Nicaragua

Nicaragua a pasos firmes para cambiar la matriz energética

En la actualidad existen reservas para hacerle frente a un eventual corte energético por desperfectos técnicos en el sistema

Planta energética Ernesto Che Guevara
Nicaragua a pasos firmes para cambiar la matriz energética. | Jairo Cajina

Redacción Central |

En la actualidad existen reservas para hacerle frente a un eventual corte energético por desperfectos técnicos en el sistema

El gobierno del Compañero-Presidente Daniel Ortega da pasos sólidos dirigidos a cambiar la matriz energética de Nicaragua, para superar el caos heredado en la generación tras 16 años de administraciones neoliberales, afirmó un funcionario del sector.

En declaraciones, el presidente de la Empresa Nacional de Energía (ENEL), Ernesto Martínez, aseguró que en la actualidad existen reservas para hacerle frente a un eventual corte energético por desperfectos técnicos en el sistema.

Gracias a la colaboración técnica y solidaria de Cuba y Venezuela en el contexto de la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) incorporamos a la red 120 megavatios en 18 meses tras asumir el Frente Sandinista el gobierno, señaló.

Estas nuevas instalaciones nos permitieron superar el legado de administraciones que sólo incorporaron al sistema 180 megavatios a base de fuel oil o bunker, agregó.

La estrategia del gobierno, puntualizó, es añadir otros 190 megavatios que usen derivados del petróleo hasta 2009 y así tener un potencial de generación para satisfacer necesidades inmediatas y concretar, sin cortes energéticos, el cambio de matriz.

En diciembre de 2008 tendremos 40 megavatios generados por la fuerza de los vientos en el istmo de Rivas, al sur del país, resaltó. Asimismo iniciamos tres proyectos hidroeléctricos que producirán 57 megavatios que se incorporarían entre agosto y septiembre de 2011, además de otros sistemas conjuntos con Irán, Brasil y México, que se acercan a los 470 megavatios, especificó.

Nicaragua dispone de condiciones envidiables para la generación geotérmica a partir de la energía de sus volcanes, lo que según Martínez, le permitiría exportar energía a sus vecinos del área y México.

Incluso, planteó, estudiamos la posibilidad de enviar energía a Cuba a través de un enlace por Yucatán, en México, o desde Puerto Cabezas, en la Costa Atlántica Nicaragüense.

Nicaragua tiene tanto potencial geotérmico e hidroeléctrico que el cambio de la matriz energética es una meta rentable y factible que nos liberaría de la pesada carga de las importaciones petroleras, consumidoras de la mayor parte de los ingresos por exportaciones, indicó el ejecutivo.

Llegar a generar el 80 por ciento de la electricidad con recursos renovables y sólo usar un 20 por ciento a partir del petróleo es la meta de las autoridades sandinistas, lo que en opinión de Martínez ayudaría a un gran salto económico para el país y sus vecinos.

también te puede interesar