Nicaragua

Daniel con Presidente de Honduras

Conferencia de Prensa de Daniel y el Presidente de Honduras, Manuel Zelaya

Redacción Central |

Conferencia de Prensa de Daniel y el Presidente de Honduras, Manuel Zelaya

Palabras del Maestro de Ceremonia

Contamos con la presencia del Presidente Daniel Ortega Saavedra; la compañera Rosario Murillo, Coordinadora de Comunicación del Poder Ciudadano de la hermana República de Nicaragua; el honorable señor Orlando Gómez, Director de América del Ministerio de Relaciones Exteriores de Nicaragua; el honorable señor Mario Duarte, Encargado de Negocios de Nicaragua; el señor Eduardo Enrique Reina, Secretario de Relaciones Exteriores por Ley, de la República de Honduras.

Para iniciar esta Conferencia de Prensa, tendremos las palabras del Excelentísimo Presidente Constitucional de la República de Honduras, don José Manuel Zelaya Rosales.

Palabras de Manuel Zelaya

Presidente de Honduras

Excelentísimo Presidente de Nicaragua y Comandante de la Revolución Sandinista, Daniel Ortega Saavedra; queridísima amiga Rosario Murillo. Nos sentimos sumamente complacidos de recibirlos otra vez en la capital de Honduras, Tegucigalpa, la cual se enorgullece con todos los hondureños de visitas tan importantes como las vuestras aquí, a nuestro pueblo y a nuestra ciudad.

Quisiéramos saludar también a la Delegación nicaragüense que está acompañando al Presidente Ortega, igual que a la Delegación hondureña conformada por los Ministros de las diferentes áreas, que son los temas que hemos enfocado y discutido desde hace varios meses con el Presidente Daniel Ortega, y en relación a los lazos históricos que tiene Honduras con Nicaragua. Lazos verdaderamente históricos, fraternos, de mucha armonía y, de conflictividad en el pasado, que lógicamente ha sido superada en esta época.

Nos unen diferentes intereses en común a los hondureños con el pueblo nicaragüense y especialmente con el Gobierno nicaragüense de hoy. En este sentido, los temas han sido oportunos: energía, alimentación, desarrollo económico, planteamientos en común y, el propio Presidente Ortega también ha hecho una propuesta al país y al Gobierno de Honduras, que será conocida hoy por la prensa. Propuesta que nosotros estamos dispuestos a apoyar, específicamente, estos temas de la actualidad, como los costos del petróleo.

Presidente, agradecemos sinceramente y sepa que aquí en Honduras tiene amigos verdaderos, que le abren las puertas a su pueblo, y a sus ideales por hacer de Centroamérica un país de progreso, una sociedad en la que podamos superar las injusticias históricas y darle la ayuda que necesitan nuestros pueblos que se encuentran realmente, en condiciones de desventajas con muchas sociedades del mundo… ¡Unidos somos fuertes! Presidente, gracias.

Palabras de Daniel

Gracias, queridos hermanos centroamericanos, latinoamericanos, caribeños; Presidente de la República de Honduras, Manuel Zelaya; Enrique Flores Lanzas, Secretario de Estado en el Despacho de la Presidencia; Eduardo Enrique Reina, Secretario de Relaciones Exteriores por la Ley; miembros de los Poderes de las Instituciones de Gobierno que nos han acompañado en esta reunión, en este encuentro, esta sesión de trabajo que hemos sostenido esta mañana; estimados periodistas, mi cariño siempre, mis saludos, mis expresiones de Amor para las familias y el pueblo de Honduras.

Esta visita la veníamos programando para abordar estos temas que ya adelantaba el Presidente Manuel Zelaya y, se cruzó con este fatal accidente, donde fallecieron tres hermanos hondureños; una hermana brasileña, esposa del Embajador de Brasil; un hermano salvadoreño y un hermano nicaragüense, el Presidente del BCIE; también murieron en este trágico accidente seis hermanos latinoamericanos y centroamericanos. A todos los familiares les quiero hacer llegar nuestras muestras de condolencias y de solidaridad, en estos momentos de dolor.

Anoche tuvimos la oportunidad de rendirle nuestro homenaje y reconocimiento a quien en vida estuviera al frente del BCIE, un hermano originario de la Costa del Caribe de Nicaragua, nuestro hermano Harry Brautigam Ortega, que murió siempre trabajando por nuestros pueblos, en esa batalla que a diario estamos librando en contra de la pobreza.

