Nicaragua

Daniel Entrega Cartas Credenciales de los Embajadores de Angola, Guatemala y del Reino de España

Daniel Entrega Cartas Credenciales de los Embajadores de Angola, Guatemala y del Reino de España y Abanderamiento de la Delegación de Nicaragua a los Juegos Olímpicos Universidad Politécnica (UPOLI)

Redacción Central |

Daniel Entrega Cartas Credenciales de los Embajadores de Angola, Guatemala y del Reino de España y Abanderamiento de la Delegación de Nicaragua a los Juegos Olímpicos Universidad Politécnica (UPOLI)

Palabras de Rosario

Muy buenas tardes queridas muchachas, muchachos, hermanos y hermanas del Distrito VI de Managua, queridas familias de este distrito, de todos los distritos de Managua y de los departamentos de nuestra querida Nicaragua.

En esta tarde, el Comandante Daniel, a nombre del Pueblo Presidente va a recibir las Cartas Credenciales de tres hermanos Representantes de los Gobiernos y pueblos de Angola, Guatemala y del Reino de España.

También abanderará, el compañero Presidente, a nombre de todo nuestro pueblo, al equipo de Nicaragua que participará en los Juegos Olímpicos este próximo mes de agosto, representándonos a todos y sobre todo, a la juventud, a la gloriosa Juventud nicaragüense.

Están con nosotros esta tarde, nuestro Canciller por la Ley, Manuel Coronel Kautz; el Director del Instituto Nicaragüense de Deporte, compañero Marlon Torres; el Presidente del Comité Olímpico Nicaragüense, compañero Julio Rocha López.

Agradecemos a la UPOLI, a su Rector, el compañero Emerson Pérez quien no puede acompañarnos hoy, por estar enferma su esposa; esta tarde hemos hablado para dejarle, enviarle, entregarle un abrazo lleno de cariño y nuestro deseo de pronto restablecimiento, a la esposa del compañero Emerson. Está con nosotros y agradecemos que nos haya permitido reunirnos aquí, en esta casa de estudios, la Vicerrectora de Estudiantes de la UPOLI, compañera Blanca Rosa Galarza.

Nuestro saludo a los Embajadores que presentarán Cartas Credenciales al Pueblo Presidente el día de hoy, y a sus acompañantes: de la República de Angola, el Embajador Extraordinario y Plenipotenciario, Antonio José Condese de Carvalho, a quien le acompañan Domingo Luis, Segundo Secretario y Domingo Diogo, Jefe de la Comunidad Angolana en Nicaragua.  

De Guatemala, el Embajador Edgard Ruano Najarro, quien es acompañado por Roberto Aparicio Granados, Primer Secretario, y por una Delegación del Partido Alianza Nueva Nación de Guatemala, encabezada por el compañero Pablo Monsanto, los compañeros Jorge Soto y Pablo Soto.

Del Reino de España, el Embajador Extraordinario y Plenipotenciario, Don Antonio Pérez Hernández y Torra, quien es acompañado por su esposa Doña María Durán de la Colina, un saludo; Doña Rosario Bernal, Ministra Consejera de la Embajada y Miguel García Raid, Primer Secretario y Cónsul.         

Están también con nosotros, nuestro Embajador en España, Embajador del Pueblo Presidente, del Gobierno del Poder Ciudadano, el compañero Augusto Zamora; el Tricampeón Mundial de Boxeo y abanderado del equipo de Nicaragua en los Juegos Olímpicos, compañero Alexis Argüello; el cronista de los deportes del pueblo, compañero Enrique Armas; la compañera Karla Moreno, atleta en levantamiento de pesas, Karla, un abrazo; las compañeras responsables de los Gabinetes de Deportes del Poder Ciudadano en el Distrito VI, Yamilda Gago, Coordinadora de Deportes del Barrio Hugo Chávez y la compañera Dalia Colindres, Coordinadora del Barrio Unidad de Propósito.

Vamos a empezar con la ceremonia de presentación de Cartas Credenciales, y llamamos al hermano Antonio José Condese de Carvalho, Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de la República de Angola.   

Palabras de Daniel

Damos la bienvenida a Nicaragua, en nombre del pueblo, en nombre del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, en nombre de los Gabinetes del Poder Ciudadano, de los Consejos del Poder Ciudadano, al hermano, compañero, Embajador de la República de Angola, Antonio José Condese de Carvalho.

Con Angola nos unen sueños comunes, luchas comunes, historias comunes; un pueblo que luchó por su independencia al igual que el pueblo nicaragüense, un pueblo que lucha contra la pobreza, lucha para lograr el bienestar en el campo social, económico, en lo que es el verdadero establecimiento de los Derechos Humanos.

