Nicaragua

¡Vamos, por más victorias!

Declaraciones de Rosario a través de La Nueva Radio Ya sobre preparativos para la Celebración del 29 Aniversario del Triunfo de la Revolución Popular Sandinista

Redacción Central |

Declaraciones de Rosario a través de La Nueva Radio Ya sobre preparativos para la Celebración del 29 Aniversario del Triunfo de la Revolución Popular Sandinista

Pregunta de Denis Schwartz

¿Cómo están los preparativos, compañera, y si nos da algunos nombres de los invitados que tendremos en nuestro país?

Respuesta de Rosario

Muy buenas tardes, queridas familias nicara-güenses, queridas hermanas y hermanos, juventud, muchachos, muchachas, niños, niñas, estamos muy contentos preparándonos para irnos a León, a acompañar al pueblo de León en la Celebración del 29 Aniversario de la Declaración de la Ciudad de León como la Primera Capital de la Revolución.

El Comandante Daniel va a estar allá acompañado de los candidatos y las candidatas a Alcaldes en el Departamento de León; acompañado del querido compañero Carlos Fonseca Terán; del Delegado del Poder Ciudadano para el Departamento; del Alcalde del Municipio, el compañero Tránsito Téllez, y por supuesto, con ese pueblo valiente de León, esa Primera Capital de la Revolución, que hoy seguramente va a retumbar de alegría, de entusiasmo, con el corazón lleno de amor, recordando esos días de victoria y los 29 años en que el Frente Sandinista de Liberación Nacional, ha venido conduciendo a nuestro pueblo de victoria en victoria.

Para el día de mañana, tenemos un programa que con seguridad, llena las expectativas de nuestro pueblo nicaragüense, que con ánimo, con fortaleza, con espíritu, con fe, está celebrando 29 Años de Triunfos y, se prepara para empezar a caminar la senda hacia el 30 Aniversario del Triunfo de la Revolución, afirmando el Poder Ciudadano, el Poder del Pueblo Presidente.

Esa es la gran victoria de nuestro pueblo en estos días. Eso es lo que llena nuestro corazón de contento, de alegría, de esperanza, de optimismo, porque sabemos que estamos cons-truyendo la verdadera democracia, la Democracia Directa, la democracia del pueblo; que estamos preparándonos en este camino que nos lleva a gobernar a todas las familias nicaragüenses, que nos lleva a pasar de gobernados a gobernantes.

Lo hemos venido diciendo en los últimos meses, lo hemos venido conversando con los dirigentes Delegados del Poder Ciudadano de todos los Municipios del país. El Poder Ciudadano es el Poder del Pueblo, es la Democracia Directa; es el camino de la esperanza y de la realización de las familias nicaragüenses. Y lo que más nos llena de júbilo, de alegría, es que somos millones los que estamos recorriendo este camino y este tránsito hacia el porvenir mejor, hacia el porvenir de sensibilidad, de solidaridad, de justicia, de felicidad, que merecemos todas y todos los nicaragüenses.

Mañana, la plaza empezará a llenarse de hermanas y hermanos que vienen de todos los municipios del país, desde las dos de la tarde; a partir de las tres de la tarde, tendremos un concierto de nuestro hermano Phillip Montalbán, quien estará animando a las miles y miles de ciudadanas y ciudadanos que estarán ingresando a la plaza, para cantarle a la Revolución, para cantarle a Nicaragua, para cantarnos nosotros mismos, porque somos ciudadanos del presente de dignidad y del futuro de felicidad, del futuro de justicia.

A las cuatro de la tarde, alternarán en el escenario, compartirán el escenario los músicos de Quilapayún, de Chile; esos valientes compañeros intérpretes y creadores, que han acompañado a los pueblos en sus luchas libertarias por 40 años. Este año celebran ellos 40 años de fundación, y van a recibir, además, la Orden de la Independencia Cultural Rubén Darío en el desarrollo del acto.

Los compañeros compartirán el escenario con la Camerata Bach, con nuestros hermanos Ramón, Raúl, Ronald, todos los compañeros y compañeras que integran el coro, que han sido los arreglistas e intérpretes de los temas musicales de la lucha del Frente Sandinista en los últimos 16 años. Compañeros y compañeras que además, estuvieron integrados en la Unión de Músicos de la Asociación Sandinista de Trabajadores de la Cultura y que comparten esta visión de justicia, esta visión cristiana de solidaridad, de tener un país que compartamos todos, y donde todos tengamos derecho a la plenitud, a la felicidad. Los compañeros de Quilapayún y de la Camerata Bach, estarán en el escenario hasta la hora de inicio del acto.

