Nicaragua

Plantas Generadoras Ché Guevara II

Inauguración de Planta Eléctrica Ernesto Che Guevara No. 2 Las Conchitas, Masaya y Entrega de Cartas Credenciales de los Embajadores de Venezuela y Ecuador

Redacción Central |

Inauguración de Planta Eléctrica Ernesto Che Guevara No. 2 Las Conchitas, Masaya y Entrega de Cartas Credenciales de los Embajadores de Venezuela y Ecuador

Palabras de Ernesto Martínez Tiffer

Compañero Comandante, Presidente Daniel Ortega Saavedra, compañera Rosario Murillo; Excelentísimo Señor Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de la República hermana de Venezuela, Sergio Rodríguez; Excelentísimo compañero, Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de nuestra hermana República de Cuba, Luis Hernández; compañero Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de nuestra hermana República de Ecuador, Antonio Preciado; todos nuestros hermanos del ALBA, aquí con nosotros.

Compañero Presidente, después de las elecciones en noviembre del 2006, usted nos llamó a un grupo de colaboradores en materia de energía eléctrica y nos planteó el reto de ver, de qué forma resolvíamos, en el menor tiempo posible y de la mejor forma posible, el problema energético eléctrico que en ese momento nos agobiaba.

Nos encomendó tres tareas especiales, abordando estos problemas, que consistieron:

El desabastecimiento de energía tenía que ser a la mayor brevedad posible, cubierto, con las gestiones que él, en ese momento, empezaba a hacer.

El país se encontraba apenas con un 50% de electrificación, es decir, 50% de nuestra población recibía fluido eléctrico.

Teníamos que ver de la forma más ágil posible, cambiar la matriz energética de generación eléctrica, ya que en estos momentos, todavía sigue siendo un 80% a base de full oil, bunker, combustible fósil y un 20% de recursos naturales.

Estos 20 megavatios que tenemos aquí instalados, Comandante, a su derecha, que estamos inaugurando el día de hoy en el Municipio de Masaya, forman parte de los 40 megavatios que tendremos en estos momentos en operación, como parte de una segunda etapa, que tan pronto inauguremos Managua, que ya está lista para inaugurarse, El Chapulín, con otros 20 megavatios, tendremos ya 60 megavatios a base de full oil en los próximos días en operación, que sumados a los 60 megavatios diesel que instalamos a comienzos del 2007, formarán parte de estos primeros 120 megavatios que vienen a solucionar enormemente el desabastecimiento que usted nos encomendó había que ver cómo se solucionaba.

En lo que respecta a la electrificación de nuestro país, nosotros estamos dando pasos concretos y agigantados. En este momento tenemos, prácticamente terminada la línea de transmisión, que va de Matiguás a Siuna, Triángulo Minero. Esto nos permitirá abastecer a un sinnúmero de comunidades, que están a lo largo del camino de esta línea de más de 160 kilómetros de distancia.

También estamos, en estos momentos, tirando una línea que va de El Rama hacia Kukra Hill, para darle alimentación eléctrica a toda esta zona que tanto padece, porque ha estado a base de sistemas aislados que hemos tenido nosotros para esta generación.

En lo que respecta a la matriz energética, tenemos una serie de proyectos que entrarán próximamente. Estamos convencidos de que lo que usted nos decía, es cierto; vamos a generar a base de full oil, que es caro, pero es aún más caro el kilovatio que no vamos a tener.

Por lo tanto, la única forma, y no existe otra posible de que en corto plazo resolviéramos el problema del desabastecimiento de energía eléctrica que tenía el país, fueron las gestiones que usted hizo ante los hermanos Pueblos de Cuba y Venezuela. Eso nos permite estar en mejores condiciones en nuestro Sistema Interconectado Nacional.

Hoy Comandante, estamos dando los pasos necesarios para evitar que los racionamientos que tanto daño nos causaron, regresen a nuestro país. Nuestro Pueblo sabe, que ya ese espectro de los racionamientos ha estado desapareciendo, y va desapareciendo.

Aunque los medios escritos no le hayan dado la importancia a la inauguración que nosotros hicimos en Tipitapa el sábado pasado, ni que le den importancia a lo que hoy estamos haciendo y lo que vayamos a hacer, creo que nuestro pueblo no necesita leer el periódico, con sólo saber que no se le va la luz, sabe que usted y su gente están trabajando por su bienestar para que no le vuelvan esos fantasmas de los racionamientos. En las páginas de adentro dice: “Ortega inaugura una planta cara.” No importa, el pueblo sabe que tiene su luz.

Yo quiero, una vez más, hacer un reconocimiento a la Cámara Nicaragüense de la Construcción, quien nos dio el gran apoyo para poder hacer estos trabajos de obras civiles y estas plantas eléctricas. Un reconocimiento a todos los trabajadores nuestros, de las empresas de montajes nacionales que, junto con nuestros trabajadores, hombro a hombro, permitieron que hoy, podamos estar inaugurando estas plantas de generación.

Nuestro reconocimiento al Pueblo venezolano, a su Gobierno y a su Presidente, Hugo Chávez, que sin su ayuda, hubiera sido mucho más difícil esto. Un reconocimiento, una vez más, a esa mil veces heroica Cuba del inmortal Fidel, la Cuba revolucionaria; nuestro agradecimiento a todos los compañeros que están acá, que fueron pilar fundamental para que esto pudiera concretarse en tiempo y forma. Comandante, seguimos cumpliendo.

Palabras de Orlando Noguera

Alcalde de Masaya

Comandante Daniel Ortega, Presidente de la República, compañera Rosario Murillo, del Consejo de Comunicación y Ciudadanía para el Desarrollo Social; compañeros Embajadores, hermanas y hermanos de Masaya. Hoy es un día histórico, sin precedente para la historia de Masaya, porque estamos asistiendo, por primera vez en su historia, a la inauguración de una planta eléctrica en Masaya.

Nunca antes en su historia, Masaya había tenido este tipo de inversión, este tipo de instalación, que estamos seguros va a venir a fortalecer la capacidad de generación de electricidad en el Sistema Eléctrico Nacional.

Quiero también decirles, que me sentí contento cuando ingresé a la planta y pude ver a compañeros, de hace más de 30 años trabajando en el sector energía, a Ernesto, a Gabriel, a Mauricio, Donald, que desde hace muchísimos años, están trabajando en este sector tan importante para el desarrollo económico de Nicaragua.

En nombre del Pueblo de Masaya, en nombre de todas esas mujeres, todas esas jóvenes, esos jóvenes, todo este pueblo que está aquí presente, queremos agradecer a este Gobierno de Unidad y Reconciliación Nacional, porque sin él no hubiese sido posible este hecho histórico que estamos viviendo en Masaya.

