Bajó la tasa de mortalidad infantil en Nicaragua

Descendió de 60 decesos por cada mil nacidos vivos a 36 y aunque ha habido un progreso en la reducción de las muertes infantiles, todavía es una preocupación

Descendió de 60 decesos por cada mil nacidos vivos a 36 y aunque ha habido un progreso en la reducción de las muertes infantiles, todavía es una preocupación

La tasa de mortalidad infantil en Nicaragua bajó de 60 decesos por cada mil nacidos vivos a 36 de 1990  a 2006, de acuerdo con un informe del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

El estudio, publicado por la prensa local, señala que aunque en Nicaragua ha habido un progreso en la reducción de las muertes infantiles, todavía es una preocupación.

El documento de UNICEF denominado “Estado Mundial de la Infancia  2008″ revela que, en Nicaragua, uno de cada cinco niños y niñas sufren de desnutrición crónica.

Cada año fallecen en Nicaragua 5 000 menores. En la Región  Autónoma del Atlántico Norte (RAAN), la incidencia de la mortalidad infantil es de 60 por cada mil nacimientos.

Las principales causas de muerte de los niños son la diarrea y la  neumonía.

La mayor parte de la mortalidad infantil ocurre en el primer año de vida por causas totalmente evitables, pues se relacionan con el cuidado y las condiciones sanitarias.

Aunque la desnutrición no es considerada como una de las causas  principales de la mortalidad infantil, un niño desnutrido tiene más  probabilidades de morir.

En la fecha en la que se realizó el estudio de la Unicef no se  tiene contemplado aún el alza de alimentos y combustibles a nivel  internacional.

Según el informe, el doce por ciento de recién nacidos en el país  tiene bajo peso en correspondencia con su edad, y el 30 por ciento  de menores de cinco años de edad padece de talla inferior.