Nicaragua

Daniel en Cumbre Mesoamericana

Décima Cumbre del Mecanismo de Diálogo y Concertación de Tuxtla, realizada en Villahermosa, Tabasco, Estados Unidos Mexicanos

Redacción Central |

Décima Cumbre del Mecanismo de Diálogo y Concertación de Tuxtla, realizada en Villahermosa, Tabasco, Estados Unidos Mexicanos

Palabras de Felipe Calderón

Presidente de México

Muy buenos días, Excelentísimos señores Jefes de Estado y de Gobierno; distinguidos dirigentes de organismos internacionales; señoras y señores Gobernadores del SurSureste de México; señores y señoras Legisladores, Diputados Federales, Senadores, Diputados Locales, señoras y señores.

Es un gran honor para México recibir en Villahermosa, Tabasco, a los Jefes de Estado y de Gobiernos que participan en esta X Cumbre del Mecanismo de Diálogo y Concertación de Tuxtla. A todos ustedes les transmito un saludo afectuoso, fraterno y solidario de todos los mexicanos.

Estoy seguro que nada hubiera complacido más a nuestro amigo, el doctor Harry Brautigam, quien tanto trabajó en favor de la Integración económica de Mesoamérica, que ver el entusiasmo con que aquí se continúa su labor y su ideal. Ese es el aliento vital de nuestra alianza privilegiada: avanzar con paso firme hacia la integración de nuestros países.

A 17 años de la creación del Mecanismo de Tuxtla, conviene recordar que éste surgió después de un largo período de guerras civiles y de crisis económicas recurrentes en la región; fue la respuesta de nuestros países para fortalecer los procesos de paz, consolidar nuestras democracias, e impulsar nuestro desarrollo. Esto Foro ha sido y es la apuesta de nuestros pueblos de Mesoamérica, por un futuro de prosperidad que sabemos tiene que ser prosperidad compartida.

Para avanzar más rápidamente en la construcción de la infraestructura para el desarrollo de Mesoamérica, a partir del año 2001, se creó el Plan Puebla Panamá. Este programa marcó una agenda de trabajo que nos ha permitido concretar obras en beneficio de nuestras naciones.

Sobre la base de lo que hemos avanzado, México propone relanzar el Mecanismo de Tuxtla y nuestros instrumentos de cooperación, para convertirlos en un eje de transformación integral de Mesoamérica. Contamos con la energía, la voluntad política, los recursos y la capacidad para conducir a la región a un futuro mejor. Tenemos rumbo y destino, sabemos a dónde ir y qué hay que hacer para conseguirlo, así lo demuestra lo que hemos alcanzado, y así lo exige todo lo que juntos debemos alcanzar.

En primer lugar, hemos fortalecido el diálogo político, para combatir con mayor eficacia el crimen organizado y la delincuencia en la región; estos grupos delictivos, representan una amenaza a nuestras sociedades, ya que tienen un poder de violencia y corrupción que no reconoce fronteras.

Por eso es tan importante que unamos esfuerzos para atacarlos de manera frontal, ya que estos grupos actúan de manera global.

La aprobación de la Iniciativa Mérida, representa un paso, si se quiere, pero un paso importante para materializar el compromiso de responsabilidad compartida y confianza mutua, que debe de guiar a todos los países que están comprometidos en el problema y en su solución.

Para todas las naciones involucradas, este ha sido un largo proceso que ha requerido de múltiples gestiones y contactos entre nuestros gobiernos. En lo personal, el empeño puesto en la presentación y aprobación de esa Iniciativa, me parece que sólo refleja la suma de esfuerzos y que esa suma de esfuerzos refleja que podemos dar respuestas contundentes en un plano que va mucho más allá de las limitaciones de los países considerados aisladamente.

Es una prueba de que el esfuerzo de Mandatarios centroamericanos por sacar adelante un proyecto común, que permite enfrentar un problema común, puede dar resultados, los ha dado ahora, y dará muchos más.

Estoy seguro de que contribuirá a que los Gobiernos podamos combatir, de manera más eficaz, a la delincuencia organizada transnacional, así como a incrementar las capacidades de las instituciones de procuración de justicia y cuerpos policiales y de seguridad en toda la región, para acabar con esta amenaza común.

En segundo lugar, estamos impulsando proyectos orientados a elevar el crecimiento y la competitividad de nuestros países. Tan sólo para modernizar y activar la red internacional de carreteras mesoamericanas, estamos destinando recursos por más de 9 mil 300 millones de dólares.

En tercer lugar, hemos intensificado la cooperación, a fin de lograr un desarrollo con igualdad de oportunidades para todos. Por ejemplo, en materia de salud, México promueve la creación de un Sistema Mesoamericano de Salud Pública, del cual han hablado ya muchos de nuestros Ministros, que prevé acciones para reducir la mortalidad materna, avanzar hacia la vacunación universal infantil, combatir con mayor eficacia el dengue, el paludismo, la malaria y erradicar la desnutrición.

En cuarto lugar, estamos trabajando para prevenir y mitigar los efectos del cambio climático, que tanto afecta a las naciones de Mesoamérica y especialmente las que estamos vinculadas al Caribe.