Quiero agradecerle al Presidente Manuel Zelaya que ha facilitado mi llegada, el arribo de la Delegación nicaragüense a esta hermana tierra de Honduras, porque tomó la decisión de que llegásemos al Aeropuerto de Palmerola que, desde anoche, es Internacional. Es un aeropuerto de Honduras, pertenece al pueblo de Honduras, está en la soberanía, en la integridad territorial de Honduras, y esto facilita que haya llegado anoche y hoy, si Dios quiere, vamos a partir más tarde de Palmerola rumbo a Nicaragua.

Compartimos las preocupaciones del Presidente sobre el Aeropuerto Toncontín. Yo, desde muchacho, oía que era uno de los aeropuertos más peligrosos; famoso por el riesgo de aterrizar en Toncontín. Realmente es la tragedia ahora y, si hay una pista disponible, lo más práctico es recurrir a ella.

Nosotros mismos en Managua, estamos considerando trasladar el Aeropuerto Internacional a una pista que está al otro lado del Lago, que tiene mucha mayor aproximación, mayor seguridad; es el punto de mejor aproximación y es una pista de concreto, que se construyó, más o menos en los mismos años en que se construyó la pista en Palmerola.

¿Por qué estamos considerando esto? Porque el aeropuerto ya está metido en la ciudad. Hoy por la mañana, en un programa televisivo aquí en Honduras, escuchaba a una señora que llamó por teléfono, muy clara en su exposición. Y escuchaba a la vez, creo que era el administrador del aeropuerto, un ciudadano de origen argentino, manifestando sus preocupaciones en cuanto a la inversión que había en Toncontín, pero, la verdad es que primero está la seguridad de los que vuelan y la seguridad de los que viven cerca.

El Aeropuerto de Managua ya está metido en medio de la ciudad, tiene grandes riesgos y no tiene dónde ampliarse, ya se amplió lo que se pudo y está metido en medio de la ciudad. Por eso estamos trabajando en esa alternativa y cuando conversamos telefónicamente, el Presidente estaba en El Salvador, me comentaba que había tomado la decisión de que se utilice este aeropuerto, que ya está ahí construido. Realmente, el aeropuerto está cerca, porque, anoche cuando veníamos con la caravana, lento, hicimos el recorrido en 45 minutos. Yo he hecho ese mismo tiempo, yendo del Aeropuerto de San Salvador, de Comalapa, más o menos al mismo tiempo, porque está a bastante distancia. Los salvadoreños decidieron sacarlo y lo dejaron lejos de la ciudad, por seguridad.

Yo pienso que es una decisión realmente acertada y, la señora comentaba por la mañana, cuando entró en la comunicación, dijo: “trasladar el aeropuerto donde dice el Presidente, nos va a dar más seguridad a todos, es lo más práctico. Aquí siempre vamos a estar corriendo peligro y todos salimos ganando, porque ampliándose va a haber más actividades en todo el país.”

Yo quiero expresarle todo nuestro aprecio, nuestro cariño, nuestro agradecimiento y nuestro respaldo al Presidente Manuel Zelaya por esta decisión. Gracias.

Palabras de Manuel Zelaya

Presidente de Honduras

Yo quisiera decirle algo, Presidente. Por una casualidad histórica, usted fue el primero que lo usó ayer, internacionalmente. ¿A qué horas aterrizó anoche? Fue como a las 8:30 de la noche, no?

Después del fatal accidente, que todos nos sentimos acongojados, apesarados por este accidente, usted fue el que, por una ocasión así, especial, por venir a dar el pésame también a los nicaragüenses, a las familias nicaragüenses que padecieron la pérdida de Harry, todos lo lamentamos profundamente, usted lo usó por primera vez.

O sea que también dentro de los anales, queda ese vuelo suyo para Palmerola… creo que en los tiempos de la Guerra Fría ¡nunca pensó usted venir a Palmerola! Las cosas del destino son difíciles de explicar, pero el destino usted no lo escribe, aunque lo planifique, el destino está ahí y lo que usted hace es ir caminando con él.

¿Quién podía planificar todas las cosas que pasan de repente? ¿Quién iba a saber cuando empecé mis actividades, hace dos años, que hablé con el Presidente Bush de este aeropuerto, que era necesario empezar a usarlo por la parte comercial y económica del país…? Por cierto, él estuvo de acuerdo, y hay testigos claros de esa entrevista, todos los Ministros que estaban ahí.

Cuando empezamos a planificar los cuatro carriles entre Tegucigalpa y Comayagua, y que este mes empiezan a construir, una autopista de cuatro vías. O sea, conseguir una autopista requiere hacer estudios, pero primero, diseños, luego estudios, la cuestión de factibilidad medio ambiental; los estudios de impacto, después comprar todos los derechos de vía alrededor; porque en ciertas partes van a haber, no cuatro carriles, sino dos vías por un lado, dos vías por otro y en medio un boulevard, que se deja como mediana, de dos carriles para expansión a seis carriles en el futuro. Todo eso empieza este mes, desde Tegucigalpa, y se tuvo que conseguir el financiamiento.

