Nicaragua

¡29 de fuerza insobornable!

Acto de Celebración del 29 Aniversario de la Revolución Popular Sandinista Plaza de La Fe

Redacción Central |

Acto de Celebración del 29 Aniversario de la Revolución Popular Sandinista Plaza de La Fe

Palabras de Rosario

¡Este Poder es del Pueblo, este Poder es Sandinista! ¡Viva el 19 de Julio!  ¡En Nicaragua siempre será… 19 de Julio! ¡Viva la Revolución Popular Sandinista! ¡Viva el Frente Sandinista de Liberación Nacional! ¡Viva el pueblo sandinista de Nicaragua! ¡Viva el Poder Ciudadano! ¡Viva el Socialismo! ¡Viva Daniel! ¡Viva Daniel! ¡Viva el 29 Aniversario y vamos por más victorias! ¡Viva Sandino!

Más de 29 años de Fuerza insobornable ¡Viva el Frente Sandinista! 29 Años de Libertad ¡Viva el Frente Sandinista! 29 Años de Lucha inclaudicable ¡Viva el Frente Sandinista! 29 Años de no retroceder ¡Viva el Frente Sandinista! ¡Viva el 29 Aniversario! ¿Cuál es la Consigna? ¡FSLN! ¡Vamos hermanos, hermanas, por más victorias! ¡Vamos por más victorias!

Hermanas y hermanos de nuestra Nicaragua Libre, revolucionaria, cristiana, sandinista, generosa, socialista, Nicaragua con Poder Ciudadano. Celebramos el renacimiento del Sol; celebramos las victorias; celebramos los triunfos del pueblo y de los pueblos; celebramos con alegría, con esperanza, con optimismo, fe, valentía; unidos y reunidos, celebramos el 29 Aniversario de la Victoria; celebramos, además, que seguimos triunfando.

Estamos aquí, hoy, en primer lugar, en el sitial de honor con la corona de gloria, las familias y comunidades de esta Nicaragua Libre, de Darío y de Sandino. El Pueblo Presidente, la hermandad nicaragüense, latinoamericana, caribeña, que nos hemos reunido para afirmar que ¡Sandino Vive! y que la Revolución es la única justicia posible, que la transformación revolucionaria avanza triunfante por América Latina. ¡Alerta, alerta, alerta que camina…!

Saludamos con amor, con el corazón ardiente de revolucionarios inclaudicables, la presencia en esta gran Asamblea de la Revolución Latinoamericana, en este consejo del ALBA, del Amanecer de los Pueblos, de la forja de la conciencia martiana, bolivariana y sandinista, saludamos con admiración y respeto al hermano, compañero, Presidente, Comandante Hugo Chávez Frías y a su Delegación de Ministros del Poder Popular de la República Bolivariana de Venezuela.

Nuestro abrazo también, nuestro agradecimiento por estar aquí con nosotros hoy, al hermano Manuel “Mel” Zelaya Rosales, valiente Presidente de la República Morazánica de Honduras, Presidente del Sistema de Integración Centroamericano, SICA, y un abrazo también a su comitiva presidencial.

Nuestro corazón, para el hermano Presidente Electo, en una victoria histórica del pueblo paraguayo contra 39 años de dictadura militar, al compañero, al querido líder, hoy Presidente de la Esperanza y del futuro libre y justo de los paraguayos, hermano Fernando Lugo.

Al hermano Vicepresidente del Pueblo vanguardia de la Revolución Latinoamericana, de la cuna de la Primera Revolución Socialista en América; de la Cuba de Martí, de Fidel y de Raúl, del extraordinario pueblo cubano, compañero Esteban Lazo Hernández. ¡Fidel! ¡Fidel! ¡Fidel!

Nuestro cariño, compañeras, compañeros, para el Vicepresidente de Guatemala, el compañero Rafael Espada, que representa en este histórico encuentro, a su Presidente, hermano, Álvaro Colom. Y saludamos también con cariño sandinista, revolucionario, a las Ministras y Ministros representantes de los Gobiernos del Ecuador, República Dominicana, Brasil y Bolivia.

Saludamos con todo nuestro cariño, a los hermanos del mundo que hoy recibirán las órdenes Augusto C. Sandino en su máximo grado, y de la Independencia Cultural Rubén Darío. Saludamos a la familia del Presidente de la Dignidad de América Latina, Salvador Allende Gossens; a la esposa, guerrillera del Movimiento 26 de Julio y Directora del Centro de Estudios Che Guevara, esposa del Comandante Eterno de las Guerrillas y de las Revoluciones, Comandante Ernesto Che Guevara; a la hija de ambos, Aleida Guevara March. El Comandante Che Guevara va a recibir hoy, póstumamente, la Orden Sandino y saludamos a las esposas y madres de los cinco héroes cubanos, encarcelados en las mazmorras del imperio.

Saludamos de manera muy especial a la compañera Margot Honecker,  última Ministra de Educación de la República Democrática Alemana y esposa del inolvidable Presidente, Erich Honecker; al compañero Francois Houtart, pensamiento y voz de los pueblos que luchan por su liberación, y al grupo musical Quilapayún, símbolo de nuestra cultura de resistencia, en su 40 Aniversario de Lucha inclaudicable.

Saludamos a los miembros de la Dirección Nacional Histórica del Frente Sandinista de Liberación Nacional, Comandante Tomás Borge Martínez, fundador del Frente Sandinista y a su esposa Marcela; al Comandante Bayardo Arce Castaño, que no pudo estar aquí con nosotros, por razones de salud y a su esposa Amelia; al compañero René Núñez Téllez y a su esposa Leana.

Saludamos también a la hija del General de Hombres y Mujeres Libres, Padre de la Revolución, nuestra querida compañera, Blanca Segovia Sandino Aráuz y a su nieto Walter Castillo Sandino; al hijo del fundador del Frente Sandinista de Liberación Nacional, Comandante Carlos Fonseca Amador, aquí presente, ¡siempre presente con el Frente al frente! nuestro hermano Carlos Fonseca Terán.

Saludamos también a los Partidos y movimientos sociales, que comparten este gran Congreso del Pueblo, habiendo culminado ayer en León, Primera Capital de la Revolución, el Foro de los Pueblos de Mesoamérica y El Caribe; nuestro abrazo al Canciller de la Dignidad, Padre Miguel D`Escoto Brockmann, quien en un acontecimiento histórico, sin precedentes, en un reconocimiento para nuestra Nicaragua Libre, ha sido electo Presidente de la 63 Asamblea General de Naciones Unidas.

Nuestro cariño para los Presidentes y representantes de los Poderes del Estado nicaragüense, presentes aquí, en esta gran fiesta nacional; compañero René Núñez, Presidente de la Asamblea Nacional; compañero Roberto Rivas, Presidente del Consejo Supremo Electoral; Manuel Martínez, por la Corte Suprema de Justicia; Luis Ángel Montenegro, Contralor General de la República; Don Julio Centeno, Fiscal General; Hernán Estrada, Procurador de Justicia; Omar Cabezas, Procurador de Derechos Humanos.

Al Jefe del Ejército de Nicaragua, Ejército del Pueblo, General Moisés Omar Halleslevens y, a la Jefa de la Policía Nacional, Policía del Pueblo, Primera Comisionada Aminta Granera Sacasa.

Muy especialmente queremos saludar a nuestro Vicepresidente Don Jaime Morales Carazo y a su esposa, Amparo; y por supuesto, con nosotros aquí, el Comandante Daniel, líder de la Revolución Popular Sandinista, líder del Frente Sandinista de Liberación Nacional y hermano del Pueblo Presidente.

¡Que viva Daniel! ¡Que viva Daniel! ¡Que viva Daniel! ¡Viva la Revolución Popular Sandinista! ¡Viva el Frente Sandinista! ¡Viva el Poder Ciudadano! ¡Viva Nicaragua Libre! ¡Viva el Socialismo!

Se entrega la Orden Augusto C. Sandino, en su máximo grado, Batalla de San Jacinto, al Presidente de la Dignidad de América Latina, compañero Salvador Allende Gossens, la recibe su nieto Gonzalo Meza Allende. ¡Viva Salvador Allende! ¡Viva Chile! ¡Viva América Latina! ¡Viva el Socialismo! ¡Viva el ALBA y la Revolución Latinoamericana! Este Poder es del Pueblo, este Poder es Sandinista. ¡Viva Nicaragua Libre!

El compañero Gonzalo Meza Allende, entrega al Comandante Daniel, la Orden Salvador Allende Gossens, por su lucha inclaudicable por la causa de la justicia, por la causa de la Revolución.

En estos momentos de gran emoción para todos nosotros, la compañera Aleida March, guerrillera del Movimiento 26 de Julio y esposa del Comandante Ernesto Che Guevara, y su hija la compañera Aleida Guevara March, quien ha trabajado como Médica en Nicaragua, reciben, desde el corazón del pueblo revolucionario y sandinista de Nicaragua, la Orden Póstuma Augusto C. Sandino, para el Comandante Eterno de las Guerrillas, de las Revoluciones, Ernesto Che Guevara.

El Comandante Daniel, a nombre de todos nosotros y nosotras, va a entregar la Orden de la Independencia Cultural Rubén Darío, a nuestra querida compañera, Aleida March, quien es además Directora del Centro de Estudios Ernesto Che Guevara, en La Habana, Cuba.

Aleida Guevara March, hija del Che, Médica y activista de la solidaridad en el mundo, con nosotros aquí.  Ayer ustedes la escucharon en León, hablándonos a las y los nicaragüenses, a los leoneses en el Acto de Celebración de los 29 Años de la Primera Capital de la Revolución, León, la capital de la victoria.

Llamamos a nuestra hermana, Margot Honecker, Ministra de Educación de la RDA, quien apoyó incansablemente, la Cruzada Nacional de Alfabetización, que liberó a nuestro pueblo del Analfabetismo en el año 1980, esposa del querido hermano, Erich Honecker, último Presidente de la RDA. ¡Que vivan las relaciones de hermandad entre los pueblos!

Con nosotros Francois Houtart, pensador, filósofo, pensamiento y voz de los pueblos que luchan por su liberación. Hermanas y hermanos, el grupo musical Quilapayún, símbolo de nuestra cultura de resistencia… ¡El pueblo unido, jamás será vencido! Los compañeros, los hermanos de Quilapayún, después de 40 años de victorias, están aquí con nosotros, recibiendo la Orden de la Independencia Cultural Rubén Darío.

Con nosotros, en representación de quienes han recibido la Orden de la Independencia Cultural Rubén Darío, la compañera Aleida March.