Queremos garantizar la sustentabilidad ambiental de la región. Hace poco más de un mes, México presentó en la Cumbre de América Latina y El CaribeUnión Europea, y posteriormente en la Reunión Cumbre en Honduras, una propuesta para crear un Fondo Verde; una propuesta que busca salvar el obstáculo de la falta de financiamiento para enfrentar integralmente los problemas del cambio climático.

El Fondo parte del principio de responsabilidades comunes, pero diferenciadas, lo que significa que cada país, realice esfuerzos y aportaciones en función de su situación económica y de su grado de emisión de contaminantes.

Y al mismo tiempo, prevé que los países en desarrollo, en especial los más pobres, puedan disponer, más que las naciones desarrolladas, de estos recursos, a fin de impulsar acciones locales, que permitan reducir emisiones o capturar carbono de la atmósfera.

Es decir, acciones vinculadas a una Agenda Verde, como el incremento de programas de reforestación, prevención de incendios forestales, o pago de servicios ambientales; y de una Agenda Gris como programas de ahorro y uso más eficiente de la energía en los hogares o en la industria; el impulso de sistemas de transporte colectivo y otros; o una combinación de las dos, como son los programas orientados a la producción de biocombustibles.

A todas estas acciones destinadas a fortalecer la integración de Mesoamérica, me da gusto compartirles, que hoy México sumará, en el curso de esta reunión, una nueva iniciativa de cooperación: un Programa de Vivienda Social en Centro América.

Este programa está basado en un modelo que ha tenido éxito en nuestro país, de desarrollo de viviendas; y su objetivo es ofrecer una solución de fondo al rezago habitacional en la región, además de impulsar la actividad económica en el ramo de la construcción. Para ello se propone crear un esquema con capacidad para financiar la construcción de hasta 50 mil viviendas en el corto plazo, con el potencial de llegar hasta medio millón en el largo plazo.

Con recursos del Acuerdo de San José, México pondrá a disposición del Banco Centroamericano de Integración Económica, un fondo de hasta 33 millones de dólares; y con ello, el Banco podrá dar garantías a intermediarios financieros para liberar créditos y microcréditos, en el esquema que ha resultado provechoso en nuestro país.

Cabe destacar que son préstamos a las familias de menores ingresos, con un esquema que favorece el pago de los recursos financiados; además, México otorgará asesoría técnica a las naciones que deseen participar. Estoy seguro que este programa será un aliado valioso, para que más centroamericanos tengan acceso a viviendas dignas y así puedan vivir mejor.

La experiencia de Mesoamérica, deja en claro que la mejor respuesta a los desafíos globales, son las soluciones compartidas por naciones con intereses comunes. Por eso México hace un llamado muy respetuoso a todos los países participantes, para intensificar nuestro diálogo político, para resolver nuestras diferencias mediante la razón, el entendimiento, el diálogo y la búsqueda precisa de soluciones que beneficien a nuestros pueblos, para profundizar y perfeccionar todos los programas, iniciativas y proyectos, que de manera conjunta, pueden derivar en mucho mejores resultados.

Estamos convencidos todos, estoy seguro, que hay que impulsar un proceso de revisión profunda y de reestructuración del Plan Puebla Panamá, proceso que fue emprendido a raíz de nuestra última reunión que celebramos en Campeche, en abril de este mismo año.

Nuestra intención es que responda con mayor eficacia a las necesidades de desarrollo regional, por ello pretendemos consolidarlo para que se convierta en un Programa de Integración y Desarrollo Mesoamericano, en un verdadero Proyecto Mesoamérica.

Creo que esta reunión, representa una magnífica oportunidad para repensar los alcances de nuestros programas de cooperación, para evaluar lo que se ha hecho y lo que falta por hacer; lo que se ha hecho bien y lo que ha fallado.

Más allá del nombre o los nombres que acordemos darle, lo importante es que se conviertan en instrumentos de cambio eficaz, para que nuestros pueblos y nuestra región de Mesoamérica sea la que queremos que sea y que debe ser.

Yo estoy convencido de que la transformación estructural de la región es posible si la asumimos como una tarea colectiva, porque sólo trabajando unidos avanzaremos hacia un futuro distinto y mejor.

Señores Jefes de Estado y de Gobierno, señoras y señores gobernadores, señoras y señores legisladores, en un mundo que compite ferozmente, México refrenda su voluntad de fortalecer los lazos de identidad, solidaridad y cooperación que unen a nuestros pueblos.

México tiene un compromiso irrenunciable con la integración y la transformación integral de Latinoamérica y, en especial, de esta región tan nuestra, Mesoamérica, que va de México hasta Colombia.

Yo les reitero a ustedes la más cordial de las bienvenidas a esta X Cumbre del Mecanismo de Diálogo y Concertación de Tuxtla. Saludo con respeto a nuestro colega y amigo, el Presidente Saca de El Salvador, en su carácter de Presidente de SICA y CoPresidente de esta reunión Cumbre.

Y agradezco nuevamente al pueblo y al Gobierno de Tabasco por su hospitalidad. México tiene la mayor confianza de que surgirán de esta reunión más y mejores programas de cooperación; que los trabajos que realicemos responderán a las expectativas de integración y desarrollo de nuestra sociedad.

