Nicaragua

¡En tiempos de paz, luchando para erradicar la pobreza!

Encuentro de Daniel con Ex Combatientes de las Heroicas Tropas Pablo Ubeda y del Ministerio del Interior

Redacción Central |

Encuentro de Daniel con Ex Combatientes de las Heroicas Tropas Pablo Ubeda y del Ministerio del Interior

Palabras de Rosario

Gracias a Dios por esta Hermandad, gracias a Dios que Nicaragua vive tiempos de Paz; que en Nicaragua estamos juntos, construyendo la Paz, defendiendo la Democracia, asegurando juntos caminos de Libertad, y sobre todo, avanzando para que no haya pobreza, para erradicar la pobreza; trabajando desde el Ser Humano, desde la persona, desde la familia, desde la comunidad, en derechos de ciudadanía; aprendiendo, quiere decir esto, cada uno de nosotros, nuestros derechos… ¿cuáles son? Para, todos los días, luchar por ellos desde la familia y la comunidad.

Y gracias a Dios que luchar significa ahora, trabajar juntos; trabajar juntos asegurando la esperanza; trabajar juntos en el Programa Productivo Alimentario, por ejemplo, para crear Seguridad Alimentaria, Soberanía Alimentaria, que es prioridad para salir de la pobreza, para acabar con la pobreza.

Nosotros, en el Sistema Nacional para el Bienestar Social, hemos definido que lo primero es la alimentación; que lo primero que tenemos que garantizar para, de verdad hablar de avanzar para erradicar la pobreza, es que nuestro pueblo se alimente. Por eso, 32 mil familias van a tener el Bono Productivo Alimentario a finales de este año.

Por eso es que estamos también avanzando creando trabajo digno para las y los nicaragüenses; por eso, queremos nosotros construir juntos en Nicaragua un presente y un futuro mejor, de bienestar, de prosperidad, de verdadera alegría, porque la alegría no existe donde hay pobreza. Es imposible sentirnos alegres si estamos, todos los días, teniendo que recurrir a la limosna, cuando tenemos derechos; nosotros no somos un pueblo de mendigos, somos un pueblo valiente, somos un pueblo con capacidades, somos un pueblo con derechos.

Y, ustedes queridas familias de los hermanos que conformaron las heroicas Tropas Pablo Úbeda del Ministerio del Interior, ¡tienen derechos! tienen derecho además a su historia, a que se les reconozca su historia de heroísmo, su historia de participación decidida, valiente, firme, digna, en la defensa de la Revolución Popular Sandinista, que devolvió al pueblo sus derechos, como hoy continúa devolviendo al pueblo sus derechos.

Estamos aquí reunidos hoy, en tiempos de Paz, en tiempos de Luz, en tiempos de Esperanza, reconociéndoles a ustedes ese aporte fundamental a la Revolución, que hoy continuamos defendiendo, que hoy continuamos desarrollando, por la gracia de Dios. Este encuentro que se ha realizado a la lo largo de la mañana y la tarde, nos ha permitido conocer sus demandas, sus necesidades, sus planteamientos, sus inquietudes, para darles respuestas, desde este Gobierno que reconoce esas demandas, esas inquietudes, esas necesidades, como derechos de ustedes.

Decíamos que en el Sistema Nacional para el Bienestar Social trabajamos para devolver derechos y, desde los derechos, avanzar para erradicar la pobreza. Hoy se han recogido sus planteamientos, sus propuestas, sus demandas; los Ministros del Sistema para el Bienestar Social han trabajado con ustedes, han recibido estas demandas, y también aquí, vamos a dar a conocer las respuestas de las distintas instituciones de este Gobierno del Pueblo, que les reconoce, que además les identifica, como personas, como seres humanos, como familias, a quienes tenemos que retribuir, con quienes la sociedad tiene una deuda histórica, porque gracias a personas, a familias como ustedes, estamos hoy aquí.

Quiero dar la palabra, hermanas y hermanos al Secretario de la Presidencia, quien es también Secretario del Sistema para el Bienestar Social, para que nos haga un resumen de la Sesión de Trabajo que ustedes han sostenido el día hoy, y para que presente también, las propuestas de los Ministros que ya se han reunido con el compañero Presidente, han hecho esta síntesis, han verificado que esas propuestas que ellos están trasladando, son posibles.