Palabras de Aleida March

Esposa del Comandante Ernesto “Che” Guevara

Con gran emoción, recibo esta alta distinción de manos del compañero Daniel Ortega y lo hago también, en nombre de mi pueblo, conociendo lo que representa para todos los revolucionarios latinoamericanos, este hermano, valiente y abnegado país, la Patria de Sandino, Carlos Fonseca, y tantos combatientes que  denodadamente lucharon por su plena soberanía.

Para mí, que he sido invitada para conmemorar esta fecha patria, además dentro de ella, el 80 Aniversario del Natalicio del Che, tiene significados invaluables, porque me transporta a los primeros años de la década de los 50, cuando un joven médico se lanzó a la búsqueda de un camino que  intuía complejo, pero, a no dudar, sería el que seguiría a lo largo de su corta y a la vez, fructífera vida.

Ernesto Guevara de la Serna, el Ché para nosotros, transitó por Nicaragua, en su segundo viaje por el continente, conocedor de la cruenta dictadura de Somoza y de la gloriosa página escrita por Sandino para liberar a su Patria de la oprobiosa ocupación norteamericana. Con posteridad, ese afán de búsqueda de este joven, lo conduce a lo que él mismo calificara, de su conversión en un verdadero revolucionario.

Así, después de mucho andar y de tomar decisiones, como es bien conocido, apuesta por luchar y dar lo mejor de sí para Cuba, sumergida en una cruel dictadura, derrotar al tirano y lograr lo que hoy proclamamos como la definitiva independencia. Alcanzado el triunfo revolucionario del Primero de Enero de 1959, en la acción y el sentir del Che, estuvo siempre presente contribuir a que nuestra América alcanzara su irrestricta y plena independencia o soberanía.

Para nadie es un secreto lo mucho que hizo desde el primer Triunfo de la Revolución Cubana, por apoyar y unir a los revolucionarios de nuestros continentes, y por supuesto, Nicaragua, no podía estar ajena a sus anhelos libertarios.

Recuerdo sus encuentros con grupos y compañeros nicaragüenses, entre los que se encontraba la figura continuadora de Sandino, el compañero Carlos Fonseca Amador, quien nace en 1935, curiosamente, a un año del asesinato de Augusto César Sandino, a manos de los sicarios de Somoza, con la anuencia y contubernio de nuestros enemigos de siempre, el imperialismo norteamericano.

Para esa fecha no sólo dominaba económicamente nuestros países, sino que además, colocaba las fichas de sus gobernantes como un juego de salón, usadas a su medida, como simple peones. En fecha tan temprana, como el 23 de junio de 1961, se inicia la lucha armada en Nicaragua, encabezada por Carlos Fonseca, al considerarla como la única vía que podía conducir al triunfo revolucionario.

De esos instantes, se sucedieron momentos de retrocesos, de reveses y de derrotas; no obstante ello, no impidió que el Frente Sandinista de Liberación Nacional, como su organización emblemática, se levantara como una fuerza invencible, capaz de nuclear a los combatientes de la ciudad y del campo, en una unidad monolítica, para poner en práctica nuevas tácticas guerrilleras con la obtención del triunfo.

En este difícil camino, el compañero Fonseca, convertido en el Secretario General del Frente, muere en 1976, como tantos otros valiosos combatientes, pero a pesar de las grandes pérdidas sufridas, se logró con el avance decisivo de la lucha, el Triunfo Revolucionario, que se obtiene ese memorable 19 de Julio de 1979, cuando los sandinistas toman la capital y establecen la Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional que da inicio al proceso revolucionario democrático y popular, encabezado por el Frente Sandinista de Liberación Nacional.

Para nosotros los cubanos, este triunfo significó uno de los momentos más emblemáticos de la lucha continental, en el que vibramos a la par que el pueblo nicaragüense, cuando se izó la bandera roja y negra, insignia de Sandino en su lucha, y de la nuestra, que enarbolara otro grande de la  epopeya americana, Fidel Castro.

Recuerdos inmemorables que me acercan aquellas hermosas palabras de Augusto Sandino, presente para todos los tiempos. Y cito: “Nosotros iremos hacia el sol de la libertad o hacia la muerte, y si morimos, nuestra causa seguirá viviendo, otros nos seguirán.”

¡Cuánta razón, a pesar de la adversidad y la derrota! porque en un día como hoy, podremos reafirmar la continuidad y la fuerza, de los que como Sandino, Carlos Fonseca, Camilo Ortega y otros, han hecho posible el que podamos pensar en una América Libre, más libre y soberana. Unidos en la fuerza y la verdad que nos conducirá como expresaba el Che… ¡Hasta la victoria siempre!  

 

Palabras de Rosario

¡Viva el 29 aniversario! ¡Viva el Frente Sandinista! ¡Viva la Revolución Popular Sandinista! ¡Viva Daniel! ¡Viva Daniel! ¡Viva Daniel!

Queridos compañeros, hemos recibido un mensaje del hermano Martín Torrijos Espino, hijo del entrañable amigo de Nicaragua y del Frente Sandinista, Omar Torrijos Herrera, Presidente de Panamá, quien, a nombre de su Gobierno y de su Pueblo, escribe a Daniel:

“Al conmemorarse el 29 Aniversario del Triunfo de la Revolución, reciba, usted, querido compañero, nuestro reconocimiento por aquella gesta popular y nacional, que puso fin a la dictadura. Nuestro pueblo recuerda con viva memoria, la solidaridad y el aprecio que el General Omar Torrijos Herrera, demostró por el pueblo nicaragüense en su lucha por la liberación nacional de Nicaragua, liderada por el Frente Sandinista y posteriormente, en sus esfuerzos para reconstruir el país.

El ejemplo de valentía y dignidad de los que entregaron su vida por la Patria nicaragüense, constituye motivo de respeto y admiración especialmente para las actuales generaciones, y para nuestros países, empeñados en construir sociedades en Paz, Desarrollo, Equidad y Justicia Social. Con muestras de aprecio y amistad, Martín Torrijos Espino.”

¡Viva Panamá soberana! ¡Viva Nicaragua libre! ¡Viva la hermandad centroamericana, latinoamericana, caribeña! ¡Viva la Unidad latinoamericana! ¡Vamos por más victorias! ¡Seguro que vamos por más victorias!

Desde Cuba Revolucionaria y Socialista nos trae el mensaje del Gobierno de Fidel, de Raúl, y del heroico pueblo cubano, en este 29 Aniversario del Triunfo del Pueblo en Nicaragua, con nosotros el compañero Vicepresidente de Cuba, Esteban Lazo Hernández.     

 

Palabras de Esteban Lazo Hernández    

Vicepresidente de Cuba

¡Oye, Daniel, mi Comandante! Antes de decir este pequeño mensaje que traigo, tengo que decir algo, como cubano, que me surge desde lo más profundo de mi corazón, de mi conciencia, y es que, hace 24 años yo estuve en esta Plaza en la Celebración del V Aniversario del Triunfo Sandinista. En aquella ocasión, me fui emocionado del entusiasmo, de la conciencia, de la belleza de esta plaza, del espíritu revolucionario de los nicaragüenses, y hoy vuelvo,  después de reveses, 24 años después, y hace rato que he estado meditando ¿cuándo había más belleza, más entusiasmo en esta plaza, en aquel momento, u  hoy? y he llegado a la conclusión siguiente:

Existía en aquel momento, tanto entusiasmo como hoy, con la única diferencia, que han pasado 24 años, y hoy, este entusiasmo es mucho más consciente, expresa mucha más fe, más esperanza en el porvenir, por los años que han pasado y por la conciencia adquirida por el pueblo. No podía dejar de decir este sentimiento, hoy, en esta Plaza y por eso lo digo: ¡Viva el heroico y combativo pueblo de Nicaragua! ¡Viva el Frente Sandinista de Liberación Nacional!

Desde Cuba les traigo un saludo cariñoso, comprometido y muy especial, de los compañeros Fidel y Raúl, y de todo el pueblo de Cuba. Quisiera recordar una frase que tiene que ver con este sentimiento que acabo de decir. Nuestro Comandante en Jefe, Fidel, en una carta dirigida al Comandante y amigo Daniel, en ocasión de su triunfo electoral, señaló: “La victoria sandinista, llena de alegría a nuestro pueblo y, a la vez, llena de oprobio al Gobierno terrorista y genocida de los Estados Unidos,” y continuó diciendo: “Luchar por un mundo mejor, es luchar por una esperanza de vida para todos los Pueblos.”

Esta masiva y entusiasta concentración es prueba palpable de esos sentimientos y, lo que estamos apreciando hoy, en esta hermosa e histórica plaza, está en correspondencia con esos conceptos. Hay varias cosas, en estos instantes, que me vienen a la mente, y que nos satisfacen y llenan de alegría y honor renovado, a todos los cubanos.

En primer lugar, poder celebrar junto a ustedes estos 29 años de luchas, reveses, y victorias, en los tiempos tan difíciles que nos han tocado vivir. Nos satisface tener la oportunidad de rendir un sincero y revolucionario homenaje, a los nicaragüenses que han ofrendado su sangre y sudor para conducir a esta heroica y combativa nación, por los senderos de una verdadera justicia social y un luminoso porvenir para todos sus hijos, libre de injerencia foránea, como lo soñaron Augusto César Sandino y Carlos Fonseca Amador.

Nos llena de mucha emoción que se encuentren presentes, invitados a este acto, los familiares del Guerrillero de América, Ernesto Che Guevara, y los de nuestros cinco héroes que están presos, injustamente, en cárceles del imperio, por luchar contra el terrorismo, mientras los verdaderos terroristas, como Posada Carriles y otros, se pasean libremente por las calles de los Estados Unidos.

También nos satisface encontrarnos aquí, a viejos amigos, conocidos de diferentes naciones y organizaciones políticas. De Cuba, un abrazo especial para nuestro compañero y amigo, Comandante Hugo Chávez Frías, símbolo de la lucha de estos tiempos e inspirador de la Integridad y Solidaridad entre nuestros pueblos de América Latina y El Caribe. Un saludo especial también, al Presidente Electo de Paraguay, Fernando Lugo; y de Honduras, Manuel Zelaya; un saludo al Vicepresidente, Rafael Espada de Guatemala.

Un saludo revolucionario a nuestros médicos y colaboradores de la salud, de la educación y otros sectores, como el energético, del cual ya tengo noticias que se han alcanzado resultados y avances sustantivos, lográndose reducir los molestos apagones, gracias al trabajo integrado de Venezuela, Cuba y Nicaragua.