Con el Presidente de Angola, el Presidente Dos Santos, nos unen lazos profundos, entrañables, de hermanos. Cuando estuvimos en la primera época del Gobierno Revolucionario de 1979 a 1990, cuando se libraban aquellas batallas en Angola, tuvimos la oportunidad de expresarle personalmente nuestra solidaridad al pueblo angolano. Visitamos Angola, estuvimos con el Presidente Dos Santos, manifestándole la solidaridad del pueblo nicaragüense que en ese entonces batallaba en contra de la agresión del imperio yanqui.

Así es que, bienvenido a Nicaragua, esta es su Patria, querido hermano, querido compañero.

Palabras de Antonio José Condese de Carvalho

Embajador de Angola

Yo tengo dificultad de hablar el español, pero voy a hacer un esfuerzo. Compañero Comandante Daniel Ortega Saavedra, Presidente de la República de Nicaragua, compañeros miembros del Gobierno, señores y señoras.

En primer lugar, quiero manifestar mi profunda satisfacción por poder estar aquí, en esta noble Universidad Politécnica, de participar en esta ceremonia de presentación de Cartas Credenciales de la misma forma en que ya lo hicieran algunos de mis compatriotas y colegas Embajadores de Angola, que transitaron por este país, ejerciendo las mismas funciones.

Mi satisfacción es grande, porque traigo buenas noticias para Su Excelencia, el señor Presidente de la República y para el pueblo hermano de Nicaragua, quienes durante los momentos tristes y difíciles que atravesó nuestro país, siempre estuvieron a nuestro lado. Esta noticia se refiere a la Paz duradera que, el Gobierno y el pueblo de Angola, con la sabia dirección del Presidente Dos Santos, alcanzaron hace cerca de 6 años. Esta Paz ha permitido un mayor compromiso en la gran batalla de la Reconstrucción Nacional, el desarrollo socioeconómico y para lograr el bienestar en la población que tanto sufrió las consecuencias que esta larga guerra trajo.

También permitió la preparación de elecciones legislativas, que actualmente están marcadas para el 5 de septiembre del año en curso, en un proceso en que el pueblo angolano está participando de forma decisiva y responsable, para consolidar las vías democráticas y la victoria de la política de reconciliación, estabilización económica, reconstrucción nacional, implementada por el Gobierno de Unidad y Reconciliación Nacional.

Hace aproximadamente una semana, el Tribunal Constitucional divulgó las listas definitivas de los concurrentes  a la contienda, y después de un estudio minucioso de los procesos presentados por los Partidos Políticos, comprometidos en la carrera legislativa convocada por el Presidente de la República, José Eduardo Dos Santos. Según los resultados del Tribunal Supremo sólo 14 candidaturas fueron admitidas para concurrir a las elecciones legislativas de septiembre, las cuales el pueblo angolano aguarda con mucha ansiedad.

El acto político que celebramos, es una expresión de las excelentes relaciones de amistad y solidaridad entre nuestros dos países, las cuales fueron iniciadas en la década del 70. Época aquella en que nuestros pueblos todavía enfrentaban una ardua lucha común, para la defensa y reconciliación de sus respectivas independencias.

Permítame recordar que en tiempos pasados, los guerrilleros de Nicaragua reunidos en la cédula del Frente Sandinista de Liberación Nacional, van consumando tomar las armas para combatir el régimen dictatorial de Anastasio Somoza. Hechos históricos, de coraje, bravura y sacrificio que libró el pueblo en la lucha contra la dictadura, la opresión, la dominación, explotación capitalista en el mundo, a fin de consolidar la estabilidad política, la justicia socioeconómica para el bien de las naciones.

El Gobierno angolano y su pueblo, quienes también siguieron las mismas vías para conquistar su independencia nacional contra el colonialismo portugués, estamos esperanzados en que los cambios que hoy se verifican en todo el mundo, van a reforzar aún más la necesidad de que nuestros Gobiernos no olviden los lazos profundos que nos unen, y que puedan servir para el nacimiento de una nueva cooperación multiforme y mutuamente ventajosa para  los dos países.

Los actuales desafíos políticos, económicos, sociales, que enfrentamos después de las largas guerras a las que Angola y Nicaragua fueron sometidas, permiten que los dos países encaren con optimismo, en condiciones favorables, el porvenir de sus relaciones.

Angola está siguiendo con mucho interés, los progresos económicos y políticos que el Gobierno de Nicaragua bajo su dirección, compañero Comandante, está implementando las políticas correctas que conducen a un ambiente de bienestar de la población de Nicaragua. Muchas gracias.

Palabras de Rosario

El Embajador Plenipotenciario de la República de Guatemala, hermano Edgard Ruano Najarro.         

Palabras de Daniel

Querido hermano centroamericano, guatemalteco, latinoamericano, caribeño, Edgar Ruano, Embajador del pueblo y Gobierno de Guatemala ante el pueblo y Gobierno de Nicaragua.