Gracias, Comandante, por darnos esta nueva Planta Ernesto Che Guevara No. 2; gracias por estar en este sitio, que se convertirá en una referencia histórica para todas y todos los masayas; va a generar fuentes de empleo en las comunidades de las comarcas del norte, como en Las Conchitas, Las Pilas Orientales y Planes del Arenal, ya que esta planta requiere, además de personal técnico, personal de mantenimiento, tanto para superación, para sus reparaciones. Y estamos seguros, como decía Ernesto, que va a venir a acabar, a dejar a un lado esos racionamientos que tanto nos afectaron en años anteriores.

Así que, en nombre del pueblo, en nombre del Gobierno, quiero agradecer al Comandante Ortega y al Gobierno de Unidad y Reconciliación, por traernos esta inversión a Masaya. Muchas gracias, buenas noches.

Palabras de Rosario

Compañer@s, vamos a realizar una ceremonia especial para, a nombre del pueblo de Nicaragua, recibir aquí las Cartas Credenciales de dos Embajadores hermanos, Embajadores del ALBA, Embajadores de los pueblos de Venezuela y de Ecuador.

Vamos a tener el gusto de recibir a nuestro compañero Sergio Rodríguez, como Embajador de la Revolución Bolivariana ante el pueblo sandinista de Nicaragua, ante la Revolución Popular Sandinista en su segunda etapa en el Gobierno.

Quiero agradecer, además, la presencia de la esposa del Embajador del Ecuador, quien le acompaña el día de hoy, la señora Bedoya, y quiero también saludar de manera especial a la Coordinadora del Gabinete del Poder Ciudadano de la Villa 12 de Mayo, que en representación de la población, de la ciudadanía organizada de Masaya, nos acompaña también en este presidium esta noche, la compañera Argentina Brenes Hernández.

De manera especial, queremos agradecer la presencia y el acompañamiento de la Camerata Bach, que dirige nuestro hermano Ramón Rodríguez, quien esta vez no pudo acompañarnos por compromisos anteriores, pero aquí está con nosotros, coordinando la Camerata y a este equipo de músicos, creadores, artistas, intérpretes extraordinarios, el compañero, maestro Raúl Martínez, quien además, hizo el arreglo especial del Himno de nuestro 29 Aniversario, “La Consigna”. Un aplauso lleno de cariño y reconocimiento para estos artistas del pueblo.

Vamos a pedirle al hermano Ilia Sergio Rodríguez, que nos acompañe en el centro para la presentación de las Cartas Credenciales que lo acreditan como Embajador de la Revolución Bolivariana, ante el Gobierno Sandinista de Nicaragua, ante la Revolución Popular Sandinista en su segunda etapa en el Gobierno.

Palabras de Sergio Rodríguez

Embajador de Venezuela

Hermanas y hermanos nicaragüenses, compañero Comandante Daniel Ortega, compañera Rosario; compañeros Embajadores; compañeros trabajadores de la Planta Ernesto Che Guevara, les traigo el saludo afectuoso, hermano, solidario, revolucionario y combativo del pueblo de Venezuela y del Comandante Hugo Chávez.

Para mí es un honor especial cumplir esta misión en Nicaragua. No es como si la cumpliera en cualquier otro país. Regreso a Nicaragua, 29 años después, casi en la misma fecha, pero en otras condiciones. En aquella época, veníamos escondidos, clandestinos, a ayudar a luchar por la libertad de este Pueblo; en esa época nuestros Pueblos nos enviaban escondidos, no podíamos venir abiertos y hoy, venimos como diplomáticos, como Embajadores de nuestros Pueblos, porque nuestros Pueblos hoy, están en el Gobierno. Hoy nuestros pueblos pueden enviar a sus hijos, a cumplir estas misiones.

Yo recordaba, y es justo que lo diga, en el momento que esperábamos que se iniciara este acto recordaba aquellos años, aquellas fechas, y debo decir que mi primer recuerdo fue para los compañeros que hoy no están, para los combatientes internacionalistas para Alí Gómez, Day Huerta Lillos, Edgardo Lagos, Juan Cabezas Torrealba; para compañeros internacionalistas, muchos más que cayeron luchando por la libertad de Nicaragua y que hoy no pueden estar conmigo en este momento.

Es justo que los recordemos, es justo que los reconozcamos, porque hemos podido llegar a este día, porque ellos entregaron lo más preciado que tenían, su sangre y su vida, por la libertad de nuestros Pueblos.

Además, regreso a Masaya 29 años después; yo conocí esta ciudad el 20 de Julio del 79, en las columnas del Frente Sur, que triunfantes se dirigían a Managua y, ese fue mi primer contacto con Masaya y también recordaba ese día, casi 29 años después.

En esa época, uno no podía decir que hacía estas cosas. Después terminó y regresé a Venezuela, me tocó cumplir otras misiones internacionalistas y después de 17 años regresé a Venezuela y tenía que buscar trabajo. En mi currículo no podía poner qué había hecho en los últimos 17 años, entonces, tuve que inventar cosas, tuve que mentir, hoy hago este reconocimiento público, que tuve que inventar un currículum.

Decir que uno había sido combatiente internacionalista era algo que no se podía decir. Sin embargo, yo creo que el compañero Jorge Rodríguez, nuestro ex Vicepresidente; el compañero Nicolás Maduro, nuestro Canciller; y el propio Comandante Chávez, ahora consideraron como algo importante, algo positivo, que podía servir, el que yo conociera Nicaragua, que tuviera una relación fraterna con el Pueblo nicaragüense, que nunca la he perdido, siempre he mantenido una relación a través de todos estos años, porque yo me hice hombre, me hice revolucionario en este país, y esto es algo imborrable en mi formación y en mi vida.

Toda esa experiencia de lucha y toda esa formación que adquirí aquí, es la que ahora quiero poner al servicio de nuestros Pueblos, para fortalecer la amistad, la cooperación entre nuestros Pueblos.

Lo único que Venezuela está haciendo es cumplir con el sueño de Bolívar, que nos enseñó que tenemos que ser solidarios; cuando terminó la guerra en Venezuela, la guerra de liberación contra el imperio español, Bolívar se podría haber retirado, podría haberse quedado tranquilo en Venezuela y sin embargo, organizó el ejército, ya había enviado al Mariscal Sucre hacia el Sur y siguió la guerra, porque Bolívar tenía la convicción de que, mientras toda América Latina no fuera independiente, no iba a poderse concretar la Independencia política de Venezuela.

