¡El poder ciudadano, poder del pueblo unido!

Sesión de Trabajo El Pueblo Presidente en la ciudad de Granada

Sesión de Trabajo El Pueblo Presidente en la ciudad de Granada

Palabras de Rosario

Buenas noches, queridas familias de Granada, querid@s herman@s que nos acompañan en esta Sesión de Trabajo del Pueblo Presidente. Esta noche estamos reunidos aquí para entregar a la ciudadanía de esta hermosa ciudad, Patrimonio Histórico y Cultural de la Humanidad y sobre todo Patrimonio del pueblo de Nicaragua y del pueblo de Granada, entregarles una carretera de ese Programa de Carreteras para el Pueblo, que el Comandante Daniel está desarrollando en todo nuestro país.

Entregarles el proyecto Guanacaste-Granada fina-lizado y suscribir aquí el contrato para otras carreteras en otras regiones de nuestra Nicaragua, para entregarlos también en algunos meses, a las comunidades y las familias de Matagalpa y Jinotega. Estamos hablando de las carreteras de Matagalpa – Jinotega, y de San Ramón – Muy Muy, que hoy se van a firmar aquí en un convenio con el Banco Centroamericano de Integración Económica.

Se encuentran con nosotros en este Programa de ustedes hermanos, del Pueblo Presidente, el Ministro de Hacienda y Crédito Público del Poder Ciudadano, compañero Alberto Guevara, quien está aquí al frente acompañando a los Embajadores, a las Embajadoras, a las Jefes de Misión que van a servir de testigos de la firma de este Convenio para más Carreteras para el Pueblo Presidente.

El Ministro de Transporte e Infraestructura del Poder Ciudadano, nuestro hermano Fernando Mar-tínez; la doctora Yara Pérez, Intendente de la Propiedad; porque precisamente, el día de hoy estará haciendo anuncios muy importantes para las familias, las comunidades de la ciudad de Granada, que van a empezar a ser beneficiadas con el Proyecto Títulos de Propiedad para el Pueblo Presidente.

Nuestro hermano Nelson Artola, Presidente Eje-cutivo del Fondo de Inversión Social de Emergencia, FISE. Aquí está Nelson con nosotros, nos va a presentar los detalles del Programa Calles para el Pueblo, que por orientación de nuestro Presidente el Comandante Daniel, se está desarrollando en todo el país.

Ustedes hermanos, familias de Granada, pudieron ver cómo esta semana, calles de esta hermosísima ciudad fueron reparadas para servicio a ustedes, para servir al turismo que se está desarrollando en los Programas también de Turismo para la Ciudadanía y para mostrar nuestras bellezas, nuestra cultura, al mundo. Calles para el Pueblo será presentado hoy ante ustedes por el compañero Nelson Artola.

Está con nosotros la Alcaldesa de Granada, compañera Rosalía Castrillo. El compañero Dele-gado del Poder Ciudadano para este departamento, hermano Francisco Rodríguez; el compañero Emilio Mena, Coordinador Departamental del Gabinete del Poder Ciudadano; los compañeros Flor de María Rivera y Ernesto López, que son la fórmula del Poder Ciudadano para este noviembre, para las Elecciones Municipales 2008.

Agradecemos de manera especial, la presencia de Monseñor Guillermo Blandón, quien representa esta noche al Obispo de Granada, Monseñor Bernardo Hombach. Vamos a pedirle a Monseñor Blandón que hagamos una oración, que invoque al Altísimo para bendecir esta carretera, que es de ustedes, hermanos de Granada.

Invocación al Altísimo

Monseñor Guillermo Blandón

Antes de hacer la bendición, hermanos, solamente quiero exteriorizarles, manifestarles las pala-bras del señor Obispo. El tenía la buena voluntad de querer estar aquí presente en este día, en esta tarde para la bendición de la carretera y bendecir todos los demás proyectos que ha anunciado nuestra hermana doña Rosario.

Por compromiso pastoral él no pudo asistir y me ha pedido a mí, como Canciller de la Diócesis tomar su lugar, y en su nombre desearle muchas felicitaciones y que la bendición del Señor nos acompañe siempre.

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Oh, Dios, que estás cerca de todos los que viven entregados a Tu servicio y velas con solicitud de Padre a los que confían en Ti.

