Nicaragua

No existen razones para la paralización del transporte en Managua

Reafirma el gobierno que el paro es político, porque el problema de los precios de los combustibles es un fenómeno mundial

Redacción Central |

Reafirma el gobierno que el paro es político, porque el problema de los precios de los combustibles es un fenómeno mundial

El ministro de Transporte e Infraestructura de Nicaragua, Fernando Martínez, descartó llegar a un acuerdo negociado que ponga fin al paro nacional del transporte interurbano de pasajeros y carga.

En declaraciones a la prensa, Martínez reiteró que el paro es político y que no existen razones que justifiquen la paralización de autobuses y furgones de carga internacional porque el problema de los precios de los combustibles es un fenómeno mundial.

El ministro reiteró la negativa del gobierno nicaragüense de congelar el precio del diesel y llamó a los transportistas a sumarse a los acuerdos firmados la semana pasada con un sector de los empresarios del transporte afín al gobierno.

En dicho acuerdo el gobierno se comprometió a vender a los transportistas combustibles a precio de distribuidor en los expendios controlador por Petróleos de Nicaragua, la empresa estatal que expende combustibles provenientes de Venezuela.

El gobierno también se comprometió a vender llantas y otros artículos a precios favorables a los transportistas del país, independientemente de la cooperativa a la que pertenezcan.

Fernando Martínez condenó también los actos de violencia y las agresiones protagonizadas por transportistas del servicio selectivo (taxis) contra otros prestatarios de dicho servicio que no participan en el paro.

“Los transportistas tienen el derecho de protestar, pero sin afectar la seguridad de los demás, el empresario que quiera protestar que detenga su vehículo y que no trabaje, pero que no obstaculice la libre circulación”, subrayó el funcionario.

Líderes de los transportistas en protesta aseguraron que levantarán el paro si el gobierno accede a congelar el precio del diesel o si aceptar modificar el impuesto especial que se aplica a la venta de combustibles.

No obstante, el ministro del ramo dijo que el impuesto a los combustibles no puede eliminarse ni reducirse porque afectaría el programa económico gubernamental acordado con el Fondo Monetario Internacional.

también te puede interesar