Guatemala, un pueblo que tiene una historia común con el pueblo de Nicaragua. La verdad es que si buscamos historias comunes en todos los pueblos, las vamos a encontrar, incluyendo con el mismo pueblo norteamericano, porque todos hemos luchado por la Independencia, todos luchamos por la Justicia, por la Libertad, contra la opresión. Y el pueblo guatemalteco ha sido un pueblo víctima de la opresión impuesta por las más diversas formas de dominación neocolonialista, colonialista, capitalista, imperialista.

Guatemala es de las naciones con más población originaria, es decir, más población indígena, en América Latina y El Caribe; pienso que son Guatemala y Bolivia de los que más población indígena tienen. En Guatemala anda por el 60% la población originaria; o sea, los dueños de esas tierras originarias en Guatemala, son el 60% de la población… ¡son los dueños! pero no tienen más que pobreza y miseria.

¡Fíjense qué contraste! Ellos, que son los dueños de esas tierras, están en la pobreza, en la miseria, están en la exclusión, como resultado de la dominación del capitalismo mundial, que ha impuesto esas formas de dominación, donde hace más ricos y cada vez más ricos a unos pocos y hace más pobres y cada vez más pobres a las grandes mayorías ¡esa es Guatemala!

Guatemala, también, víctima de esa plaga del narcotráfico, del crimen organizado, que afecta a toda la región y que tiene sus raíces en el consumo en los Estados Unidos de Norteamérica, el más grande consumidor de todo este hemisferio. El consumo más grande está en esa gran nación.

Los Estados Unidos de Norteamérica, todo lo hacen en grande, incluso el consumo de la droga, desgraciadamente, e imponen una situación trágica a toda la región, desde Suramérica, donde se estimula la producción de la droga y la comercialización, hasta Centro América, México, porque es el camino para que la droga llegue a los Estados Unidos, donde están los grandes consumidores y nos va contaminando a todos.

En estos días va a haber una reunión en Cartagena de Indias, en Colombia; nosotros estamos delegando a la Ministra de Gobernación, la compañera Ana Isabel Morales, para que nos represente. Es una reunión, precisamente, para tratar el tema del narcotráfico, del crimen organizado, porque Colombia es el centro de la desestabilización de la región. Claro, que Colombia, en tanto, Estados Unidos es el gran consumidor, entonces tenemos que Estados Unidos se convierte en el gran desestabilizador de Colombia y de la región.

Si vamos a las raíces, las raíces están en el consumo de la droga, porque si no hubiese en los Estados Unidos tantos consumidores, que pagan muy bien la droga, no se produciría ese fenómeno de producción de droga en Colombia, narcotraficantes en Colombia, narcotraficantes moviéndose por Centro América, narcotraficantes penetrando al Estado, porque lo hacen ¡claro que sí!

Bien lo señalaba nuestro representante en la OEA, recientemente, cómo el narcotráfico ha penetrado al Estado colombiano. Y también en Centro América, en Guatemala, en particular y el Presidente Álvaro Colom tomando medidas, acciones, para ir limpiando, ¡es una batalla dura, no es fácil! Nosotros lo acompañamos al Presidente Álvaro Colom en esta batalla, en la que tenemos que unir esfuerzos todos los centroamericanos, todos los latinoamericanos y los caribeños.

Guatemala, víctima de las políticas del imperio. Ahí se produjo una intervención de los yanquis para botar a un gobierno del pueblo e imponer una larga tiranía, bajo la modalidad de “la Democracia;” una larga tiranía que significó la muerte de más de 300 mil guatemaltecos, asesinados, torturados. Centenares de miles que se fueron al exilio forzoso, a México, y a los mismos Estados Unidos o a Europa, incluso.

Ahora, Guatemala está en esta nueva situación, con un Presidente que ha tomado, ha levantado las banderas de la Unidad, de la Integración centroamericana y latinoamericana, el Presidente Álvaro Colom.

Nosotros nos sentimos muy contentos, muy orgullosos de recibir las Cartas Credenciales de parte del representante de ese pueblo hermano, de ese pueblo valiente, de ese pueblo luchador, que es el pueblo guatemalteco.

Palabras de Edgar Ruano

Embajador de Guatemala en Nicaragua

Muchas gracias, Excelentísimo señor Presidente de Nicaragua, Comandante Daniel Ortega, señora Rosario Murillo; Excelentísimo Vicecanciller, señor Embajador de España y su distinguida esposa; señor Embajador de Angola y otros Embajadores que nos honran aquí con su presencia; jóvenes, hombres y mujeres.