Le voy a contar otra anécdota, de dos cosas también coincidentes, que nadie las podía haber previsto. Harry Brautigam, un día antes del accidente, en el Directorio del Banco Centroamericano, el último crédito que aprobó el Directorio fue de 130 millones de dólares para las cuatro vías de TegucigalpaComayagua. Es el último crédito que aprueba el Banco Centroamericano, antes de su muerte. Todo esto estaba discutido con el Banco Centroamericano.

El Fondo del Milenio está dando un complemento de 30 millones de dólares; son 130, el Banco Centroamericano; 30, el Fondo del Milenio, la Cuenta del Milenio, y hay otros fondos que está dando el Banco Interamericano de Desarrollo, BID, que ya están en ejecución, son los cuatro carriles desde Comayagua hasta Taulabe, pasando por Siguatepeque. Eso ya empezó, ya están las máquinas trabajando, igual como hemos hecho también los cuatro carriles del Lago de Yojoa hasta San Pedro Sula. Al final de mi Gobierno, quedan construidos los cuatro carriles de Tegucigalpa hasta Puerto Cortés.

Estamos haciendo en este año, el inicio de los cuatro carriles de Progreso a Tela, al gran proyecto de Bahía de Tela. Estos proyectos carreteros vienen a dar un conjunto de infraestructura junto al Puerto de Cutuco, que está haciendo también Saca en El Salvador, una puerta a todo el Golfo de Amapala, uniendo todo el Canal Seco que también está en el proceso de los últimos 100 metros, por llamar así, 100 kilómetros para unir Guascorán.

Significa toda una infraestructura que hace que Centroamérica fortalezca estos canales de comunicación entre los países que están, lógicamente, dentro de la zona. El Golfo de Fonseca, por una iniciativa también de los tres Presidentes, el Presidente Ortega, el Presidente Saca y su servidor, ahora se está creando un condominio de manejo conjunto. Es decir, muchas actividades que aquí no necesariamente se destacan, porque no representan intereses económicos de inmediato.

Esta decisión del Aeropuerto ha estado vinculada a todo un proceso de desarrollo desde hace varios años. Lo que el accidente ha venido a provocar en nosotros, es lógicamente, la urgencia y la demanda, que es la que estamos tratando de responder.

Así es que usted Presidente, no sé cómo sintió aterrizar en Palmerola. Sabe ¿dónde lo voy a llevar? Al Aguacate, la base militar del Aguacate; ahora la estoy pavimentando, porque el Departamento de Olancho es sumamente cercano a toda la frontera con Nicaragua, somos fronterizos con Nicaragua y tenemos el compromiso con el Departamento de Olancho para lograr bases para el desarrollo.

Estamos habilitando otra vez esa ex base militar, siempre en poder de las Fuerzas Armadas, para que tenga también una pista para el Departamento de Olancho, y ya está en proceso, creo que ahorita está en terracería, próximamente se le va a tirar una carpeta asfáltica. Puede venir a mi casa, yo estoy como a unos 30 kilómetros o más, estoy cerca ahí.

Una vez, en esa base, a mí me agarraron a tiros. En 1987, llegó un periodista de la Asociación de Prensa, francés; yo había dado unas declaraciones en el Congreso, diciendo que ahí había contras nicaragüenses atacando desde Olancho a Nicaragua. En ese entonces yo era Diputado, y el periodista me dice: Diputado, usted dio unas declaraciones ¿usted tiene evidencias de que aquí está la contra nicaragüense en Olancho? No, le dije, yo no tengo evidencias, lo que puedo hacer es llevarte a la base. Lo subí en el carro y lo llevé a la base.

Lo que yo no sabía eran datos, que algún día los voy a escribir en mis memorias históricas, cuando llegué a la base, salió la guardia y me dijo: ¿Qué desea? Soy Diputado del Congreso Nacional y quiero hablar con el Comandante de la base Militar del Aguacate. Me dijo: ¿con quién quiere hablar, con el Comandante nicaragüense o con el Comandante hondureño?

Claro, el Periodista francés inmediatamente puso las grabadoras y los aparatos que traía, a grabar en televisión y en radio, lo que él había dicho. Era más que evidente que allí era una base que estaba siendo controlada por dos fuerzas y, como no me quise bajar del carro, porque quiso quitarnos las grabadoras, los videos. No me quise bajar del carro… ¡no me voy a bajar del carro! ¡Soy una autoridad y tú no me puedes…! No, me dice, tengo orden de bajarlos y ponerlos en fila, decomisar todo, y pasar resguardados hasta la base y dejar el vehículo aquí.

