Nicaragua

Venezolanos impulsan Misión Milagro en Nicaragua

Han despegado hacia Caracas más de 17 aviones conduciendo a cerca de tres mil 300 pacientes que son asistidos en clínicas especializadas

Redacción Central |

Han despegado hacia Caracas más de 17 aviones conduciendo a cerca de tres mil 300 pacientes que son asistidos en clínicas especializadas

Especialistas y personal médico de Venezuela impulsan los objetivos de la Misión Milagro al tratar afecciones visuales en los más apartados sitios de la geografía nicaragüense.

Hasta Somoto, a escasos 20 kilómetros de la frontera con Honduras, en el departamento de Madríz, al noroeste de Nicaragua, llegó una brigada médica para realizar la selección de nicaragüenses que luego viajarán a Venezuela a operarse o atenderse afecciones de la vista.

Según el embajador venezolano, Sergio Rodríguez, gracias a este esfuerzo solidario, en el que también participa Cuba,  han despegado hacia Caracas más de 17 aviones conduciendo a cerca de tres mil 300 pacientes que son asistidos en clínicas especializadas.

La demanda es grande y allí, en las oficinas del alcalde sandinista Marcio Ariel Rivas, decenas de personas se aglomeran para recibir la atención de los médicos que decidirán si por sus dolencias visuales deben ser operados.

Algunos son remitidos a Ciudad Sandino, donde doctores cubanos ser acercan ya a las 30 mil intervenciones en poco más de un año.

Personas de extracción humilde, de los que afirman que deben levantarse en horas tempranas de la madrugada para llegar a la cita, luego de recorrer la geografía montañosa de esta región, esperan por la atención de los médicos y expresan su agradecimiento por esta manifestación de solidaridad.

Según el alcalde Rivas no hay distinción  por pertenencia política, la misma atención tiene un sandinista que un liberal. Esto es humanidad. Es algo para todo el pueblo y esto junto al proyecto de becas, tienen en común que son proyectos totalmente humanitarios, dijo.

Por su parte la doctora Lucía Gallardo, integrante del grupo venezolano, opina que    esto de la Misión Milagro es algo genial y que sus efectos ya se están viendo, muchas gentes agradecidas porque han recuperado la vista, gente humilde que no tendría esa oportunidad de otra manera   .

Al participar en este esfuerzo me siento más latinoamericana que nunca, expresa Natalia Echeverría, una asistente venezolana quien valora altamente ser parte de este compromiso humanitario de Cuba y Venezuela.

también te puede interesar