Y eso mismo pasa hoy. Nosotros no hacemos nada con tener grandes riquezas petroleras y grandes riquezas energéticas, si no las compartimos; esa nueva guerra que tenemos hoy, ya no es la guerra por la independencia política, sino por la independencia económica; si no utilizamos los recursos que tenemos, recursos que están ahí, que la Naturaleza nos puso ahí, que tenemos que utilizarlos, para ayudar a eliminar la pobreza, el subdesarrollo de nuestros Pueblos, no vamos a completar la propia liberación económica de Venezuela, si no ayudamos a completar también la liberación económica de todos los Pueblos de nuestro continente, a partir de la lucha que cada Pueblo está llevando adelante y en la que Venezuela, lo único que está haciendo, es cumplir el sueño de Bolívar, que es ser solidario, que es cooperar, a partir de las posibilidades que tenemos.

También hemos descubierto un nuevo principio que rige nuestra política exterior, que es la complementariedad. Nosotros damos, pero estamos recibiendo mucho, recibimos de los hermanos cubanos, salud, sus médicos, sus especialistas en deportes y, recibimos del pueblo nicaragüense… ayer enviamos el primer despacho de carne de Nicaragua para Venezuela.

Hemos enviado la semana pasada, el primer despacho de vaquillas para mejorar nuestra raza, de manera que también nos estamos beneficiando de esta relación. Esa es la diferencia, eso es lo que le duele al enemigo, porque el enemigo es el mismo después de 29 años; el imperio yanqui no quiere que nos acerquemos, no quiere que utilicemos nuestros recursos que se pueden complementar para ser cada día más libres.

Esa es la misión que tengo, la que me dio mi Pueblo, esa es la misión que me dio el Comandante Chávez, trabajar incansablemente, afanosamente, trabajar sin pausa, para que nos acerquemos cada vez más, para que podamos cooperar cada vez más, para que nuestras posibilidades, tanto las de Venezuela como las de Nicaragua, sean para el uso de nuestros Pueblos y para que, cada vez más, ayudemos a ensanchar esta Gran Patria Latinoamericana que hoy se le empieza a escuchar, no solamente en nuestro continente, sino en todo el mundo.

Porque cada vez somos más, cada vez somos más fuertes, más poderosos y el imperio nos teme; inventa cosas, pero, como decía el compañero, la realidad está más allá de cualquier ficción que se quiera inventar.

Estamos a la orden en la Embajada de Venezuela, que es la casa de los venezolanos, pero también es la casa de los nicaragüenses, está abierta para todos, para trabajar juntos, para cooperar juntos y para hacer que esta Patria Latinoamericana, que Nicaragua y Venezuela juntos, sean cada vez más grandes, más unidos, como lo soñó nuestro Libertador, Simón Bolívar y como lo soñó el General de Hombres Libres, Augusto Sandino. Muchas gracias.

Palabras de Daniel

Buenas noches, hermanos, hermanas, familias nicaragüenses; buenas noches, hermanos venezolanos, hermanos cubanos. Aquí están las Cartas Credenciales que dicen:

“Comandante Hugo Chávez Frías, Presidente Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, tengo a honra llevar a conocimiento que he designado al ciudadano Ilia Sergio Rodríguez, como Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de la República Bolivariana de Venezuela ante el Gobierno y Pueblo de Nicaragua.”

Le damos la bienvenida a Sergio, como lo conocemos, le estamos descubriendo el primer nombre a Sergio, ahora, porque, como él nos estaba recordando, su primer contacto con Nicaragua fue en la lucha en contra de la tiranía impuesta por el imperio yanqui a Nicaragua. Ese fue su primer contacto.

Sergio, un internacionalista, un hermano que vino aquí a luchar y que formó parte del Frente Sur, donde habían hermanos de toda América Latina y de Europa, habían hermanos europeos, luchadores europeos; no los que defienden la tiranía del capitalismo global, desde Europa, no los imperialistas que gobiernan Europa, al igual que los imperialistas que gobiernan Estados Unidos. No, los Pueblos europeos tenemos mucha solidaridad, mucho amor, mucho cariño.

El hecho de que se esté nombrando a Sergio como Embajador de la República Bolivariana de Venezuela en Nicaragua, lo que hace es estrechar aún más esa hermandad latinoamericana que practicábamos, cuando nos enfrentamos a la tiranía somocista, a la agresión imperialista y que, hoy más que nunca, es necesario fortalecer esa solidaridad, esa hermandad latinoamericana, cuando nos enfrentamos al imperio, a la tiranía del capitalismo global, que han decidido ahora los europeos, expulsar a nuestros hermanos latinoamericanos, meterlos a prisión.

Eso se llama Terrorismo de Estado, eso no ha sido sometido a ningún Referéndum ante los pueblos europeos; eso lo están decidiendo los tiranos que defienden esa dictadura del capitalismo mundial, desde los gobiernos europeos.

Hay que hacer un reconocimiento, y desde esta Planta Ernesto Che Guevara, nuestro reconocimiento a los hermanos europeos que en el Parlamento Europeo, tuvieron la dignidad de votar en contra de esa resolución que atenta contra los intereses de nuestros pueblos. Nuestro aplauso, nuestro reconocimiento para ellos. Una resolución de la vergüenza, porque nos recuerda el fascismo, considerada raza superior, expulsando.

¿A quién le pidieron visa los europeos para invadir el continente, para invadir las zonas insulares, que fueron los primeros territorios que ellos ocuparon? ¿A quién le pidieron visa en estos países? No le pidieron permiso, ni autorización, ni visa, a nuestros antepasados. Simplemente vinieron aquí, llenos de ambiciones expansionistas, a ocupar nuestras tierras, a destruir nuestras culturas, a asesinar a nuestros pueblos. ¿A quién le pidieron ellos autorización para invadir África, Asia; para decretar y practicar la esclavitud en el continente africano? ¿A quién?

Y cómo el capitalismo global nos ha venido martillando por siglos, que después de los colonizadores había que darle la bienvenida a los nuevos colonizadores, que han sido recibidos con brazos abiertos, que son los inversionistas que a sangre y fuego defienden lógicamente, los Gobiernos europeos.

Fíjense qué triste, qué dura y qué trágica noticia para el mundo esa resolución de la Comunidad Europea, ¡una verdadera burla! Aquí está la reflexión de nuestro hermano Fidel Castro donde dice: “Estados Unidos, Europa y los Derechos Humanos, la desprestigiada forma de suspender las sanciones a Cuba, que acaba de adoptar la Unión Europea el 19 de junio, ha sido abordada por 16 despachos internacionales de prensa. No implica en lo absoluto consecuencia económica alguna para nuestro país, por el contrario, las leyes extraterritoriales de Estados Unidos, y por lo tanto, su bloqueo económico y financiero, continúan plenamente vigentes.

A mi edad, dice Fidel, y en mi estado de salud, uno no sabe qué tiempo va a vivir, pero desde ahora deseo consignar mi desprecio por la enorme hipocresía que encierra tal decisión. Esto se hace aún más evidente, cuando coincide con la brutal medida europea de expulsar a los inmigrantes no autorizados, procedentes de los países latinoamericanos, en algunos de los cuales la población, en su mayoría, es de origen europeo.