Sé que juntos seguiremos trabajando unidos hasta lograrlo. Muchas gracias y bienvenidos a esta Cumbre.

Intervención de Daniel

Nosotros no podemos ignorar acciones que convulsionan a nuestra región. Fíjense bien, hace unos cuantos años, un gobierno que ha tenido como política de Estado, el terrorismo, como es el gobierno yanqui, decidió calificar a Libia como un país terrorista, la tuvo en la lista por un montón de años.

Finalmente, dialogando, negociando, se logró un entendimiento entre Libia y Estados Unidos. Ahora, el imperio dice que ya Libia no es terrorista, y los servidores del imperio también lo repiten, sobre todo, los países europeos que siempre se suman a esas políticas agresivas contra los pueblos.

Luego, en tiempos recientes, la campaña ha sido Corea y estamos hablando de Corea, donde se ha abordado un tema de enorme sensibilidad porque tiene que ver con la energía nuclear, que si para usos pacíficos, que si para usos militares, donde solamente se dan el derecho para usos militares, los terroristas del mundo.

La tiranía del capitalismo global, europea y norteamericana, ellos sí se dan el derecho de fabricar armamento atómico, fabricar armas biológicas, armas químicas; de invadir a quien les da la gana, de juzgar a quien les da la gana y calificar de terrorista, a quien les da la gana.

Resulta que cuando Corea empieza a ensayar, Corea es terrorista, y pasó a la lista de los terroristas. Hasta hace dos días, Corea estaba en la lista de los terroristas, pero, gracias al diálogo y la negociación, se logró ponerle fin a esa tensión y ya, el mayor terrorista del mundo que es el imperio yanqui, decidió sacar de la lista de los terroristas a Corea. Eso pasó hace dos días.

Yo pienso que aquí estamos pueblos que han vivido situaciones de guerra, tensiones terribles, que debemos comprometernos en contribuir al diálogo, a la negociación y a la Paz, en toda la región latinoamericana, sin exclusión. Aquí está el Presidente Oscar Arias, que participó activamente en el proceso de Paz en la región centroamericana; el Presidente Saca, conoció de cerca todo ese proceso, que fue encabezado por el Presidente Duarte en sus inicios y que lo culminó el Presidente Alfredo Cristiani.

El Presidente Álvaro Colom, que no nos acompaña en estos momentos, yo le he dado las condolencias al Canciller por la tragedia de ayer, del accidente aéreo, donde murieron el Ministro de Gobernación y el Viceministro de Gobernación, le he dado las condolencias para las familias, para el pueblo guatemalteco. El Presidente Colom, conoce muy bien una experiencia de guerra en Centroamérica y cómo alcanzar la Paz.

Y en Centroamérica, la URNG, en esos tiempos de guerra, cuando no había diálogo ni Paz y cuando el imperio yanqui obligaba a Gobernantes centroamericanos, a no dialogar con Nicaragua, entonces Nicaragua era un Estado terrorista; la guerrilla guatemalteca era terrorista; la guerrilla salvadoreña del FMLN, era terrorista; pero si nos hemos aferrado a esas posiciones, sencillamente la guerra estaría y continuaría destruyendo, ya habría destruido toda la región centroamericana y se hubiese expandido posiblemente a otra zona.

Creo que hoy más que nunca, países que hemos estado aquí, México participó activamente en el proceso de Paz en Nicaragua, en El Salvador, en Guatemala, tuvo una fuerza coadyuvante; Colombia, con ese conflicto interno que tiene, también participó en ese proceso de Paz en Centroamérica, con el Grupo Contadora.

Creo que es importante que se conozca aquí que Nicaragua, por su lado, está dispuesta a contribuir en todo lo que sea posible para alcanzar una Paz duradera, con justicia, con equidad, con transformación social, donde estamos viviendo todavía este conflicto en la región latinoamericana y caribeña. Muchas gracias.

Otra intervención de Daniel

… No habrá suficiente combustible en el mundo, aún cuando se utilizara toda la tierra del planeta para producir agrocombustibles derivados del maíz o derivados de la caña, para llenar las demandas, el día que en China y la India tuviesen la posibilidad de proveer a cada familia de un par de vehículos. Tendríamos ya que ir a buscar cómo sembrar a Marte donde hay señales que han encontrado agua según las últimas exploraciones ¡no ajustaría!

El problema es la concepción, el modelo. Estamos metidos en un modelo consumista, donde nos arrastran a todos. La gente que está en la mayor miseria, va a pasear, a ver los vehículos que están de venta, y a soñar ¡cómo quisieran tener ese vehículo! Los que tienen trabajo y logran ahorrar, antes de pensar en comprarse una casita o llenar las demandas básicas como comida, piensan en comprarse el vehículo, porque es lo que les están diciendo todos los días a través de los medios de comunicación… valés, porque tenés un vehículo.