¡Me agarró a tiros! Creo que tenía un fall; agarró el rifle, hizo una ráfaga encima de mí, ¡bájese del carro! Me gritó. Le dije: no me voy a bajar del carro, a regresar así como vine, si no me querés abrir las puertas. Y todos los miembros de la prensa adentro, andaba un periodista de Radio América, otro de La Tribuna, de la Asociación de Prensa Francés.

Agarró el rifle y le disparó al bomper del vehículo, la segunda ráfaga. Aún así, di la vuelta serenamente, como buen olanchano y le dije: ¡te vas a arrepentir por lo que estás haciendo! No tenés valor de dispararnos a nosotros, le disparas al carro, ¡sos un cobarde! Di la vuelta, se quedó apuntándonos y nos venimos.

Claro eso hizo que el Congreso… yo era Diputado del Congreso y, el Partido Demócrata fue a los Estados Unidos para exponer en el Senado americano, a las Comisiones de Defensa; fui a Europa a exponer sobre los problemas de la Guerra Fría, porque Honduras estaba involucrada en ese proceso.

Así, Presidente que usted aquí, está en familia, junto a un ciudadano que también, igual que usted, ha sufrido, ha padecido por las mil batallas que Centroamérica ha tenido que dar, por ser víctimas de muchas cuestiones históricas, en las que los hondureños nos hemos sentido afectados; otras veces hemos tenido cuestiones para salir adelante con nuestro pueblo.

Le agradezco, primero, que haya venido ayer al Banco Centroamericano, que es un banco que nos simboliza a todos allí. Usted estuvo anoche también en la Estatua de Morazán, viendo al prócer, el mártir de la Unidad de Centroamérica que murió, con palabras muy elocuentes para todas las generaciones: “Declaro que mi amor a Centroamérica, muere conmigo…” antes de ser fusilado, por las fuerzas más conservadoras en aquél momento de la historia… “incito a la juventud que es la llamada a dar vida a este país, a que imiten mi ejemplo de morir con firmeza antes de dejarlo abandonado.”

Son palabras inspiradoras para todos los centroamericanos, de alguien que muere por una causa, por un ideal: hacer de Centroamérica una región unida, fuerte, que nos sirva para enfrentar los problemas del mundo. Porque ese problema que usted me plantea hoy está afectándonos a nosotros, por la debilidad de nuestros países.

Nunca se quiso planificar aquí el desarrollo, sino que nos hemos quedado con los brazos cruzados esperando que, de afuera, venga el maná del cielo; esperando que las potencias nos resuelvan nuestros problemas, que la globalización del capitalismo venga a resolver los problemas de Centroamérica y Honduras.

Hoy nos damos cuenta que por estar confiados en un sistema global, estamos padeciendo altísimos precios del petróleo, altísimos precios de los alimentos; el mundo financiero se ha congestionado y nos está ocasionando serios problemas a los países que somos más vulnerables. Presidente, usted tiene una propuesta…

Palabras de Daniel

Quiero agregar, en cuanto a Palmerola y todos los comentarios que hacía el Presidente Manuel Zelaya. Gracias a Dios la Guerra Fría quedó enterrada, esos enfrentamientos quedaron enterrados y, gracias a que en Centroamérica, en Honduras, el pueblo de Honduras tiene a un Presidente que es digno hijo de Francisco Morazán, el Presidente Manuel Zelaya; gracias a que él está de Presidente, es que pude llegar anoche a Palmerola, y sentirme orgulloso que llegué a territorio hondureño. Palmerola es territorio hondureño, es parte de la integridad de Honduras.

Ahora, la guerra que estamos enfrentando, esa guerra que nos lanzan los países desarrollados respondiendo a sus propios intereses; esa guerra que nos lanzan todos los días, a los países en vías de desarrollo, y sobre este tema hablábamos con el Presidente Zelaya, sobre tomar la iniciativa, independientemente de los esfuerzos que tenemos que hacer a nivel regional, latinoamericano, caribeño. Tuvimos una reunión en Managua para tratar el tema de los Alimentos, y cuando se habla de los alimentos, también se habla, lógicamente, de los combustibles, de la energía; reuniones en Centro América, que están programadas para abordar estos temas.

Hablando con el Presidente de eso mismo, consideramos que debemos trabajar una iniciativa los países más empobrecidos del Planeta, donde, no hace falta ir a hacer la lista, ir a hacer un censo, porque ya está ahí la lista, claramente establecida por los Organismos Internacionales y no llegamos a 50 los países que estamos en esa lista, somos 43, ó 40 y tantos países.