Los inmigrantes son además fruto de la explotación colonial, semicolonial y capitalista; a Cuba, en nombre de los Derechos Humanos le exigen la impunidad de los que pretenden entregar atados de pies y manos la Patria y el Pueblo al imperialismo. Hasta las propias autoridades de México, tienen que reconocer que la mafia de Miami al servicio del Gobierno de Estados Unidos, le arrebató por la fuerza o compró, a un importante contingente de agentes migratorios de ese país, a decenas de inmigrantes ilegales arrestados en Quintana Roo, entre ellos, niños inocentes, transportados a la fuerza por riesgosos mares y hasta madres forzadas a emigrar.

Los traficantes de personas como los de drogas, que disponen a su antojo del mayor y más codiciado mercado del mundo, han puesto en riesgo la autoridad y la moral que necesita cualquier Gobierno para dirigir el Estado, derramando sangre latinoamericana por todas partes, sin contar los que mueren por emigrar a través del humillante muro fronterizo, sobre lo que fue territorio de México.

La crisis de los alimentos y de la energía, los cambios climáticos y la inflación acosan a las naciones; la impotencia política reina; la ignorancia y las ilusiones tienden a generalizarse. Ninguno de los gobiernos y menos aún los de la República Checa y Suecia, que eran renuentes a la decisión de la Unión Europea, podrían responder de forma coherente a las interrogantes que están sobre el tapete.

Mientras tanto en Cuba, los mercenarios y vende patrias al servicio del imperio, se jalan los pelos y rasgan sus vestiduras en defensa de los derechos de traición e impunidad. Tengo muchas cosas que decir, más por hoy basta, no deseo molestar, pero vivo y pienso, divulgaré esta reflexión sólo por la vía de Internet, hoy viernes, 20 de junio del 2008.”

Esto lo escribió nuestro hermano Fidel Castro Ruz, a la una de la tarde con cincuenta y cinco minutos y está circulando por Internet, pero nos la ha entregado el Embajador Luis Hernández ¡Aquí está la palabra de Fidel, siempre valiente, siempre digna!

Aquí en Nicaragua, ya no solamente nos están ofendiendo con estas políticas de persecución, de racismo, de fascismo a todos los latinoamericanos y caribeños, a los africanos, a los asiáticos, sino que tienen el descaro de sacar un comunicado, la Unión Europea, queriendo darnos lecciones de democracia. Son unas verdaderas moscas, realmente, las moscas ya sabemos que es lo que buscan, se paran siempre sobre la inmundicia.

Y eso son ellos, que han publicado en estos días un comunicado… se creen con el derecho, porque están entregando unas migajas a estos países, que llaman ellos “ayuda,” cuando no es ninguna ayuda, simplemente es un pequeño abono a la enorme deuda impagable que tienen con nuestros pueblos, con los pueblos latinoamericanos, con los pueblos africanos y con los pueblos asiáticos.

Deuda que no van a poder pagar jamás, porque no se puede pagar la vida de los miles, de los millones de Seres Humanos que fueron asesinados, por sus políticas de enriquecimiento, de expansionismo, en África, en Asia y en América Latina.

Y, salen ahí tranquilamente, pero, ¡eso no es extraño! que los colonialistas, que los imperialistas, que los capitalistas de la Tierra que imponen esta tiranía del capitalismo mundial, se manifiesten de esa manera ¡eso no es raro! Lo trágico es escuchar a los vende patria, a los traidores, a los peleles, a los cobardes, aplaudiendo a los invasores ¡eso es lo trágico!

Pero, que sepan muy bien, estos señores, que aquí hay un pueblo digno, que esta es la Patria de Rubén Darío y de Augusto Sandino; que esta es la Patria donde está el Frente Sandinista, levantando nuevamente las banderas de la Dignidad y de la Soberanía. Y, que nosotros no somos Judas, que no nos vamos a vender por 30 monedas, para enterrarle el cuchillo a Cristo, es decir, enterrarle el cuchillo a nuestro pueblo ¡no nos vendemos por 30 monedas! Pueden irse con sus 30 monedas, a buscar cómo comprar a otros, pero aquí, no nos van a comprar por 30 monedas.

Querido hermano, nuestra bienvenida a tu Tierra, a tu Patria, porque América Latina y El Caribe somos una sola Tierra, somos una sola Patria. ¡Que viva la Revolución Bolivariana! ¡Que viva el Pueblo venezolano! ¡Que viva nuestro hermano, el Presidente Hugo Chávez! Nuestro hermano, el Comandante Hugo Chávez Frías.

Palabras de Rosario

Gracias compañero Sergio Rodríguez, Embajador de la República Bolivariana de Venezuela. Llamamos ahora a nuestro hermano, Antonio Bedoya, Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de la hermana República del Ecuador.

Palabras de Antonio Preciado Bedoya

Embajador del Ecuador

Comandante Daniel Ortega, Presidente Constitucional de la República de Nicaragua, señora Rosario Murillo de Ortega; señor Alcalde de la legendaria ciudad de Masaya.

Compañera dirigente del proceso revolucionario de este querido país; compañero responsable de ese asimiento, de esta realización, que sin duda constituye un paso muy significativo en la solución de los problemas de abastecimiento de energía eléctrica, que venía padeciendo el hermano país de Nicaragua; compañero Embajador de la irreductible, de la heroica República de Cuba; compañero Embajador de la República Bolivariana de Venezuela.

Compañero Presidente, querido pueblo de Masaya, hay ocasiones que las palabras no solamente deben ser pronunciadas, sino que hay que palpitarlas, y una ocasión es ésta.

Al entregarle las Cartas que me acreditan como Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de la República del Ecuador en la República de Nicaragua, no sólo digo, sino que palpito un profundo, revolucionario y efusivo saludo, que me encargó le diera el Presidente Rafael Correa Delgado, que lidera el proceso de la Revolución Ciudadana en el Ecuador. Él lo considera su hermano, su amigo, como considera a Hugo Chávez, a Fidel Castro y a todos los Presidentes de América Latina, que hoy saben que hay una altísima e irrenunciable tarea que cumplir.

Le doy compañero Presidente, ese efusivo y revolucionario saludo del Presidente Rafael Correa Delgado, y concomitantemente por su digno intermedio, el del pueblo del Ecuador, ese pueblo multiétnico y pluricultural al que inexplicablemente yo pertenezco, al pueblo de Nicaragua, ¡a su pueblo, que también es del pueblo hermano del Ecuador!