En el acto, tenemos ya confirmada la participación de tres compañeros Presidentes: del Compañero Presidente Hugo Chávez y su comitiva; del compañero Presidente de Honduras, Manuel Zelaya Rosales y su comitiva; del Compañero Presidente Electo del pueblo paraguayo.

El gran triunfo del pueblo paraguayo, que después de décadas de dictaduras sangrientas, logró derrotar el modelo y establecer un Gobierno soberano con el compañero, hermano, Fernando Lugo, quien mañana, desde mediodía estará con nosotros, celebrando el 29 Aniversario del Triunfo de la Revolución Popular Sandinista.

También estarán Delegaciones de Guatemala, de República Dominicana, de Brasil, de Ecuador, de Bolivia; el Vicepresidente, hermano Esteban Lazo, del Gobierno socialista, hermano, ese Gobierno solidario que nos ha acompañado todo el tiempo, el Gobierno de Fidel y de Raúl, del heroico pueblo cubano, va a estar con nosotros, el compañero Esteban Lazo.

Tenemos entre quienes van a recibir la Orden de la Independencia Cultural Rubén Darío, como ya lo han dicho los medios, la compañera Aleida March, quien ella, por su cuenta, tiene enormes méritos porque fue guerrillera del Movimiento 26 de Julio y además, fue la esposa del compañero, el Comandante de la Esperanza, de la guerrilla, de la lucha revolucionaria, el Comandante eterno de las Revoluciones, Comandante Ernesto Che Guevara, a quien póstumamente, el Comandante Daniel, entregará la Orden Augusto C. Sandino.

Esa Orden va a ser recibida por Aleida madre y Aleida Guevara March, la hija de ambos, también ella por cuenta propia, Médica y activista de Derechos Humanos, activista de la Solidaridad. Ambas recibirán la Orden para el Comandante Che Guevara, y ambas recibirán la Orden Rubén Darío, por sus méritos propios, por sus trabajos como intelectuales, como escritoras, como científicas, como activistas de la solidaridad.

Estará el nieto del Presidente Allende, el Presidente de la Dignidad de América Latina, recibiendo la Orden Augusto C. Sandino, que póstumamente se entregará al Presidente Allende; estará la compañera, hermana, Margot Honecker, que fue Ministra de Educación en el último Gobierno de la República Democrática Alemana.

Como dije en Estelí, Margot fue extraor-dinariamente solidaria con nosotros, los nica-ragüenses, con la Revolución, y particularmente, con el modelo educativo, con la Campaña Nacional de Alfabetización.

Recuerdo que cuando visitamos al compañero Honecker, en la cárcel donde estaba injustamente encarcelado, después de haber sido enjuiciado, en la cárcel de Moabit en Alemania, lo primero que nos preguntó, después de los saludos fue, ¿cómo va la alfabetización? Porque el Gobierno de la República Democrática Alemana, se involucró con ayuda de todo tipo, para asegurar el éxito de esa formidable cruzada que liberó del analfabetismo a miles de nicaragüenses. Le debemos esta condecoración a Margot, que estará presente con nosotros el día de mañana, ya ella está en Nicaragua.

También estará Francois Houtart, el pensador, filósofo, pensamiento y voz de nuestros pueblos, quien recibirá esa Orden, ese merecido reconocimiento en la Plaza de la Fe, Plaza de la Revolución, y el Grupo, Quilapayún, como decíamos, que en su 40 Aniversario, también va a recibir la Orden de la Independencia Cultural Rubén Darío.

En la tarima central estarán, el Comandante Daniel, los miembros de la Dirección Nacional Histórica, las autoridades, Poderes del Estado, los invitados especiales, el Jefe del Ejército, la Jefa de la Policía.

Esta es una Fiesta Nacional, es la Segunda Independencia de Nicaragua, la que estamos celebrando; es una fiesta de toda la nación, de todo nuestro pueblo, por eso es una fiesta donde se congregan las autoridades nacionales que, con el pueblo, conmemoran esas jornadas heroicas que nos llevaron a la libertad y a la democracia.

Esa democracia que después de 16 años de oscurantismo, de neoliberalismo, de abandono completo de las familias  nicaragüenses; de miles de nicaragüenses muertos como resultado de la falta de salud; de miles de nicaragüenses sumidos en la ignorancia como resultado de la falta de educación; de miles de nicaragüenses abandonados a la muerte, a la enfermedad, al desamparo.