Son pueblos, naciones africanas y de América Latina y El Caribe somos Haití, Guyana, Bolivia, Honduras y Nicaragua; cinco países donde rápidamente ya está explotando la situación, con consecuencias que no se pueden predecir, porque los países con economías altamente desarrolladas, con más recursos, con más riquezas pueden absorber los altos precios de los alimentos, así como el alto precio de los derivados del petróleo.

Es importante aclarar que los altos precios del petróleo, no tienen absolutamente nada que ver con los costos de producción del petróleo; simplemente, se está logrando que se le pague lo que se debe; antes los países exportadores de petróleo subsidiaban a las transnacionales y a los países desarrollados.

Se podía repetir y decir que, para poder importar de un país desarrollado un tractor a un país en vías de desarrollo, había que producir cada año más barriles de petróleo porque, cada año, valía más el tractor y el precio del petróleo estaba totalmente subvaluado. Lo que nos pasa a nosotros con nuestros productos tradicionales, lo que nos ha pasado con el café, aquel período en que el mercado global derrumbó el precio del café, entonces, había que producir mucho más quintales de café para poder importar implementos agrícolas, insumos para la agricultura, maquinarias, etc.

¿Qué es lo que ha pasado, por qué el precio del petróleo ya se ha sobrevaluado? Porque está sobrevaluado y esto tiene que ver con los intereses de las grandes transnacionales, con las políticas de los Estados Unidos, que se han lanzado a aventuras militares, para apoderarse del petróleo, como sucedió en Irak; o aventuras militares para derrocar al Gobierno de Venezuela, del Presidente Hugo Chávez, para apoderarse del petróleo.

Al fracasar en estas acciones, lo que han provocado es una desestabilización mayor en el orden de la economía global que ellos mismos han impuesto, y sobre esto, se montan los intereses especulativos de la bolsa. Y ahí es donde, en la bolsa, vinculada también la devaluación del dólar y la propia crisis que vive la economía norteamericana, se va produciendo un incremento cada día más acelerado del barril del petróleo. Ya se habla que va a llegar a 150 y que sin duda va a llegar a 200; ya están pronosticando que esto va a llegar a 250 dólares el barril de petróleo. Eso, lógicamente, es insostenible para nuestras economías.

Nosotros gracias a Dios que tenemos los beneficios del Acuerdo del ALBA; Honduras va a empezar a tener los beneficios del Acuerdo de PETROCARIBE; pero aún así, resulta insuficiente y, tan claro lo tiene esto el Presidente de Venezuela, Hugo Chávez, que en la reunión de la OPEP, como en la reunión que se realizó en Managua recientemente, Venezuela fue clara en decir, insistir en su propuesta: que se busquen mecanismos de subsidio para estos países altamente empobrecidos, que han sido los países altamente endeudados y, estamos hablando de un agrupamiento que no pasará de 43, 45 países.

Hablando con el Presidente Manuel Zelaya, compartimos la decisión de trabajar alrededor de esta iniciativa, para que se pueda aplicar una política en esa dirección. ¿Esto qué significa? Bueno, tomar contacto, lógicamente, con el Presidente Chávez, que es el de la iniciativa, a fin de que la misma pueda cobrar fuerza en el marco de la OPEP; tomar contacto con el Secretario General de Naciones Unidas; tomar contacto con la FAO allá en Roma. Porque estamos hablando de que nuestros países, en este caso Honduras y Nicaragua, somos los que tenemos el mayor potencial para desarrollar nuestras capacidades agroalimentarias.

¿Qué falta? faltan recursos, financiamiento con intereses justos; faltan insumos, implementos agrícolas; falta maquinaria, tecnología; falta liberar las capacidades productivas. Pero, tenemos las tierras; tenemos los hombres y las mujeres con amor a la tierra y con una gran tenacidad para estar produciendo alimentos, aún en las más duras condiciones. Lo han hecho y lo siguen haciendo los agricultores hondureños y nicaragüenses.

Igualmente, el sector agropecuario, el sector de la ganadería, han resistido tenazmente, porque recordemos cuando se nos repetía cuando empezó la ola del neoliberalismo, se nos empezó a repetir que nos olvidáramos de producir alimentos, de producir leche, que era mucho más barato importar los alimentos. Claro, lo decían economías donde subsidian estas actividades agrícolas, estas actividades alimentarias, países desarrollados de Europa, Estados Unidos, Japón.

Se desatendió, se abandonó… se les impuso a nuestros países la desatención y el abandono del sector agropecuario, para simplemente importar y enriquecer a los intermediarios. Ahora que está sonando la alarma, que la luz roja nos está indicando que estamos frente a una alerta alimentaria a nivel mundial, a nivel global, entonces es cuando tenemos que potenciar nuestras capacidades productivas, primero, para garantizar el abastecimiento alimentario para nuestros pueblos y luego, para poder enviar este producto a precio justo, a la misma región centroamericana. El Salvador, por ejemplo tiene una gran dependencia de Nicaragua y Honduras, en materia agroalimentaria.