El Presidente Daniel Ortega, hace sólo unos días, en la heroica Estelí, dijo que la solidaridad de Cuba con Nicaragua, estuvo presente, incluso, en los momentos más difíciles. Quiero decir hoy, en esta Plaza, y reafirmarles a Daniel y al pueblo nicaragüense, que siempre pueden contar con Cuba y con nuestra modesta ayuda, apoyo y solidaridad.

Nuestros médicos y educadores, de manera solidaria, y sin recibir nada a cambio, se encuentran salvando vidas en Nicaragua y en decenas de otros países del mundo, en los cuales, como en Nicaragua, se han logrado bajar los índices de mortalidad materna, mortalidad infantil y, mejorar otros índices de salud.

También mediante el método cubano “Yo sí puedo,” en coordinación con la hermana Venezuela, estamos apoyando en la Campaña de Alfabetización “De Martí a Fidel,” que lleva adelante el pueblo nicaragüense, que, para satisfacción de muchos, se ha trazado el serio compromiso de declarar a Nicaragua, el próximo año, Territorio Libre de Analfabetismo.

Para éstas y otras encomiendas, pueden estar seguros que podrán seguir contando con la Solidaridad del pueblo cubano. Continuaremos ayudando a nuestros hermanos nicaragüenses y otros pueblos que lo necesiten, como  mismo, Cuba ha recibido ayuda y recibe, de Nicaragua y de otros países de nuestro continente y del mundo.

Ése es nuestro compromiso histórico, mientras tanto, Cuba continúa su larga lucha y ya prácticamente arribando, en pocos meses, al 50 Aniversario del Triunfo de la Revolución, se mantiene con la férrea Unidad de su pueblo y sus líderes, en franco combate contra las amenazas  del más prolongado bloqueo que haya conocido la historia de la humanidad; un bloqueo económico, comercial y financiero, impuesto unilateralmente por la mayor potencia del mundo, Estados Unidos, y recrudecido aún más, por su actual administración.

A pesar de ese genocida bloqueo que nos ha costado hasta la fecha, cerca de 90 mil millones de dólares y más de 5 mil muertos, discapacitados, y muchos otros daños que nos han provocado el imperialismo norteamericano en contubernio con la mafia terrorista de Miami, a través de los constantes ataques y acciones terroristas subversivas, el pueblo cubano, hoy está tan dispuesto como siempre, y más que nunca se encamina hacia un futuro prometedoramente seguro, a pesar de todas las adversidades.

Queridos compatriotas, aún nos queda mucho por hacer, pero seguimos haciendo camino al andar, resistiendo los embates del imperialismo, corrigiendo todo lo que sea necesario y dispuestos siempre, a extender nuestra mano amiga y solidaria a otros pueblos del mundo.

En estos 29 años se ha producido un cambio radical en nuestro continente. Cuando triunfó la Revolución Sandinista, sólo Cuba y Nicaragua luchaban juntas contra las agresiones imperialistas, y por vencer el subdesarrollo. Hoy, somos más los que luchamos a favor de nuestros pueblos, sorteando escollos y dificultades ante la crisis económica mundial, la crisis cultural, la energética, los cambios climáticos, los altos precios de los alimentos y las guerras genocidas; hoy se han sumado nuevas naciones hermanas al esfuerzo por la Integración, la Unidad y el Desarrollo de nuestra América, la América de Bolívar, de Sucre, de Martí, de San Martín, de Sandino, y de muchos otros próceres.

La Unión de nuestros pueblos latinoamericanos y caribeños, su verdadera e irrenunciable vocación a la necesidad de una sólida y amplia integración, nos ha conducido hacia la Alternativa Bolivariana para las Américas, impulsada por la Revolución Boliviana y encabezada por el querido Presidente Chávez, a través del cual, hoy compartimos sobresalientes resultados en diversos terrenos económicos, culturales, de salud, energéticos, deportivos, llevados a vía de hechos a favor de sus respectivos pueblos, como Venezuela, Nicaragua, Bolivia y Cuba.

Recientemente se celebró en Maracaibo, Venezuela, la V Cumbre de PETROCARIBE, donde una vez más, nuestro país alzó su voz a favor de la integración, la colaboración y la cooperación, y donde reiteramos el apoyo a la iniciativa solidaria de Venezuela, mecanismo que busca una integración orientada y sólida a favor del desarrollo de nuestros pueblos.

Hoy, aquí cabría, Chávez, Daniel, Zelaya, hacerse una pregunta: ¿Qué sería hoy de muchos de los pueblos de América Latina y El Caribe, si no fuera por esa iniciativa? Gracias a los que lideran, con su ejemplo, sensibilidad humana, solidaridad, justicia con los pobres, gracias a ellos, no digo nombres, todo el mundo conoce quién es ese nombre. Por ese camino marcha Venezuela, Nicaragua, Bolivia, Guatemala, Honduras, Cuba, varios países de El Caribe y otros que se irán uniendo en lo adelante.

Sólo la Unidad, la Paz y la Integración de nuestros pueblos nos conducirán a la victoria, frente a la compleja y difícil situación internacional que vivimos y nos afecta a todos, sobre todo a los países subdesarrollados y en desarrollo. Este es el camino, sólo los más débiles económicamente, podrán enfrentar los retos que nos imponen los más poderosos, si estamos unidos para ser cada vez más fuertes.

Esta ocasión es propicia para agradecer al hermano pueblo de Nicaragua, a la Dirección del Frente Sandinista de Liberación Nacional, del Movimiento de Solidaridad con Cuba, por todas las acciones, que sabemos, han llevado a cabo y continúan realizando a favor de la Liberación de los cinco luchadores cubanos, antiterroristas, héroes de nuestro pueblo, que se encuentran injustamente encarcelados en prisiones de Estados Unidos.

Comandante y Presidente Ortega, autoridades y amigos, querido y valeroso pueblo nicaragüense, aquí está Cuba, representada de manera modesta pero orgullosa, participando de esta trascendental ocasión en que se celebra en Nicaragua el 29 Aniversario del Triunfo Sandinista, y a una semana de celebrar en Cuba el 55 Aniversario del heroico Asalto al Cuartel Moncada, por la Generación del Centenario, dirigida por Fidel, para no dejar  morir las ideas del Apóstol, en el año de su centenario.

En nombre del pueblo cubano, del Partido Comunista de Cuba y de su liderazgo histórico, representado por Fidel y Raúl, le transmitimos el más fraternal, solidario y revolucionario agradecimiento, por facilitarnos el privilegio histórico de compartir junto a ustedes este momento, y haber podido expresarles estas breves, pero sentidas palabras.

¡Viva el glorioso pueblo de Nicaragua! ¡Viva el Frente Sandinista de Liberación Nacional! ¡Viva la hermandad y la solidaridad entre los pueblos de Nicaragua y Cuba! ¡Viva la Paz, la Unidad y la Integración de nuestro continente! Muchas gracias.

Palabras de Rosario

¡Viva la Unidad latinoamericana y caribeña! ¡Viva Nicaragua Libre! ¡Viva el Poder Ciudadano! ¡Viva el 29 Aniversario! ¡Viva la Revolución!

Con nosotros, [email protected] compañ[email protected], el hermano centroamericano, unionista, morazánico, el Presidente de la hermana República de Honduras y Presidente pro témpore del Sistema de Integración Centroamericano, SICA, nuestro querido compañero Manuel “Mel” Zelaya Rosales.            

Palabras de Manuel Zelaya Rosales

Presidente de Honduras  

Compañero Presidente y Comandante de la Revolución Sandinista; compañeros Presidentes, invitados especiales, pueblo hermano de Nicaragua, reciban un saludo afectuoso de parte del pueblo hondureño, pueblo que acompañó a Sandino en las montañas, pueblo que acompañó al Frente Sandinista en su Revolución, y pueblo que hoy, acompaña a Daniel Ortega en este Aniversario de la Revolución Sandinista.

Honduras, casi todos los hondureños, nos hemos identificado con las luchas del pueblo de Nicaragua; desde hace muchos años compartimos el grito de justicia que ha nacido de los mártires nicaragüenses en contra de la opresión, y de quienes han querido quitarle la libertad a este pueblo.

El territorio de Nicaragua, Comandante Chávez, este territorio de Nicaragua, ha sido teatro de grandes guerras; guerras injustas que han venido desde afuera a imponérsele a Centro América; ha sido teatro de invasiones, teatro de usurpaciones y de atropellos.

Este pueblo valiente de Nicaragua ha sufrido diferentes problemas en la historia, pero siempre ¡siempre! ha estado de pie defendiendo los grandes intereses por los que la Humanidad nos hemos identificado… por buscar un nuevo sistema económico, un nuevo sistema social, un nuevo sistema político. En esos campos, Presidente Ortega, tiene el apoyo de Honduras, y de los Centroamericanos que luchamos por la Patria Grande de Morazán.

Augusto César Sandino… Augusto César Sandino ¡no ha muerto! porque los líderes que luchan por la Patria y mueren por la Patria, viven permanentemente en sus pueblos y en el corazón de su sociedad. ¡La Revolución Sandinista “está viva y coleando” en Centro América! Desde la Patria de Bolívar, representada por el hijo de Bolívar en Latinoamérica, Hugo Chávez Frías; desde la Patria de Paraguay, representada por este honorable visitante a Nicaragua y a Centro América, Obispo de la religión Cristiana y hoy, Presidente Electo de Paraguay, el compañero Lugo; saludamos a Martí en Cuba, a Sandino en Nicaragua y a Morazán en Centro América.   

¡Viva la Revolución Sandinista! ¡Viva Centro América Unida! ¡Viva Latinoamérica, como un grito de Unidad y de Progreso! ¡Vivan los pueblos del mundo que luchan por la justicia! ¡Arriba, Centroamericanos! ¡Nadie nos vencerá, unidos! Salud Comandante, salud Rosario.

Palabras de Rosario

¡Viva Nicaragua Libre! ¡Viva la Unidad Latinoamérica y Caribeña! ¡Vivan los pueblos libres de América!

Hermanas y hermanos, con nosotros, que lo recibimos llenos de orgullo, de júbilo, de respeto y de Amor, el compañero Presidente Electo del Paraguay, Fernando Lugo.

Palabras de Fernando Lugo

Presidente Electo del Paraguay

Gracias, muchas gracias ¡Viva Nicaragua! ¡Viva Nicaragua Libre!

(Saludo inicial pronunciado en guaraní)… No podía dejar de decir, en ese dulce idioma Guaraní de nuestros ancestros, lo que siente un paraguayo cuando llega a la tierra de Sandino. De nuevo… ¡Viva Nicaragua!

Estimado Presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, Presidente de Venezuela, Chávez; Presidente de Honduras, compañero Zelaya; Vicepresidente de Cuba, de Guatemala, estimados hermanos latinoamericanos. En Paraguay, ha llegado también el 19 de julio de 1979, por eso nos sumamos a estas conquistas latinoamericanas.