Después de ese paréntesis, hoy retomamos ese rumbo democrático y estamos avanzando hacia un estadio superior de la Democracia, que es el Poder Ciudadano, donde, con la participación, la presencia, la capacidad de decisión directa ¡directa! No por representación, de las familias y comunidades y, teniendo a la familia como el corazón de Nicaragua, estamos avanzando hacia ese porvenir que merecemos.

Ese porvenir donde todos podamos decir, sí, somos libres, dejamos de ser esclavos, somos seres educados, no hay iletrados; tenemos salud, tenemos los servicios básicos garantizados; tenemos financiamiento, tenemos trabajo, tenemos  Libertad.

Porque la libertad no es una palabra, la libertad tiene que asentarse en el cumplimiento, en la satisfacción de los derechos esenciales de los seres humanos que conformamos esta Gran Comunidad, este país amado, que se llama Nicaragua, ¡que tiene un nombre tan musical además, Nicaragua!

Somos una gran familia y, como gran familia, tenemos que acompañarnos, tenemos que estar juntos en la duras y en las maduras; juntos en las celebraciones y en las aflicciones, porque en la vida hay de todo y, gracias a Dios, el Señor nos ha dado la fortaleza para atravesar juntos también, todas las crisis; para nos amilanarnos, para no acobardarnos. Para enfrentar con fuerza, con fortaleza, con fe, todos los desafíos, los desastres naturales, los desastres ya no tan naturales como el Huracán del año pasado; las catástrofe políticas que se han librado en este país por la codicia, por la avaricia.

Somos sobrevivientes de los grandes robos, de los grandes desfalcos, de las grandes estafas; somos sobrevivientes, pero… ¡somos sobrevivientes con dignidad, con fuerza, con coraje! Somos sobre-vivientes que estamos batallando, en primer lugar, para que se haga justicia; en primer lugar para que no vuelva a haber corrupción en este país y, en primer lugar, para que todas las familias nicaragüenses tengamos lo que merecemos: Trabajo y Paz.  

En la Campaña Presidencial decíamos: queremos Trabajo y Paz. Hoy a 29 años del Triunfo de la Revolución, ¡con este Poder que es del Pueblo, con este Poder que es Sandinista! y cuando decimos sandinista, decimos nacional, decimos nicaragüense, porque Sandino defendió a Nicaragua. Sandino no defendió Partidos, Sandino defendió la Soberanía y la Dignidad de Nicaragua.

Y todos los nicaragüenses que nos sentimos dignos, que lo que queremos es un país soberano, ¡somos sandinistas! Por eso decimos, este Poder es del Pueblo, este Poder es Sandinista ¡Viva Nicaragua Libre! Y decimos hoy, a 29 años, que seguimos construyendo el porvenir, que seguimos como decíamos, afirmando la Democracia que conquistamos el 19 de julio de 1979, cuando escuchamos las campanas en todos los Municipios de Nicaragua, tañer con alborozo, al triunfo, al compás de la victoria del pueblo que se liberaba de la  oprobiosa dictadura somocista.

Y hoy, a 29 años, están también sonando las campanas, porque nos hemos liberado, empezamos a liberarnos del modelo neoliberal injusto, que ha destruido al Planeta y ha empobrecido a las mayorías en Nicaragua y en el mundo entero. Hoy suenan las campanas, suenan los tambores de la liberación, porque vamos avanzando en la transformación de ese modelo injusto; vamos avanzando en la creación de un presente y de un porvenir diferente, donde los jóvenes crecen en conciencia, crecen en solidaridad, en compromiso.

Las mujeres recuperamos nuestro derecho, nuestra voz, nuestro voto, nuestros espacios, esos a los que tenemos derecho, por cuenta propia; las familias son el centro, el corazón de este Gobierno, que es suyo y, de este país que queremos construir diferente.

Las comunidades, los artesanos, los productores, los campesinos, los todavía desempleados, las y los trabajadores, los profesionales, ¡todos somos Nicaragua! Todos somos la gran familia nicaragüense y, todos, estamos tocando las campanas, las campanas al vuelo, la música al vuelo, el corazón al vuelo, la poesía al vuelo, la danza al vuelo, celebrando que juntos vamos, hermanos, hermanas, ¡por más victorias!

Este noviembre la Revolución se consolida con más municipios en manos del pueblo, en manos del Poder Ciudadano. Hoy decimos, 29 años del Triunfo ¡Viva la Revolución! Decimos, 29 años de lucha inclaudicable ¡Viva la Revolución! Decimos 29 años, de fuerza insobornable ¡Viva la Revolución!