Dígnate Señor preceder con tu gracia y seguir cerca con tu compañía, a todos los que han traba-jado, a los que han laborado, han realizado Señor la construcción de esta carretera y todos los demás proyectos Señor que aquí se han anunciado; para que con Tu protección Señor superen todas las dificultades de la vida, vean cumplidos sus deseos y lleguen felizmente al lugar de su destino.

Por Jesucristo Nuestro Señor. Bendice Señor este proyecto y bendice a los que lo han realizado, Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Muchas gracias.

Palabras de Rosario

Muchísimas gracias, Monseñor Blandón. Queremos saludar y reconocer de manera especial, la pre-sencia de hermanas y hermanos del Cuerpo Diplomático y de los Organismos Internacionales.

Por el Banco Centroamericano de Integración Eco-nómica, con quien vamos a suscribir el convenio de una carretera más para nuestro pueblo, están las señoras Eda Magali Meléndez Malespín, Esilda Montiel y Milú Amador, todas ellas miembros de la representación del Banco Centroamericano en nuestro país.

Se encuentra también nuestro querido amigo, Embajador de México en Nicaragua, Don Raúl López Lira; está con él, Julio Escobedo, Encargado de Asuntos Económicos y Comerciales de la Embajada.

Con nosotros también, la Doctora Mirna Liévano, Representante del Banco Interamericano de Desarrollo en nuestro país y, el señor Víctor Palacios, Especialista Sectorial, también del Banco Interamericano de Desarrollo.

Saludamos de manera muy especial a nuestros queridos compañeros Alcaldes, de Jinotega, compañero Eugenio Ángel López López; de Mata-galpa, Don Gonzalo Enrique Navarro, un abrazo Don Gonzalo; de San Ramón, Néstor William Pérez; de Muy Muy, Orlando Blandón y de San Carlos, la Doctora Marisol McRea. Un abrazo a todos estos hermanos y hermanas, representantes de los Gobiernos Locales del Poder Ciudadano.

Vamos a iniciar este programa con las palabras de nuestro hermano, el compañero Ministro de Trans-porte e Infraestructura, Fernando Martínez.

Palabras de Fernando Martínez

Buenas noches compañero Comandante Daniel Ortega Saavedra, Presidente de la República; compañera Rosario, Secretaria del Consejo de Comunicación y Ciudadanía; miembros de los Organismos finan-cieros que han cooperado y siguen cooperando con el desarrollo de la población de Nicaragua.

Señor Embajador de México, nuestro agradecimiento por el apoyo para que se continúen haciendo las obras de infraestructura en este país, y también, reconocimiento al dueño de la Empresa que hizo la carretera, Ingeniero Benjamín Lanzas Somarriba, joven empresario. Y reconocerle también, que concluyó la carretera y todavía la estamos debiendo, ¡pero la cumplió!

Compañeros del Gabinete, amigos de la prensa, amigos y compañeros de la ciudad de Granada. Lo decía la compañera Rosario, y Granada es una de las ciudades más antiguas del Continente Americano, fundada en 1524; y es una de las ciudades más bellas, también del Continente Americano. Desgraciadamente estaba un poco inco-municada y todo el mundo se quejaba. Una ciudad para lucir, donde casi no se podía llegar.

Hay que hacer un poco de historia para demostrar lo que tenemos que cuidar y cómo cuidarlo. En 1985, formulamos un proyecto con la cooperación danesa y fue la construcción de un complejo industrial aquí en Granada, que se llama El Barillal y en Granada se instalaron trituradoras, plantas concreteras asfálticas, plantas de emulsión, plantas para prefabricar viviendas, plantas para procesar madera y toda la maquinaria necesaria para darle la atención no sólo a Granada, sino a todo el Centro y Sur del país.

Han pasado muchos años, y en los 90, lo primero que hicieron fue desmontar todo ese complejo industrial, y la ciudad de Granada es testigo de ello. Se desmontó eso, por la falta de organi-zación de la población para que defendiera sus derechos y sus intereses, y es por eso que nosotros cada vez, invocamos a la organización de la sociedad y que demuestren el poder que tiene la Ciudadanía.

Hoy inauguramos el mantenimiento mayor de esta carretera, 9 kilómetros, financiado por el BID y la OPEP, construida en tiempo récord, en dos meses, por una empresa nicaragüense, y decimos esto con orgullo, porque desde hacía mucho tiempo, las empresas nicaragüenses no partici-paban en las obras de construcción de carreteras. Y hoy las tenemos, en este Gobierno, a como lo tuvimos en los 80, trabajando en la recons-trucción de Nicaragua y es la empresa Llansa. Trabajaron 80 personas de manera directa.

