Nicaragua

Rechaza Nicaragua proyecto minero de Costa Rica

El ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales de Managua se manifestó en contra del proyecto Minas de oro que se desarrolla en Las Crucitas

Redacción Central |

El ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales de Managua se manifestó en contra del proyecto Minas de oro que se desarrolla en Las Crucitas

El gobierno de Nicaragua rechazó un proyecto minero que Costa Rica pretende desarrollar cerca de la línea limítrofe entre ambos países, según informes difundidos a través del ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (Marena) de Nicaragua.

La entidad se manifestó en contra del proyecto “Minas de oro” que se desarrolla en Las Crucitas, cerca de la frontera con Nicaragua, debido al grave daño ambiente que proyectado en la zona.

“Como ministerio nos pronunciamos absolutamente en contra, ya que al entrar en operaciones (el proyecto) el impacto ambiental para Nicaragua sería grande, debido a la sedimentación”, declaró a la prensa local la titular del Marena, Juana Argeñal, al explicar que las aguas servidas caerían a la cuenca del Río San Juan.

La amenaza ambiental para Nicaragua, particularmente para el caudaloso Río San Juan, surgió luego de que las autoridades judiciales costarricenses levantaron la moratoria a la empresa canadiense Infinito, que fue avalada por la Secretaría Técnica del ministerio del Ambiente y Minas de Costa Rica el pasado 25 de abril.

La empresa canadiense cuenta con el aval del ministerio costarricense del Ambiente y Minas, sin embargo no puede operar el proyecto sin el permiso ambiental de Nicaragua, pues en caso de hacerlo cometerá un delito ambiental, destacó Argueñal.

El Marena solicitó al gobierno costarricense anular el aval a favor de la compañía minera canadiense, al tiempo que apeló a la Secretaría Técnica de Integración Centroamericana a emitir una evaluación real del eventual impacto ambiental en Nicaragua.

Un estudio del Marena mostró que el proyecto minero afectó a 32 municipios del país ubicados en la rivera del Lago de Nicaragua y el Río San Juan.

Las afectaciones son producto de una fuerte sedimentación de los cuerpos de agua de la región, contaminación del ecosistema fluvial por residuos químicos como el cianuro y otras sustancias usadas en la minería, además de daños severos a la biodiversidad y las especies del Río San Juan y al potencial turístico de la zona.

también te puede interesar