación del Cuerpo Médico Militar.

Se condecora al Doctor Guillermo González González, Médico Especialista en Salud Pública, destacado salubrista, fue Director del Centro de Investigación y Estudios de la Salud; como Ministro de Salud ha impulsado programas de cooperación en beneficio de los Miembros del Ejército de Nicaragua.

Se condecora al Doctor Milton Jesús Mairena Álvarez, Mayor en Retiro, fundador del Cuerpo Médico Militar, Especialista en Cirugía General y Laparascópica, fue Subdirector Médico, Director Interino del Hospital y Jefe de Cirugía General, con elevado nivel de preparación científico técnica. Se destacó en aseguramiento en acciones combativas y atención a bajas en los diferentes frentes de combate, en la década de los años 80.

Se condecora al Doctor Manuel Alejandro Madriz Marín, Mayor en Retiro, Médico Especialista en Psiquiatría, fundador y Jefe del Departamento de Salud Mental del Cuerpo Médico Militar; durante sus 20 años de servicio obtuvo 6 condecoraciones y se destacó por sus aportes al Proceso de Organización y Desarrollo del Cuerpo Médico Militar.

Se condecoran al Doctor Heriberto Feliciano Carrillo Espinoza y al Doctor Emilio Álvarez Montalván; ellos no se encuentran con nosotros por razones ajenas a su voluntad, quienes nos han expresado su agradecimiento al Ejército de Nicaragua, por tan distinguido reconocimiento. Posteriormente se les impondrá la condecoración en ceremonia especial.

Entrega de reconocimientos al Cuerpo Médico Militar del Ejército de Nicaragua: el Presidente de la Asociación de Agregados Militares, Navales y Aéreos acreditados en nuestro país, General Brigadier Santiago César Salvador Cayetano, hace entrega de Placa de Reconocimiento al Cuerpo Médico Militar, en la persona de su Jefe, General de Brigada Jaime René Darce Rivera.

El Rector Magnífico de la UNAN Managua, Master Francisco Guzmán Pasos, hace entrega de Placa de Reconocimiento al Cuerpo Médico Militar, en la persona de su Jefe, General de Brigada Jaime René Darce Rivera.

El Rector Magnífico de la Universidad Politécnica de Nicaragua, Doctor Emerson Pérez Sandoval, hace entrega de Placa de Reconocimiento al Cuerpo Médico Militar, en la persona de su Jefe, General de Brigada Jaime René Darce Rivera.

El Presidente de la Asociación Nicaragüense de Ortopedia y Traumatología, Doctor Mario Arteaga Montenegro, entrega Placa de Reconocimiento al Cuerpo Médico Militar, en la persona de su Jefe, General de Brigada Jaime René Darce Rivera.

Hará uso de la palabra el Jefe del Cuerpo Médico Militar del Ejército de Nicaragua, General de Brigada Jaime René Darce Rivera.

Palabras del General de Brigada

Jaime René Darce Rivera

Director del Hospital Militar

Comandante Daniel Ortega Saavedra, Presidente de la República y Jefe Supremo del Ejército de Nicaragua; Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, compañera Rosario Murillo Zambrana; General de Ejército Moisés Omar Halleslevens Acevedo, Comandante en Jefe del Ejército de Nicaragua; Mayor General Julio César Avilés Castillo, Jefe del Estado Mayor General; Mayor General Ramón Humberto Calderón Vindell, Inspector General del Ejército de Nicaragua; Licenciada Ruth Tapia Rosa, Secretaria General del Ministerio de Defensa.

Miembros del Gabinete de Gobierno, Agregados Militares, Navales y Aéreos; Jefes de Misiones Militares acreditados en nuestro país; estimado Padre Bismarck Conde, Vicario de la Catedral Metropolitana y Encargado de la Pastoral de Enfermos de la Arquidiócesis de Managua; queridas personalidades que el día de hoy han sido condecoradas, invitados especiales, hombres y mujeres de prensa, amigos todos.

Quiero expresar nuestro agradecimiento a todos ustedes, por asistir a la Celebración del Vigésimo Noveno Aniversario de Fundación del Cuerpo Médico Militar, una fecha de mucha relevancia para nuestras especialidades y para nuestro Ejército.

…(cambio cassette)… Militar, de mucha experiencia y de prestigio a nivel nacional e internacional, garantizando de manera efectiva, el aseguramiento médico de nuestras tropas y en conjunto con las demás instituciones del Estado, la atención de nuestra población, durante el cumplimiento de los planes de despliegue combativo en el enfrentamiento de desastres naturales, en el combate de brotes epidémicos y en actividades de protección de la salud de nuestro pueblo.

Con satisfacción, informamos al Presidente de la República y Jefe Supremo del Ejército y a nuestro Comandante en Jefe, que hemos cumplido con las misiones que se nos asignaron, y continuamos esforzándonos por cumplir con los objetivos que se nos han planteado en el año 2008 y en los planes de desarrollo estratégico de nuestro Ejército.

Hemos avanzado en mejorar la calidad de la atención en salud a nuestros combatientes y a su núcleo familiar, y nuestro Sistema de Salud continúa trabajando para priorizar los programas de Prevención y Promoción de la Salud como eje fundamental de nuestro desarrollo.

Por el esfuerzo de nuestra Comandancia General, se han continuado mejorando las condiciones higiénicosanitarias de nuestras Unidades Militares; la infraestructura y dotación de las unidades sanitarias de los batallones, destacamentos, comandos regionales y tipo de fuerza, lo que permitió que se cumpliera con las metas fijadas en este período, habiéndose incrementado el cumplimiento de los principales indicadores de producción de servicios, aseguramiento multilateral y evitado que en los últimos 8 años, se presentaran brotes epidémicos en nuestras unidades, lo que ha contribuido a mantener y elevar la disposición combativa de nuestras tropas.

Continuamos estrechando la cooperación con el Ministerio de Salud, con el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social y las demás instituciones de nuestro Gobierno, definiendo estrategias únicas de actuación, que nos permitan optimizar nuestros recursos y enfrentar adecuadamente las situaciones que ponen en riesgo la salud de nuestro pueblo, como en el caso de epidemia, riesgos derivados de desastres naturales, antropogénicos o ambientales, y para impulsar el desarrollo de programas dirigidos a mejorar las condiciones higiénicosanitarias en nuestro país.

Los niveles de coordinación alcanzados se evidenciaron en la atención a la población de la Costa Caribe, afectada por el Huracán Félix; en el control de la epidemia de leptospirosis; en la ejecución de los ejercicios que desarrollamos con el Comando Sur de los Estados Unidos de Norteamérica; en el impulso de las jornadas populares de salud y de manera general, en los programas que el Gobierno ha dispuesto para atender los problemas sanitarios que han afectado a nuestro país en este período.