Queremos ahora comunicarles, efectivamente qué vamos a hacer, para que ustedes encuentren, no sólo la respuesta, sino también para que sigamos juntos, incluyéndolos a ustedes, familias, compañeros, compañeras, niños y niñas, para que ustedes también sientan, efectivamente, que son parte de esta ruta, de este camino, en que familias y comunidades avanzamos, reconociendo nuestros derechos hacia días de bienestar.

Que Dios, hermanas y hermanos, que hace posible que todos los días nos levantemos con el corazón lleno de Amor y con la voluntad de servirle a Nicaragua, y de servirle, sobre todo, a las familias nicaragüenses para recuperar dignidad, capacidad, que tenemos de sobra, pero para que esa capacidad se vea reforzada con los medios para trabajar; a Dios que nos permite, que nos da salud, que nos da fortaleza, para caminar todos los días, repito, llenos de Amor, las gracias por este encuentro, esta reunión de Hermandad, esta reunión en tiempos de Paz, esta reunión que nos permite decir: “¡Vamos adelante con Nicaragua, porque todos y todas ganamos!”

Compañero Salvador Vanegas, por favor bríndenos el informe para que los compañeros y sus familias escuchen y aprueben esta síntesis, y estos compromisos … ¿cuáles son las propuestas que hacemos, desde el Sistema para el Bienestar Social?

Palabras de Salvador Vanegas

Secretario de la Presidencia

Estuvimos reunidos el Doctor Roberto López, Director del INSS; la compañera Yara Pérez de la Intendencia de la Propiedad; el doctor Guillermo González, Ministro del MINSA; la compañera Ana Isabel Morales, Ministra de Gobernación. Hemos estado intercambiando con los compañeros, que llenos de esperanza, llenos de voluntad de seguir colaborando por este pueblo, a como lo han hecho en estos años de la Revolución, en estos años de la lucha contra las adversidades que nos planteó el neoliberalismo, diferentes problemáticas, desafíos.

Hemos planteado aquí algunas soluciones que queremos comenzar a implementar en los próximos días; una de ellas es que a las pensiones de los compañeros que estuvieron en el Ministerio del Interior, hoy Ministerio de Gobernación, van a sumarse las cotizaciones que tenían en el Instituto de Seguridad para el Desarrollo Humano y el INSS, para que sean sumadas y reconocidas como cotizaciones, de cara a la jubilación.

Por otro lado, los compañeros han planteado que parte del desorden en que se manejó el Ministerio de Gobernación, en estos 16 años de afectación institucional de desmontaje del Estado nicaragüense por parte del neoliberalismo, se perdieron muchos expedientes, bases de datos, de compañeros que no tienen, a estas alturas, reconstruido su expediente médico y que son víctimas de guerra, que tuvieron lesiones en combates, etc.

Se va a trabajar desde el Instituto de Seguridad Social, para reconstruir todos estos expedientes, igual se van a integrar médicos del Ministerio de Salud, para hacer la reconstrucción médica y esos expedientes puedan ser ingresados al proceso de trámites de pensiones que haga el Instituto de Seguridad Social. Eso, a lo inmediato.

Se van a asumir todas las pensiones para Madres de Héroes y Mártires; para discapacitados, para huérfanos, que estaban siendo procesadas en el Instituto de Seguridad para el Desarrollo Humano, y van a ser absorbidas por el Instituto Nacional de Seguridad Social y, a partir del mes de septiembre, el cheque de pensiones que recibían en el Instituto de Seguridad para el Desarrollo Humano, además de incrementarse, van a ser emitidos desde el Instituto Nacional de Seguridad Social.

En términos de atención médica a compañeros y compañeras que demandan atención especializada, el Ministerio de Salud ha dispuesto las Empresas Previsionales Públicas del Ministerio de Salud, que tienen 10 filiales en todo el país, para que ahí mismo sean atendidos todos estos compañeros, y desde ahí, los casos especializados puedan ser tramitados a hospitales de referencia nacional, donde los casos ameriten atención muy especializada de salud.

Finalmente, el Instituto de la Propiedad va a comenzar a revisar con las Asociaciones de compañeros desmovilizados, para hacer una revisión de todos los casos en los cuales se necesite trabajo de la Intendencia de la Propiedad, para la legalización y ordenamiento del tema de la propiedad, en relación a viviendas o propiedades que tengan ellos en posesión.