Esta tarde me toca entregar las Cartas Credenciales como Embajador de Guatemala, que vienen acompañadas de un caluroso saludo, de un abrazo fraterno de parte del Ingeniero Álvaro Colom, Presidente de Guatemala, para el Presidente de Nicaragua y todas sus autoridades y particularmente, al pueblo de Nicaragua. Reciban estas Cartas con ese cálido y afectuoso saludo.

En lo personal tengo muchos motivos para sentirme feliz, alegre y muy satisfecho de estar en esta hermosa tierra; desde que puse un pie en esta tierra, hace un par de meses, fui recibido con gran afecto, con gran amabilidad por todos los nicaragüenses, hombres y mujeres, trabajadores, taxistas, etc., y sobre todo también, por los funcionarios del Gobierno. No creo que haya estado en otro país donde haya encontrado gente tan hermosa y tan amable.

Esta venida mía coincide, afortunadamente para mí, en un momento, en una coyuntura muy especial para América Latina y para Centro América; todos sabemos que soplan nuevos vientos en Centro América y en América Latina; nunca en Centro América ha habido una correlación de fuerzas políticas como la que hay ahora, siempre estuvimos luchando contra dictaduras militares, contra dictaduras largas que sometían a nuestros pueblos.

Hoy, comenzando con Nicaragua, América Central se está moviendo y está entrando en una nueva etapa, acompañado de los países hermanos de América Latina, especialmente del Sur. Por eso mismo, Nicaragua hoy en día, es una plaza muy importante en la política regional y, sobre todo, la política centroamericana.

Estamos obligados todos los centroamericanos, hoy más que nunca, a trabajar por esa Unidad, por la que desde hace más de 150 años estamos luchando y la hemos venido mencionando. Ahora es el momento de retomar la divisa centroamericanista y trabajar por ella, porque existe la posibilidad de que los pueblos centroamericanos tomen, como se dice comúnmente, las riendas de su destino. Existe esa posibilidad ahora, y podemos hacerlo.

Así pues, entrego estas Cartas al Presidente Ortega, con el saludo, repito, del Presidente Álvaro Colom.

Palabras de Rosario

Muchísimas gracias compañero Embajador de Guatemala. Llamamos al Excelentísimo señor Embajador Extraordinario y Plenipotenciario del Reino de España, don Antonio Pérez Hernández y Torra.

Palabras de Daniel

Damos la bienvenida al hermano, que viene de las tierras del Quijote, España; Don Quijote de la Mancha, siempre luchando, siempre batallando, y eso somos los nicaragüenses, y eso somos los centroamericanos, eso somos los latinoamericanos y caribeños, batallando siempre por nuestros ideales, por nuestros principios. Por muy descabelladas que se vean estas batallas, por muy absurdos que se consideren estos sueños, ¡aquí estamos nosotros dando la batalla, como la dio el Quijote! como la da todo lo bueno y la ha dado todo lo bueno que tiene España y, como lo ha dado todo lo bueno y la da todo lo bueno que tienen nuestros pueblos.

Estimado Embajador Antonio Pérez Hernández y Torra, estimada y querida María Durán de La Colina; estimado Embajador, compañero Embajador, compañera Embajadora, aquí somos compañeros, somos hermanos. España tiene una significación extraordinaria para nuestros pueblos; España mil veces maldecida y mil veces bendecida, fíjense lo que son las contradicciones… Amor y odio, pero para que haya odio tiene que haber Amor.

Choque de culturas, sí, y la verdad es que estamos hablando en la lengua del Quijote, hablamos el español, y en nuestras venas, como lo decía Darío y lo decía Sandino: “orgullosamente corre sangre indígena y española…” esa es la sangre que corre en la mayoría de nosotros, sangre indígena, somos mestizos la mayoría de los nicaragüenses.

Al contrario de los guatemaltecos, que la mayoría son originarios, son indígenas, 60%; aquí tenemos población originaria que logró sobrevivir a todos estos cataclismos económicos, sociales, históricos, el pueblo misquito… nuestro cariño, nuestro amor, nuestro saludo para el pueblo  misquito, para el pueblo mayangna, para el pueblo ramaquí, para los pueblos de la Costa del Caribe de Nicaragua, y para los pueblos afrodescendientes de la Costa del Caribe de Nicaragua, siempre están presentes.

Cuando un Embajador está entregando Cartas Credenciales ante el pueblo de Nicaragua, las está entregando en primer lugar, ante los dueños originarios de estas tierras, los que estaban antes de que llegara Colón con las 3 carabelas ¿Quiénes estaban antes? Estaban los miskitos, los mayangnas, los quichés, los cachiqueles, los  mangues, los pipiles allá por El Salvador.

Es decir, toda esa raza heroica, que en medio de ese choque, se fundió y luego, de ese choque, de esa embestida, de un coloso como era España, sobre nuestras tierras, vino el coloso del norte, Estados Unidos, a querer arrebatarnos esta lengua, a querer arrebatarnos esta cultura donde se funden las raíces indígenas con la cultura española; se funde la cultura indígena con la cultura española.