De modo que en mi palabra se arraciman, se agolpan, y pugnan por expresarse, 13 millones de ecuatorianos, para decirle: Presidente Ortega, el pueblo ecuatoriano, el Gobierno del Presidente Correa y el Presidente personalmente, hacemos los más rotundos, fervientes votos por el bienestar del pueblo nicaragüense, por el éxito de su gestión a la cabeza de este Gobierno, y por las mejores proyecciones porveniristas para el pueblo nicaragüense.

El pueblo de Nicaragua y el pueblo de Ecuador están históricamente unidos, usted lo sabe tan bien o mejor que yo, Presidente Ortega; los idearios y las acciones revolucionarias de Sandino y Eloy Alfaro, no pueden ser olvidadas. Y hoy que soplan nuevos vientos en América Latina, vientos de libertad que nos hacen recordar que además de Sandino, de Alfaro, de Miranda, de Bolívar, de Martí, de Maceo, de todos esos grandes hombres, que desde sus tumbas nos siguen diciendo, al igual que este hombre que da nombre ahora a esta central eléctrica que se inaugura hoy en Masaya, Ernesto Che Guevara, digo, desde sus tumbas ellos nos siguen recordando, que hay una tarea inconclusa que debemos culminar los pueblos latinoamericanos: la tarea de la recuperación y la enarbolación de nuestra Soberanía y de nuestra Dignidad como usted dijo, compañero Presidente Ortega.

En Ecuador, el Presidente y el pueblo ecuatoriano sabemos perfectamente que es una tarea irreversible e irrenunciable; sabemos que la andadura hacia el porvenir, significa revigorizar esos sueños de nuestros antepasados, de estos grandes hombres y estamos decididos a cumplir lo que nos corresponde ahora hacer.

Sabemos que la Humanidad renueva ahora su firme decisión, renueva su Fe, su activa Fe, su lúcida Esperanza en un porvenir mejor para nuestros pueblos. Y sabemos que nuestros países no han hipotecado su porvenir, que no hay imperialismo que acalle el deseo de los pueblos de una vida digna, de un porvenir luminoso, de un porvenir de dignidad.

Personalmente ComandantePresidente, me siento honradísimo de haber sido designado para esta misión diplomática en la hermana República de Nicaragua. Mi presencia aquí, no es inocente, no es inocua; estoy seguro que el Presidente Rafael Correa pensó en mis convicciones políticas profundas y también irreversibles, a sabiendas de que era bueno que un Embajador de mis convicciones estuviera aquí, en Nicaragua.

Vengo de ser Ministro de Cultura de mi país, pero me sentí altamente satisfecho, verdaderamente honrado, cuando me dijo, Antonio, te vas de Embajador a Nicaragua. Y aquí estoy compañero Presidente, aquí estoy pueblo de Nicaragua, sintiéndome un nicaragüense más, porque, como bien dijo el Presidente Ortega, esta es la Gran Patria que soñaron Bolívar, Martí, Sandino, Alfaro, los grandes hombres que todavía enarbolan nuestra palabra, elevan nuestro pensamiento y yo soy tan ecuatoriano como nicaragüense.

Y estoy aquí, digo, para contribuir de manera permanente, a la consolidación de la hermandad que siempre nos ha unido y continuar la andadura hacia las mejores proyecciones porveniristas de nuestros pueblos. Gracias Presidente, por recibirme.

Palabras de Daniel

Gracias. Estamos recibiendo las Cartas Credenciales en esta tarde, son tardes de invierno, decimos nosotros en Nicaragua, estabámos esperando que lloviera, pero parece que Dios nos ha dado un espacio, para que realicemos este acto al aire libre, sin la lluvia ¡que tanta falta hace para la agricultura, para la vida!

“Rafael Correa Delgado, Presidente Constitucional de la República del Ecuador, ha resuelto acreditar al compañero Antonio Preciado Bedoya, como Embajador Extraordinario y Plenipotenciario ante el Gobierno de la República de Nicaragua.” ¡Bienvenido Embajador!

Nos recordaba a Eloy Alfaro, ese gran luchador; Bolívar, Alfaro, Martí, Tupac Atari en Bolivia, la tierra de Evo Morales. Nuestra solidaridad para el pueblo boliviano y en particular, para Evo, contra el cual están conspirando, incluso tratando de asesinarlo… ¡Que viva el Pueblo boliviano! ¡Que viva Evo Morales!

Yo recuerdo ese vínculo histórico entre Ecuador y Nicaragua, recuerdo cómo ese querido hermano, que en paz descanse, Oswaldo Guayasamín, estrechó sus relaciones con el pueblo nicaragüense; ese gran creador, ese gran artista, ese extraordinario genio de la pintura, de la escultura latinoamericana y caribeña. ¡Cuántas veces estuvo en Nicaragua, Oswaldo Guayasamín! ¡Cuántas veces haciendo exposiciones en nuestra Patria! ¡Cuántas veces defendiendo a la Revolución Popular Sandinista de las agresiones del imperio! Yo le puedo decir a Oswaldo Guayasamín, que aquí, él está siempre presente entre nosotros, con su ánimo, con su esperanza, con su batallar.

Yo no puedo olvidar una experiencia que viví en Ecuador, en Quito. Estábamos en plena guerra impuesta por el imperio yanqui, gobernaba Ecuador un vende patria; precisamente, como era vende Patria había roto relaciones con Nicaragua, los yanquis le dijeron rompé relaciones con Nicaragua y las rompió el que en ese entonces era Presidente de Ecuador.

Pero luego, en las elecciones fue desplazado del Gobierno y en su lugar, llegó al Gobierno el Presidente Rodrigo Borja, un gran amigo de Nicaragua, quien me invitó a la Toma de Posesión, ¡desafiando al imperio yanqui! desafiando a Ronald Reagan. Pero el que era Presidente, como todavía le quedaban unas cuantas horas en la Presidencia, dijo que yo no podía entrar a Ecuador, mientras él fuera Presidente.

Entonces llegué a Ecuador, cuando ya Rodrigo Borja asumía la Presidencia, y para mí fue realmente, una experiencia que no se puede borrar… ver al pueblo ecuatoriano volcado en las calles, reventando la plaza, ¡de tanto Amor por nada caemos asfixiados ahí, en medio de la multitud! Porque claro, Quito está a 2 mil 800 metros y la presión que había era tan grande para poder marchar en la multitud, que quería volcarnos todo su Amor por Nicaragua, todo su Amor, toda su Solidaridad por la Revolución Popular Sandinista, ¡era tan grande aquel Amor! Y nosotros, a una altura que no estábamos acostumbrados, aunque estábamos entrenados físicamente, no estábamos preparados; sentíamos como que nos faltaba el aire, incluso, algunos compañeros de la escolta cayeron desmayados.

