Nicaragua

Afirman que la temperatura en Nicaragua ha aumentado 1,6 grados en el último siglo

Aumentará de dos a seis grados celsius en los próximos 100 años

Redacción Central |

Aumentará de dos a seis grados celsius en los próximos 100 años

La temperatura en Nicaragua se ha incrementado 1,6 grados centígrados en el último siglo y aumentará de dos a seis grados celsius en los próximos 100 años, afirmó un experto nicaragüense de un organismo no gubernamental.

Durante la exposición “Nicaragua frente al cambio climático: conceptos, tendencias y desafíos”, auspiciado por la fundación alemana Konrad Adenauer, el experto Alejandro Alemán aseguró que la temperatura ha variado, en promedio, 1,6 grados centígrados en los últimos 100 años, recalentando el territorio nicaragüense.

La temperatura media en la Tierra ha aumentado 0,74 grados en el último siglo.

La temperatura media de Nicaragua actualmente es de 25,4 grados, siendo la región del Pacífico donde predominan los días más cálidos, donde las temperaturas máximas superan los 30 grados y han alcanzado hasta 42 grados centígrados.

“El clima en Nicaragua se está calentando más de lo que se había proyectado”, indicó Alemán, funcionario del no gubernamental Centro Humboldt y miembro del Foro Ciudadano de Seguimiento a los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), integrado por organizaciones de la sociedad civil.

La fuente señaló al aumento en las concentraciones de gases de efectos invernaderos en la atmósfera como la principal causante del calentamiento de la Tierra, y a nivel local la desforestación y el crecimiento de la frontera agrícola, entre otros.

“Hay proyecciones, en un escenario pesimista, que estiman que la temperatura en Nicaragua aumentará, en los próximos 100 años, seis grados; uno intermedio, en cuatro grados; y uno, más optimista, de dos grados”, añadió.

Alemán explicó que el aumento en la temperatura dependerá del acumulado de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera y “en qué medida logremos manejar los ecosistemas locales, como bosques y otros elementos naturales que nos ayuden a amortiguar un poco los efectos del cambio climático”.

La fuente sostuvo que producto de las altas concentraciones de gases de efectos invernaderos, producidos principalmente por Estados Unidos (25%) y la Unión Europea (23%), es que Centroamérica sufrió, en el Pacífico, el impacto de la tormenta tropical “Alma” la semana pasada.

“Como región estamos pagando por un pecado que no hemos cometido.

Somos los países que menores cantidades de emisiones hemos lanzado y somos quienes estamos recibiendo mayores embates de los fenómenos climáticos asociados a este problema”, anotó el experto.

Explicó que Centroamérica, por su posición geográfica, aún sin ser emisor de gases de efectos invernaderos (menos del 0,5%), sufre de los impactos del cambio climático por estar “ubicada en un área donde es propicia la aparición de huracanes, tormentas y este tipo de fenómenos”.

En ese sentido, Alemán hizo un llamado a los países ricos, principalmente a los contaminantes, a asignar recursos a los países de la región para “adaptarse” a los distintos fenómenos naturales, como huracanes, tormentas, sequías e inundaciones, entre otros.

también te puede interesar