Y decimos, que en noviembre, ¡con la Revolución! vamos por más victorias para que triunfemos nuevamente, como pueblo revolucionario, y avancemos en la transformación de esta Nicaragua Libre, de esta Nicaragua formidable, llena de luz, llena de color, llena de belleza, llena de Amor. Gracias, Dennis.

Compañera, una última pregunta y, siempre, nuestro pueblo sabe, también entre cristiano y Revolución no hay contradicción, Plaza de la Fe, Plaza de la Revolución, ¿cómo se acomodará tanta gente?

Respuesta de Rosario

Nosotros sabemos que nuestro pueblo llenará las dos Plazas, llenará toda la Avenida Bolívar. Va a haber un desborde porque hay un desborde de ánimo, de júbilo. Lo hemos sentido en todas partes, en Chontales ayer, la gente no alcanzaba; en Estelí la gente no pudo seguir entrando a la Plaza. Toda esa gente viene para Managua el 19 de Julio, porque esto es un acto de fe.

Vamos a la Plaza de la Fe, en un acto de Fe; es un ritual, es una liturgia, es un acto en el que las y los nicaragüenses nos reunimos para celebrar, pero nos reunimos también para comprometernos más y más, con el espíritu cristiano, de hermandad, de justicia, de solidaridad.

Porque, como dice Daniel en sus discursos, nosotros venimos del compromiso cristiano, de amar al prójimo como a nosotros mismos, y de querer, entonces, ¡de exigir, entonces! la Justicia para todas y todos.

Estas concentraciones son actos de fe, actos de Amor a Dios, actos de amor al prójimo, actos en los que celebramos, cantamos, estamos contentos, estamos llenos de ánimos. Ánimo viene de ánima, de espíritu, estamos llenos de espíritu; estamos inspirados, que también quiere decir que estamos en el espíritu.

Estamos pidiéndole a Dios, en todas estas concentraciones, reuniones, encuentros, asam-bleas, que nos bendiga, que nos dé salud en primer lugar; porque la salud es básica, es el don básico, el bien básico de los seres humanos; que nos dé fortaleza espiritual y moral, que nos haga luchadores inclaudicables, indoblegables, insobornables, como hemos sido.

Que nos siga manteniendo ese espíritu indo-blegable, insobornable; ese espíritu formidable, inclaudicable, que es el que nos garantiza que avanzamos juntos hacia la victoria. Porque no importan los desafíos, cuán grande sean, si tenemos a Dios dentro de nosotros tenemos la fortaleza para enfrentarlos, y si tenemos la unidad de nuestro pueblo, tenemos la capacidad para vencer.

Unido el pueblo, jamás será vencido; Unida, Nicaragua Triunfa. Nicaragua estará en esa Plaza, centenares de miles de nicaragüenses estaremos en esa Plaza, dándole gracias a Dios por los 29 años de Revolución; dándole gracias a Dios por los 29 años de Victorias; dándole gracias a Dios por estar, otra vez, desde el Gobierno, construyendo la Democracia del Pueblo, asegurando los derechos del pueblo, asegurando entre todos la forja de la Nueva Conciencia, la forja de la Mujer y el Hombre Nuevos, la forja de la Nueva Sociedad.

En primer lugar, como dicen nuestros Candidatos donde vamos llegando, darle gracias a Dios e invocar su Sabiduría, invocar su Espíritu, su Fuerza para que nos bendiga, y para que colme a este país de bendiciones. Que nos llene a todos de sabiduría también, para que sepamos avanzar más rápidamente, desde la hermandad, en sendas de justicia, en sendas de prosperidad.

Para que la felicidad, que es el Reino de Dios en la Tierra, porque todos tenemos garantizados nuestros derechos humanos; eso que nosotros llamamos Felicidad, que es que las personas sientan que tienen dignidad, que tienen trabajo, que tienen bienestar; que pueden confiar en la Humanidad y en el futuro para sus hijos.

Esa es la felicidad que le pedimos a Dios, desde la fortaleza y la fe, desde el agradecimiento, que tiene que ser cotidiano, porque todos los días al levantarnos, tenemos que agradecer a Dios que nos permite estar aquí, a todas y a todos, continuando en este Camino de Liberación.

Este camino de liberación de la injusticia, de liberación del neoliberalismo, de liberación de la corrupción, del robo cotidiano de los 16 años; de liberación de todo lo negativo y, de instalación de la Luz; de la instalación de la Verdad, como decía Sandino, de la instalación del Amor.

también te puede interesar