También hemos avanzado de manera significativa en el último año, en la participación coordinada, para mejorar la utilización de los recursos derivados de la cooperación que nos brindan las diferentes agencias del Sistema de Naciones Unidas, Organismos No Gubernamentales y Fuerzas Armadas amigas, para continuar la implementación de programas, en los cuales nuestro Ejército ha tenido grandes resultados, como son los programas de Salud Sexual y Reproductiva, VIHSida, Violencia Intrafamiliar y Género, Salud Mental, Educación en Salud, y otros.

En el Hospital Militar, hemos consolidado nuestra capacidad de resolución de problemas e incrementado los servicios; nos hemos esforzado por atender a nuestros usuarios, especialmente de los programas de Cobertura Militar y del INSS, lo que se refleja en el volumen diario de atenciones que se brindan, que son las más altas de las unidades hospitalarias de nuestro país.

Continuamos fortaleciendo el desarrollo tecnológico en diversas áreas fundamentales como Cuidados Intensivos, Emergencia, Imagenología, Laboratorio, Patología, Hemodiálisis y el campo de la Cirugía Endoscópica, Laparoscópica, Artroscópica, Bariática y de Columna Vertebral. Además, hemos consolidado nuestro Programa de Transplante Renal, Cirugía de Corazón Abierto e Intervencionismo Cardíaco para lo cual, el apoyo de nuestra Comandancia y de las Autoridades del INSS, ha sido relevante.

En el campo de la docencia médica se han obtenido importantes logros, tanto en los programas de Formación como de Capacitación de Personal Médico y Paramédico; hemos reiniciado el internado rotatorio de estudiantes de Medicina, después de muchos años de suspensión; se incrementó en un 100% el número de residentes y se abrieron dos nuevas residencias, de alta prioridad para nuestro sector salud nacional.

De manera que actualmente contamos con programas de Formación de Especialistas en Medicina Interna, Cirugía, Pediatría, Ginecobstetricia, Ortopedia, Radiología, Patología y Anestesia; con el MINSA estamos juntando esfuerzos para la apertura de la Escuela de Enfermería de nuestra Facultad de Medicina, para dar respuesta al déficit que nuestro país tiene de este fundamental recurso.

En relación a la enseñanza militar, por primera vez en nuestra especialidad, se están formando Oficiales asimilados con 11 Médicos Especialistas captados de la vida civil y que ocupan cargos militares; estamos en proceso de iniciar el III Curso de Sargento Sanitario. Hemos dado continuidad a la preparación de subespecialistas en centros altamente calificados del exterior; un esfuerzo principal hemos dedicado a la fase de estudio y diseño del nuevo hospital, como solución estratégica a la problemática de infraestructura hospitalaria que enfrentamos y, conforme a lo previsto, a finales de año, concluiremos la fase de diseño y planos.

El nuevo hospital mantendrá y fortalecerá las especialidades actuales y permitirá crear nuevas subespecialidades en el ámbito de hospitalización y de consulta externa; su capacidad resolutiva estará complementada con una importante oferta de Unidades de Emergencia, Cuidados Intensivos y apoyo diagnóstico; incorporará innovaciones organizativas y funcionales que le permitirán convertirse en centro de referencia a nivel nacional.

Las capacidades del nuevo hospital permitirán dar respuesta adecuada a las necesidades clínicas, docentes, y de investigación, que se generan en un hospital de alto nivel, con carácter de alta complejidad, polivalencia de las áreas de hospitalización, con posibilidades expansivas en materia de incorporación de tecnología.

Quiero agradecer y saludar, en nombre del Cuerpo Médico Militar, a los bloques representativos de las Tropas Terrestres, de la Fuerza Aérea y de la Fuerza Naval, que nos acompañan y que están formados junto a los bloques del Cuerpo Médico Militar; con su presencia reafirman la unidad granítica de nuestro Ejército.

Felicitamos a los distinguidos Médicos y Profesionales que el día de hoy, han sido condecorados con la Medalla Honor al Mérito de Sanidad Militar y, de manera especial, al Doctor Heriberto Carrillo, que el día de ayer fue dado de alta de la Unidad de Cuidados Intensivos de nuestro hospital, y que aún se encuentra bajo estrecha vigilancia médica. Ante su ausencia, brindamos un gran abrazo solidario a sus familiares que hoy nos acompañan.

Nuestro reconocimiento a los participantes en el V Congreso del Hospital Militar, que se hicieron merecedores de los primeros lugares por la calidad científica de sus trabajos; agradecemos sinceramente a las instituciones que nos han entregado reconocimiento en nuestro Aniversario, lo que nos compromete a seguir trabajando estrechamente con ellas.

Reiteramos, en este grandioso día, nuestro reconocimiento eterno a los miembros del Cuerpo Médico Militar y del Ejército de Nicaragua, caídos en cumplimiento de su deber; y nos comprometemos a seguir siendo fieles a su ejemplo. A nuestros familiares, expresamos nuestro profundo agradecimiento por su comprensión, sacrificio y su permanente apoyo, que ha sido fundamental para cumplir con los deberes que nos corresponden con nuestra Institución y con nuestra Patria.

Presidente y Jefe Supremo del Ejército de Nicaragua, Comandante en Jefe, en nombre de los Jefes, Oficiales, Suboficiales, Clases, Soldados y personal auxiliar que se me subordinan, me permito expresarles nuestro compromiso por seguir dando cumplimiento a las misiones que se nos asignen, con firmeza, voluntad y patriotismo; y que seremos fieles cumplidores de las órdenes de nuestro Alto Mando, de los sagrados preceptos constitucionales, y de las leyes y reglamentos que regulan nuestra Carrera Militar.

¡Viva el Vigésimo Noveno Aniversario del Cuerpo Médico Militar! ¡Viva el Vigésimo Noveno Aniversario del Ejército de Nicaragua! Muchas gracias.

Palabras del General de Ejército

Moisés Omar Halleslevens

Comandante en Jefe del Ejército de Nicaragua

 

Comandante Daniel Ortega Saavedra, Presidente de la República y Jefe Supremo del Ejército de Nicaragua; Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo Zambrana; Doctor Julio Centeno Gómez, Fiscal General de la República; compañeros de la Comandancia General, Mayores Generales, Avilés Castillo y Calderón Vindell; Padre Bismarck Conde Torres; Licenciada Ruth Tapia Roa, Secretaria General del Ministerio de Defensa.

Estimados Funcionarios de Gobierno que nos honran con su presencia esta noche; Presidente de la Comisión de Salud de la Honorable Asamblea Nacional, Doctor Gustavo Porras; Ministro de Salud, Doctor Guillermo González González; Presidente Ejecutivo del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, doctor Roberto López Gómez; General de Brigada René Darce Rivera, Jefe del Cuerpo Médico Militar del Ejército de Nicaragua.