Estamos con un modelo consumista, que, para poder establecer su tiranía, y allí es donde yo pongo en duda todos estos proyectos, todos estos programas de los que ustedes hablan; respeto la buena intención, pero creo que son buenas intenciones mientras no rompamos el modelo ¿por qué? El modelo ha impuesto sus reglas de libre mercado. Pongo un ejemplo: en Nicaragua se produjo, en la década de los 50, 60, el boom algodonero, igual en todo Centroamérica. En Nicaragua, las tierras más fértiles, que eran utilizadas para producir de manera natural, producción orgánica, frijoles, frutas, maíz… las tierras más fértiles, fueron utilizadas masivamente para producir algodón.

A los pequeños productores que eran dueños de esas parcelas, no les quedó más camino que vendérselas a los más grandes, o a los inversionistas que llegaban con diferentes formas de presión, tienen diversas formas de presión para apoderarse de la tierra de esos pequeños productores, que ustedes dicen que quieren beneficiar.

No tiene forma, mientras tengamos ese tipo de mercado. ¿Qué impide, cuando ya el proyecto empiece a tomar forma, aparece un inversionista, y quién le impide ir donde los pobres campesinos y decirles, te puedo ofrecer tanto…? Pero es que además, en ese tipo de operaciones, como está el libre comercio y el libre mercado, el que realmente se beneficia no es el productor, sino el intermediario.

En Nicaragua, la herencia fue: 250 mil manzanas de tierra fértiles que se sembraban, ¡las más fértiles de la región centroamericana! en los departamentos de León y Chinandega, no solamente quedaron en un desierto, sino que quedaron contaminadas por la cantidad de químicos que se utilizaron para combatir las plagas. Donde, no solamente acababan con la plaga, sino que acababan con seres humanos que todavía están ahí padeciendo, lo que fueron las fumigaciones con plaguicidas, en toda esa zona de occidente.

Creo que nosotros no debemos renunciar a liberar la batalla con la OPEP, porque reservas de petróleo y gas hay, existen enormes reservas de petróleo y gas como para que estemos corriendo ya a sacrificar tierras fértiles, o a tratar de utilizar tierras donde ha crecido nada más la higuerilla, simplemente porque lo que está en estos momentos de moda es el agrocombustible… vamos a utilizarlas entonces para producir aceite para los combustibles, para los carros, a falta de investigaciones técnicocientíficas que vayan a esas tierras a decirnos si es posible producir alguna variedad de alimentos, alguna variedad de plantas medicinales.

Estoy seguro que si se hiciesen estudios en esa dirección, encontrarían múltiples posibilidades en esas tierras que hoy están en abandono, en esas 300 mil manzanas que tienen ustedes en abandono, en El Salvador, Presidente Saca… ¡estoy seguro!

Pero ¿qué pasa? La ciencia y la tecnología no están al servicio de los pueblos, de la Humanidad; están al servicio de los grandes intereses, que son los que se han preocupado por buscar cómo convertir, hacer un negocio, con el maíz, con el aceite que viene de la palma africana. Nosotros en Nicaragua y en Centroamérica, importamos aceite, no somos autosuficientes en aceite, y tendríamos que utilizar, en todo caso, la siembra de palma africana para producir aceite para alimentarnos y no para producir diesel para alimentar a los carros.

Esa es la gran tragedia que viven nuestros pueblos y la gran indecisión que tenemos nosotros, porque, mientras estemos sometidos a las leyes del libre mercado impuestas por la dictadura del capitalismo mundial, de los países desarrollados encabezados por los Estados Unidos y Europa ¡que sí se protegen! Nos hablan de libre mercado y no lo practican, entonces… yo no veo cómo se puede impedir que ese esfuerzo que se está haciendo de promover a pequeños productores para insertarlos, después, llegó el tiburón, el inversionista, le compró a precio de guate mojado la inversión y ¡surgió ya el monopolio!

Las tendencias son el monocultivo… se dice monocultivo y se facilita el monopolio ¿por qué? Nosotros constantemente estamos hablando… que vengan los inversionistas, que invierta el capital nacional, que invierta el capital internacional ¿qué capital nacional, o internacional va a invertir donde no vaya a sacar ganancias rápidas? Y les importa poco los golpes que esto signifique en el campo medioambiental, el campo social, ¡les importa poco…! lo que les interesa es sacar ganancias, y cuando caen, lo primero que hacen es despojar a esos pequeños productores.

En la zona de occidente, desaparecieron los pequeños productores cuando apareció el algodón; desaparecieron los que producían los alimentos orgánicos, los que producían las frutas, las mejores frutas de Nicaragua. En Chinandega, eran famosas las naranjas, desde niño yo crecí oyendo la fama de las naranjas de Chinandega ¡eso desapareció! porque llegaron los inversionistas; expulsaron a los campesinos que terminaron en una zona inhóspita, en ese entonces, en Nueva Guinea, ahí los mandó Somoza, para facilitar el control de esas tierras.

Cuando los campesinos se oponían, se aliaban los latifundistas con los militares, que estaban totalmente coludidos y corrompidos, y con los jueces, para despojar de las tierras, porque si ustedes van al campo, en El Salvador, en cualquier país latinoamericano, van a ver problemas de la legalidad de la tierra.

Nosotros tenemos millones de campesinos que no tienen registrada su propiedad, no están en el Registro y por eso ni siquiera pueden ser sujetos de crédito, son millones y millones; son fácilmente víctimas de la voracidad, de los que luego caen, cuando ven la oportunidad de que se desarrolle un monocultivo.