Y fue cuando Rubén Darío que precisamente, fue en lengua española que volvió universal a Nicaragua, cuando revolucionó la lengua, cuando recibió el abrigo de pueblos latinoamericanos, y recibió el abrigo de pueblos europeos y en particular, del pueblo español.

Ese Darío, que cuando oyó que nos querían arrebatar el español, dijo: “¿Cuántos millones hablaremos inglés, callaremos ahora para llorar después…?” porque una cosa es que mantengamos nuestras lenguas originarias, el miskito, el español, que ya se estableció como una lengua de esta fuerza social que se fue configurando, y otra cosa es que aprendamos el inglés, el francés, ¡claro que hay que aprender! el inglés, el francés, el chino, todas las lenguas hay que aprenderlas ¡claro que sí! Pero, no sacrificando la lengua del país.

Y los yanquis querían eso, querían arrebatarnos lo que quedaba de nuestras culturas, y fue cuando Darío incluso, le dice al yanqui “que no se olvide que hay 1000 cachorros sueltos del viejo león español…” que aquí quedaron los cachorros, de esos pueblos bravos, luchadores, pueblos originarios, pueblos mestizos, luchando por la justicia, por la libertad.

Con España tenemos relaciones, realmente lazos históricos que van más allá de lo formal; los pueblos latinoamericanos y caribeños realmente somos una formación social nueva, la más nueva, la más joven en el mundo, porque África, y eso lo sabe bien nuestro querido Embajador de Angola, África no llegó a perder su identidad a pesar de la ocupación.

Los pueblos africanos lograron salvar lengua, lograron salvar sus propias identidades, en todos los campos. En cambio aquí, se produjo una situación más dramática, que dio lugar a esta nueva expresión social de nuestros pueblos.

Les decía que hemos caminado en esa lucha que el pueblo español ha librado en contra del fascismo, en contra de tiranías y el pueblo español nos ha acompañado también a nosotros cuando hemos librado estas batallas en contra del fascismo y en contra de tiranías.

Nosotros somos testigos de lo que ha sido esa cooperación, esa solidaridad del pueblo español y de los Gobiernos españoles, cuando nos enfrentamos a la dictadura somocista, cuando nos enfrentamos a la agresión imperialista de 1979 a 1990, cuando Gobiernos europeos, sin representar la voluntad de su pueblo, le cerraban toda cooperación a Nicaragua, como el Gobierno de Alemania y el Gobierno de Inglaterra.

Alemania nos bloqueó, siendo entonces el Presidente alemán, el Secretario de Estado, el señor Kohl y, en el Gobierno de Inglaterra, siendo la Primera Ministro, la señora Thatcher, ¡nos bloquearon! Y cuando yo llegué a conversar con ellos, a decirles que contribuyeran para la Paz con Nicaragua ¿qué me dijeron? Que hasta que nos entendiéramos con los Estados Unidos… es decir, ¡hasta que nos rindiéramos a los yanquis! eso querían decir.

Increíble la política alemana, la política británica de ese entonces, sometidas al imperio yanqui; en cambio, la política española no se sometió al imperio yanqui, y más bien, batalló España con Nicaragua, con El Salvador, con Guatemala, con todos los países centroamericanos, en favor de la Paz, para que se alcanzara la Paz en Nicaragua, en Centroamérica.

Y a esto, nosotros reconocemos la cooperación que España le brinda al pueblo nicaragüense. Yo insisto mucho en decir que ustedes no tienen culpa, ustedes no vinieron con los conquistadores de la época, ustedes no se llevaron en esa época ni un penique de oro, pero, yo insisto en decir que, Europa, realmente Europa, no solamente España, Europa tiene una deuda histórica con los países africanos y con los países latinoamericanos.

Precisamente, esto de la migración, tiene que ver con la pobreza, cuanto más pobreza tengamos en estos países más migración va a haber de estos países hacia los Estados Unidos, hacia Europa, tanto de los países latinoamericanos como de los países africanos. Por eso es que nosotros subrayamos, destacamos la cooperación cuando se brinda de tal manera, que contribuya realmente a erradicar la pobreza, a generar empleos, y que ello permita frenar la salida de nicaragüenses hacia otros países.

Yo puedo asegurar que en ese contexto se ha inscrito la cooperación española, hablo de la cooperación española, del pueblo español a través del Gobierno español. Dirán algunos, ¡ah! ¿Y las inversiones españolas? Aquí hay muchas inversiones españolas de las cuales no se habla, ¿por qué? porque están trabajando bien; se habla solamente, o se ha hablado mucho solamente de dos inversiones españolas.