Eso es compañero Presidente lo que se ha trabajado y, con la compañera Ministra de Gobernación se acordó una reunión para el jueves 21, donde se va a trabajar con las asociaciones viendo la carnetización y otros elementos de trabajo organizativo de las asociaciones, en relación a sus responsabilidades con el Ministerio de Gobernación.

Palabras de Daniel

Buenas tardes hermanos nicaragüenses, familias nicaragüenses, que nos están viendo a través del Canal 4, y que nos escuchan a través de la Radio Ya, Radio Sandino, Radio Nicaragua, y otras radios que siempre están encadenadas para que nuestro pueblo se encuentre permanentemente informado.

Buenas tardes queridos hermanos, queridas hermanas, compañeros, compañeras de las valientes y heroicas Tropas Especiales de Nicaragua, las Tropas Pablo Úbeda, que con Edén decíamos… ¡los mejores entre los mejores! los combatientes de las Tropas Pablo Úbeda.

Este 27 de Agosto, conmemoramos el 41 Aniversario de la Gesta Heroica de Pancasán; fue precisamente en el mes de agosto del año 1967, cuando esa Gesta Heroica culmina con aquellos combates en las montañas de Matagalpa y, donde cae en combate, quien, con su ejemplo, con su entrega, con su mística, con su compromiso, le dio nombre a estas tropas, Rigoberto Cruz; hermano chontaleño, nacido en La Libertad, Chontales, Miembro de la Dirección Nacional del Frente Sandinista y que se encontraba, precisamente, en esas columnas guerrilleras en Pancasán, con Silvio Mayorga, Francisco Moreno, Oscar Turcios, Carlos Fonseca, con Tomás, con Carlos Reyna, con Otto Casco, con Oscar Danilo Rosales, ese médico que decidió incorporarse a la guerrilla.

En esa columna, encabezada lógicamente por Carlos, estaba Rigoberto Cruz, y ese sitio, donde se estaban estableciendo las bases para iniciar el combate guerrillero en aquellos años, ese sitio había sido definido y escogido por la Dirección del Frente Sandinista, luego del trabajo de campo directo que hiciera ahí Rigoberto; el trabajo que hizo Rigoberto Cruz… Pablo Úbeda era su seudónimo, fue un trabajo de años.

Después de Bocay, el Frente lo traslada a los departamentos de Matagalpa, Jinotega, toda esa zona, y empieza un trabajo paciente, contactando las casas de los campesinos; muchos de esos campesinos tenían en su casita humilde, el retrato del dictador, del tirano. Eran campesinos que todavía no tenían conciencia y que la fueron adquiriendo, en ese vínculo con el Frente Sandinista, en ese vínculo con Pablo Úbeda y recuerdo como él, en uno de los informes que presentaba, contaba cómo los campesinos iban aportándole al Frente Sandinista, apoyando al Frente Sandinista, se iban incorporando al Frente Sandinista.

Un trabajo que demandaba de una enorme mística; los campesinos les daban de comer a Pablo Úbeda, y a los compañeros que andaban de un lado para otro, como los misioneros, como los apóstoles, haciendo conciencia, llevando la palabra de la esperanza, de la lucha. ¡Y así se forjó el acero! en esas condiciones.

Luego empezó el trabajo de organizar las redes de información, organizar la logística en esas montañas, y ahí estaba Pablo Úbeda trabajando, con toda la pasión, con toda la mística que le caracterizaba. Era un compañero de una gran entrega, de una gran humildad, de una gran mística. Cayó en combate, hace 41 años, en el año 1967, en el mes de agosto. Dos meses después, en el mes de octubre, caería en combate, ese mismo año, en Bolivia, el Comandante Heroico, Ernesto Che Guevara.

Mientras Pablo Úbeda combatía en las montañas de Nicaragua, en las montañas de Matagalpa en Pancasán, el Che entonces estaba sembrando esperanzas allá en Bolivia. Por eso no es casual, que recién el Triunfo de la Revolución, cuando se organizan estas fuerzas especiales, lleven el nombre de Tropas Pablo Úbeda.

Porque eran fuerzas especiales que demandaban de mucha mística, de mucho sacrificio, de mucho valor, de mucha firmeza, de mucha convicción. Y, eran fuerzas destinadas, no para la represión, sino para defender al pueblo nicaragüense de la agresión; fuerzas que contribuyeron a la Paz, a alcanzar la Paz en Nicaragua.