Nosotros lógicamente, buscar cómo abastecer; Venezuela, con quien tenemos excelentes relaciones, demanda también alimentos, ahí tenemos otro gran mercado. Tenemos el potencial para ir saliendo realmente de esta situación, en donde la relación que se nos impuso, ha sido una relación de esclavitud, realmente, ¡nuevas formas de esclavitud se nos impusieron!

En cambio, si logramos avanzar en esta dirección y yo tengo la confianza, la fe, de que vamos a avanzar exitosamente en esta dirección, vamos a salvar la crisis y lograr instalar nuestras economías en otras condiciones, donde se rompa esta dependencia en que han vivido históricamente, por siglos, las economías de la región.

Período de preguntas y respuestas

Periodista Yuri Alvarado

Nicanoticias

Buenas tardes Presidente Ortega, buenas tardes Presidente Zelaya. Me gustaría, Presidente Ortega que nos ampliara, nos concretizara en esta iniciativa que se le va a hacer tengo entendido, al Presidente Hugo Chávez y ¿cuándo se estaría elevando esta iniciativa por parte de los países pobres latinoamericanos? Y lo otro, nos gustaría saber ¿qué hablaron, cuáles fueron los temas de la agenda concretamente? Gracias.

Respuesta de Daniel

La iniciativa arranca desde este momento. Hemos compartido criterios acerca de iniciar los contactos correspondientes con el Presidente Hugo Chávez, con el Secretario General de Naciones Unidas, con la FAO, con Organismos Internacionales, para que la iniciativa sea propuesta y se convierta en una realidad y, lógicamente, con los países que están en ese grupo, los más empobrecidos del Planeta, tanto de América Latina como de África.

También hemos hablado de las medidas que ya estamos tomando en nuestros respectivos países y cómo enriquecerlas, cómo fortalecerlas, a partir del intercambio. Porque hay que tomar medidas de ahorro, una cantidad de acciones, incluyendo la parte educativa, que a los muchachos en las escuelas como lo están haciendo aquí, se les vaya dando una formación que les permita ir desarrollando una cultura de ahorro, tomando en cuenta el grave problema que estamos enfrentando y continuaremos enfrentando, en este cambio.

Hemos hablado de ese tipo de intercambio e igualmente abordamos el tema de la pesca, que es importante en la zona del Caribe, donde ahora vamos a reunir a la Comisión correspondiente para que se pueda normalizar la actividad pesquera, sin mayores tensiones. Las dos comisiones, de Honduras y de Nicaragua, que se puedan reunir, y esto permita dar tranquilidad a todo el mundo.

Yo insisto en que vamos a borrar esas fronteras, ¡tenemos que borrarlas! como lo soñaba Morazán, por lo que luchó Morazán. Mientras tanto, tenemos que hacer los esfuerzos correspondientes para que, con normalidad y en la mejor armonía, vayamos encontrando respuestas; así como lo estamos haciendo en el Golfo.

Fíjense que estamos trabajando con ese espíritu constructivo, de armonía, en las dos regiones, en la Región del Caribe y la Región del Pacífico. En el Pacífico en el Golfo de la Unidad Centroamericana, el Golfo de Fonseca y en la zona de El Caribe vamos a reunir a las dos comisiones para que también tengamos esa mejor armonía y que esto fortalezca las relaciones entre nuestros pueblos.

Periodista Antenor Peña

Canal 4 de Nicaragua

Buenas tardes, Presidente. Nuestros pueblos, Honduras y Nicaragua, esperan, necesitan a lo inmediato respuestas o resultados concretos, efectivos, para hacerle frente a corto, mediano y largo plazo a esta crisis que se ha heredado producto del mismo capitalismo global. ¿Qué acciones concretas se analizaron y estarían dispuestos a darnos a conocer a los pueblos centroamericanos, nicaragüense y hondureño?

Repuesta de Manuel Zelaya

Presidente de Honduras

Las acciones en concreto, es priorizar medidas que ya se están tomando, tanto de parte de Nicaragua como nuestras. Medidas de ahorro, podemos ahorrar energía eléctrica a través de los bombillos ahorradores, igual que en la disminución de la circulación de vehículos, donde se puede ahorrar con la medida de “hoy no circula” o algunas limitaciones que hay en el aspecto de tránsito.