Hermanos Generales de Brigada y Oficiales Superiores que participan en esta ceremonia; Agregados de Defensa, Militares, Navales y Aéreos, acreditados en nuestro país; Jefe del Grupo Militar de los Estados Unidos de América; Rectores Magníficos de universidades acá presentes; estimados familiares de los integrantes del Cuerpo Médico Militar del Ejército de Nicaragua que nos acompañan.

Apreciados familiares de Integrantes del Cuerpo Médico Militar caídos en el cumplimiento del deber, nuestra eterna gratitud, respeto y cariño a todos ustedes; invitados especiales que nos honran con su presencia; hermanos del Ejército de Nicaragua y del Cuerpo Médico Militar presentes en esta ceremonia; Doctores destacados en el V Congreso Científicos, Doctores condecorados con la Medalla Honor al Mérito de Sanidad Militar; hombres y mujeres de Prensa, amigos y amigas todos, tengan muy buenas noches.

Agradezco al Padre Bismarck Conde, sus oraciones y palabras de aliento que enaltecen la calidad humana y la noble labor del médico de nuestra institución.

Al arribar a esta importante celebración del Vigésimo Noveno Aniversario del Cuerpo Médico Militar, se conjugan diversos factores. Se conjugan los logros alcanzados por el Cuerpo Médico, los nuevos retos a los cuales se ven sometidos este Cuerpo, y se conjuga también, el deber cumplido.

De los logros, destacaría el esfuerzo de los integrantes del Cuerpo Médico por elevar los niveles de calificación profesional y especializada, para poder desempeñarse en correspondencia a estándares internacionales, que marcan la modernidad por el empleo de sistemas tecnológicos de primera resolución.

Es a su vez relevante, el lograr combinar, desde este centro hospitalario, el ejercicio de la profesión médica y la formación de nuevos médicos y especialistas, que se distinguirán por el dominio y conocimiento de tecnologías de primer nivel, caracterizados además, en lo fundamental, por la sencillez y la calidad humana con que prestan sus servicios para auxiliar a quienes lo necesitan, sin más beneficio que sentirse orgullosos de su papel de servidor público.

Estamos avanzando, y eso nos llena de satisfacción, con visión de desarrollo y fortalecimiento institucional, este año hemos venido, con el respaldo del Presidente de la República, trabajando en el proyecto de construcción de un nuevo Hospital Militar, el que esperamos esté funcionando a plena capacidad en el año 2011. Esta obra es parte de ese concepto de modernidad y crecimiento con calidad, que en el Ejército venimos implementando, con el objetivo de fortalecer este recurso del Estado, como es el Ejército al servicio de todos los nicaragüenses.

Esta concepción forma parte de la doctrina militar nuestra, de ver hacia el futuro con planes a mediano y largo plazo, con características prácticas de aplicación y elementos posibles de cumplimiento exitoso; aspectos que forman parte de los pilares de la institucionalidad y el profesionalismo, pues sólo aquellos que tienen fe y visión de futuro, alcanzarán metas y propósitos.

Este año, nuestra Facultad de Medicina cumple su cuarto año de funcionamiento; en ella contamos en la actualidad con 159 estudiantes, que bajo un riguroso programa académico desarrollan sus estudios. Algunos de estos jóvenes pasarán en los próximos años, a conformar la dotación de médicos del Ejército de Nicaragua y del Sistema Nacional de Salud. Esto es parte de nuestro aporte a la Patria, al entregar mayor número de servidores altamente calificados.

En este esfuerzo de educación superior, estamos velando por dotar de los conocimientos, de las herramientas, de los hábitos y habilidades y, quizás lo más importante, de valores, como el de la identidad nacional, el patriotismo, la solidaridad y la vocación de servicio a estos futuros profesionales de la Ciencias Médicas.

La calidad de asistencia médica alcanzada, la tenemos que apreciar y más aún, verla, con una perspectiva de la mejora continua y, donde prive como condición, la satisfacción de los usuarios; tenemos la necesidad de adecuarnos a una situación regional y nacional, para modernizarnos acorde, al mismo tiempo, a las realidades que vivimos.

Estamos en tiempos que es necesario el ahorro, sin que ello signifique mermar la capacidad organizativa, la capacidad de despliegue, la capacidad de equipamiento y personal adecuado, para brindar un Sistema de Salud eficiente y eficaz, racionalizando, pero sin escatimar esfuerzos cuando de salvar vidas se trata. A través de instrumentos de diagnóstico de calidad, debemos procurar, de forma ordenada y sistemática, obtener aquella información de los elementos críticos a considerar, para el buen funcionamiento de todos los sistemas de atención que en el Ejército operamos, para vitalidad de nuestras tropas y atención de familiares y beneficiarios de este Sistema de Salud.

En el Ejército, viendo hacia el futuro, con el ánimo de aportar al desarrollo de la nación, estamos llamados a realizar constantes auto evaluaciones de las misiones que cumplimos, con un enfoque sistemático, para mejorar el personal médico, y se debe continuar como hasta hoy, guiados con ese mismo criterio.

Adicional a estos esfuerzos dirigidos a una asistencia médicohospitalaria de calidad, es destacable el trabajo que, junto a la Alcaldía de Managua y el Ministerio de Salud con otras entidades públicas, se han desarrollado para combatir y prevenir brotes epidémicos.

Este Personal Médico Militar ha empeñado sus mejores esfuerzos en el cumplimiento de misiones para la atención primaria de población en situación de riesgo, particularmente, en zonas alejadas y de la Región del Atlántico nicaragüense, que en estos años, han sido afectados por la recurrente incidencia de huracanes y otros fenómenos naturales, con efectos devastadores.

Nos satisface constatar el esfuerzo desarrollado por todo el personal integrante del Cuerpo Médico Militar; siéntanse orgullosos por el trabajo eficaz que hasta hoy han realizado, y tal como mencionara el General Darce, sólo en este año, se han brindando un poco más de 780 mil consultas, practicando más de 5 mil 700 cirugías mayores, datos que, por sí solos, son relevantes en el desempeño eficaz alcanzado por el Cuerpo Médico Militar del Ejército de Nicaragua.

Aprovecho la oportunidad para felicitar al General de Brigada Darce, Jefe del Cuerpo Médico Militar, a los Oficiales, Suboficiales, Clases, Soldados, Médicos, Paramédicos, Especialistas, Docentes, Técnicos, Funcionarios Administrativos, Personal de Enfermería y Auxiliares, a todos ustedes, les agradecemos por esa actitud humana y eficaz con que han venido prestando sus servicios. Sigan haciéndolo así, que van en la ruta correcta, y la Patria se los va a agradecer.

Aprovechamos la ocasión, por los excelentes trabajos de investigación que obtuvieron los primeros lugares en el marco del V Congreso Científico del Cuerpo Médico Militar, expresar nuestro reconocimiento y felicitación a los doctores que ocuparon el primer lugar, a la Doctora Guiselle Membreño Ortiz; al segundo lugar, el Doctor Gabriel Antonio Largaespada Pérez, y al tercer lugar, el Doctor Lester José Aguirre Romero.