Luego, conocemos la historia que llevó a que se desintegrara este destacamento, ya a finales de 1989, se desintegra este destacamento; fue parte del sacrificio, del aporte que ustedes, hermanos, le brindaron al proceso de paz de nuestro país. ¡Fíjense bien! Fuerzas respetadas, fuerzas temidas… tan temidas que decían, bueno, para poder firmar los Acuerdos de Paz, tienen que desarticularse las Tropas Pablo Úbeda ¡fueron un elemento determinante para contribuir a la paz!

Y después 16 años de neoliberalismo, de capitalismo salvaje, de toda la historia que ustedes bien conocen, que ustedes han vivido, en donde ustedes han continuado librando la batalla, en medio de las dificultades, de la pobreza, en medio de la falta de protección social, porque como bien se explicaba el día de hoy, ya nos daban el informe los Ministros, a la hora de la desintegración de las Tropas, no se dejó un récord, donde se estableciera claramente que habían prestado servicios durante 10 años al Estado nicaragüense, al pueblo nicaragüense, y prácticamente quedaron en la calle.

Cuando viene el retiro de los compañeros del Ejército y del Ministerio de Gobernación, a partir del año 1990, fue organizado en lo que se conoció como PL1, después el PL2 y hasta el PL3, lo que permitió que los compañeros, tuviesen algún reconocimiento, alguna indemnización.

En este caso, no fue posible, las condiciones, el momento no lo permitió, porque en ese momento lo prioritario era alcanzar la Paz, ponerle fin a la guerra. Y ustedes, hermanos, que se habían convertido en una fuerza determinante en la defensa de la Paz en Nicaragua, en ese momento, también, con su propia organización, al disponer de su organización el Estado nicaragüense, el Gobierno de Nicaragua, para poder aportar a la Paz, ustedes estaban aportando a la Paz, en momentos realmente definitivos.

Ahora, tenemos la oportunidad de reunirnos con los sobrevivientes, porque… ¡cuántos hermanos, cuántas hermanas cayeron a lo largo de los años! con los sobrevivientes de las Tropas, y estas tropas ahora, dispuestas a librar la batalla para defender las conquistas sociales del pueblo, ¿cómo? con la conciencia… defender las Campañas de Alfabetización; seguramente, más de uno de ustedes estará en los Programas de Alfabetización “Yo sí Puedo;” más de uno de ustedes estará en los Programas que tienen que ver con proteger a las mujeres del campo, en el Programa Hambre Cero.

¿Cuántos de ustedes estarán, participando también en los programas que tienen que ver con la protección de los niños, de las niñas, sobre todo en primer lugar, para prevenir enfermedades? Esos son los retos que tenemos hoy, los retos de defender el derecho de los pobres, el derecho del pueblo, de los campesinos, a tener una vida digna y a progresar ¡Ese es el gran reto!

Ustedes tienen la conciencia, la convicción, la formación sólida que nos garantiza que son ahora un destacamento inmerso en este proceso de lucha que estamos viviendo en América Latina y El Caribe, en defensa de los derechos de los pueblos.

Una lucha que la estamos librando y en la que estamos avanzando, independientemente de la resistencia que ponen las fuerzas más egoístas, encabezadas por la tiranía del capitalismo global, del imperialismo global, y que no dejan de tener en estos países, gente que les sirve de caja de resonancia.

Aunque sí, estamos convencidos que la mayoría de los nicaragüenses saben que Nicaragua y los pueblos latinoamericanos estamos marchando por un camino nuevo, y que lo estamos construyendo, a pesar de las campañas insidiosas de nuestros enemigos, de nuestros adversarios, que son enemigos de los pueblos, los enemigos de los pobres, de los campesinos.

Son 29 años de las Tropas, y les decía que en el mes de agosto, el 41 Aniversario de Pancasán; el mes de agosto, 30 Aniversario de la Toma del Palacio; ya empezamos la jornada, aquí está Edén, nuestro querido hermano, compañero, que le tocó encabezar la Toma del Palacio. Ya empezamos la jornada, Edén con los muchachos, con los estudiantes, tomándose el Palacio un día de estos.