Y ahí, en medio de ese Amor, de esos abrazos del pueblo ecuatoriano, de los ancianos, de las mujeres, de los hombres, de la juventud, de niños cargados por sus padres, fuimos atravesando la plaza y recibimos ese abrazo de Amor inolvidable del hermano pueblo del Ecuador ¡Gracias, Ecuador!

Ahora, tenemos en el Gobierno a Rafael Correa, un hermano latinoamericano que ha sabido levantar los ideales de los héroes, de los luchadores por la Libertad, por la Independencia, por la Soberanía, por la Unidad de nuestros pueblos, Rafael Correa.

Mi primer encuentro con Rafael Correa fue en Cochabamba, también otro lugar bastante alto, un poquito más bajo que Quito, Cochabamba está a 2 mil 600 metros. Ahí me encontré con él, era un encuentro que había en esos momentos de los pueblos latinoamericanos, me encontré con Rafael, que todavía no asumía la Presidencia, yo tampoco la había asumido. En ese encuentro, cuando nos vemos, él empieza a cantar… “¿cuál es la consigna? ¡FSLN!” y empieza a cantar las canciones de lucha del pueblo nicaragüense ¡se las sabía todas! las entonaba con mucha alegría y los compañeros de su Gabinete, que le rodeaban, entonando esa canción.

Ahí me comentó que había estado un tiempo, unos cuantos meses en Nicaragua, haciendo estudios en el INCAE, cuando a nadie se le ocurría que Rafael Correa iba a llegar a ser Presidente del Ecuador, un Presidente valiente, patriótico, defensor del Poder del Pueblo, del Poder Ciudadano ¡fíjense bien! Esa es una bandera que ha levantado Rafael Correa y nos lo recordaba el Embajador.

No hacían falta formalidades para expresar esa relación fraterna, revolucionaria, entre Rafael Correa, el pueblo ecuatoriano y el pueblo nicaragüense, el Frente Sandinista de Liberación Nacional. Luego, tuvimos el honor, la oportunidad de recibirlo en Nicaragua cuando el enfrentamiento allá, el golpe terrorista que lanzó el Presidente de Colombia en contra del hermano pueblo ecuatoriano.

No quiero dejar pasar por alto que Rafael estuvo en nuestra Toma Posesión, pero claro, él también estaba por tomar posesión, entonces vino y regresó inmediatamente, nos saludamos muy rápidamente; en ese momento no tuvimos la oportunidad de compartir como lo hicimos en Cochabamba. Tuvimos el honor de recibirlo aquí en Nicaragua, expresar nuestra solidaridad y quiero aquí, querido Embajador, ratificar esa solidaridad con el pueblo Ecuatoriano, de esa agresión que fue víctima, porque ¡eso no se puede borrar!

Nosotros no podemos aceptar que se sienten precedentes de Terrorismo de Estado, ¡no podemos aceptarlo! Porque ese era un campamento de las FARC ¡es cierto! pero que estaba trabajando para la Paz; estaba trabajando para encontrar la forma de que se liberaran los retenidos de uno y otro lado; porque la campaña mediática es tan brutal que solamente habla de los retenidos de las FARC y nadie habla de los miles de prisioneros que están siendo torturados, vejados y están en condiciones terribles en manos de ese Gobierno terrorista. De eso, nadie dice nada.

No dicen nada de los miles de asesinados del M19 y de otras fuerzas políticas y sociales ¡miles! cuando aceptaron deponer las armas, creyendo en la palabra, en la buena intención del gobernante de turno, que no podía controlar a las fuerzas del terror y de la muerte al servicio del imperio.

Ahí, en territorio ecuatoriano lo que había era un campamento para la paz; a la cabeza de ese campamento estaba nuestro querido hermano, ese combatiente heroico, Raúl Reyes. Así lo conocimos y así lo honramos, con su nombre de combate.

Raúl Reyes, había sido recibido por muchos gobernantes latinoamericanos, diríamos que era el Canciller de las FARC, que hacía contactos por todos lados, para buscar una solución política, que fuese acompañada de cambios estructurales en Colombia, para que realmente, los colombianos pudiesen acceder a una verdadera democracia. Porque en Colombia no hay democracia, lo que hay es una dictadura; Colombia es un país ocupado militarmente por los yanquis.

Lo que hizo el imperio, lo que hicieron los yanquis con Uribe, al lanzar ese ataque cobarde en contra del campamento de las FARC, donde habían estudiantes mexicanos, que no eran combatientes de las FARC, pero que se encontraban participando de ese conocimiento, de esos esfuerzos a favor de la Paz. Ese ataque cobarde, no fue más que una acción dirigida a matar el proceso que venía tomando fuerza con el acompañamiento de 7, 8 países latinoamericanos que participaron en la primera liberación en las selvas de Colombia.

Ahí había representantes de 8 países, encabezada esta gestión por nuestro querido hermano, el Presidente Hugo Chávez y donde participaron representantes de Argentina, Brasil, Cuba, Bolivia, Ecuador, Venezuela. Una representación latinoamericana, interesada en la Paz, y esta voluntad de Paz latinoamericana y caribeña fue ratificada en la Reunión del Grupo de Río en Santo Domingo, sin la presencia de los yanquis, porque los yanquis están en la OEA, pero en el Grupo de Río estamos solamente latinoamericanos y caribeños.

Fue ratificada esa voluntad de paz, pero… ¿hasta dónde? si es un país ocupado por los yanquis militarmente, políticamente subordinados a las políticas yanquis; y mientras no rompan, porque ¡se necesita valor! Y ese valor Presidente Uribe, debe sacarlo, lo demás es cobardía; debe sacar ese valor para decirle a los yanquis, déjenme tranquilo y yo voy a trabajar por la Paz seriamente en Colombia, y dejar de andar amenazando.

Porque cada vez que sale el Presidente Uribe, escuchen sus declaraciones, les dice a los combatientes de las FARC: ¡prepárense, o se rinden o terminan muertos! Así les dice tranquilamente. Por eso nosotros estamos seriamente preocupados por la suerte de las compañeras, las muchachas, las dos jóvenes colombianas y la joven mexicana, que se encuentran en Nicaragua; porque cuando ellos dicen, éste es de las FARC, después viene el asesinato, porque ellos ya calificaron… ¡es pena de muerte!

Ecuador ha sido víctima de ese agresión y aquí no queda más que seguir dando la batalla todos los latinoamericanos, para que finalmente se logre una paz firme, duradera, en el hermano pueblo colombiano, que es el único país que ha quedado con esta situación de inestabilidad.

Gracias querido Embajador, nos sentimos contentos, compañero, hermano, que esté presente en este acto. El Che decía: “hay que crear uno, dos, tres Vietnam.” Y ahora estamos creando uno, dos, tres Vietnam en América Latina, ¿cómo? con las fuerzas sociales, con los movimientos populares, con la lucha de los pueblos, con la fuerza de las ideas, con la solidaridad, con la cooperación, con la complementariedad, con el comercio justo.