Daniel, este pueblo valiente de Nicaragua, con Sandino ¡sigue vivo! y está asegurada esa Revolución y conquista por la libertad. El 20 de abril, Paraguay ha conquistado esa libertad y esa Democracia, para sumarnos a los pueblos latinoamericanos. Pacíficamente, hoy, podemos decir, desde Paraguay, que en el siglo XXI ya no habrá imperialismos de ninguna clase. Por eso, desde Paraguay, nuestra alegría, nuestro contento y nuestras felicitaciones a este pueblo heroico de Nicaragua.

Daniel, Hugo, Zelaya y compañeros, hoy, a este pueblo de Nicaragua, quisiera pedir perdón, porque hace 29 Años el dictador de Paraguay acogió a otro dictador, que ustedes corrieron de esta nación, porque no era digno de vivir en un país solidario y democrático.

Pero hoy, nos sumamos a fortalecer la Unidad; nuestros pueblos nos quieren unidos, la Unidad no tiene precio, la Soberanía tampoco, y estaremos unidos y juntos, tanto y cuanto vayamos conquistando la Unidad y la Soberanía para todos nuestros pueblos de América Latina.

Hoy, más que nunca, nos necesitamos; por eso, estamos aquí, porque mientras un indígena, un latinoamericano siga muriendo de hambre, o sumido en el analfabetismo, los líderes latinoamericanos no tendremos sueño, ni descanso, para devolver al pueblo, lo que le pertenece en dignidad. Por eso, venimos a gritar con este pueblo… ¡Viva Nicaragua! ¡Viva América Latina Unida! Muchas gracias.                    

Palabras de Rosario

¡Viva la Revolución Bolivariana de Venezuela! ¡Viva la Revolución Popular Sandinista! ¡Viva la Revolución Latinoamericana y Caribeña! ¡Viva el ALBA! ¡Viva Hugo Chávez! ¡Viva Daniel! ¡Viva Daniel! ¡Viva Daniel!

Queridas compañeras y compañeros, con nosotros nuestro hermano, el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, de la Venezuela Revolucionaria, Comandante Hugo Chávez Frías.

Palabras de Hugo Chávez Frías

Presidente de la República

Bolivariana de Venezuela

¡Viva Nicaragua! “El yanqui se va a joder, el yanqui se va a joder, se va a joder…” ¡qué bonitas canciones tienen aquí! Tienen canciones para todos los gustos ¡Viva Nicaragua! ¡Nicaragua hermosa y sandinista!

Buenas noches, feliz día de júbilo, no sólo para Nicaragua, 19 de julio es uno de los días más hermosos de toda la historia de todos los pueblos de nuestra América. Hoy, es un día de júbilo revolucionario, de júbilo popular en toda esta Tierra Sagrada de América Latina y del Caribe. Felicitaciones Daniel, Rosario, felicitaciones al pueblo de Nicaragua, al pueblo de Sandino.

Aquí, provoca hablar mucho, pero yo voy a hablar poquitico, porque el que tiene que hablar aquí, además de las reflexiones que hemos oído del Vicepresidente Esteban Lazo, de Cuba ¡Viva Fidel! ¡Viva Raúl! ¡Viva Cuba! Los discursos históricos, y no estoy exagerando, discurso histórico el que nos ha dado el Presidente Mel Zelaya, Presidente de Honduras, ¡histórico! ¡Centroamérica ha despertado de nuevo, como un volcán Morazánico, sandinista! Tú dijiste Morazánico, suena como a volcánico, ¡Morazánico!

Ha dicho Manuel Zelaya entre cuántas verdades, que la Revolución Sandinista está viva… nunca murió y aquí está la Revolución hecha pueblo. Ha hablado Zelaya de la Unidad Centroamericana, aquella por la que luchó tanto y por la que murió Francisco Morazán ¡Viva Morazán! ¡Viva Sandino! ¡Viva José Martí! Ellos, los precursores de la Revolución, de la Unión y la Liberación de nuestros pueblos.

Histórico, digo también, hermanos y hermanas, el discurso del Presidente Electo del Paraguay, Fernando Lugo. Esas frases hermosas en Guaraní, que no entendimos, pero ¿qué fue lo que dijiste? Felicitaciones a todos. ¡Vayamos aprendiendo el Guaraní! Es histórico que esté aquí, un Presidente de esa nación hermana, de allá del Río Paraná; es histórico que un Obispo, un Cura del pueblo, de la Teología de la Liberación, haya sido electo Presidente de esa querida y hermana nación Suramericana, ¡felicitaciones Fernando!

Fíjense, que ya no podrán decir, me imagino yo, que no podrán llamarnos, o seguirnos llamando Daniel, “el eje del mal,” porque ahora está un Obispo con nosotros de Presidente, digo yo, porque hay muchos Obispos que están con nosotros, venezolanos ¡no digamos! pero nicaragüenses, hondureños. Es el primer Obispo electo Presidente en la historia de la Humanidad, Obispo Católico, Cristiano, de la misma doctrina liberadora de Cristo, el Redentor de los Pueblos, el Redentor de los pobres.

Después de todas estas palabras, a mí me queda sólo saludarles para que oigamos a Daniel, saludar a todos, a todas; compañero Tomás Borge, queridos compatriotas, jóvenes de Nicaragua, Juventud Sandinista, trabajadores, trabajadoras, mujeres de Nicaragua. Pescadores, soldados de Nicaragua, Policías del pueblo de Nicaragua, a todas las niñas, hay hasta niños aquí, niños y niñas, con una gran ilusión en los rostros, con la bandera en alto, porque ha despertado este pueblo de nuevo, como un volcán.

Es bueno que el mundo vea lo que está pasando en América Latina. Una vez me lo dijo Fidel… ¡hey, Fidel, how are you? Vamos a mandarle un aplauso a Fidel, padre nuestro que estás en la tierra, parafraseando a Neruda. Siempre lo repito, porque nosotros no tenemos complejos de ningún tipo. Pablo Neruda, el gran chileno, le cantó a Bolívar diciéndole: “Padre nuestro, que estás en la tierra, en el agua y en el aire…”

Yo sé que estoy recogiendo el canto de millones, para cantarte Fidel, ¡Padre nuestro que estás en la tierra, en el agua y en el aire, Fidel! Aquí estás multiplicado, padre, en nosotros, tus hijos y tus hijas. Por eso, digo ¡Viva Fidel, carajo!

Bueno, Fidel un día me decía: “Chávez, el genio se salió de la botella, en América Latina, nada ni nadie podrá encerrarlo de nuevo.” El genio son los pueblos que soltaron las amarras, que se liberaron y aquí andan cantando, luchando, y cada día, más juntos, más unidos.

Y cada día los pueblos de América Latina y del Caribe han venido eligiendo Presidentes y Presidentas que, como lo dice Lula, como lo dice Cristina Fernández: “Cada día nos parecemos más a nuestros pueblos…” Presidentes y Presidenta que nos parecemos a nuestros pueblos y, no es que nos parecemos, ¡somos el pueblo, somos del pueblo! y ¡aquí estamos para dar la batalla y la vida por los pueblos de nuestra América, por su dignidad, por su grandeza!

Esteban Lazo nos hablaba de los sentimientos, los sentimientos que se desataron en tus recuerdos de los 25 años que han pasado, desde que veniste aquí, bueno, igual nos pasa, estoy seguro, a todos, en este día tan bonito de recuerdos; aquí se desatan recuerdos y, además, ustedes, Rosario, organizan estos actos de manera tan hermosa, que contribuyen a que los recuerdos  se potencien y se conviertan en una fuerza muy grande de amor, de esperanza; en una, como dice mi madre, ¡una bonitura!

De verdad que son actos muy hermosos, esas canciones, esas banderas, esa juventud alegre, ese pueblo alegre, ese Frente Sandinista cantando las canciones de siempre, las canciones de Sandino, las canciones de la Revolución, cantándole a nuestros pueblos, a nuestra América.

A uno también lo asaltan los recuerdos, los sentimientos y cómo no, cuando vemos aquí a Aleida March, a Aleida Guevara, Aleidita; cuando nos conseguimos con los cantores chilenos, los cantores del siglo, del pasado y del presente; cuando nos conseguimos aquí con ustedes. Yo por ejemplo, recuerdo aquel 19 de julio de 1979, después de una larga jornada que había comenzado por allá, por 1927, con el Pequeño Ejército Loco de mi General de Hombres Libres, el General Sandino, por allá comenzó esta batalla.

Por allá comenzó esta batalla contra el imperialismo norteamericano y batalla contra los vende patria, contra los lacayos, contra los pitiyanquis que en cada país, conformaron y siguen conformando, la quinta columna yanqui en nuestros pueblos. Esa quinta columna será barrida desde el Río Grande hasta el Cabo de Hornos y, esta América será libre, ¡estamos resueltos a ser libres! Entiéndanlo en Washington.

Yo quiero enviarle un saludo, un mensaje a los que gobiernan en Washington, sobre todo, por una parte, a los que ya se van y nos están mandando la Cuarta Flota… nos reímos de la Cuarta Flota, es la cuarta flota de la ridiculez, ¡no podrán con nuestros pueblos, no le tenemos miedo ni a la cuarta, ni a las mil flotas que nos mande el imperio! ¡No les tenemos miedo!         

Estamos juntos y estamos resueltos a ser libres, el mensaje está aquí, no lo mando yo en lo personal, lo mandamos todos,  aquí estamos los pueblos de América Latina y del Caribe… ojalá, quienes vengan a gobernar los Estados Unidos, entiendan que aquí, en América Latina hoy, hay una Revolución; que aquí, los pueblos despertaron y que, como ya hemos dicho, ¡estamos resueltos a ser libres y no habrá imperio que frene este impulso de liberación de nuestros pueblos! No habrá imperio que pueda con nuestros pueblos unidos, y con los liderazgos que siguen apareciendo en el horizonte de estas tierras.

Nosotros hemos tenido en estos días una larga jornada; ayer estábamos en el corazón de la Amazonía, ayer cruzábamos en helicóptero la Gran Selva del Amazonas, salíamos del Caribe venezolano, cruzamos el Orinoco, el Amazonas, las Grandes Selvas del Sur, del corazón de América del Sur, cruzamos Brasil, y llegamos a la frontera BrasilBolivia. Allá estaba Evo y allá está el pueblo de Bolivia, los pobres, los explotados, que despertaron de siglos y tienen un líder, dispuesto a todo, para liberar a Bolivia de la pobreza, de la miseria, del colonialismo.