Felicito a quienes por méritos profesionales y sus aportes al Sistema de Salud del país, recibieron esta noche la honrosa distinción al Mérito de Sanidad Militar, al Doctor Uriel Guevara Guerrero, de forma póstuma; al Doctor Emilio Álvarez Montalván; al Doctor Miguel Sánchez Matesan, al Doctor Gustavo Eduardo Porras Cortés, al Doctor Guillermo González González, al Ingeniero Telémaco Talavera Siles, al Doctor Heriberto Carrillo Espinoza, al Doctor Milton Mairena Álvarez y al Doctor Manuel Madriz.

Agradecemos el valioso respaldo del Presidente de la República y Jefe Supremo del Ejército de Nicaragua, por la colaboración recibida y, a la colaboración recibida de parte de entidades de Gobierno y Organismos Internacionales, por poder tener en perspectiva ampliar nuestras capacidades de atención, brindar un mejor servicio y cumplir una función social para nuestro pueblo.

Mi saludo y agradecimiento a los familiares del personal del Cuerpo Médico Militar, quienes son parte sustancial en estos resultados exitosos con que celebramos este Vigésimo Noveno Aniversario del Cuerpo Médico Militar. Para los familiares de nuestros hermanos que, en estos 29 años, ofrendaron sus vidas, nuestro mensaje de eterna gratitud y compromiso de seguir adelante en este proyecto en el que confiaron sus seres queridos.

¡Viva el Vigésimo Noveno Aniversario del Cuerpo Médico Militar! ¡Viva el Vigésimo Noveno Aniversario del Ejército de Nicaragua! Muchas gracias.

Maestro de Ceremonia

Escucharemos las palabras de clausura de la Ceremonia de Celebración del Vigésimo Noveno Aniversario de Constitución del Cuerpo Médico Militar, por parte del Presidente de la República y Jefe Supremo del Ejército de Nicaragua, Comandante José Daniel Ortega Saavedra.

Palabras de Daniel

La salud… la atención a la salud de los seres humanos, de las familias, y sobre todo las medidas preventivas y, también, estar preparados para las acciones curativas ¡es un derecho de la Humanidad, es un derecho de los pueblos! Y, cuando la salud se privatiza, como se hizo aquí del año 1990 hasta el 10 de enero del pasado año 2007, se está atentando contra ese derecho humano fundamental de los pueblos; se está apuntando a la muerte de niñ@s, de jóvenes, de adultos, de [email protected], de familias, en condiciones de extrema pobreza o de pobreza.

Por eso es tan importante lograr que se respete ese principio internacional, ese derecho de los ciudadanos a contar con la atención gratuita, a través de los servicios públicos. Y estamos en esa gran obra en Nicaragua… a partir del 10 de enero se desprivatizó el servicio de la salud pública en los hospitales del Estado, ¡los hospitales del pueblo!

Porque el hospital del Estado se mantiene con los recursos del pueblo; el hospital del Estado se paga con los recursos del pueblo; los medicamentos se compran con los recursos del pueblo, y por eso, es elemental que esos beneficios los reciban esa inmensa mayoría de nicaragüenses que hemos encontrado, después de 16 años, en la extrema pobreza, en la pobreza, en el desempleo, en la mendicidad, y que no pueden acceder a una clínica o un hospital privado.

Nosotros estamos totalmente a favor de que en Nicaragua se establezcan clínicas privadas, hospitales privados, como los que están establecidos, pero, que se garantice la atención de la salud pública a todos los nicaragüenses, de forma gratuita, y mejorar las condiciones de atención con instrumentos y equipamiento médico moderno.

Hemos estado tan claros nosotros de esas necesidades, de esas demandas, que hace un año, en el Aniversario de la gloriosa Fuerza Aérea de Nicaragua le propuse al Gobierno de los Estados Unidos, un intercambio de una cantidad de misiles, por equipamientos médicos nuevos.

Elevamos la propuesta en los intercambios que se han venido realizando; nuestra propuesta efectivamente, es de 32 millones de dólares en equipamientos médicos, porque consideramos que es fundamental mejorar las condiciones de equipamientos médicos en los hospitales donde va la mayoría de la población.

Ya se han mejorado, ya se ha logrado avanzar en este sentido, pero todavía es insuficiente, porque la demanda crece y, en la medida que la demanda crece, más nicaragüenses van a los hospitales, van a los puestos de salud, buscando una atención digna; que reciban la atención digna como la reciben en el mejor hospital privado de nuestro país. Y se han incorporado equipamientos médicos de última generación, que pasan de los 8, 10 millones de dólares, que es parte de la cooperación del hermano pueblo venezolano, del hermano pueblo bolivariano.

Nosotros le presentamos esa solicitud de 32 millones en equipamientos médicos y fuimos bien claros, no se trataba de entrar a un regateo, simplemente es lo que nosotros, después de estudios que se han hecho en todo el país, valoramos que era necesario incorporar a los servicios médicos.

La respuesta, o la contrapropuesta que ellos nos hicieron, nosotros la consideramos vergonzosa: nos ofrecieron 5 millones de dólares en equipamientos médicos… ¡cuando están gastando miles de millones de dólares en la guerra en Irak, en Afganistán! ¡Cuando están gastando miles de millones de dólares en el famoso Plan Colombia! Ahí, en esa hermana República latinoamericana, indoamericana como decía Sandino, somos indoamericanos. ¡5 millones de dólares!

Pero bueno, nosotros dijimos, esa es la contrapropuesta de ellos, ahora, vamos de nuevo con nuestra contrapropuesta y volvemos a los 32 millones, pero… ¿qué sucedió en esas semanas, en esos meses? Se vino tensionando la relación con el Gobierno colombiano, no con el pueblo colombiano ¡con el Gobierno colombiano! Que después de la reunión de Santo Domingo, donde el Presidente Álvaro Uribe se comprometió a retirar los barcos de guerra del Meridiano 82… es la fecha ¡y no lo ha hecho!

Conversando con el compañero, Comandante en Jefe del Ejército, General Moisés Omar Halleslevens, le dije: aquí no queda más que quedarnos con todos los cohetes, porque es la única arma defensiva que tenemos; quedarnos con todos los cohetes, y esperando que, finalmente, lleguemos a encontrar una actitud de parte de Colombia, de respetar lo que la Corte Internacional de Justicia decidió hace pocos meses, donde dijo la Corte con toda claridad, que el Meridiano 82 no era frontera marítima entre Colombia y Nicaragua.

Tenemos que fortalecer nuestra defensa, ¡con lo que tenemos! no estamos entrando en ninguna carrera armamentista, simplemente, no despojarnos de lo que tenemos; y en la medida que pasa el tiempo y que todo, finalmente, sea acatado por el Gobierno de Colombia, entonces habrán condiciones.