Tomándose el Palacio ¿para qué? para salir del Analfabetismo; tenemos que tomarnos el Palacio para salir de la pobreza, del hambre; para recuperar la navegación en el Río San Juan, que es una tarea que tiene Edén, sólo falta la draga y ya vamos a conseguirla, porque la que tenía él está en mal estado, entonces ya ubicó una en buen estado. Y ¿en cuánto tiempo estaría esa draga aquí? En dos meses; porque el Río San Juan se ha ido quedando sin caudal; necesitamos dragarlo para recuperar nuestro caudal. Esta es una tarea que urge y al frente de ella, tenemos a Edén.

Agosto también es el mes en que conmemoramos el 29 Aniversario de la Cruzada Nacional de Alfabetización, ¡fue en agosto también la Cruzada Nacional de Alfabetización! recién el Triunfo de la Revolución, triunfamos en Julio del 79, ya en el año 1980 se estaba desarrollando la Gran Campaña Nacional de Alfabetización, donde participaron miles de jóvenes en nuestro país.

Les decía que ahora tenemos que retomar la Alfabetización, porque en estos 16 años, creció el analfabetismo en Nicaragua; después que nosotros logramos reducir el analfabetismo hasta el 12.5% en medio de la guerra, en medio del bloqueo… en estos 16 años, del 90 hasta el 10 de enero del 2007, ¡el analfabetismo creció y llegó hasta un 35%! donde se pueden hacer las mediciones, porque hay zonas del campo donde es muy difícil hacerlas y donde, seguramente, el analfabetismo es mucho mayor.

Estamos en esta batalla contra el analfabetismo, por la salud, por la alimentación del pueblo. Todo esto es básico, todo esto es prioritario y en todo esto, sabemos que ustedes, son una fuerza incorporada para librar estas batallas… las Tropas Pablo Úbeda, dispuestas a librar estas batallas.

Ayer estuvimos en el Aliviadero Héroes y Mártires de Pancasán, así bautizamos el aliviadero, una obra enorme en el Lago de Apanás, en la comunidad de Asturias, allí se construyó esta obra, y ahí informábamos a nuestro pueblo, que esa obra se logró construir, gracias a los recursos propios de HIDROGESA y, gracias a la cooperación del hermano pueblo Venezolano.

Igualmente, un día anterior, la compañera Rosario estuvo con 200 representantes del Mercado Oriental, que fueron afectadas por el incendio y ahí se les dio a conocer un Programa de Crédito, de 3 millones y medio de dólares, que va a significar entregarles a 700 comerciantes, la cantidad de 5 mil dólares al crédito, con seis meses de gracia; en 6 meses no pagarán nada, y después de ese tiempo, empezarán a pagar, con un interés del 3%.

Eso, gracias a la cooperación del hermano pueblo venezolano. Porque nosotros escuchamos a los enemigos del pueblo, preguntando ¿dónde está la ayuda venezolana? ¿dónde está la cooperación venezolana? No le piden cuentas a la forma en que distribuyen cooperación otros países, ¡ahí no piden cuentas! No piden cuentas por otras cuentas de cooperación, ¡ahí no piden cuentas!

Solamente piden cuentas de la Cooperación Venezolana, porque aquí hay montones de presupuestos paralelos; los Organismos Internacionales, la Cooperación Internacional, tienen diferentes formas de llevar recursos y muchos de éstos son presupuestos, prácticamente paralelos, que son definidos por los Organismos Internacionales, porque son financiados por ellos.

Y que se comete el error todavía, de parte de algunos funcionarios de nuestro Gobierno, de poner en sus programas a ejecutarse, proyectos que están dependiendo del financiamiento de esos organismos. Después ¿qué sucede? como se retrasó el financiamiento del Banco Mundial o el de otro Organismo Internacional, resulta que la Institución aparece que no está ejecutando el programa; sencillamente, hubo un retraso.

Yo les he insistido a los Ministros que no pongan esos programas; hasta que entró el recurso, se puede decir, de lo contrario, es como que vos digás, ya voy a dragar, si no tenés la draga todavía; vos podés decir en cuánto tiempo vas a dragar cuando ya tengás la draga. Lo mismo pasa con la Cooperación Internacional.

Desgraciadamente se comete, como les digo, ese error o imposiciones de los Organismos Internacionales, del Fondo Monetario que dicen, tienen que poner ustedes todo lo que es la cooperación internacional… y ¿qué ganás con ponerla si al final no está llegando a lo largo del año? porque solamente está llegando una parte de ella a finales del año.