Allá estaba Evo esperándonos, y más atrás venía Lula, él venía en otra dirección, venía desde el noroeste; yo venía por el sur y llegamos casi cronometrados, a una linda población fronteriza entre Bolivia y Brasil, que se llama Riberalta. Ahí estuvimos los 3, me encomendaron, yo les dije yo me voy a Managua, anoche paré en Venezuela  a un evento político del Partido Socialista Unido, y nos venimos a mediodía.

 Así que cumplo con darles el saludo, Daniel, Rosario, y a toda Nicaragua, del Presidente de Brasil, Luis Inacio Lula Da Silva y del Presidente de Bolivia, Evo Morales, un saludo solidario y fraterno. Me decía Lula, ayer por cierto, que él recuerda cuando celebraron aquí el Primer Aniversario del 19 de Julio y ahí, me dijo, que él conoció a Fidel. Ahí conoció Lula a Fidel, hace 28 años.

Pues bien, el mensaje para el imperio, sobre todo, para los que gobernarán Estados Unidos desde el próximo año; ya comenzamos, queremos comenzar a mandar mensajes. Nosotros no queremos guerra, nosotros queremos un camino pacífico para buscar la Paz profunda, la justicia verdadera; la justicia, la igualdad, la felicidad de nuestros pueblos, ¡no queremos guerra, no queremos más guerras, más desestabilizaciones!

Lo único que nosotros le exigimos al próximo Gobierno de los Estados Unidos, es que respete la Soberanía de los pueblos de América Latina, de Centroamérica, del Caribe, de Suramérica; nosotros somos libres, no somos lacayos de nadie, ni estamos subordinados a ningún poder extranjero.

Estamos creando, pacíficamente, la Patria Grande, la de Bolívar, de Miranda, de Morazán, de Sandino, la de todos los que lucharon por ese sueño. Porque, Zelaya, tú lo sabes hermano, Lugo lo sabe muy bien y Daniel y, todos ustedes y todas ustedes.

Hace poco estábamos en PETROCARIBE, en Maracaibo… yo quiero que reconozcamos el coraje de Manuel Zelaya, que se ha incorporado a PETROCARIBE, Honduras se suma; y de Álvaro Colom, saludamos al Vicepresidente Espada de Guatemala, rompiendo siglos de hegemonía. Daniel, tú lo sabes muy bien, en 10 años que tiene la Revolución Bolivariana, yo no porté nunca por Centroamérica, porque era vetada mi presencia en Centroamérica, por presiones del imperio.  

Ahora, Centroamérica ha iniciado un proceso de liberación, con Gobiernos como el de Zelaya, como el de Álvaro Colom y especialmente con tu retorno, Daniel Ortega; con el retorno de ustedes, sandinistas de la vida, sandinistas de la esperanza, sandinistas de la Patria Buena y Grande de Rubén Darío, de Bolívar, de Fidel, del Che Guevara y de todos y todas.

Sólo un minuto más Daniel; no, sólo un minuto más, tú debes…

Palabras de Daniel

¡Aquí nadie te calla!

Palabras de Hugo Chávez

¿Y por qué no te callas? Yo mañana salgo para Moscú, voy a Venezuela esta noche, tengo Aló Presidente mañana, no puedo fallar, es el día de los niños y las niñas; y luego, nos vamos a Moscú.

El mundo está cambiando, Rusia se puso de pie; después vamos a visitar a otro buen amigo además de Vladimir Putin, el nuevo Presidente de Rusia, Medvedev. Me ha pedido Daniel que lleve una carta, ¿me tienes la carta lista? dos cartas llevo yo tuyas, una para Putin, el Primer Ministro y, otra para el nuevo Presidente de Rusia, el Presidente Medvedev.

Luego, pasaremos a Bielorrusia a trabajar también con el Presidente Lukashenko, un buen amigo nuestro, tú le has conocido, a Lukashenko, no ha venido por aquí. Son países que tienen un gran avance científico, tecnológico; la Unión Soviética desapareció, pero no desapareció; se acabó como conformación políticomilitar, pero allá están los pueblos de Rusia, de Bielorrusia, los trabajadores, los talleres, la tecnología, y esos pueblos se han vuelto a poner de pie y quieren ser libres y tienen mucha dignidad.

Luego, pasaremos por Madrid, ¿qué le digo al Rey…?  

Palabras de Daniel

Decile al Rey, que en la próxima reunión, aprenda a escuchar y, no mande a callar.

Palabras de Hugo Chávez

Le llevaré un abrazo tuyo al Rey; bueno, vamos a pasar por Madrid a saludar al Presidente Zapatero…

Palabras de Daniel

El Rey sabe que los pueblos no se callan, el Rey sabe que el pueblo español no se calla, ¡mucho menos que se calle el pueblo venezolano, el pueblo nicaragüense, el pueblo paraguayo, los pueblos latinoamericanos! ¡No nos callamos!

Palabras de Hugo Chávez

Ni nos callamos… bueno, no voy a decir más la palabra, porque es la de la cancioncita que pusieron ustedes ahí. Bueno, le voy a dar ese mensaje al Rey, claro, están transmitiendo ahí, les llega rápido. TELESUR debe estar transmitiendo, porque ustedes, a veces ven ese poco de cámaras, y casi ninguna transmite, están grabando, ¿están transmitiendo ya?

Miren, a veces uno ve tantas cámaras, la de TELESUR estoy seguro que está transmitiendo en vivo a todo el continente y a Europa. Pero, la de CNN, a veces la ponen ahí, y no transmiten nada, o transmiten un minuto nada más.  En cambio, una marcha que hicieron hace poco contra ti, esa la repiten cien veces y la amplifican. ¡Aquí está el pueblo de Nicaragua, aquí está el pueblo en las calles, aquí está el pueblo unido!

Fíjense, luego iremos a Portugal, a trabajar un rato con el Primer Ministro, Sócrates, y regresaremos de nuevo, pero fíjense, el mundo está cambiando, es bueno que lo sepamos para que nos motivemos mucho más, y para que empujemos mucho más los cambios; el mundo bipolar terminó…

Yo les recomiendo, ahora que ustedes tienen ese canto ahí, a los pitiyanquis, a las oligarquías de nuestros países, yo les quiero recomendar que tengan buen juicio, porque vean lo que les pasó en Venezuela, lanzaron un golpe, con mucho dinero, con apoyo de los Estados Unidos, me derrocaron ¡y el pueblo se fue a las calles y barrió a la tiranía en menos de 24 horas!

Eso sería lo que le pasaría a cualquier otro movimiento golpista de la extrema derecha, pitiyanqui, en cualquiera de nuestros países; el pueblo no va a permitir que vuelvan a instalar dictaduras, ni Gobiernos subordinados al imperio norteamericano ¡no debemos, ni podemos permitirlo! ¡Ni lo vamos a permitir! Cada día estamos más unidos y apoyándonos mutuamente, para enfrentar las amenazas de fuera y de dentro.

Yo estoy muy feliz, en verdad, les traigo un saludo del pueblo venezolano, del pueblo de Bolívar, de la Revolución Bolivariana, hermanada con la Revolución Sandinista, hermanada con la Revolución Cubana, Martiana, Guevarista, Fidelista; hermanados con la Revolución Morazánica; hermanados con la Revolución Ciudadana que hay en Ecuador; la Revolución que hay en Bolivia, la Revolución Guaraní, la Revolución Paraguaya.

Porque a Fernando Lugo lo conocemos, Fernando Lugo viene a cumplir un compromiso con el pueblo paraguayo. Estamos seguros que Fernando Lugo, no llegó a Presidente para traicionar al pueblo paraguayo y especialmente, a los más débiles, a los más pobres, a los explotados de siempre. Con los pobres de la tierra hemos echado nuestra suerte a andar, como dijo Martí; y Bienaventurados los pobres, porque ellos liberarán al mundo, parafraseo a Cristo.

Allá pusimos la cruz, Monseñor, ahí teníamos hasta esta mañana, la hoz y el martillo, pero ahora está la cruz, lo que pasa es que no se ve, deberían de ponerle un rayo de luz, ¡allá está la cruz de Cristo!

Yo soy cristiano, tú sabes Lazo, que Fidel es cristiano en lo social. Una noche discutimos mucho y me dijo, bueno, Chávez, yo soy cristiano, pero en lo social; le dije ¡me basta! yo también. Cristo fue un gran revolucionario, uno de los más grandes revolucionarios de la historia.

La Revolución nicaragüense en esa década de 1979 a 1989, fue una Revolución que puso en marcha un conjunto de elementos novedosos, fue una Revolución muy, podemos decirlo, heterodoxa, novedosa, ingeniosa; uno de los elementos que levantó con más fuerza la Revolución Sandinista, fue precisamente, la Teología cristiana de la Liberación.

Yo modestamente opino, Daniel, yo modestamente opino, Mel, yo modestamente opino, Lugo, que llegó la hora de relanzar la Tesis de la Teología de la Liberación, porque nuestros pueblos son esencialmente cristianos y esa es la verdadera doctrina de Cristo, la doctrina liberadora. Y en eso la Revolución Sandinista, Tomás Borge, nos da grandes lecciones; la  Revolución Sandinista no es un hecho del pasado, ¡no! la Revolución Sandinista hoy, en esa etapa de 1979 a 1989 hay que verla, como fuente de inspiración, como escuela.

Tú recuerdas aquella noche que veníamos, desde donde estamos haciendo la Refinería, que venías tú manejando, como siempre, Rosario sirviendo café y haciendo comentarios, poniendo música, y yo agarrado ahí, ¡porque tú corres duro en la carretera! veníamos apurados, porque yo tenía que irme rápido, la culpa era mía; veníamos como a 100 kilómetros, más o menos, un poquito menos, claro, la carretera es ancha y es buena, Daniel maneja muy bien.

Entonces, yo le pregunté a Daniel, mira Daniel, ¿por qué no aprovechamos la carretera que es larga y me echás cuentos, historias, experiencias, de aquella primera etapa de la Revolución, de esos primeros 10 años? Y hablábamos esa noche, producto del ejercicio dialéctico que veníamos haciendo, nos surgió una idea que ya comenzó a ser realidad. Tanto que en la  Amazonía boliviana, en Riberalta, firmamos un convenio para crear una empresa grannacional bolivianavenezolana.

Aquella noche nació la idea de las empresas grannacionales, además, con contenido ideológico, para contrastar con las empresas transnacionales del imperialismo capitalista. Las grannacionales, son empresas de los Gobiernos y de los pueblos; es decir, son empresas de propiedad social, no de propiedad privada, ni de monopolios.