Se establecerán condiciones cuando Colombia, su Gobierno, no sea una amenaza para Nicaragua; se establecerán condiciones para que retomemos esta negociación con el Gobierno norteamericano, porque nos interesan, nos hacen falta los equipamientos médicos ¡claro que sí!

Y en la propuesta original estaba planteado que nuestro Ejército quedase con 400 misiles tierraaire, defensivos, y que se destruirían 615 misiles. Esa propuesta se hacía, tomando en cuenta el balance de fuerzas a nivel centroamericano, pero, cuando de pronto aparece un país como Colombia, un Gobierno como el de Colombia, no un pueblo, porque el pueblo colombiano no está metido en estas actitudes de irrespeto al Derecho Internacional, de irrespeto al fallo de la Corte Internacional de Justicia; cuando se presente esa situación, no nos queda más que establecer nuestro balance de fuerzas, tomando en cuenta también a Colombia.

Porque Colombia, continuamente está haciendo desplantes en el campo militar, desplazando su flota en un territorio ¡que no le pertenece en esa zona marítima! porque lo decidió ya el máximo Tribunal de Justicia de nuestro Planeta, que es la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

Yo estoy seguro que en esto estamos unidos todos los nicaragüenses, una encuesta reciente que acabamos de realizar, que nosotros no las presentamos, no nos interesa estar ocupando las encuestas para hacernos propaganda; pero, esa encuesta refleja que el 77%, casi el 80% de los nicaragüenses, están totalmente de acuerdo con la posición que tiene el Gobierno de Nicaragua en la defensa de la soberanía de nuestra Patria, de nuestra nación.

Hay, como siempre, una minoría que no está de acuerdo, una minoría que está a favor de Colombia y hace propaganda a Colombia en sus periódicos; nosotros vemos cómo La Prensa y El Nuevo Diario se han convertido en propagandistas del Gobierno colombiano. Esa actitud de los que actúan de esa forma, nuestro General de Hombres Libres les llamaba “vendepatrias.” Y, cuando Cristo se encontraba con personajes como ésos, les llamaba “sepulcros blanqueados,” y los expulsaba del Templo que estaban profanando.

Esa es la realidad de Nicaragua, esa es la realidad de esta democracia, donde cada quien dice lo que le da la gana, cada quien inventa lo que mejor le parece, con tal de hacerle daño a quienes consideran sus enemigos políticos. Llenar de infamias, de calumnias, los titulares de los medios de comunicación, no es más que una práctica dirigida para tratar de matar las esperanzas y el sueño de los pobres en Nicaragua.

No somos los primeros en ser calumniados, en ser vilipendiados, ¡no somos los primeros! Y claro que, si calumniaron a Cristo… en aquellos tiempos todos los medios de comunicación que existían en la época, donde no había televisión, no había radio, pero todo lo que se utilizaba para comunicar, se utilizó para denigrar a Cristo, para calumniarlo, y para que luego, terminaran crucificando a Cristo. Eso es lo que ellos quieren, crucificar al pueblo, no crucificar a Daniel, sino crucificar al pueblo, crucificar a los pobres… ¡eso es lo que ellos persiguen! Y hay que decirlo con toda claridad.

¡Ah! qué lenguaje más agresivo el del Presidente, qué lenguaje más ofensivo el del Presidente, dicen… ¡ah! y quienes hablan de esa manera, son los que cargan allá adentro, odio en contra del pueblo, en contra de los pobres y lo que quieren es arrebatarle al pueblo el derecho a la salud ¡eso es lo que quieren! Derecho que el pueblo nicaragüense ha recuperado a partir del 10 de enero del año 2007.

Se han formado por todos lados, brigadas de médicos voluntarios, de muchachas enfermeras, que andan operando en el campo, en el territorio, en las comunidades, en la montaña; brigadas de médicos que van casa por casa, preguntándole a las familias, hablando con las familias, descubrir qué enfermedades tienen, quién está enfermo, y poder atenderlos ¡eso es lo que estamos haciendo! ¡Ah…! pero eso es dictadura, dicen ellos. Dictadura, porque no les permitimos mantener privatizada la salud, como la tenían del año 1990 hasta el año 2006.

Muchas voces que hoy se levantan, no las escuchábamos, estaban mudos; no se escuchaba esa beligerancia, esa crítica de todos los días, en contra de quienes estaban gobernando ¡no! Lo que había era sumisión, lo que había era servilismo, porque era un Gobierno hecho al servicio del capital, al servicio del imperio, al servicio de los ricos, al servicio del capitalismo salvaje, como lo llamó Juan Pablo II, ¡claro que así lo llamó! ¡Y ahora vamos a decir que Juan Pablo II usó un lenguaje agresivo, ofensivo! Pobrecitos los capitalistas salvajes, porque les llamó salvajes, porque les dijo la verdad.

¡Pobrecito el pueblo…! pobrecitos los pueblos que han estado oprimidos, saqueados, que han estado olvidados, marginados, en Asia, en África, en América Latina y en los mismos países desarrollados, incluyendo los Estados Unidos de Norteamérica, donde ha ido creciendo la pobreza y el desempleo… ¡pobrecitos los pueblos, eso sí!

Por eso Su Santidad fue tan enérgico al llamarlos por su nombre: “capitalistas salvajes,” y además agregó: “los pueblos no pueden esperar.” Y claro que los pueblos no pueden esperar, los pueblos tienen que construir su futuro; y estamos construyendo los pueblos nuestro futuro en América Latina, lo estamos construyendo aquí en Nicaragua.

Esta noche, cuando se está conmemorando el 29 Aniversario del Cuerpo Médico Militar, Hospital MilitarEscuela Doctor Alejandro Dávila Bolaños, nosotros conversábamos en las oficinas del Director, el General Darce, conversábamos con el General Halleslevens, recordando cómo se fue forjando, cómo se fue formando este Cuerpo Médico. Se formó en las condiciones más difíciles, más duras, se formó en condiciones de guerra, cuando se tenían tres hospitales en diferentes puntos de nuestro país, en Chontales un hospital, el otro en Managua, y el tercero en Jinotega, en Apanás.

Tres hospitales que estaban, no solamente para atender a los heridos de guerra, no solamente para atender a los soldados que se enfermaban o a los familiares de los soldados y de los oficiales, sino que tenían las puertas abiertas también para los campesinos, para la población de la zona.

Este hospital que lleva el nombre del Doctor Alejandro Dávila Bolaños, nos recuerda a un hombre que se entregó de lleno a la causa social, a la causa de la Humanidad, y terminó siendo asesinado por la dictadura impuesta por los yanquis en nuestro país; asesinaron al Doctor Dávila Bolaños en la guerra de liberación, en Estelí.