Seguramente aquí hay más 100 inversiones española, pero se habla nada más de dos, y de las dos, ya en una se ha logrado un entendimiento, un acuerdo donde yo he reconocido públicamente y quiero reconocer ante el Embajador y la misión española, la cooperación que brindó el Gobierno del Presidente José Luis Rodríguez Zapatero, para lograr llegar a un buen entendimiento, e igualmente, esperamos que los otros puntos que están pendientes puedan superarse.

Nosotros le queremos expresar, estimado Embajador, a usted y a su familia, que le damos la bienvenida como hermanos, como parte de una misma comunidad, la comunidad Iberoamericana; somos una comunidad que trasciende, que tiene raíces profundas y, por lo tanto, le decimos, bienvenido usted y, nuestro saludo, nuestra gratitud para su pueblo y para su Gobierno, y nuestros saludos para Su Majestad, el Rey Juan Carlos.

Palabras de Antonio Pérez Hernández Torra                     

Embajador del Reino de España

Señor Presidente de la República, doña Rosario Murillo, señor Canciller por la Ley, señores Embajadores, queridos amigos de la Universidad Politécnica de Managua.

Señor Presidente, le agradezco muy sinceramente las palabras que ha tenido hacia España, que son la expresión sincera de la simpatía y el afecto del pueblo de Nicaragua por España, sentimiento que es recíproco, se lo puedo asegurar.

Yo quisiera en primer lugar, señor Presidente, trasladarle en nombre de Su Majestad el Rey, del Presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, un mensaje de amistad y de solidaridad del pueblo y Gobierno de España hacia su noble país, y de reiterarle nuestros votos por una Nicaragua en Paz, en progreso y en libertad.

Señor Presidente, yo represento a un país, usted lo ha dicho muy bien, que ha conocido profundos cambios, probablemente ningún país en Europa haya cambiado tanto como España en los últimos 30 años: de una dictadura a una Democracia, de un Estado centralizado a la España de las autonomías, de una España abierta económicamente, integrada en la economía internacional, y sobre todo, de una España socialmente avanzada.

En España estamos muy orgullosos de los avances sociales que se han dado, de la igualdad entre hombres y mujeres, de la atención de los discapacitados y a los más necesitados. Todas esas experiencias, creo que en buena parte, en algún sentido también, las ha pasado, las está pasando el pueblo nicaragüense.          

España creo que es un país solidario y es algo de lo que estamos especialmente orgullosos, España, y su gobierno se ha comprometido a dedicar el 0.7% del Producto Interior Bruto a la ayuda al desarrollo y el Presidente Zapatero decía hace dos días, “que el único programa que no se va a recortar en España en este momento de crisis económica, es la ayuda al desarrollo.”

Presidente, esa España moderna y solidaria, le tiende la mano a Nicaragua, siempre lo ha hecho y siempre lo hará; nuestras relaciones, usted lo ha dicho, son históricas, por lo tanto, profundas y duraderas y están basadas en el afecto y en la simpatía, no en el interés. Cualquier español en Nicaragua se siente un nicaragüense más y estoy seguro que un nicaragüense se siente español en España.      

Sobre la base de ese asimiento tan sólido y afectivo son muchas las cosas que podemos hacer en lo político, en lo económico, en lo cultural, en la cooperación. Yo quisiera reiterar y le agradezco mucho sus palabras, el compromiso de España con Nicaragua en su lucha contra la pobreza; es un compromiso además, que involucra a toda la sociedad española, desde el último municipio, a la Comunidad Autónoma, al Gobierno, a los cooperantes, a las universidades, toda España está en Nicaragua.  

Creo que son relaciones que van más allá de las relaciones tradicionales de cooperación, porque son relaciones de hermandad, de amistad; se han creado tantos lazos de tantos españoles que viven en Nicaragua, que yo creo que es el gran capital.

Le reitero el compromiso del Gobierno Español en su lucha contra la pobreza, y señor Presidente, quiero terminar, agradeciéndoles una vez más, las palabras que ha tenido hacia España y asegurarle que mi misión en este país, no tiene más que un objetivo, y desde mi modesta posición, contribuir a estrechar los lazos entre dos pueblos amigos y hermanos. Muchas gracias, y mucha suerte a Nicaragua en las Olimpiadas.

Palabras de Rosario

Muchísimas gracias a los hermanos Embajadores, a sus acompañantes, a sus familiares. Vamos a proceder a la segunda fase de esta ceremonia, vamos a dar la palabra al Jefe del Comité Olímpico Nicaragüense, compañero Julio Rocha, para iniciar con sus palabras el Acto de Abanderamiento de la Selección de Nicaragua ante los Juegos Olímpicos en Pekín.