Nicaragua y Venezuela ya estamos haciendo empresas grannacionales, y seguramente Zelaya, que tienes ganas de ingresar al ALBA; esta es una noticia histórica; Zelaya, yo no sé si estoy cometiendo una imprudencia, ¡no! pero tú me habías dado una seña. El Gobierno de Honduras, el Presidente Zelaya ha dicho que tiene intenciones, tiene la voluntad de incorporarse a nuestra Alternativa Bolivariana para los Pueblos de nuestra América, con Cuba, Nicaragua, Venezuela, Bolivia, Dominica.

Ahora, que entre otro país de Centro América, es verdaderamente importante, es un espacio geopolítico totalmente nuevo, porque, como sabemos, el mundo va cambiando; lo que se va dibujando en el horizonte mundial, es un mundo pluripolar, Tomás. Europa… yo por cierto que les llevo algunas ideas, a algunos líderes europeos con los que voy a conversar en estos días, acerca de esta ignominiosa llamada Directiva del Retorno.

Le exigimos a Europa, igual que a Estados Unidos y al mundo, que respeten a nuestros pueblos, los derechos humanos de los inmigrantes, todos nosotros tenemos que unirnos para exigirle a los Gobiernos ricos del mundo, ¡que respeten a nuestros pueblos! y tenemos que exigirlo con firmeza, con mucha firmeza, con mucha dignidad.

Por ejemplo, yo he dicho, que si los países europeos, Estados Unidos, continúan atropellando a nuestros compatriotas, aplicándoles la Directiva del Retorno, metiendo a prisión y no sólo a prisión, ¡campos de concentración! mujeres, niños, inocentes… bueno, nosotros pudiéramos hacer una directiva para que los capitales de las empresas europeas, norteamericanas retornen, y se vayan también, por ejemplo, sobre todo, los países que atropellan a nuestros pueblos.  

Yo, al respecto, hablo por Venezuela, porque sabemos que es un tema muy sensible y delicado, pero sobre todo, el petróleo venezolano… ¡ah! todas las empresas del mundo quieren ir a Venezuela, porque ustedes saben que Venezuela tiene la reserva de petróleo más grande del mundo, y ahora Venezuela ha recuperado ese petróleo y lo ha liberado. Sepan los pueblos de América Latina y El Caribe que el petróleo que necesiten para 100 años, ¡lo tienen y lo tendrán en Venezuela!

De ahí PETROCARIBE y todos los mecanismos de cooperación, que vamos a seguir diseñando juntos, para unirnos y liberarnos de la miseria, del hambre y de las amenazas, que hoy se ciernen sobre el mundo; la gran crisis mundial va a seguir creciendo; la crisis de alimentos, la crisis energética, la crisis financiera, la crisis ecológica, la crisis moral y, como me dice Fidel, especialmente, en una carta reciente:

“Chávez, date cuenta que la más grande de las crisis no es ni siquiera la económica, ni la energética, ni la alimentaria, ni la ecológica; la más grande de las crisis, es la crisis de sentido común de quiénes gobiernan al mundo, ¡no tienen sentido común!” Los países más poderosos de la tierra, perdieron el sentido común.

En fin, yo prometí ser breve y creo que ya me estoy acercando al límite más allá del cual ustedes dirían, Chávez no cumplió con su palabra. Tenemos que oír a Daniel, pero Daniel yo te quería decir, fíjate, llenándome de recuerdos y sentimientos, como dice Lazo, inspirándome como dijo Mel, en esto que es una gran verdad, y aquí está a la vista la Revolución Sandinista hoy, ¡está más viva que nunca antes!

Inspirándome en las palabras del Presidente Electo del Paraguay, Fernando Lugo, cuando nos habló de la Revolución de los pueblos, de la unión de nuestros pueblos; inspirándonos en la música, en las banderas, en la alegría, en la niña con la bandera, en los jóvenes que saltan, que bailan, que cantan, que sueñan; inspirándonos en el Che Guevara, Aleida, inspirándonos en ustedes mujeres valientes, inspirándonos en ustedes, yo también tengo derecho, a hablar de los recuerdos.

Hace 29 años, Daniel, ustedes entraban a Managua, el pueblo y las tropas del Ejército Sandinista; yo era Teniente del Ejército venezolano, pero ya el Teniente que yo era, de 24 años, casi por cumplir, en julio del 79, los 25 años; ya nosotros teníamos las primeras células bolivarianas en el Ejército; ya teníamos dos años, formando las primeras pequeñas células de lo que entonces llamábamos, de manera muy pretenciosa, el Ejército Bolivariano de Liberación del Pueblo de Venezuela. Y éramos cuatro jóvenes oficiales, soldados.

Así que las siglas de aquel Ejército tenían más letras que la cantidad de sus integrantes, pero era un Ejército de Amor, de Esperanza; éramos casi unos niños todavía, y yo recuerdo la tremenda inyección de fuerza, la tremendísima inspiración que en aquellos muchachos Tenientes, Subtenientes; aquella inyección histórica de siglos y de fuerza revolucionaria, que significó la jornada de ese día, uno de los más bellos de la historia de nuestra América, el 19 de Julio de 1979, día hermoso, día de inspiración eterna. Yo lo recuerdo clarito, Daniel.

Ahora fíjense ustedes, las vueltas que da la historia. Ustedes coronaban la victoria, nosotros éramos unos pichones en los nidos, mirando siempre hacia La Habana. Yo decía, Esteban, desde casi niño, adolescente, soldado, yo andaba con un fusil, yo decía… “algún día conoceré a Fidel, algún día estaremos en ese camino, con estos fusiles, que son del pueblo y no son para masacrar a los pueblos.” Porque así debemos ser los verdaderos soldados de esta tierra, soldados libertadores de pueblos, los hijos de Bolívar, los hijos de Miranda, los hijos de Sandino y, las hijas de Bolívar y de Sandino, de Morazán; soldados para el pueblo.

Bueno, ustedes coronaron la victoria del 19 de Julio, y nosotros éramos unos pichones, comenzando a transitar un camino largo, así lo intuíamos, así lo percibíamos, así lo sabíamos. Pero fíjense ustedes, diez años después, después de diez años de heroica resistencia, que habrá que inscribirla con letras imborrables en los volcanes de Nicaragua y en el fondo del Lago de Nicaragua, en los valles, en las montañas, en el cielo de Nicaragua, habrá que escribir con letras de oro y de rojo sangre, los diez años de heroica resistencia de este pueblo, ante la agresión infernal del imperio norteamericano.

Diez años en los cuales, Nicaragua ¡no tuvo un día de Paz! de invasión permanente, de bloqueo; pudiéramos, incluso decir, Mel, para utilizar un término mucho más aferrado a la doctrina militar, digámoslo, ¡Nicaragua fue sitiada! El sitio infernal, imperialista, genocida, conducido por el imperio norteamericano, no le dio respiro a Nicaragua, ni un sólo día de esos diez años de heroica resistencia… ¡Que vivan los mártires sandinistas que dieron su sangre, defendiendo la dignidad de este pueblo, siguiendo el ejemplo de Sandino!

Daniel, esos diez años, mientras ustedes resistían heroicamente, nosotros crecíamos allá, “en silencio tenía que ser,” dijo Martí; en silencio tuvo que ser, el Ejército bolivariano fue creciendo en filas militares, en los cuarteles del Ejército de la Fuerza Aérea Venezolana, de la Marina Venezolana, de la Guardia Bolivariana Venezolana.

Y, cuando nosotros estábamos a punto de lanzar la insurrección bolivariana, cayó el Gobierno sandinista; aquello fue un golpe duro, un golpe terrible, y caía la Unión Soviética, pero ¡vaya contrastes de la historia! Por una parte y como producto de esa agresión de una década, del sabotaje económico, del sitio de Nicaragua, cayó el Gobierno sandinista en aquellas elecciones, pero, casi al mismo tiempo, se levantó el pueblo de Caracas.

Unos meses antes, yo te vi Daniel, cuando tú fuiste a Caracas, con motivo de la Toma de Posesión de Carlos Andrés Pérez, y yo vi a Fidel, andaban los dos juntitos; y yo era Mayor y era Comandante del Movimiento Revolucionario, tenía un impulso muy grande de acercármeles, pero no debía, por seguridad. Así que yo lo que recuerdo es que, ustedes pasaron por un pasillo y yo, un anónimo Mayor que estaba ahí en ese pasillo, el saludo más enérgico que yo he dado en mi vida de soldado, creo que lo di esa tarde.

Allá van, dije, los dos Comandantes revolucionarios, detrás de ellos vamos y con ellos vamos, porque representan la dignidad de los pueblos del Caribe, de los pueblos de nuestra América. Claro, con el ejemplo supremo de Salvador Allende, aquí su familia, uno de sus nietos, que lo traíamos anidado en el alma desde los primeros años de los 70.

Todo aquello se fue acumulando; se levantó el pueblo de Caracas, se levantó el pueblo con el Ejército, al poco tiempo, la rebelión bolivariana del 4 de febrero de 1992 ¡y ahí estalló el volcán venezolano, estalló de nuevo el pueblo de Bolívar, los hijos y las hijas de Bolívar!

Pero, yo lo que quiero decir es que, ahí están las vueltas de la historia, fíjense ustedes, sobre todo los más jóvenes, [email protected] de Nicaragua, de Honduras, de Venezuela, de Cuba, de Paraguay, de Guatemala, de toda Centro América, de Suramérica, del Caribe, ustedes, jóvenes que portan en el pecho la semilla del futuro ¡fíjense! Cayó el Gobierno sandinista, se rebeló el pueblo venezolano, Cuba resistiendo heroicamente también la presión, el bloqueo, la caída soviética, el período especial.

Ahora, desde el año 1989 a 1999, pasaron diez años más, y cuando llegó 1999, el 2 de febrero, cuando a mí me colocaron la banda tricolor en el pecho, asumiendo la Presidencia de Venezuela, allá estaba sentado, humilde, pero grande, como Sandino, Daniel Ortega Saavedra… ¡nunca se me olvidará ese día, como mágico! Yo dije, es la historia que vuelve.

Han pasado 20, 30 años, Fidel que nos estás viendo, Raúl, Esteban, han pasado todos estos años, terminó el Siglo XX y, tenía que ocurrir, la Revolución Cubana, la Revolución Sandinista, la Revolución Bolivariana y los pueblos de nuestra América ahora, ¡por fin! hemos convergido en el mismo tiempo histórico y ahora, sí es verdad, que nada ni nadie podrá con nosotros… nuestras Revoluciones se han unido, se han hecho una, e impactan todo este inmenso espacio.