Entonces ¿qué resulta? Que las instituciones aparecen que no están ejecutando una cantidad de programas. Y, sobre esto se montan todos aquellos que andan con el discurso de “don me opongo” y empiezan a criticar y no a proponer. Simplemente critican, critican, de manera destructiva, no es la crítica constructiva, porque ésta es correcta, es necesaria, es indispensable; hay que criticar señalando errores y a la vez proponiendo soluciones; hay que criticar señalando, dónde hacen faltan acciones y a la vez, proponiendo acciones. Esa es la crítica constructiva.

Pero aquí tenemos una crítica negativa, sistemática, destructiva, porque sencillamente está alentada por los enemigos de este proyecto en favor de los pobres; los que apuestan siempre a favor de los grandes capitales, a favor del egoísmo, a favor de que los ricos se hagan más ricos y los pobres cada vez más pobres.

Otro programa que vamos a poner en práctica en las próximas semanas, estamos organizando esto, y ustedes también nos van ayudar a organizar este programa… las Tropas Pablo Úbeda ayudándonos a organizar este programa. ¿Cuál es el programa? Distribuir tanques de gas y cocinas, para no quemar leña, entre la gente que todavía utilizan leña por necesidad, porque no tienen para comprarse una cocina, ni para comprar el gas; o no tienen ni siquiera para la cocina, ya teniéndola harían el esfuerzo por conseguir el gas, entonces tienen que recurrir a la leña.

Hoy nos acompaña nuestro querido hermano, el Embajador de la República Bolivariana de Venezuela; Embajador de esa República Bolivariana encabezada por su Presidente, el Comandante Hugo Chávez Frías, un revolucionario, un hermano de la Revolución Sandinista, un hermano de la Revolución Latinoamericana, aquí está el compañero Embajador, Sergio Rodríguez.

Vos estuviste un buen tiempo en Nicaragua, en el año 79, y conoció a muchos nicaragüenses cuando estuvo apoyando la lucha del pueblo nicaragüense, y conoció también, a los hermanos de las Tropas, ¡los conoció muy bien!

Estamos hablando de que estas cocinas y estos tanques de gas, son también gracias a la cooperación del pueblo venezolano, gracias a la cooperación de la Revolución Bolivariana. Es un total de 25 mil cocinas y tanques; 25 mil ya es un número considerable, hay que organizarse muy bien para distribuirlas y que lleguen realmente a las personas más necesitadas. Que no sean objeto de comercio, de ningún tipo de negociado, ¡que llegue la gente que lo necesite, a la gente que tiene que trabajar! Incluso aquí en los barrios hay gente que cocina con leña, y que pueden entonces tener ya su cocinita de gas con el tanque.

Así que vamos a necesitar del apoyo de ustedes, del trabajo de las tropas, las Tropas Pablo Úbeda en tiempo de Paz, trabajando ahora en todas estas tareas.

Quiero informarle a nuestro pueblo, y también a la comunidad internacional, porque estos temas son siempre muy sensibles. Ustedes saben que en Nicaragua le hemos dado asilo a tres hermanas latinoamericanas, a dos de ellas asilo, y a la tercera le hemos dado residencia, porque en su país no tiene problemas; fue agredida, fue herida por otro país, son dos hermanas colombianas y una hermana mexicana.

De las muchachas colombianas, la que tiene 21 años de edad sigue todavía complicada, le colocaron una prótesis en la pierna, ha tenido problemas de asimilación y mañana tienen que operarla nuevamente; ha tenido varias operaciones, creo que esta es como la cuarta, quinta operación, su estado sigue siendo delicado. Gracias a Dios y a los médicos, esperamos que se le pueda salvar la pierna, que es la lucha que se está librando, no tener que amputar, sino que salvarle la pierna. La otra muchacha que fue herida en el brazo, está en período de rehabilitación, la muchacha mexicana ya está recuperada; son tres.

Pero sucede que a la Embajada de Nicaragua en Ecuador, llegó otra ciudadana, una hermana colombiana, que estaba también el campamento que fue atacado por las tropas colombianas en territorio ecuatoriano, y que resultó con algunos charneles; ella tenía ahí el nombre de Esperanza y el compañero de ella, un ecuatoriano, cuyo nombre era Lucho, murió durante el ataque colombiano.