Abanderamiento de la Delegación

Nicaraguense a los Juegos Olímpicos

Palabras de Julio Rocha

Muchas gracias. Estimado Presidente de la República, compañero Daniel Ortega Saavedra; estimada compañera Rosario Murillo; Ministros del Gabinete de Gobierno; autoridades universitarias, señores Embajadores; estimado Alexis Argüello, abanderado de Nicaragua, Enrique Armas; atletas y delegados a los Juegos Olímpicos de Beijing; miembros del Comité Ejecutivo del CON, estimados amigos y amigas.

En 1968 teniendo por sede la Ciudad de México, Nicaragua participa por primera ocasión en unos Juegos Olímpicos; 19 miembros forman parte de la delegación que nos representa en esa oportunidad; participamos en atletismo, boxeo y levantamiento de pesas.

A lo largo de la historia y de nuestro Comité, que cumple 50 años de edad, hemos participado en 9 Olimpiadas; un total de 164 nicaragüenses se han dado cita en el festival deportivo más importante del mundo, los Juegos Olímpicos.

En esta edición número 29, participamos con una delegación de 18 personas y asistimos en los deportes de atletismo, natación, levantamiento de pesas y tiro; al analizar la participación de los atletas centroamericanos, únicamente nos encontramos que compitiendo por Costa Rica, las hermanas Claudia y Silvia Pool, obtuvieron medallas, ambas son nacidas en Nicaragua.

Es interesante apuntar que en las tres últimas ediciones de los Juegos, iniciando en Atlanta 96, participaron 197 Comités Olímpicos Nacionales y solamente, 78 de ellos obtuvieron medallas para un 39.5% de los participantes. En Sidney 2000, participaron 199 Comités Olímpicos Nacionales y solamente 80 obtuvieron medallas para un 40.2%; en Atenas 2004, participaron 201 Comités Olímpicos Nacionales y solamente 74 obtuvieron medallas para un 36.81%. Veremos los resultados de esta Vigésima Novena Edición en Beijing 2008.

¿Qué nos deja como resultado esta reflexión? Que es necesaria la inversión para poder obtener resultados deportivos. Si nos comparamos con los amigos de la Patria Bolivariana, ellos participan en Helsinki en 1952 y en total han logrado 9 medallas, una de oro, dos de plata y 6 de bronce, y tienen 74 años de existencia; Cuba, octavo  lugar en el mundo en Atlanta 1996 con 25 medallas; noveno lugar en Sidney con 29 medallas; décimo primer lugar en Atenas 2004 con 27 medallas, para un total de 81 medallas en tres ediciones.

Guatemala, recibe el 3% del Presupuesto General de la República, traducido en dólares, 191 millón 56 mil 876, de los cuales la Confederación Deportiva recibe 171 millones de dólares y el Comité Olímpico 20 millones de dólares. Para Beijing, este Comité asiste con 12 atletas, los que se encuentran preparándose siempre fuera de Guatemala. Entre ellos, asisten atletismo, badmington, boxeo, ecuestre, levantamiento de pesas, natación, navegación a vela, pentatlón moderno, tiro deportivo, entre otros.

Los nuestros, distantes muchos de obtener esta preparación, la que ya tuvimos la dicha de poder gozarla en los años 80, en la Presidencia del compañero Daniel, época de gloria del deporte, reconocida esta acción por moros y cristianos, lo cual esperamos se retome a la mayor brevedad posible.

La firma de convenio con Movistar nos brinda una alternativa, en cuanto al apoyo al deporte, por parte de la iniciativa privada, Telefónica Movistar, con su capacidad de visión viene a marcar un hito histórico en el deporte olímpico.

No podemos finalizar sin antes agradecer al compañero Presidente de la República, por respetar la Autonomía del Comité Olímpico Nicaragüense y de sus miembros, las Federaciones Deportivas Nacionales, al solicitarnos que el Abanderado sea el Tricampeón Alexis Argüello. Solamente alguien con la sensibilidad del Presidente Ortega, ha tenido la virtud y la humildad de reconocer la Autonomía del Comité Olímpico en su calidad de representante del Movimiento Olímpico Internacional.

Muchas gracias Presidente, por respetar la Ley 522, de hecho, la Autonomía del Movimiento Deportivo. Esperamos que el apoyo que ahora nos brinda, y que se ha dado en forma ininterrumpida se siga continuando, y que los próximos convenios que se desarrollen a nivel de Estado se incluya siempre el tema del deporte.

Por nuestra parte, ponemos a su disposición nuestra experiencia, conocimiento y posibilidades de brindar el asesoramiento, a quien usted estime conveniente por el beneficio del deporte, en la medida de nuestras humildes capacidades para demostrar que podemos tener medallistas olímpicos, así como hemos tenido Campeones como Alexis Argüello, hoy portador del Pabellón Nacional y el 8 de agosto en la inauguración Beijing 2008. Muchas gracias.