Por eso yo, a nombre del pueblo venezolano, de la Revolución Bolivariana, Daniel, ustedes, [email protected] de Nicaragua querida, revolucionaria y sandinista, yo vengo a darles hoy nuestros parabienes, enhorabuena, por estos 29 años de conmemoración, de jornada, de enseñanza. La   Revolución continental de hoy no se entendería, si no vemos hacia atrás y vemos el Cuartel Moncada, La Sierra Maestra, y vemos al Che inmenso, inmortal, y a Fidel, y vemos a Cuba Revolucionaria.

La Revolución que  hoy se ha desatado en América Latina y El Caribe, no pudiera entenderse, si no miramos 29 años atrás, y nos imaginamos que estamos viendo las columnas guerrilleras del Frente Sandinista entrando a Nicaragua, entrando a Managua, y al pueblo tomando las calles y gritando ¡Viva Sandino! No pudiera entenderse nada, porque lo que hoy somos, es producto de todo ese camino.

Aquí estamos Daniel, juntos, ahora sí, y para siempre, ¡juntos y para siempre! Venimos a darles las gracias por haber nacido, las gracias a Nicaragua por el ejemplo que nos ha dado, por el impulso que fue, por el impulso que es y por el impulso que será.

Simón Bolívar, el Padre Libertador lo dijo un día, cuando se convenció de que iba a hundirse el proyecto que él levantó en Suramérica, en El Caribe. Poco antes de morir, Bolívar lo dijo: “el gran día de nuestra América aún no ha llegado…” Y al poco tiempo murió, traicionado y solitario, expatriado y condenado, pero dijo: “el gran día de nuestra América, aún no ha llegado.”

Daniel, Mel, Fernando, compañeras, compañeros, sandinistas, bolivarianos, martianos, fidelistas, guevaristas, cristianos, todas y todos, ahora sí, yo me atrevo a decirlo, rescatando el drama de Bolívar… ¡el día, el Gran Día de nuestra América, ahora sí llegó, doscientos años después! El día de la Unión, el día de la Liberación, el día de la Grandeza.

¡Que viva Nicaragua Libre! ¡Que viva Centro América Libre! ¡Que viva Cuba  Revolucionaria! ¡Que viva Morazán! ¡Que viva Sandino! ¡Que viva Fidel! ¡Que viva Bolívar! Gracias hermanas y gracias hermanos, Dios bendiga a Nicaragua.

Palabras de Daniel

 

Queridos niños y niñas de Nicaragua, [email protected] [email protected], ¡juventud, divino tesoro! Queridas familias nicaragüenses, hoy es un día de alegría, hoy es un día de festejo, de celebración; un día histórico para el pueblo nicaragüense y para los pueblos de América Latina y El Caribe.

Son 29 años del Triunfo de la Revolución Popular Sandinista, ese 19 de julio del año 1979… ¡cuánto tiempo! ¡cuánta historia! ¡cuántos héroes! ¡cuántos mártires a lo largo de estas batallas! Pero, si bien es cierto, como decía nuestro querido hermano el Presidente Hugo Chávez, el Gobierno sandinista cayó el 25 de febrero de 1990, ¡la Revolución nunca cayó, el Frente Sandinista nunca cayó! ¡La Revolución nunca se rindió, la Revolución nunca se vendió!

Y seguimos resistiendo durante esos 16 años. Una resistencia contra el neoliberalismo, una resistencia contra la tiranía del capitalismo global, encabezada por el imperio yanqui.  Ellos llegaron al Gobierno en 1990 y ¡cuántas cosas le prometieron al pueblo! Al pueblo le prometieron trabajo, salud, educación; al pueblo le prometieron dignidad y soberanía.

Y ¿qué fue lo que hicieron? Le fueron arrebatando las conquistas que la Revolución le había entregado al pueblo, que el mismo pueblo se había ganado, se las fueron arrancando de a pedacitos, de a tuquitos, y se privatizó la salud, la educación, se privatizaron los servicios básicos, se privatizó toda la Banca, se quedaron los productores sin banco para poder trabajar, sin banco que les ofertara créditos para producir y desarrollar la economía del país.

Y, proliferaron entonces las zonas francas en Nicaragua, y tenemos zonas francas en Nicaragua, ¡claro que sí! y no las estamos sacando de nuestro país, ahí están, pero hay que ver cuál es la realidad de las zonas francas en el mundo. ¿Cuál es esa realidad? Mientras, en los Estados Unidos, un obrero o una obrera textil gana arriba de 2 mil dólares mensuales, en Costa Rica anda por los 400 dólares mensuales, en Guatemala 200 y tantos, o en Honduras.

Resulta que en Nicaragua, es donde está el salario más bajo, y algunas se están trasladando para Asia, donde están los salarios todavía más bajos y, estamos entre la espada y la pared, porque nos dicen, si no aceptan estas condiciones nos vamos donde tenemos mano de obra más barata, es decir, la tiranía del capitalismo, de la llamada inversión, simplemente, aprovechándose del hambre de los pueblos, de la miseria de los pueblos, de la pobreza y del desempleo.

Por eso es que a partir del año 1990, nosotros dijimos, ¡vamos a gobernar desde abajo! y empezamos a librar aquellas luchas, para que estos proyectos neoliberales no pudieran avanzar, pero, pasaron 16 años y le fueron poniendo al pueblo una cruz; fueron crucificando al pueblo con todas estas políticas. Pero finalmente, el año pasado, hace 18 meses, el 10 de enero del año 2007, en esta misma Plaza, en este mismo sitio, el pueblo dijo: ¡vamos con el Frente al Gobierno, vamos con el Frente al poder, el Pueblo Presidente!

Hemos empezado ese proceso para desarrollar un Nuevo Modelo en nuestro país, un modelo con justicia, con equidad; un modelo que nos ayude realmente, a que todos los nicaragüenses podamos progresar, que todos los nicaragüenses  podamos beneficiarnos de la riqueza. ¿Quién dijo que solamente los oligarcas, los vendepatria, los grandes capitales, eran los que debían usufructuar la riqueza? ¿Quién lo dijo? Cristo dijo, amémonos los unos a los otros, y eso es Solidaridad, eso es Socialismo, eso es Revolución, eso es Sandinismo, eso es el ALBA, eso es PETROCARIBE.

Eso es lo que se está construyendo entre los pueblos latinoamericanos y caribeños, un Nuevo Espacio, una Nueva Alternativa que nos hará más fuertes y, al hacernos más fuertes, nos hará más unidos y al estar más unidos, seremos verdaderamente libres, entonces seremos libres para defender nuestras soberanías.

Estamos en esta batalla y, esta noche, nos acompaña el Presidente Manuel Zelaya, que se ha incorporado de pleno a PETROCARIBE ¡y lo estamos esperando en el ALBA, con los brazos abiertos! También se encuentra el Vicepresidente de Guatemala, nuestro hermano, el doctor Rafael Espada, Guatemala también se ha incorporado… Rafael ¿qué le podés decir a este pueblo?

Palabras de Rafael Espada

Vicepresidente de Guatemala

Pueblo heroico de Nicaragua, hermanos sandinistas, no voy a hablar mucho, es muy difícil seguir al Presidente Chávez, a Daniel, y a todos los Líderes que tenemos aquí. Pero, es importante que yo, que represento a ese digno pueblo de Guatemala, traiga este mensaje, un mensaje de maíz, un mensaje maya, un mensaje de los pobres de Guatemala.

El Presidente Álvaro Colom, el 14 de enero de este año, frente a Daniel, frente a Hugo, frente a Mel, se puso en el podium y declaró que Guatemala tenía un Gobierno libre, un Gobierno digno, un Gobierno de los pobres. Ese Gobierno de Guatemala, como dijo el Presidente Chávez, solamente quiere dignidad, respeto, solamente quiere la unión. La solución está aquí, la solución de América está aquí, la solución simplemente, es la unión, ¡la unión de América!

En nombre de Guatemala, en nombre del Presidente Colom, damos un mensaje de cariño al Movimiento Sandinista, un mensaje de admiración al pueblo nicaragüense. Reciban así, ese abrazo de maíz del pueblo maya, les deseamos más y más triunfos, sigamos unidos, trabajemos duro por América Latina, trabajemos por esa Unión de Bolívar. ¡Que viva Nicaragua! ¡Que viva Centroamérica! ¡Que viva la Humanidad! ¡Que vivan la justicia y la libertad!

Palabras de Daniel

Gracias hermano, Vicepresidente de Guatemala ¡que viva Guatemala! Fíjense bien, cuando llegamos al Gobierno, el año pasado, nos encontramos con la historia del acto de corrupción más grande que se ha producido en nuestro país, lo de los CENIS… ¡más de 600 millones de dólares le robaron al pueblo! y ¿qué quieren ellos? Ellos quieren amnistía, ¿habrá que darle amnistía a los que le robaron al pueblo esos 600 millones de dólares, o habrá que pedir justicia?

Renegociando con los bancos, logramos rescatar ya, en el primer semestre de este año, más de 40 millones de dólares, que harán un total de 50 millones para poder utilizarlo en la lucha contra la pobreza, en la lucha contra el hambre, y contra el desempleo.

Aquí, quiero rendirle cuentas al pueblo; no le rendimos cuentas a los oligarcas ni al imperio, le rendimos cuenta al pueblo. Mucho se habla de la cooperación venezolana y ¿qué les puedo decir en estos momentos? Que en proyectos sociales, para mantener el subsidio del transporte urbano e interurbano, se están gastando 40 millones de dólares, gracias al ALBA, gracias a la solidaridad.

Que para mantener la generación eléctrica se están invirtiendo 32 millones de dólares; en las Calles para el Pueblo, 20 millones de dólares; en las Casas para el Pueblo, 5 millones de dólares; en el Programa Usura Cero, un total de 14 millones de dólares, y Usura Cero significa que los intereses no deben pasar del 5%; para el Programa Hambre Cero, 16 millones de dólares.

Para el Acopio y Comercialización de los granos básicos, para combatir la inflación y que los frijoles, el arroz, el aceite lleguen a precios justos al pueblo, estamos invirtiendo, aprobando, un total de 30 millones de dólares, y para el Crédito Agrícola con intereses justos, que no vayan más allá del 8%, estamos aprobando otros 30 millones de dólares. Igualmente, 2 millones para el Crédito de Producción Agropecuaria, 5 millones para la retención de vientres y 32.5, 500 mil dólares para la modernización del transporte urbano.

En total, hermanos nicaragüenses, se están invirtiendo 205.5 millones en obras sociales, que van en beneficio de los pobres, en beneficio de las familias nicaragüenses, lo que equivale a casi 4 mil millones de córdobas, 3 mil 976,425 mil millones de córdobas, es lo que se está invirtiendo.