Este Cuerpo Médico realmente, se vino formando, se vino forjando hace 41 años, en el mes de agosto, en los meses de junio, julio, agosto, cuando el Frente Sandinista establecía un destacamento guerrillero en Pancasán y donde hacía falta un médico. Y un médico que estaba en condiciones normales, laborando en la Ciudad de León, decidió incorporarse como médico de la guerrilla y, como médico de los campesinos que en la zona no tenían ninguna atención médica, el Doctor Oscar Danilo Rosales.

Eso fue en el año 1967, en el mes de agosto. El 8 de octubre del 67 en Bolivia, muere otro médico en combate. Mientras Oscar Danilo Rosales muere en Pancasán, en Bolivia muere el Guerrillero Heroico, un médico, el Doctor, el Comandante Ernesto Che Guevara.

Este fue un Cuerpo Médico que se fue forjando con los diferentes batallones que se desplazaban en nuestro territorio, y que fueron adquiriendo una enorme destreza para atender en el campo de batalla a los heridos, para salvar vidas. Por lo tanto, este es un Destacamento Médico del Ejército Popular Sandinista en su fundación, hoy Ejército Nacional, que tiene raíces profundamente éticas, profundamente morales, porque tanto el Doctor Alejando Dávila Bolaños, como Oscar Danilo Rosales, como el Che Guevara, eran médicos que con su ejemplo, con su ética, con su moral, contribuyeron a la forja de valores en este Destacamento de Médicos del Ejército de Nicaragua.

Hoy, estamos en tiempos de Paz, gracias a Dios, en tiempos de Paz, aunque no lo quieran aceptar los que continuamente están queriendo presentar un panorama tenebroso de nuestro país, quienes se han convertido en el mayor enemigo de Nicaragua, porque, cada vez que repiten mentiras y éstas se reproducen en el exterior, lo que están haciendo es provocándole daño a Nicaragua, daño al esfuerzo que estamos haciendo los nicaragüenses, para construir todos juntos una Nicaragua mejor, donde erradiquemos la pobreza y donde todos logremos progresar, que es lo más importante.

Todos tenemos derecho a progresar, desde el que en estos momentos pasa condiciones de vida de pobreza extrema, condiciones infrahumanas, hasta aquellos nicaragüenses que están trabajando, ¡todos tenemos igual derecho a progresar, a mejorar en todos los campos!

Este destacamento se ha venido consolidando a lo largo de los años; hablábamos de la cantidad de pacientes que han atendido, desde que se fundó hace 29 años, hasta la fecha; la cantidad de pacientes que han sido operados y seguramente hablaríamos de millones de seres humanos que se han salvado por la atención que se les ha brindado en este hospital.

Y ya tenemos el compromiso con el Doctor Darce, que para el próximo año, para el 30 Aniversario, él nos va a dar a conocer cuántos pacientes han sido atendidos, cuántos han sido operados, cuántos millones, porque van a ser millones durante estos 29, 30 años que sería el próximo año que nos estarían brindando toda esa información.

Hoy, se empieza ya a trabajar para construir el nuevo hospital, un nuevo hospital que como explicaba el General Halleslevens, se inicia en el año 2009 y se concluye en el año 2011; un hospital que va a ser seguramente, el hospital más completo, más avanzado en nuestro país, aunque, estoy seguro, que el Ministro de Salud también estará batallando con el Hospital de Managua…

¿En qué año estaría el hospital? Van juntos… ¿y cuántas camas tendría el Hospital de Managua? Sería el hospital más grande en cuanto a número de camas, que tenemos en el servicio médico nacional, 320 camas en este hospital, en el hospital del pueblo, en los hospitales de servicio público, y 440 camas. Así es que, seguramente será el hospital más completo, más grande, más moderno de nuestro país.

Esto es fruto de todo ese esfuerzo, de toda esta lucha, de esa dedicación de generaciones de médicos que se han venido relevando aquí, porque ahora hay muchos médicos jóvenes, que se han venido incorporando a este servicio, a este Cuerpo Médico del Ejército Nacional.

Quiero saludar muy especialmente a quienes esta noche han sido honrados con un reconocimiento; realmente ellos nos honran al darnos la oportunidad de entregarles este reconocimiento: Doctor Uriel Guevara Guerrero, recibiendo el reconocimiento, su viuda; el Doctor Emilio Álvarez Montalván, el Doctor Miguel Sánchez Matesan; el Doctor Gustavo Porras Cortés, el Doctor Guillermo González, el Ingeniero Telémaco Talavera, el Doctor Heriberto Carrillo, el Doctor Milton Mairena, el Doctor Manuel Madriz. Y esa eminencia que tenemos nosotros en la Ortodoncia, un médico cuyo prestigio es reconocido en toda la región, el Doctor Gilberto Martínez, siempre con ese ánimo, siempre con esa disposición de trabajo y siempre con ese espíritu solidario.

Tenemos en estos momentos en la Costa del Caribe, ahí está un barco que tiene unos 250 metros de largo, me decía el General Halleslevens, un barco de la Naval Norteamericana, el Kearsarge y han llegado para prestar atención médica y otros servicios sociales a las comunidades, ya están en Nuevo Amanecer.

El General Halleslevens me decía que ya están en toda la Región Autónoma del Atlántico Norte que fue afectada por el Huracán Félix; ahí están en el Hospital Nuevo Amanecer y en el Colegio Moravo en Bilwi, en Llano Verde, en la Escuela Tuapi; en la Escuela Betania, que está a 30 kilómetros al Noreste de Bilwi; en la Escuela de Yulo que está a 30.5 kilómetros al Noreste de Bilwi, y también, estaban empezando a practicar el día de hoy, cirugías a bordo del barco. Para las cirugías tendrán que transportarlos en helicópteros, el General Avilés estuvo hoy por allá, visitándolos.

Yo pensaba visitarlos el día de hoy, teníamos todo programado para ir, pero a última hora teníamos esta actividad, y como sabemos que los tiempos cambian rápido, más en esta época allá en la Costa, no quisimos correr el riesgo de quedarnos entrampados, y no poder estar aquí con ustedes, esta noche. Decidimos suspender el vuelo, pero nos fue a representar el General Avilés.

Vamos a ver si hay tiempo todavía de visitarlos, porque yo estoy interesado en hacerlo, allá en las comunidades donde están atendiendo a la población. También está otro grupo que están trabajando en Tuapi, en Betania, y luego en otras obras sociales para la comunidad.

¿Qué tiene de positivo esto? ¡Fíjense bien! El año pasado vino a Corinto otro barco grande, el Comfort, que estuvieron atendiendo a la población de Corinto, del lado de Chinandega, llegaron a recibir atención médica. ¡Son barcos de guerra! que en otros tiempos, cuando llegaban a aguas nicaragüenses, llegaban desembarcando tropas, y estoy hablando de los años 1912 y todo el período que va hasta el año 1931, 1932; los barcos norteamericanos venían a Nicaragua a desembarcar tropas ¿para qué? No para labor humanitaria, sino tropas para ocupar nuestro país, militarmente.

