Nicaragua

Brasil y Nicaragua firman acuerdo para construcción de central hidroeléctrica

Se trata del proyecto hidroeléctrico Tumarín, de 160 megavatios, ubicado en la cuenca del Río Grande de Matagalpa, al norte del país

Redacción Central |

Se trata del proyecto hidroeléctrico Tumarín, de 160 megavatios, ubicado en la cuenca del Río Grande de Matagalpa, al norte del país

Brasil y Nicaragua firmaron un acuerdo de intenciones para la construcción de una central hidroeléctrica en el norte de este país centroamericano, informó el Ministerio nicaragüense de Energía y Minas.

El acuerdo fue firmado la noche del miércoles en la residencia de la embajadora de Brasil en Managua, Victoria Cleaver, señaló esa institución en un comunicado.

El convenio fue suscrito por el presidente de la empresa Eléctrica Estatal Brasileña (Eletrobras), José Antonio Muniz, y Mauricio Danilo Mariani, en representación de la empresa Centrales Hidroeléctricas de Centroamérica S.A., del grupo brasileño Queiroz Galv o.

Como testigo de honor firmó el ministro nicaragüense de Energía y Minas, Emilio Rappaccioli.

El gigante eléctrico estatal Eletrobras y Queiroz Galvao, uno de los consorcios más grandes en Brasil, estarán a cargo de desarrollar el proyecto hidroeléctrico Tumarín, de 160 megavatios, ubicado en la cuenca del Río Grande de Matagalpa, norte de Nicaragua, precisó la fuente.

El coste total del proyecto se estima en 350 millones de dólares, cuya inversión será asumida, en su totalidad, por ambas empresas de Brasil “bajo el esquema financiero BOT”, explicó la institución.

El esquema financiero BOT significa que el inversor financia, construye y gestiona las instalaciones durante un período de tiempo y posteriormente se transfieren todos los activos a la autoridad pública sin compensación alguna.

El Ministerio nicaragüense de Energía y Minas indicó que mediante ese sistema el Estado adquirirá el 10 por ciento de las acciones, y una vez las empresas brasileñas recuperen su inversión la central hidroeléctrica pasará a ser propiedad de Nicaragua.

La central se comenzará a construir “muy probablemente” el año que viene por la brasileña Eletrobras, la mayor empresa eléctrica de América Latina y controlada por el Estado, y Queiroz Galvao, dijo una fuente del Ministerio de Energía y Minas.

Eletrobras tiene 46 años de experiencia, maneja una producción de 38.111 megavatios, con 57.261 kilómetros de líneas de transmisión que representan más de 57 por ciento del total nacional en Brasil y con inversiones en 29 centrales hidroeléctricas, 15 termoeléctricas y dos nucleares, detalló el ministerio nicaragüense.

Por su parte, Centrales Hidroeléctricas de Centroamérica S.A. es una empresa que trabaja en la región centroamericana en proyectos energéticos privados y estatales.

Mientras, Queiroz Galvao tiene 55 años de experiencia en sectores de construcción y servicios públicos, y es productor independiente de energía, petróleo y gas, se desempeña en la agroindustria y cuenta con experiencia internacional en estructuración financiera de proyectos en el sector energía.

La firma de este acuerdo de intenciones con Eletrobras ratifica el convenio suscrito en mayo pasado para el desarrollo del proyecto hidroeléctrico Tumarín entre el Ministerio nicaragüense de Energía y Minas y la empresa Centrales Hidroeléctricas de Centroamérica S.A.-Queiroz Galvao.

también te puede interesar