Al mismo tiempo, se está buscando la manera de conseguir petróleo concesionado, que tenga algún tipo de cooperación para los países en vías de desarrollo, que es la propuesta que hoy ha hecho el Presidente Daniel Ortega, que se lo agrademos como una excelente iniciativa, junto al Presidente Hugo Chávez de buscar que la OPEP, la Organización de Países Exportadores de Crudo, realmente determine en qué forma pueden cooperar con los países que están con mayores índices de vulnerabilidad en el mundo, que son aproximadamente 43 países, entre ellos, cinco países de América Latina que ya los mencionaba el Presidente Ortega.

Adicionalmente también, ver las consecuencias de lo que significa esta crisis energética y de combustible, qué provoca en la población, que es falta de alimentos, encarecimiento de los alimentos y disminución del aparato productivo, en vista de que estamos desangrando nuestras divisas para comprar petróleo. Igual, el recorte de programas sociales, en vista que los fondos se nos están yendo para la compra de combustible nada más.

Todo ese entorno del desarrollo, que es muy integral, tiene que ver con políticas macroeconómicas, tiene que ver con las políticas de globalización económica y con la expansión del capital, que lógicamente se ha concentrado en pequeños grupos de negocios y no en el desarrollo de la sociedad, en forma general. Este contexto es el que hemos dialogado hoy, sobre la propuesta de soluciones a los diferentes problemas, y además, los problemas marítimos que mencionaba el Presidente Ortega.

Periodista Xochilt Chávez,

Prensa Gráfica de El Salvador

Buenas tardes, la pregunta va dirigida para el Presidente Ortega, nos interesa saber, que nos explicara ¿en qué consiste exactamente el honor que se le brindó al señor Brautigam y cuál ha sido el contacto del Gobierno nicaragüense con la familia del señor Brautigam?

Y para el Presidente Zelaya, me interesa abordar ¿si el Proyecto de aperturar Palmerola fue consultado con su Consejo de Ministros, o fue una decisión que se tomó en virtud de la emergencia del suceso?

Respuesta de Manuel Zelaya

Para no detenerme en la pregunta para mí, al finalizar la entrevista con el Presidente Ortega, el Vicecanciller Eduardo Enrique Reina va a dar una Conferencia de Prensa, para informarles a ustedes sobre las gestiones que hemos estado haciendo durante varios meses, un par de años ya, con el fin de concretar este aeropuerto, con fines eminentemente comerciales.

Lógicamente, ustedes tienen que entender que cada vez que se toma una acción… por eso yo me opongo a esos discursos que sólo hablan de los objetivos y del bien común, hablan de la moral, pero, no dicen cómo hacerlo. Porque hacer un discurso en una tribuna, eso es para cualquiera que sepa hablar, pero decir cómo hacer las cosas, es donde nadie se mete.

Usted va a todas las cátedras, a los lugares donde se expone públicamente y todo el mundo habla… ¡eso es lo que queremos, esa es la Honduras que queremos, esa es la Nicaragua y la Centroamérica! Pero… ¡que digan cómo se hace! Y, cuando usted diga cómo se hace, se va a dar cuenta que hay intereses encontrados, intereses en conflicto, conflictos de uno u otro nivel, económico, social, cultural.

Cuando se toma una medida, siempre van a haber reacciones. Hay Presidentes que no toman medidas, pero Ortega no es de esos; hay Presidentes que no toman nada y que no hacen absolutamente nada, como dicen, “no hacer olas.” Controlan la prensa para que no hablen y ahí no hay ningún problema, todo pasa como que si no pasara nada; entonces la pobreza no se conoce, los conflictos no se conocen.

Yo les he dado plena libertad, porque yo mismo he sido crítico del sistema y cuando se es crítico de un sistema, que es una autocrítica a los hondureños en este caso, es lo que permite que se conozca la verdad, porque entonces la prensa se dedica a publicar, a decir y a destapar los intereses.

Esta decisión, igual que todas las que hemos tomado, cuando tomamos la decisión para reducir la fórmula, por ejemplo, de la importación de petróleo, ¡ustedes no se imaginan lo que eso significó! reducir la fórmula de importación de petróleo… desde la Organización Mundial del Comercio, nos pusieron en el banquillo de los acusados casi en el mundo entero, simplemente porque estábamos tomando una decisión soberana, para rebajar ganancias indebidas en el caso de la importación de petróleo.

Como era un conflicto con las transnacionales, entonces había que tocar intereses de países, de organismos, de capital, de bancos; intereses económicos, comerciales. Ustedes se imaginan lo que es eso, tocar con el pétalo de una rosa a una compañía transnacional, multinacional. Una compañía que aquí tiene una subsidiaria y que el afán era, simplemente, ser transparente, porque yo hice una licitación para averiguar cuál era el precio internacional.