Venían en son de guerra, entonces no existía el Frente Sandinista, los que gobernaban eran conservadores y liberales; Carlos Fonseca ni había nacido, Daniel no había nacido, y ahí estaban las tropas norteamericanas con sus barcos, con sus aviones. Luego, de 1979 a 1980 tuvimos aquella guerra, que significó bloqueo y todo lo que ya conocemos.

Ahora que hemos regresado al Gobierno, cuando los enemigos de Nicaragua decían: si Daniel regresa al Gobierno, va a volver la guerra con los Estados Unidos, va a volver el Servicio Militar, no van a dejar llegar las remesas. Repitieron esas mentiras ¡por años! Durante 16 años repitieron esas mentiras y, yo creo que de tanto repetirlas se las llegaron a creer.

¿Y qué es lo que ha pasado? Ya con Daniel en el Gobierno, el año pasado, en el mes de julio, llegó el barco Comfort, pero, ya no vino en plan de guerra, vino en plan de Paz. Y hoy, tenemos en Bilwi a este otro barco el Kearsarge, también en plan de paz, en plan de cooperación.

Ya quisiéramos también que viniesen barcos de guerra de Europa, en plan de Paz a Nicaragua, a prestar este tipo de servicio; quisiéramos que viniesen de Rusia, barcos de guerra, pero, a prestar este tipo de servicio en nuestros pueblos. Sería una forma de ir contribuyendo a la lucha por la Paz en el mundo, irnos acercando.

Yo quería estar, como les decía, el día de hoy, pero es que hay situaciones que son imponderables, recuerdo cuando estábamos en Uruguay, todo lo teníamos organizado para volar de Uruguay a Panamá, de Panamá a El Salvador a la reunión, después Honduras, todo estaba planificado; la reunión de El Salvador era muy importante, porque era una reunión Centroamericana, igualmente las otras reuniones, tenía que reunirme con el Presidente Martín Torrijos en Panamá.

¿Y qué sucedió? Sufrió un accidente el avión, ahí en el aeropuerto donde había quedado; la noche que íbamos a abordarlo, porque íbamos a volar de noche, había sufrido un daño. A esa hora, medidas de seguridad, esto y lo otro, total que tuvimos que pasar ahí 3, 4 días esperando a que se reparara el daño y luego, hicimos el vuelo.

Eso nos obligó a cancelar un viaje, porque después de ese viaje regresábamos a Nicaragua, estábamos unos días en Nicaragua y salíamos para un recorrido a Roma, a Libia, a Irán; íbamos a recorrer varios países, en ese avión. Ya no se puedo hacer el recorrido, tuvimos que suspenderlo.

Después, en estos días, íbamos a ir a la Toma de Posesión del Presidente Fernando Lugo, que recientemente nos visitó en Nicaragua el 19 de Julio, que le pidió perdón al pueblo de Nicaragua porque le dieron acogida en Paraguay, al tirano, cuando salió huyendo de Nicaragua. Me había invitado, estuvimos conversando largamente con él, pero igual, tuvimos una falla a última hora en el avión y, no pudimos viajar.

Hablaba hoy con el Comandante Borge, que es nuestro Embajador ante Paraguay, para que vayamos organizando, primero, una visita de él, tiene que ir a Paraguay, a presentarse ante el Presidente Lugo, como Embajador; y luego, preparar una visita mía al Paraguay, tengo que ir ¡claro que sí! Ahí tenemos muchos amigos, muchos compañeros, muchos hermanos que admiran, quieren al pueblo de Nicaragua; admiran, quieren la gesta de lucha del pueblo nicaragüense. Yo me los encuentro por todos lados a estos hermanos paraguayos. Claro, en todas partes tenemos quienes nos adversan ¡eso es normal!

Y veníamos trabajando desde días anteriores esa visita, pero no pudimos realizarla; donde sí vamos a ir, si Dios quiere, es a Honduras, hoy hablé con el Presidente Manuel Zelaya, él está preparando el evento que va a ser el día 25 en Honduras. En Honduras tenemos una gran solidaridad, un gran cariño en el pueblo hondureño; también tenemos adversarios, tenemos enemigos ¡eso es normal! en todas partes.

Yo recuerdo que he llegado a lugares, no ahora sino desde antes; recuerdo que del año 1979 a 1990, cada vez que yo salía a cualquier país del mundo y, en los mismos Estados Unidos, siempre nos encontrábamos con dos manifestaciones, una manifestación al servicio del imperio, repudiándonos, y otra manifestación respaldándonos ¡Esa es la realidad!

Recuerdo una Toma de Posesión en República Dominicana, ahí estaba un grupo protestando, condenándonos, pero habían otros hermanos, la mayoría del pueblo dominicano que estaba con Nicaragua, y sigue estando con Nicaragua.

Así es que yo quiero hacerle llegar mis saludos al Capitán de Navío, Ponds, que se encuentra al frente de ese barco que está en Bilwi, donde andan 1,200 norteamericanos, un barco enorme. ¡Le da mis saludos al Capitán de Navío Ponds! Él es Nicole Regan, el representante norteamericano que está al frente de la Misión Militar aquí en Nicaragua, nuestros saludos y a todos los mil 200 que andan en este barco, igualmente al Capitán Ponds. Yo los invito a venir aquí y voy a ver si puedo ir allá, no descartamos esa posibilidad; gracias.

Nuestro saludo para Frank Ponds, porque la televisión se ve también allá en Bilwi, Canal 4 entra bien en Bilwi y, seguramente que nos están viendo allá. Gracias, Michael.

Quiero ahora concluir refiriéndome a un tema de carácter humanitario. Yo aprendí desde niño, no iba a la iglesia todos los días, excepto cuando estuve internado en algunos colegios católicos y ahí sí, todos los días a la iglesia y de monaguillo. Pero claro, cuando no estaba internado, uno no va a la iglesia todos los días, a veces iba los domingos, a veces no iba.

Pero el cristiano se forma, el católico se forma en su conciencia, en su corazón, porque uno puede ir al Templo y pasa lo que sucedió con los mercaderes del Templo, que estaban metidos allí todo el tiempo, y estaba allá el publicano escondido detrás de un poste, en una esquina, arrinconado. Y estaban en el Templo, los fariseos, dando a creer que ellos eran los verdaderos sacerdotes, los que representaban verdaderamente al Señor.

Y estaban ahí los mercaderes del Templo, como les llamó Cristo, que al final llegó Cristo y se indignó tanto, que los sacó a latigazos. A mí no se me olvida nada de eso, porque tengo formación cristiana, soy católico, ¡nunca lo he negado! porque Cristo, para mí, es un revolucionario; Cristo siempre ha estado por los pobres, por el pueblo y por eso dijo: “Es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja, a que un rico entre al Reino de los Cielos.” Eso lo dijo Cristo.