Aquí tenemos una batería, tres plantas generadoras que suman en total 60 megawatts, que son el resultado de la solidaridad incondicional del hermano pueblo bolivariano, del Presidente Hugo Chávez y del hermano pueblo cubano, donde está nuestro querido hermano, líder de la Revolución, Fidel, y su Presidente Raúl, querido hermano revolucionario, ahora como Jefe de Estado de Cuba. Han estado participando activamente en este esfuerzo para que los nicaragüenses tengamos energía, de lo contrario, estaríamos a oscuras.

Quiero reconocer la labor de los trabajadores nicaragüenses, de los trabajadores venezolanos, cubanos, de sus familiares que los han estado apoyando en todo este esfuerzo.

Saludar al pueblo de Masaya, ya lo decía el Alcalde Orlando Noguera, es la primera vez que Masaya tiene una planta y él lo dice con propiedad, porque el Ingeniero Orlando Noguera, ha trabajado años, es su especialidad, la generación, la distribución de energía. Un compañero cien por ciento Masaya, come yuca y, nos dice con toda autoridad: es la primera obra de esta naturaleza aquí en Masaya.

Una obra que no solamente da empleo permanente, sino que también va a beneficiar a la Comunidad, porque seguramente ya habrán pulperías, ventas, que están teniendo una fuerza laboral que podrá comprarles la comida, refrescos, ¡son tan buenos los masayas para los refrescos, para la comida nicaragüense! el transporte que también se ve beneficiado, es decir, todo lo que trae una obra como ésta.

Palabras Antonio Preciado Bedoya

Embajador de Ecuador

El compañero Presidente Ortega hacía alusión a la hermandad del difunto gran pintor, la figura cimera de la plástica ecuatoriana, Oswaldo Guayasamín, con Nicaragua; como con Cuba también, una entrañable amistad con Fidel.

Quiero contarle, por ejemplo a los compañeros cubanos que están aquí, que siendo Ministro de Cultura, con Abel Prieto y Farruco Sexto, los Ministros de Cuba y Venezuela respectivamente; en foros internacionales que participábamos fuera de los del ALBA, irrumpíamos para desequilibrar la actitud ya articulada de los vasallos del imperialismo. Actuábamos ahí con absoluta firmeza.

Oswaldo Guayasamín, felizmente, ha dejado una gran herencia plástica y la Capilla del Hombre, que es el centro donde se congrega su obra, está administrada ahora por su hijo Pablo y por su yerno Cachito Vera, que ahora es parte del Gobierno del Presidente Rafael Correa, de modo que públicamente me comprometo, no puedo establecer fecha, pero puedo asegurarles Presidente, doña Rosario, que agenciaré todo lo que sea necesario, para poner en Managua una exposición de Oswaldo Guayasamín.

Palabras de Daniel

Aquí tenemos al que era Ministro de Cultura en Ecuador, en el Gobierno del compañero Rafael Correa, es un poeta y está en tierra de poetas. ¡Así que bienvenido a esta tierra de poetas, Nicaragua! Gracias, Embajador.

Quiero saludar a la compañera… aquí las mujeres mandan ¿sabés? Ponete de pie para que te vean, por favor, preséntateles… otra ecuatoriana, la Embajadora.

Palabras de la esposa del

Embajador de Ecuador

En todas partes mandamos las mujeres. Les doy un saludo al pueblo nicaragüense, de parte de todas las mujeres ecuatorianas. Como dijo el Presidente ¡siempre mandamos las mujeres, hasta en la casa… siempre mandamos! Un saludo para todos. Gracias.

Palabras de Daniel

Quiero dar estos datos. Actualmente lo que Nicaragua tiene en capacidad instalada en energía hidroeléctrica son 100 megawatts; en energía geotérmica, lo que tenemos son 7 megawatts en San JacintoTizate, que es un proyecto que está empezando a desarrollarse, y en el Momotombo lo que está actualmente generándose son 32 megawatts, cuando debería de estar generando 70 megawatts.

El problema en el Momotombo, que fue construida durante el Gobierno de la primera etapa de la Revolución Popular Sandinista, nosotros instalamos una planta que estaba generando 70 megawatts, llegaron los vende patria al Gobierno, llegaron las privatizaciones y, miren el resultado: en lugar de estar generando 70 megawatts, como fue privatizada, está alquilada, genera 32 megawatts ¡un crimen!

Luego, tenemos proyectado en energía eólica para los meses de noviembrediciembre de este año, en la zona de Amayo, que empiece a generar esta planta, 40 megawatts. Sería la primera planta que estaría generando con vientos en Nicaragua.

Hay otras plantas, yo he visto algunas que generan con viento ¡muy pequeñas! o pequeñas plantas hidroeléctricas, que son iniciativas de algunos productores en el campo. Pero, esta es la primera planta eólica, digamos grande, de 40 megawatts.

En geotermia está proyectado que esta planta San JacintoTizate, que genera 7 megawatts, que para el 2010 esté generando 60 megawatts. Y, estamos luchando para que la planta geotérmica Momotombo, que debería estar generando 70 megawatts, los vuelva a generar. Estamos en esa batalla.

Para el 2011, tenemos programadas tres plantas hidroeléctricas que estarían generando. La Planta Larreynaga 17 megawatts; HIDROPANTASMA 20 megawatts, y otra que se llama YeYe otros 20 megawatts. Es decir, lo que tenemos en estos momentos, consolidado, en nueva generación que está proyectada para los años 2008, 2010 y hasta 2011, estaríamos hablando de un total de 57 megawatts en hidroeléctrica; 40 megawatts en eólica, más 60 en geotermia. Estaríamos hablando de 117 megawatts, ya con energía renovable, con recursos que tenemos en el país.

Esto es la mayor demostración, la mayor prueba de que estamos trabajando seriamente para cambiar la matriz energética. No seguir dependiendo de este tipo de plantas, que son necesarias en estos períodos y que tanto agradecemos al hermano pueblo venezolano. Sino que después, estas plantas, cuando tengamos suficiente energía hidroeléctrica, porque vienen otros proyectos, Boboque, Tumarín, el Proyecto de Brito, que son miles de metros cúbicos de agua del Gran Lago,que se van todos los días al mar.

El potencial es enorme ahí, para arrancar con una planta de 200 megawatts, después ir más allá o de 60, 100, 120, 200 y seguiría creciendo por el potencial, que es enorme. Próximamente, de México vendrán a estudiar las posibilidades de desarrollar Brito. Estamos trabajando para cambiar esa matriz.