Y el precio internacional, Presidente, de una compañía americana, Conoco Phillips, nos dijo: “les pongo el petróleo en Honduras, en el mismo puerto, con la misma calidad, con las mismas cantidades, a 4.50 lempiras menos cada galón.” ¿Saben lo que significa eso? 60 millones de dólares de ahorro para el pueblo, para el consumidor. Tomamos la decisión porque una compañía de competencia nos dijo: ese es el precio internacional. Nosotros rebajamos la fórmula aquí.

¿Usted cree que una decisión de esas va a ser aplaudida? Aplaudida por unos, criticada y atacada por otros. Cuando tocamos los intereses de la energía eléctrica, ¡todo el mundo encima! cuando tocamos los intereses de Telecomunicaciones, ¡otro mundo encima! Cuando empezamos a decir que íbamos a hacer represas hidroeléctricas ¡otro mundo en contra nuestra!

Cuando empezamos a tocar, inclusive, los símbolos de la libertad de prensa que debería de existir en el país, de la libertad y el derecho a la información, a la reciprocidad, ¡otro mundo en contra! Cuando empezamos a bajar los intereses al Sistema Financiero Nacional estatal, para llegar con créditos a la industria, al comercio, a la construcción, a la agricultura, ¡otro mundo en contra!

Hoy que estamos tocando también, con esa decisión, para salvarle vidas a los hondureños, para darle un aeropuerto internacional a Tegucigalpa, a la capital de Honduras… ¡también hay intereses! Hay intereses en contra, intereses económicos y comerciales. Lo que a mí me interesa, en este caso, y comparto esa lucha histórica de los sandinistas y también del Presidente Ortega, lo que nos interesa es el bienestar, la vida y la satisfacción de los más pobres de un país, y con eso soy concreto… ¡de los que más tienen necesidades en una sociedad!

¿Quién defiende al final a los grupos más vulnerables, la mujer, los indígenas, los negros, los garífonas, los pechs, los tawahcas, los icaches? ¿Quiénes defienden a los chortis? ¿Quién defiende a la gente más excluida del modelo económico, los que no tienen absolutamente nada que ver? Claro, los involucran en sus discursos; en todos los discursos ¡allí están los pobres a la orden del día! Pero, ¿quién hace algo por ellos?

Nosotros, con la red solidaria, con la matrícula gratis, con la merienda escolar, con las actividades que van orientadas a beneficiar a los pobres y a los consumidores. El área de servicio en Honduras, casi toda está privatizada, y no es malo que se privaticen, el problema es que se use esa privatización para hacer sólo negocios de lucro personal.

Estamos defendiendo un nuevo Estado, un nuevo rol del Estado frente a la economía y por eso, esta decisión está acorde con todo lo que estamos haciendo en energía, en combustible, en alimentación, en el Sistema Financiero Nacional y todo lo que Honduras necesita. Si no me lo agradecen hoy, un día lo van a agradecer.

Respuesta de Daniel

Hemos oído a la hermana salvadoreña. Y, Harry Brautigam, originario de la Costa del Caribe de Nicaragua, se formó con un bagaje cultural muy amplio, un profesional, y eso lo llevó a ocupar la Presidencia del BCIE y a desarrollar un trabajo exitoso; de tal forma que es durante la Presidencia de Harry, lógicamente con el respaldo de todo el equipo del BCIE, que logra el Banco Centroamericano, una especie de relanzamiento después que había decaído, como en baja.

Logran un relanzamiento del BCIE, logra cobrar nuevamente fuerza, empuje, para gestionar y financiar proyectos en la región, dirigidos al combate a la pobreza, dirigidos a mejorar las redes, las vías de comunicación, la infraestructura de nuestros países, entre otros programas sociales y de todo tipo.

Nuestro hermano Harry Brautigam, deja viuda a una norteamericana que, con sus hijos, residen en Florida y, dadas las circunstancias, no se pudieron llevar los restos mortales de Harry a Nicaragua. Tenemos que respetar la voluntad de la familia, de su madre incluso, que acompañaba a Harry aquí, en Tegucigalpa.

Teníamos que estar presentes para expresarles personalmente nuestras condolencias, nuestra solidaridad a la familia; entregarle la bandera de Nicaragua, porque decretamos tres días de Duelo Nacional, por lo tanto, se le están rindiendo los honores que se le brindan a un Ministro de Estado. Igualmente, otorgarle póstumamente la Orden de la Independencia Cultural Rubén Darío, que es la máxima Orden cultural que otorga el Estado nicaragüense.

Anoche, con el Presidente Manuel Zelaya, estuvimos compartiendo estos duros momentos de dolor con la familia, que hoy estarán partiendo o ya habrán partido de San Pedro hacia Florida, donde van a descansar los restos mortales de Harry, y donde también enviamos una Delegación del Gobierno de Nicaragua, que va a estar presente en las honras fúnebres.

también te puede interesar