Son las consideraciones que quería hacer y creo que esto es un tema, realmente, que no se agota ni se va a agotar. Muchas gracias.

Otra intervención de Daniel

Por lo menos en la región centroamericana, tendríamos que pensar en los puertos y los ríos; son las grandes carreteras naturales que tenemos ahí. Y nos hace falta un puerto de verdad, de aguas profundas en el Atlántico, nosotros tenemos un proyecto en Monkey Point; ustedes están trabajando este gran proyecto de aguas profundas en el Golfo de Fonseca.

Necesitamos fortalecer, desarrollar el transporte acuático, en los lagos, ríos, en el Mar Caribe, Mar Pacífico y a la par de ellos, el transporte con ferrocarril, el ferry. El ferrocarril ¡lo desaparecieron en Nicaragua en el 90 con el neoliberalismo! Nosotros hemos buscado cómo desarrollarlo, pero esa es la historia, está la gran oportunidad de recuperar el ferrocarril.

Palabras de Manuel Zelaya

Presidente de Honduras

Quisiera proponerle las conclusiones que tenemos hoy de esta Cumbre, que es muy importante, donde hay propuestas muy interesantes. Tratáramos de incluir soluciones sobre el problema que se está planteando, porque darle soluciones a los altos precios del petróleo… el punto de vista de energías alternativas es correcto, pero necesitamos crear también las condiciones para disminuir los consumos de petróleo, y al mismo tiempo crear economías de ahorro.

Hay una propuesta para que Naciones Unidas convoque a una sesión de emergencia con el fin de ventilar el problema especulativo que está afectando a nuestras naciones, que somos realmente las víctimas, al final, del resultado de las imperfecciones del comercio internacional, de las asimetrías del comercio internacional.

Los mercados libres, entre comillas, necesitan regulaciones; los mercados libres especulativos a nivel financiero del mundo, que son los que provocan este deterioro de las economías petroleras, necesitan controles y castigos.

No se puede seguir permitiendo que los mercados especulativos a nivel internacional, sigan utilizando sólo sus mecanismos en detrimento de millones y millones de personas, que hoy, las estadísticas nos dicen que hay más de 800 millones de personas, que todos los días se van a la cama sin ingerir ningún grado de alimento.

Igual que hay más de 250 mil personas, que padecen altísimos niveles de desnutrición. Cada siete segundos muere un niño en el mundo, simplemente por falta de alimentos.

Yo considero que debemos de convocar rápidamente, hacer la presión que sea necesaria, a través del Presidente de México, de Colombia, los Presidentes de Centroamérica, para que las Naciones Unidas pongan atención a buscar un control efectivo de las sociedades, en la forma en que se está manejando la especulación internacional de capitales y, al mismo tiempo, de las alternativas de países que estamos siendo víctimas, no desde ahora, sino de hace muchos siglos, de estas asimetrías de los mercados.

Que podamos tener acceso también, a fondos de emergencia, rápidos, para alimentación, para promover energías alternativas y promover energías de ahorro. Muchas gracias.

Otra intervención de Daniel

… por razones de fuerza mayor, yo me encontraba en Uruguay, el avión sufrió un accidente y ya no pude llegar a la reunión de El Salvador; lo que hice fue decirle al Ministro que nos representaba: tomá nota y leé esa notita: yo espero que el compañero Presidente Lula, sea comprensivo y entienda nuestro planteamiento. Primero, los países centroamericanos no tenemos las magnitudes de territorios, que tienen países como Brasil o Colombia, nuestras magnitudes territoriales son bien pequeñas.

El Salvador, yo no sé dónde va a producir, si quiere producir etanol yo no sé dónde lo va a producir, porque más bien yo estaría preocupado por producir frijoles; estaría preocupado por reducir la producción de caña y ocupar parte de ese territorio, de esas tierras, para producir frijoles… ¡1.25 dólar la libra de frijol en El Salvador en este momento, es la más cara de Centroamérica! ¡Ah! Bajó… bajó con la llegada de los frijoles nicaragüenses, verdad? Eso es el comercio justo, porque el libre mercado nos mata.

Cuando hay libre mercado los precios se van a 1.25, los especuladores se aprovechan; cuando hay comercio justo y con un acuerdo que tomamos con el Presidente Saca, logró que le aprobaran 6 millones de dólares para que en Nicaragua le sigamos comprando los frijoles, sigan llegando al Salvador y él pueda colocarlos a precio justo; porque si no, ni el productor recibe buen precio por el frijol, ni el consumidor recibe un precio justo, el que se enriquece es el intermediario, el especulador.

Para Nicaragua, es totalmente pecado mortal hablar de biocombustible, creo que para cualquier país latinoamericano, independientemente de sus dimensiones geográficas, porque ya en Brasil está la alarma, como está de moda el biocombustible y nosotros tenemos la tendencia del monocultivo, cuando aparecen mercados atractivos… ya está siendo amenazada la reserva del Amazonas.