Y estas plantas que estamos instalando, que están nuevas, ya están generando, con el paso del tiempo, cuando tengamos el país con plantas hidroeléctricas, geotérmicas, biomasas, porque los ingenios azucareros están produciendo por temporada con el bagazo de la caña; cuando tengamos cubierto el 100% de nuestras necesidades con los recursos renovables que tenemos en Nicaragua, y podamos producir más todavía para facilitarle ese servicio a hermanos centroamericanos, estas plantas van a ser estratégicas como plantas de emergencias.

¿Por qué? porque no se puede programar la Naturaleza. Países hermanos, como Costa Rica, como Honduras… en el caso de Costa Rica que tiene casi el 100% en plantas hidroeléctricas, en los años anteriores cuando nos estaba afectando La Niña y las sequías afectaron la región, las plantas dejaron de generar o se redujeron sus capacidades de generación.

Si una planta hidroeléctrica tenía una capacidad instalada de generar 50, 100 megawatts, cuando viene una sequía, que no hay agua, y se baja el nivel, entonces ya no genera 50 megawatts, sino 30, 20, luego 10, y después hasta deja de generar, porque, de lo contrario, se daña la planta, se destruye, si se quiere seguir generando a niveles tan bajos.

Tenemos que trabajar, lógicamente las plantas hidroeléctricas, tenemos que desarrollar la geotermia, los vientos, la biomasa, pero, no podemos dejar de utilizar esta energía, que va a seguir siendo necesaria como energía de emergencia.

En estos momentos, esta energía es vital. Sin las plantas de diesel, sin estas plantas de bunker, como decimos en Nicaragua, le llamamos bunker al full oil, sin estas plantas, Nicaragua estaría a oscuras; sin la Revolución Bolivariana en el Gobierno, en Venezuela; sin la Revolución Sandinista, sin el Frente Sandinista en el Gobierno, Nicaragua estaría a oscuras ¡y sin una gota de petróleo a estas alturas!

Gracias a la Revolución Bolivariana, gracias a Hugo Chávez, gracias a la Revolución Cubana, gracias a la Revolución Sandinista, que llevó al Frente de nuevo al Poder en el año 2007, Nicaragua está respirando. Porque la crisis energética continúa afectando. Afecta a economías poderosas, afecta a las economías europeas, a la economía norteamericana, a la economía mundial, ¡ya no digamos la suerte de nuestras economías, que son tan frágiles!

Con estos datos, aquí me anota Ernesto el potencial que tenemos, que efectivamente es enorme, el potencial geotérmico anda de los 3 mil a los 5 mil megawatts, fíjense bien, tendríamos suficiente energía. Y es necesario desarrollarla, porque si nos falló la hidroeléctrica, tener la geotermia; si tuvimos problemas con la geotermia, tener la eólica también; y si nos fallaron todos, tener la térmica como emergencia. En el sistema, si falló una planta geotérmica, hidroeléctrica o eólica, tienen que entrar las plantas de emergencia en ese momento. Por eso es que tienen tanto valor para el pueblo de Nicaragua, estas plantas.

Gracias Venezuela, gracias Revolución Bolivariana, gracias hermano, Comandante Hugo Chávez. Nicaragua te dice gracias, igual que al hermano pueblo cubano.

Antes de todo, quería saludar a los hermanos de la Camerata. Raúl, presentalos vos al público, quién está con cada instrumento y quiénes están en el Coro.

Palabras de Raúl Martínez

Camerata Bach

Muchísimas gracias Comandante, es una gran alegría para este servidor presentar a los amigos, a los compañeros que han trabajado en los arreglos que están sonando en su Gobierno, porque este es un trabajo colectivo, a algunos nos toca escribir la música, pero, nada serían los arreglos en un papel si no hubiera gente que los grabara.

Yo me encargo del clavo de presentar a la Camerata: los del Coro, aquí tenemos a su Director, Gregorio Fonseca, que nos va a presentar también a estos amigos y amigas. Tenemos a Jeffrey Rubens, violinista principal de la Camerata; Julito Medina, que tiene nombre de beisbolista, pero es el ejecutante de la viola; Max Abarca, jinotegano de pura cepa, estudió clarinete; Svetlana Vayarova, quien nació en Bielorrusia, pero se vino a quedar, esperamos que para siempre en esta Nicaragua luminosa.

No pudo estar con nosotros Ramón Rodríguez, que es el Director y Fundador de la Camerata Bach y hasta la vez, uno de mis grandes amigos, hermano del alma… hermano del ALBA y hermano del alma también; y este servidor, Raúl Martínez, que ha escrito algunos de los arreglos.

Allá abajo tenemos a Ronald Hernández Benavides, en el piano; Melvin Vásquez, en la batería; y a Erick Hernández, quiero que también le tomen mucho cariño, porque cuando ustedes oyen ese Himno de Alegría y la Canción de Campaña del Frente Sandinista, la parte musical estuvo bajo la responsabilidad de Erick.

Yo me alegro de haber hecho los arreglos que he escrito, pero tampoco quiero figurar con sombrero ajeno, y quiero darle los honores y el crédito a Erick Hernández. Cada vez que oigan la Canción de Campaña, piense en él y el Poder para Pueblo, el Himno de la Alegría, también estuvieron a cargo de Erick.

Detrás tenemos a Leonel, en el trombón, casi no se le ve; Isidro Santana y Javier. Presento a Ofilio Picón, cantautor, que brilla con luz propia. Usted ya lo conocía, cuando estuvimos en Los de Palacagüina.

Quisiera tomarme una libertad y decirle a usted, a Rosario, que guarden muy en su corazón el nombre de Edith Aburto… cuando estábamos grabando La Consigna, una sobrina de ella, su sangre, estaba en agonía, y ella llegó atacada a grabar, pero se sobrepuso, lo que es el deber, grabó y está su voz en La Consigna.

Lamentablemente, cuando terminamos de grabar, vino la noticia que se temía tanto; siempre he querido mucho a Edith, la abrazamos, la consolamos, ya el trabajo estaba hecho, pero quiero que guarde muy profundo en su corazón el nombre de Edith Aburto, que en las condiciones más adversas llegó a grabar La Consigna.

Ahora presento al compañero Gregorio Fonseca, Director del Coro de Cámara de Nicaragua, que va a hacer el resto de la presentación. Muchísimas gracias.

Palabras de Gregorio Fonseca

Buenas noches. Presento a la candidata a Vicealcalde de La Concha, Fabiola Ortiz Noguera, que es cantante también del Coro de Cámara de Nicaragua; Edith Aburto, Silvia Zambrana, Rosa Morales, Silvia Avellán, Humberto Jarquín, Emir Delgado, Mario Rocha y su servidor, Gregorio Fonseca.

también te puede interesar