Ella buscó protección en la Embajada de Nicaragua en Ecuador y tomando en cuenta razones estrictamente humanitarias, nosotros le hemos dado esa acogida, y se encuentra actualmente hospitalizada aquí en Nicaragua, porque hay que sacarle unos charneles que tenía, operarla de otros problemas que tenía, una enfermedad que le ha afectado desde hace unos cuantos años. Y esto, como les digo, por razones estrictamente humanitarias.

Incluso también vamos a comunicarnos, Ministro de Salud, con la Cruz Roja, para que puedan conversar con ella, escucharla y que ella decida si quiere quedarse en Nicaragua o irse a otro país. Esto es importante dejarlo claro porque la campaña que hay es tremenda en cuanto a querer calificar al Estado nicaragüense, como que no está respetando las leyes internacionales, cuando al contrario, precisamente porque somos respetuosos de los derechos humanos, somos respetuosos en darles protección a las personas, independientemente de qué país sean, se les da protección.

Es lo que queríamos informar esta tarde… antes de que aparezca el Ministro de Defensa de Colombia inventando cosas alrededor de estos hechos que son, eminentemente humanitarios; porque el Ministro de Defensa de Colombia se ha caracterizado por estar inventando, incluso cometiendo delitos, porque utilizó los símbolos de la Cruz Roja, en la famosa operación que ellos realizaron en contra de un campamento de las FARC donde se encontraban varias personas, donde llegó el Ejército Colombiano disfrazado como que era la Cruz Roja y lograron penetrar y que les entregaran a 15 personas.

Nosotros quisiéramos que todas las personas estuviesen en libertad allá en Colombia, los que están en manos del Ejército Colombiano ¡que son miles! Y también los que están en manos de la guerrilla, pero para eso, lógicamente, hay que dialogar, hay que buscar caminos de Paz, como se lograron alcanzar aquí y donde ustedes abonaron a esos caminos de Paz en Nicaragua.

Les decía que este mes agosto está lleno de efemérides gloriosas, por eso no es un accidente que en el mes de agosto también, estemos conmemorando el 29 Aniversario de la Fundación de las Tropas Pablo Úbeda. Estoy seguro que mañana, ya desde ahorita, aunque dicen que nosotros somos puros secretos y ¡qué secreto va a haber si todo esto lo trasmitimos en directo! Pero bueno, eso dicen los enemigos del pueblo, de los pobres, dicen que el Gobierno sólo secretos es… ¡qué secreto va a ser esto!

Por un lado, nos acusan de que utilizamos la televisión y sólo el Canal 4 para estar trasmitiendo y las radios que ya mencionaba, entre otras radios; y por otro lado, dicen que sólo somos secretos. Ayer en directo, tuvimos el acto, anteayer el otro acto también con la compañera, tres días seguidos, transmisión en directo.

Ellos están viendo, tanto los dueños de los medios de comunicación, que son la misma familia, en los dos periódicos son la misma familia, por lo tanto, responden a los mismos intereses de la oligarquía; son las mismas familias que están vinculadas también con los dueños de ciertos canales televisivos, son la misma red.

Ustedes se fijan en los nombres, en los apellidos, ¡vienen de la aristocracia, todos ellos! y se creen los dueños de Nicaragua, piensan que solamente ellos pueden tener medios de comunicación. Si el pueblo tiene la posibilidad de contar con un medio de comunicación ¡ya eso es malo, eso no es correcto! Ellos sí se sienten con el derecho de ser los dueños de los medios de comunicación.

Ya me imagino los titulares de mañana… van a decir: “Reunidos con las Tropas Pablo Úbeda” ¡qué barbaridad! “Están organizando de nuevo las Tropas Pablo Úbeda” ¡Así es! y van a decir que las estamos organizando, quién sabe con qué objetivos malignos; porque ellos siempre andan pensando en la malignidad, porque son el diablo, son el demonio, entonces andan pensando siempre en la malignidad.

Y ¿qué les podemos decir a los hermanos nicaragüenses? Que sí, que a partir del día de hoy 17 de agosto, a las 5 de la tarde con 10 minutos y 25 segundos, las Tropas Pablo Úbeda se organizan nuevamente ¡para combatir el hambre, el desempleo, la falta de salud y la falta de educación en nuestro pueblo!

¡Que vivan las Tropas Pablo Úbeda!

¡Que viva el pueblo de Nicaragua!

¡Sandino Vive… la lucha sigue!

¡Patria libre o morir!

también te puede interesar