Esas informaciones están saliendo de Brasil. El Gobierno brasileño preocupado para ver qué medidas toma, porque la verdad es que la fuerza del mercado, cuando se mueve bajo esa premisa, se vuelve incontenible y destruye todo lo que encuentra a su paso.

Yo pienso que si pudiésemos hacer producir las piedras en Centroamérica, en lugar de producir biocombustible en ellas, deberíamos producir alimentos, porque es lo que más falta hace en nuestra región centroamericana ¿cuánto importamos los centroamericanos de productos alimenticios? Y los importamos de los países desarrollados que mantienen sus políticas de subsidio.

Nosotros, no compartimos en absoluto el proyecto, la iniciativa que, realmente, Lula ha estado siempre con esa propuesta, con ese proyecto, ha sido un soñador con esa propuesta; yo he discutido del tema con él, cuando estuvo por Nicaragua hablamos también sobre el tema. Hubiera querido debatir con él, cuando estuvimos en El Salvador, pero ya que se da la oportunidad de abordar el tema, quiero dejar clara la posición de Nicaragua: estamos totalmente en contra de los biocombustibles y mucho más criminal todavía es la política desarrollada por los Estados Unidos, de convertir el maíz en combustible.

Eso es mucho más criminal, porque también en los Estados Unidos se está ampliando el área de producción de maíz, en detrimento de otros cultivos, ¿por qué? porque ahí está el negocio, ahí están las ganancias. No están pensando en los pueblos, están pensando nada más en las utilidades, en las ganancias, los que promueven este tipo de política.

Y esto incide en el precio del petróleo, que no es más que el reflejo de la economía del capitalismo global, de la tiranía del capitalismo global, ese es el reflejo, porque… ¿qué hace que el petróleo se dispare a 143 dólares, el día de ayer? Tenemos una recesión en Estados Unidos; tenemos un dólar que se devalúa y se produce automáticamente una indexación en el precio del petróleo cada vez que se devalúa.

No es que se incremente el precio del petróleo, sino que es simplemente un mecanismo compensatorio que está funcionando ahí, de acuerdo a las reglas del libre mercado, que defienden los mismos Estados Unidos, eso es lo que está conduciendo. No podemos culpar a los petroleros, es un mecanismo automático que está funcionando.

Lo que se tiene que pensar es cómo hace Estados Unidos para frenar la devaluación del dólar que está provocando; cómo hace Estados Unidos para frenar la producción de etanol que está influyendo severamente en el incremento de los precios de los alimentos y que impacta, lógicamente, en todos estos campos.

¿Cómo hacemos para combatir la especulación alrededor del petróleo? Porque hablar del precio del petróleo nos golpea inmediatamente las actividades agroalimentarias en nuestros países. Estas son las consideraciones que yo quería hacer en este punto, dejando clara la posición de Nicaragua.

Clausura de Cumbre de Tuxtla

Villahermosa, Tabasco, México

Palabras de Antonio Saca

Presidente de El Salvador

Quisiera unas breves palabras para manifestarle al Presidente Calderón, nuestro agradecimiento por ser un estupendo anfitrión. Hoy hemos trabajado intensamente en varios temas que son fundamentales. Hoy, los Presidentes que pertenecemos al Plan Puebla Panamá, que por cierto, a partir de esta fecha se llamará Proyecto Mesoamérica, hemos resuelto una gran cantidad de temas que van a beneficiar, no solamente a México, al Sur Sureste mexicano, sino también a Centroamérica y Colombia.

Hoy, saludamos las iniciativas como la del Presidente Calderón del Programa de Vivienda Social, la inversión de 33 millones que dará México a través del BCIE, para los países miembros. A El Salvador llegará esta delegación el día lunes, para que veamos la rapidez con la que estos temas se están resolviendo.

Hoy, hemos conocido los avances del Proyecto Mesoamérica; en el 2010 quedará terminada SIEPAC, la Interconexión Eléctrica, ya algunos países estamos conectados para la venta de energía eléctrica. Hoy, hemos hablado del ferrocarril, que será puesto en el primer plano de la discusión, para toda Centroamérica.

Hoy, también, se ha hablado de la posibilidad y se está trabajando intensamente como una idea de los organizadores, del Presidente Torrijos, de la necesidad de comprar medicamentos en conjunto, todos los países miembros de esta iniciativa, con el objetivo de conseguir los mejores precios, para que nuestros pueblos dispongan de los medicamentos.

Hemos hablado del Plan Mérida que fue ya aprobado en los Estados Unidos; hemos hablado del Plan de Seguridad Regional MéxicoCentroamérica que tiene un valor de 953 millones de dólares, y que se ha comenzado a trabajar en muchos intercambios importantes de las relaciones, no solamente bilaterales, sino que las relaciones del Proyecto Mesoamérica.

Lo mismo que, avances en temas fundamentales como el comercio y, saludamos también que el Mecanismo de Diálogo de Tuxtla, se haya convertido en un mecanismo de diálogo permanente, que nació en 1991 y que sirvió en momentos difíciles, especialmente por los que pasaba Centroamérica.

Hoy, hemos conversado sobre temas fundamentales. Se firmó no solamente esta declaración, sino que también, se le ha solicitado al Secretario General de las Naciones Unidas, la Reunión de Alto Nivel para discutir el tema del alto costo del petróleo y el alto costo, por ende, de los alimentos.