Palabras de Rosario

Muchísimas gracias, compañero Julio Rocha. Queremos, de manera especial, destacar aquí la presencia de los muchachos del equipo de fútbol, Real Estelí, Campeones Nacionales, a quienes aplaudimos con cariño y les deseamos lo mejor en su próximo viaje a Canadá, a participar en el Torneo de Campeones. Éxitos muchachos, más victorias para nuestro pueblo.

Llamamos a nuestro querido compañero, Campeón 2008, Tricampeón Mundial de Boxeo, Alexis Argüello; llamamos al Presidente del Comité Olímpico Nacional, para la Ceremonia de Abanderamiento a los atletas nicaragüenses que participan, que nos representan en Pekín.

Palabras de Daniel

Fíjense bien, allá en Beijing, se van a encontrar con atletas de Angola, de Guatemala y de España; claro, España tiene un rendimiento mucho más alto en atletismo. Nosotros vamos con una delegación muy modesta, y Beijing se va a convertir en un punto de reunión de las juventudes del mundo, un punto de encuentro, un punto de acercamiento, 201 países, fíjense, todo el mundo va a estar participando, va a tener su representación.

Nosotros tenemos nuestra representación aquí, entre ella, va esta muchacha, que  es levanta pesas ¿cómo te llamás?

Palabras de Karla Moreno

Mi nombre es Karla Moreno, levanto 154 kilos, que son 300 libras. Yo soy de Managua y levanto pesas desde los 14 años de edad, ahorita tengo 20 años.

Palabras de Daniel

Empezó a los 14, que ya es tarde realmente, y aún así tiene un rendimiento, porque la verdad es que todo lo que es deporte, el atletismo, el fútbol, tiene que ser desde niño; tenemos que montar escuelas desde niños, eso lo estuve conversando, en el viaje a Ecuador.  

España tiene el fútbol, ellos nos pueden ayudar mucho en escuelas de fútbol, pero tenemos que desarrollar el atletismo también, el voleibol, el béisbol, el basketball, ¡todos los deportes! como lo hicimos en aquellos momentos difíciles, en aquellos años difíciles, en los momentos más duros de la lucha de 1979 a 1990, que logramos un gran desarrollo deportivo en Nicaragua, con mucha cooperación de Cuba, que es una potencia.

En los años 80 llegamos a ocupar el tercer lugar en Centroamérica, ahora, nos disputamos el sótano en Centroamérica, pero bueno, lo importante es que estamos dando la pelea; estamos presentes en esas competencias.

Y esta muchacha, la corredora, Jessica, vení por favor, por lo que he leído, no he conversado con ella, yo no sé qué dirá Julio, pero eso dicen los cronistas deportivos y habría preguntarle a este cronista Enrique Armas… ¿qué tal? Dicen que la metieron en un aprieto, porque ella está preparada para 400 metros, y la llevan en 100, dicen, no sé si es cierto, ¿qué decís vos? ¿En cuántos metros estás preparada? ¿Los 100 metros en qué tiempo los estás haciendo?

Palabras de Jessica

Estoy lista para correr fuerte por mi país, ¡estoy preparada! Estoy preparada en 100 metros y vamos a romper el récord de Nicaragua en 100 metros. Mi tiempo en 100 metros es  de 12:20 y el récord es de 12:17, estamos a tres centésimas.

Palabras de Daniel

Es una bala esta muchacha, es una flecha ¿y en 400 metros?

Palabras de Jessica

Tengo en 4 con valla, el récord nacional de Nicaragua, que tenía 20 años de no romperse, de  1:273 y estaba de  1:374.

Palabras de Daniel

Fíjense una muchacha, una atleta muy segura, a pesar de lo que dijo la crónica deportiva,  a pesar de lo que dijo Enrique Armas, creo que fue él quien hizo ese comentario.

Vamos con Alexis. Yo le agradezco al Comité Olímpico, a todos los Miembros del Comité Olímpico, a su Presidente, el compañero Julio Rocha que hayan atendido nuestra solicitud; porque la verdad es que nosotros hicimos una solicitud, ellos decidían si la aceptaban o no.

Nos pareció que era justo, que era el momento de hacer un reconocimiento que estimule a los jóvenes, a [email protected] [email protected], a esta gloria del deporte que tiene Nicaragua, el tres veces Campeón Mundial, Alexis Argüello.

Palabras de Alexis Argüello

Muchas gracias, señor Presidente, y a los atletas, hagan humanamente lo posible de representar este país con dignidad, con honor, a como este servidor nicaragüense lo hizo y quiero que dediquen su tiempo, en entender las responsabilidades olímpicas, es importante responsabilizarse con nuestro país. Yo me comprometo llevar esta Bandera y traerla con orgullo y honra, como nicaragüense que soy. Muchas gracias.

también te puede interesar