Cuentas claras le rendimos al pueblo y le rendimos cuentas claras al pueblo, porque el pueblo es el que está sintiendo esos beneficios, en la lucha contra la inflación, donde son factores externos los que están incidiendo en la inflación que está afectando, no solamente la economía nicaragüense, sino también a la economía norteamericana, la economía europea, está afectando la economía mundial.  

Y esa es la mejor prueba del fracaso del capitalismo, del fracaso de la tiranía del capitalismo en el mundo. Sus propias políticas están provocando el derrumbe del capitalismo, porque la única alternativa que tienen los pueblos, es un régimen de justicia, un régimen verdaderamente de equidad, de solidaridad, de complementariedad. Un régimen donde verdaderamente nos tratemos como hermanos, sólo el Socialismo nos dará esa posibilidad, hermanos nicaragüenses, un Socialismo con Justicia, un Socialismo adecuado a las condiciones de nuestros respectivos países.

Esta noche, queremos rendir homenaje a los cinco hermanos cubanos prisioneros del imperio, que están cumpliendo 10 años en prisión. Ellos, prisioneros por luchar contra el terrorismo, mientras los terroristas están en Washington, están en los Estados Unidos. Les pido a las compañeras, por favor, vamos a entregarles la Orden Augusto César Sandino, que ¡bien se lo merecen los hermanos luchadores!

[email protected] [email protected] nicaragüenses, gracias al pueblo de Cuba, gracias a los héroes, a los cinco héroes cubanos, que son un ejemplo de dignidad, un ejemplo de valentía; ¡dignos hijos de Fidel, de Martí, dignos hijos de ese pueblo hermano de Cuba!

Esta noche nos acompaña nuestro querido hermano, Alexis Argüello, ¡Campeón 2008! Igualmente, nos acompaña el Comandante Edén Pastora; Edén, ya se acerca de nuevo el 23 de agosto, la fecha del Palacio. Se encuentran con nosotros también, Daysi Torres y Enrique Armas, que con Alexis Argüello ¡son la fórmula de la Victoria!

Quiero pedirle a la compañera Susana, a nuestra hermana colombiana, ella puede caminar, ya no está en silla de ruedas,  estaba hospitalizada, pero se ha recuperado; Diana, la otra muchacha que tiene 22 años de edad, no puede acompañarnos, porque todavía sigue grave, su estado de salud es delicado. Aquí están, Susana y Lucía Morett, una hermana mexicana que se encontraba en Ecuador, en el Campamento de la Paz, cuando se produjo el ataque del Gobierno colombiano sobre territorio ecuatoriano, un acto de terrorismo de Estado.

Vengan, por favor acérquense, que la INTERPOL no las está deteniendo, ya quisiera el Gobierno colombiano detenerlas o asesinarlas, pero, ya lo hemos denunciado. Aquí está Susana, fíjense, tengo que hablar de Colombia, no podemos dejar de hablar de ella, ¡hay que hablar de Colombia!

Porque Colombia, su Gobierno, su oligarquía, tiene una larga historia, tenebrosa, en contra de los pueblos centroamericanos, en contra del pueblo nicaragüense. Nosotros quisiéramos que no existieran las fronteras, que nuestros países fuesen una sola Patria, como la soñó Bolívar, como la soñó Martí, como la soñó Sandino, pero, los intereses de los oligarcas y del imperio se han impuesto.

Fíjense bien, Colombia, su Gobierno, ha tenido una actitud permanente, estoy hablando, desde el cinco de noviembre del año 1915, cuando se arrogaban los derechos sobre la Isla de San Andrés y los Archipiélagos Adyacentes; y el 20 de Marzo del año 1917, Nicaragua le respondía, rebatiendo los argumentos de Colombia.

Luego vino el famoso Tratado Esguerra, donde Colombia reclamaba territorio nicaragüense. Fíjense qué ridículo, Colombia decía, que a cambio de reconocer que la Costa del Caribe, que la Región Autónoma del Atlántico Norte y del Atlántico Sur, pertenecen a Nicaragua, a cambio de que ellos reconocieran eso, nosotros debíamos reconocer que San Andrés le pertenecía a Colombia, ¡una cosa absurda! porque estos territorios eran parte, y son parte integral e indisoluble del territorio nicaragüense.

Recientemente, la Corte Internacional de Justicia, se pronunció y dijo, que ya el Meridiano 82, no era línea fronteriza con Colombia y… ¿qué ha hecho el Gobierno colombiano? en lugar de respetar la Ley, en lugar de respetar las resoluciones de la Corte Internacional de Justicia, lo que mantiene son sus barcos de guerra. Lo que denunciamos en Santo Domingo, sigue siendo una realidad, el Gobierno colombiano, la oligarquía colombiana, el imperio, ¡se niegan a reconocer el Fallo de la Corte Internacional de Justicia!

Es decir, vemos a un Gobierno colombiano actuando fuera de la Ley; actúa fuera de la ley cuando lanza ese ataque sobre territorio ecuatoriano, y lo admitió el mismo Presidente de Colombia, en la reunión de Santo Domingo; actúa fuera de la ley, cuando viene y desconoce el Fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

Nosotros, seremos una nación pequeña, no tenemos el potencial bélico que tiene Colombia, ni tenemos a las tropas yanquis respaldándonos como  respaldan a Colombia, ¡tenemos a nuestro pueblo! y queremos Paz; queremos paz con Seguridad, paz con respeto a nuestra integridad territorial.

Nosotros, los nicaragüenses, en esto siempre nos hemos unidos y en esta ocasión, estoy seguro que estoy hablando en nombre de la inmensa mayoría de los nicaragüenses, que le decimos al Gobierno de Colombia: respeten la resolución de la Corte Internacional de Justicia, respeten ese fallo, respeten la Soberanía de Nicaragua, y tendremos Paz y Estabilidad.

En lo que se refiere a la carta que nos enviaran los hermanos de las FARC, sí, ¡los hermanos de las FARC! yo he sido bien claro; nosotros hemos sido bien claros: para luchar por la Paz, ¡no tenemos que pedirle permiso a nadie! y sobre todo, cuando esa lucha por la Paz se vuelve imperiosa, porque pone en riesgo la seguridad de la región, la seguridad de los países fronterizos con Colombia y la seguridad de los países centroamericanos, ¡todo se pone en riesgo en la medida que no llegue la Paz a Colombia!

Yo he encontrado disposición de parte del Secretariado de las FARC, de trabajar por la Paz; y les digo a los hermanos de las FARC, que estamos dispuestos a dialogar, a conversar, para trabajar por la Paz en Colombia, porque bien se la merece ese pueblo y bien se la merecen los pueblos latinoamericanos y caribeños.

Creo que en una fecha como hoy, nosotros, como siempre, tenemos presente a nuestros héroes y a nuestros mártires; tenemos presente a aquellos que lo dieron todo, sin pedir a cambio nada; a aquellos que dieron la vida, para ver una Nicaragua Libre, una Nicaragua Soberana. Esta lucha que hoy estamos librando, les podemos decir a nuestros héroes y mártires, la estamos librando en su memoria; la estamos librando con su ejemplo, con su moral.

Aquí está Sandino, aquí está el Pequeño Ejército Loco, aquí está Carlos Fonseca, aquí está Germán Pomares; aquí están los héroes y mártires de la Revolución Popular Sandinista y aquí está el espíritu inclaudicable del Guerrillero Heroico, el Comandante Ernesto Che Guevara.  

Hoy más que nunca en esta batalla, tenemos que fortalecer la Unidad del pueblo, el Poder Ciudadano, los Gabinetes del Poder Ciudadano, abiertos para todos los nicaragüenses; son espacios democráticos abiertos para todos los nicaragüenses, para que ahí se ejerza el Poder, porque el pueblo es el único que tiene, de manera permanente, el Poder.

El pueblo no puede entregar el Poder; el pueblo, sencillamente elige para que le sirvan; el pueblo no elige para que lo manden, para que lo esclavicen, el pueblo no elige para que lo exploten, para que le roben; el pueblo elige para que le sirvan ¡y eso es el Poder Popular! ¡Ese es el Poder Ciudadano, ese es el Pueblo Presidente!

Hoy más que nunca, tenemos que unirnos los nicaragüenses, y tenemos que unirnos los sandinistas, cuando nuestros adversarios intentan confundir, intentan dividir, intentan con ello, alcanzar victorias electorales en el próximo mes de noviembre.

En el mes de noviembre, se estarán realizando elecciones para Gobernadores, en Venezuela; en el mes de noviembre se estará eligiendo en Estados Unidos al próximo Presidente norteamericano, que tendrá que aprender a respetar y, en el mes de noviembre, tendremos elecciones para Alcaldes, en Nicaragua.

Esa es una batalla ideológica, es una batalla contra la oligarquía, es una batalla contra los vende patria y ahí tiene que estar la  Unidad, tienen que estar los principios.

Nosotros somos, los que nunca traicionamos los principios; nosotros somos los que en los momentos difíciles dijimos, con la bandera roja y negra del Frente sandinista, nuestro programa sigue siendo antiimperialista y será antiimperialista, mientras exista el imperialismo. Nuestro programa está al servicio de los pobres, de los oprimidos, y no podemos renunciar a ningún método de lucha, ese es un poder inmanente en los pueblos, los pueblos tienen ese derecho a rebelarse cuando las condiciones así lo demandan.

Nosotros, nos hemos rebelado y hemos manifestado esa rebelión, a través de los votos en las elecciones de noviembre del 2006, que nos llevaron a la gran victoria electoral. Ahora, tenemos que transformar esa rebelión, nuevamente en votos en estas elecciones que se van a realizar en el mes de noviembre, de este año 2008.

Ahí, estaremos defendiendo nuestros principios, estaremos defendiendo con la bandera roja y negra, la bandera azul y blanco de la Patria, y hoy, como les decía, ya no estamos solos. No es solamente Cuba y Nicaragua, en aquellos años de 1979 a 1990, ahora es, Venezuela, Bolivia, Ecuador, Paraguay, con su Presidente, Fernando Lugo, que hoy nos ha honrado con su presencia, y con sus palabras; Uruguay, Argentina, Honduras, Guatemala. Los pueblos están diciendo ¡basta! los pueblos están diciendo, ¡no nos pueden callar!

Llegó la hora de la Libertad, llegó la hora de la Patria, llegó la hora de la Soberanía, llegó la hora de América Latina y El Caribe.

¡Que viva la Unidad de los pueblos! ¡Que viva el 29 Aniversario del Triunfo de la Revolución! ¡Sandino vive, la lucha sigue! ¡Patria Libre o Morir!

también te puede interesar