Hoy, hemos hablado de nuestros proyectos de biocombustibles, y hemos tenido una interesante discusión a lo largo de la reunión, de la que ustedes fueron testigos, la prensa, porque nos gusta discutir frente a la prensa.

Y llegamos a acuerdos importantes como por ejemplo, en el tema de los biocombustibles, que la producción debe hacerse no con maíz amarillo, porque eso definitivamente le resta posibilidad a la alimentación de nuestros pueblos.

Colombia tiene ya 3 proyectos en Centroamérica, México también el día de hoy anunció colaboración para otros países que se incorporan a este programa. Estamos hablando de la preocupación permanente que existe en nuestros pueblos, por el alto precio del petróleo… Tú no te incorporas, Daniel, pero recibiste la información, básicamente, de cómo vemos nosotros el tema de los biocombustibles, cómo lo ve mi país, cómo lo ve Centroamérica, como una oportunidad. Y además lo hacemos desde la caña de azúcar, ya producimos biodiesel.

Efectivamente, en Centroamérica existe una variedad de temas en los que coincidimos totalmente, y una preocupación muy grande. El Doctor Ban Ki Moon va a convocar a una reunión de alto nivel sobre alimentos, y creo que al final se hará una combinación de alimentos y petróleos. Las Naciones Unidas busca fecha, podría ser antes del período de sesiones, ojalá no sea muy tarde y que ya tengamos el barril de petróleo a 200 dólares. Realmente, la preocupación por este tema dominó gran parte de la discusión, pero hemos reportado muchísimos avances.

Yo quiero agradecer el día de hoy, al Presidente Calderón, a todo su equipo, al Gobernador de Tabasco, al pueblo villahermosino que nos han recibido con tanto cariño y, la presencia de nueve gobernadores del Sur, Sureste mexicano. Muchas gracias señores gobernadores, ustedes también son parte de la cultura que compartimos, que nos identifica, por eso el Proyecto Mesoamérica.

Quiero hoy despedirme como Presidente del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), darle la bienvenida, como lo hicimos ayer en San Salvador, al Presidente Zelaya y a Honduras, que van a coordinar durante los próximos 6 meses, el esfuerzo del Sistema de Integración.

También hablamos de un proyecto de siembra intensiva de granos básicos, tenemos mucha relación comercial entre los países. Por ejemplo, con Nicaragua le compramos, nos compra, estamos en permanente negociación con respecto al frijol rojo, esperamos alcanzar nosotros una cosecha que nos permita autoabastecernos, en otras áreas, ya nos autoabastecemos.

Hoy por hoy, el problema no es una crisis de falta de alimentos, el problema es el alto costo de los alimentos, pero como van las cosas, podría convertirse en una crisis de falta de alimentos. Pero nos vamos muy optimistas porque las decisiones en materia alimentaria, en materia de seguridad, en materia de migración, son definitivamente, decisiones importantes que hemos tomado.

Presidente Calderón, muchas gracias por ser un estupendo anfitrión, por atendernos a todos sus colegas de Centroamérica, de Colombia, al Primer Ministro de Belice; en nombre de todo el Sistema de Integración Centroamericana (SICA) y como miembro de esta iniciativa conocida como el Plan Puebla Panamá y hoy Proyecto Mesoamérica, les doy las gracias al pueblo mexicano, a la gente de Villahermosa, de Tabasco, por sus atenciones. Muchísimas gracias.

Palabras de Felipe Calderón

Presidente de México

Gracias amigas y amigos de los medios; antes que nada quiero agradecer a los señores Jefes de Estado y de Gobierno su presencia en esta Cumbre del Mecanismo de Tuxtla: al Presidente de El Salvador, Presidente de SICA, Elías Antonio Saca; al Presidente de Honduras, José Manuel Zelaya; al Presidente de Nicaragua, Don Daniel Ortega; al señor Primer Ministro de Belice, Dean Barrow; al Presidente de Panamá, Martín Torrijos; al Vicepresidente de Guatemala, Harold Rodas; el agradecimiento también a la presencia del Presidente Colom, que como dije esta mañana tuvo que regresar de inmediato debido al muy lamentable accidente en el que perdió la vida el señor Ministro de Gobernación de Guatemala.

Al Presidente de Costa Rica, Don Oscar Arias y al Presidente Uribe, de Colombia, por su presencia en esta Cumbre de Villahermosa; lo mismo que a los señores gobernadores de los Estados del Sur, Sureste del país. Agradecer nuevamente al Gobernador Andrés Granier por su hospitalidad, cálida hospitalidad del pueblo y Gobierno tabasqueño, a esta Cumbre que terminó de manera muy exitosa.

Los países participantes sabemos que la integración se traduce en desarrollo y por eso en esta Cumbre, los Mandatarios aquí presentes, hemos ratificado nuestra decisión de replantear nuestros mecanismos de cooperación, con el fin de realizar un cambio estructural que permita alcanzar el desarrollo integral de nuestros pueblos.