¡Ah! ¿qué van a decir? ¡qué barbaridades las que estuvo diciendo Daniel, estuvo insultando…! si estoy citando a Cristo; y Cristo decía: “dar de comer al hambriento, dar de beber al sediento, cubrir al desnudo, dar posada al peregrino.”

Y esto va para Álvaro Uribe, el Presidente de Colombia, que creo que si los leyó, ya se le olvidaron estos preceptos cristianos; si los leyó, ya los rompió, y no cree en esos preceptos cristianos. El Presidente Uribe sólo cree en la doctrina del odio, de la confrontación, al extremo que llega a decir… y este es un cable del 18 de agosto, el día de ayer; esto lo declaró en Atlanta, donde se encuentra en estos momentos, en una reunión muy importante, donde se encuentra también nuestro Vicepresidente Jaime Morales Carazo, que fue en mi representación a esta reunión de Atlanta.

Le preguntaron, por el hecho de que en Nicaragua le estábamos dando posada a las muchachas de las FARC y, a otra muchacha mexicana, que estaba con un grupo de mexicanos, en el campamento que fue bombardeado en territorio ecuatoriano. Ayer decía el Presidente Uribe, en una conferencia de prensa… “que si aquí en Nicaragua, condicionábamos a quienes pedían posada, a que renunciaran a sus posiciones, a sus principios, entonces él estaría de acuerdo, que de lo contrario, no.”

Dar de comer al hambriento, no se puede hacer a cambio de chantajes; no se le puede decir al hambriento, te voy a dar de comer “a cambio de…” Para dar de beber al sediento, no se puede hacer a cambio de chantajes, simplemente se le da de beber ¡sea quien sea! Podría ser alguien que ha hablado barbaridades en contra nuestra, pero si está pidiendo un poco de agua, ¡hay que darle! Si está pidiendo un bocado de comida ¡hay que dárselo! Si le hace falta ropa, pues hay que vestirlo, y si está pidiendo posada, igual.

Pero no hay que decirle, bueno, te doy de comer, te doy de beber, te voy a vestir y te doy posada… a cambio de que renunciés a tus ideas, de que renunciés a tus principios. Eso se llama chantaje, Presidente Álvaro Uribe, y no le luce a usted, como Presidente, estar usando el lenguaje de los chantajistas; eso se llama irrespetar los más elementales derechos de los Seres Humanos.

Y no puedo entender al Presidente Uribe, hablando de esa manera, o sí lo puedo entender hablando de esa manera, cuando después, en un acto más de matonería, de bravuconería… fíjense que están en competencia el Presidente Uribe con el Ministro Santos, a ver quién luce más matón que el otro, porque ellos están por la solución militar, en lugar de buscar la solución pacífica, están por la solución militar.

Una guerrilla poderosa, que según ellos, la están desapareciendo ¡y eso no es cierto! una guerrilla que tiene más de 60 años, que tiene sus raíces en los grandes problemas de orden económico, social y político que ha vivido y vive la nación colombiana; la miseria, la pobreza, el narcotráfico, la violencia, los crímenes, los asesinatos, todo lo que se conoce de Colombia; un Estado que se encuentra totalmente tomado por el narcotráfico.

Y, viene el Presidente Uribe y dice, después de dirigirme a mí esa propuesta de que les condicione la posada, a las muchachas colombianas y a la muchacha mexicana, entonces él, luego dice lo siguiente: “Por el otro lado, estoy muy ocupado, porque recuerdo que los Reyes Magos eran tres y no va si no uno, nos faltan los otros dos.” Claro, usa la figura de los Reyes Magos de una manera torpe, porque los Reyes Magos son una figura noble.

Yo diría de una manera torpe, porque, decir que vas a matar a los Reyes Magos, es decir que Raúl Reyes era un Rey Mago, que estaba luchando por una causa justa, y que va a terminar con los otros Reyes Magos, dice que eran tres. Esto solamente me recuerda a Herodes, está hablando el lenguaje de Herodes que se lanzó a asesinar a los niños.

Yo le quiero decir al Presidente Álvaro Uribe, que trabaje seriamente por la Paz, que solamente por esa vía se va a lograr, en Colombia, un cambio profundo; que no se engañe, que no crea que Colombia es la gran democracia, ahí hay una dictadura económica, una dictadura militar, y por eso está esa lucha revolucionaria, que es una lucha revolucionaria legítima; y él debería de reconocerla como una fuerza beligerante y al reconocerlo, empezar a dialogar para buscar una solución que venga acompañada de transformaciones en esa gran nación, que tanto ha sufrido.

Queridos hermanos, queridas hermanas de este Destacamento de Médicos, de Enfermeras, del Ejército de Nicaragua; queridos hermanos de las diferentes armas, de la Naval, de la Fuerza Aérea, de las Fuerzas de Infantería, de las Fuerzas Blindadas, de las Fuerzas Terrestres; queridos familiares de los compañeros, de las compañeras, queridos invitados especiales.

Querido General de Ejército, Moisés Omar Halleslevens; Julio Centeno Gómez, Fiscal General; Mayor General Julio César Avilés, Mayor General Ramón Humberto Calderón Vindell; General de Brigada Jaime René Darce Rivera; Padre Bismarck Conde; Licenciada Ruth Tapia, compañera Secretaria General del Ministerio de Defensa.

Agregados Militares y Jefes de Misiones Militares; doctores destacados del V Congreso, queridos hermanos condecorados con la Medalla Honor al Mérito de Sanidad Militar; estimados hermanos de los medios de comunicación, periodistas, fotógrafos, camarógrafos.

En este 29 Aniversario, queridos hermanos, hermanas, reciban todo nuestro compromiso de seguir apoyando esta labor, de seguir apoyando esta gestión. Ya hemos asumido el compromiso de buscar un financiamiento extra para que ese hospital se pueda iniciar el próximo año, porque se va a demandar de un financiamiento complementario, sustantivo.

Le decía al General Halleslevens que delegue a un compañero, que se reúna con el Ministro de Finanzas, Alberto Guevara… compañero, si nos estás escuchando, si nos estás viendo, si estás por aquí, ya sabés, ¡tenemos que resolver ese financiamiento! introducirlo en el Presupuesto de este año y que eso nos permita asegurar que esta obra pueda iniciarse en el año 2009 y culminarse en el año 2011, que va a ser seguramente, la obra insignia de este Cuerpo Médico, de Enfermeras, del Ejército de Nicaragua.

¡Que viva el 29 Aniversario del Ejército Popular Sandinista, hoy Ejército de Nicaragua!

¡Que vivan los familiares de nuestros hermanos del Cuerpo Médico!

¡Que viva Nicaragua bendita y siempre libre!

Gracias hermanos y buenas noches.

también te puede interesar