El Plan Puebla Panamá como ya lo anticipó el Presidente Saca, se transforma en el Proyecto de Integración y Desarrollo de Mesoamérica que, de manera abreviada podremos citar como Proyecto Mesoamérica, así lo haremos.

A lo largo de estos años, en el marco tanto del Mecanismo de Tuxtla, como en sus orígenes el Plan PueblaPanamá hemos puesto los cimientos para la colaboración en temas como infraestructura carretera, interacción energética y eléctrica, integración informática y otros.

En el marco de esta reunión, no sólo hemos decidido acelerar el paso, sino avanzar hacia un proyecto integral de desarrollo e integración para la región, y abrir la puerta a proyectos de desarrollo social, como ocurrió en los temas de vivienda y de salud, que han sido hoy planteados y aprobados. Estamos trabajando en la construcción de sociedades, no sólo más prósperas, sino también más justas.

Por lo que hace a las acciones concretas de cooperación, en esta Cumbre avanzamos en varios frentes, ya citados por el Presidente Saca. En primer lugar, coincidimos en seguir impulsando proyectos orientados a elevar el crecimiento y la competitividad de nuestros países, como la modernización y ampliación de la red de carreteras mesoamericanas, a la que estamos destinando más de 9 mil 300 millones de dólares, los países involucrados.

En segundo lugar, acordamos intensificar nuestra cooperación, a fin de lograr el desarrollo con igualdad de oportunidades para todos. Un ejemplo es la decisión de poner en marcha el Programa de Vivienda Social en Centroamérica, con el que vamos a financiar la construcción de hasta 50 mil casas inicialmente, a partir de un fondo de 33 millones de dólares.

Estos recursos, provenientes del Acuerdo de San José van a ser puestos por México, son recursos que provienen también de las ventas de combustible hechas por nuestro país y que se devuelven y se reinsertan al financiamiento de los países de la región, para ponerlos a disposición del Banco Centroamericano de Integración Económica y que puedan financiar la garantía de los Proyectos de Vivienda que se detonarán en Centroamérica.

En tercer lugar, y también en la búsqueda de igualdad de oportunidades, está la propuesta de crear un Sistema Mesoamericano de Salud Pública, que entre muchas otras cosas, acordamos también, impulsar mecanismos de compras consolidadas de vacunas y de medicinas, que permitirán abaratar sin duda alguna, los costos de estos productos.

Por lo pronto, los mecanismos de compras consolidadas, serán impulsados inicialmente por el Instituto Mexicano de Salud Pública y acordamos también, dar un paso subsecuente a fin de establecer mecanismos de compras consolidadas en alimentos y fertilizantes, de conformidad con el instrumento que decida el acuerdo de nuestros respectivos Ministerios de Agricultura.

En cuarto lugar, coincidimos que es indispensable redoblar esfuerzos para prevenir y mitigar los efectos del cambio climático, así como garantizar la sustentabilidad ambiental de la región. Analizar a profundidad, siguiendo la discusión presentada el día de hoy, los temas de producción de biocombustible e impulsar aquellos que no implican la sustitución directa de alimentos.

Así mismo se acordó establecer mecanismos para iniciar el establecimiento de plantas para pequeños productores, de biocombustible en varios países de la región, a las que hoy se han agregado también México, República Dominicana y esperamos, en el corto plazo, poder establecer este tipo de plantas en aquellos países que así decidan aceptarlas.

Además, como bien refleja la Declaración de Villahermosa que suscribimos, coincidimos en temas relevantes como la Defensa de los Derechos de los Migrantes, por eso, manifestamos nuestra seria preocupación por las repercusiones negativas de políticas que criminalizan la migración. Estamos convencidos de que la solución al tema migratorio, no pasa ni por muros ni redadas, sino por el diálogo y la cooperación para el desarrollo.

Las naciones reunidas en Villahermosa, decidimos refrendar el compromiso de hacer frente, con todas las fuerzas de nuestros Gobiernos, a la delincuencia organizada transnacional, en particular acordamos intensificar acciones de combate y prevención a la trata y tráfico de personas, mal que sólo podremos erradicar desde la colaboración internacional.

Analizamos a fondo las implicaciones de la aprobación de la Iniciativa a Mérida que representa un paso para materializar el compromiso de responsabilidad compartida y confianza mutua, que debe guiar a nuestros países en la lucha contra el crimen organizado, desde la perspectiva de México y coincidimos en que se requiere ahora, la construcción de mecanismos que amplíen el apoyo hacía las naciones de Centroamérica y El Caribe, igualmente comprometidas con la seguridad de sus pueblos y de la región.

Para todas las naciones involucradas, este es un proceso, que requiere de múltiples gestiones y contactos entre Gobiernos, pero sabemos que sólo a través de la suma de esfuerzos lograremos superar la amenaza común de la delincuencia organizada y el narcotráfico.

Amigas y amigos, en esta Cumbre México ha refrendado su compromiso irrenunciable con la integración regional; estoy seguro que a partir del éxito de esta reunión, seguiremos avanzando en las transformaciones que nos permitirán avanzar hacia la integración y el desarrollo de Mesoamérica, entendida como una región hermana y fraterna entre sus pueblos. Muchísimas gracias a todos ustedes.

también te puede interesar