También queremos informarle Presidente, que el día de ayer con el apoyo de la ciudadanía, y a solicitud de la población, porque fueron ellos los que escogieron una de las calles para ser atendida y es la Calle Atravesada, la calle principal que entra al centro de la ciudad y el día de ayer se pavimentó un kilómetro, cien metros, en un día. La misma población no lo creía, y hoy ahí lo tienen. Esto es cumpliendo con el programa que usted ofreció.

Ahora, lo que quieren los granadinos, dicen, es que venga diario para que diario les hagamos un kilómetro de calle.

Pero también tenemos compromisos nosotros como ciudadanos, y en los rótulos los estamos infor-mando, son calles y carreteras para el pueblo, pero también deben ser calles y carreteras cuidadas por el pueblo. Y digo esto, porque estábamos construyendo la carretera y no la habíamos terminado, cuando ya habían hecho una zanja y eso ¡no se debe hacer¡

Y también decimos de cuidar las carreteras porque no las hemos terminado, cuando ya les están obstruyendo las cunetas. También un mensaje para la población que, siendo una belleza, debemos cuidarla de la basura. Comenzar una campaña en esta ciudad y en todas las ciudades de Nicaragua, de no botar basura en las calles.

Nadie bota la basura en la sala de su casa y las ciudades y las calles, no son otra cosa más que parte de la población y parte de cada uno de nosotros.

Comandante, con esto le informo, y lo único que le puedo decir es que quedan pendientes más viajes a otras regiones.

Palabras de Rosario

Gracias Fernando. Vamos a pedirle al compañero Alberto Guevara que nos acompañe en la tarima para explicarnos los alcances del Convenio que va a suscribirse el día de hoy; que nos acompañe la Representante del Banco Centroamericano en Nicaragua, para que aquí, frente a nuestro pueblo, suscribamos este compromiso de trabajo.

Palabras de Alberto Guevara

Buenas noches hermanas y hermanos, Compañero Daniel, permítame informarle a nuestro pueblo, el cumplimiento de la orientación que nos dio usted, de traer mayor felicidad a estas poblaciones.

Hermanos y hermanas, hoy en nombre del Gobierno y del pueblo de Nicaragua, nos toca suscribir tres importantes convenios sobre tres importantes carreteras que van a contar con el financiamiento necesario para poder hacerlas realidad, a partir de este día.

Es importante dejar en claro que estos son recursos que se canalizan a través del Banco de Integración Económica y que fundamentalmente están respaldados por el hermano pueblo de México.

Hoy, compañero Presidente, vamos a firmar el Convenio de préstamo sobre la carretera Matagalpa-Jinotega. 16.8 millones de dólares, con unas condiciones de crédito que son realmente excepcionales. Se pagan en 23 años, con 4 años de gracia y 2,5% de tasa de interés fija anual. Eso nos permite, como país, unas condiciones en las que podemos trabajar con tranquilidad y en el tiempo previsto que hoy vamos a contratar, vamos a pagar estos préstamos.

También firmaremos hoy, la carretera San Ramón -Muy Muy, una carretera muy importante. Estas son carreteras que en el norte de nuestro país, nos van a permitir una mejor comunicación para que se movilice nuestro pueblo y una mejor movilización para sacar la producción.

Este año, gracias a Dios, vamos a tener una gran producción y vamos a tener las carreteras necesarias para sacar esa producción, para abastecer nuestros mercados, las exportaciones que vamos a realizar, porque tendremos suficiente producción este año.

Y por último, vamos a firmar un convenio para realizar caminos alimentadores en la carretera Acoyapa – San Carlos, en la frontera con Costa Rica. Estamos hablando en total de 175 kilóme-tros.

En esta parte de Acoyapa – San Carlos, hermanas y hermanos, vamos a estar trabajando con 103 kilómetros de caminos de grava y, con los caminos que se cruzan con la carretera principal que también ya está financiada por el BID y que cuenta con la cooperación de muchos países, que nos están garantizando que tengamos muy fluida la comunicación en esta zona.

Quiero decirle compañero Daniel, que hemos cumplido y que le estamos dando a nuestro pueblo la felicidad que usted nos ha indicado que busquemos en todo momento. Gracias, hermanos y hermanas.

Palabras de Rosario

El compañero Presidente, nuestro Presidente, va a suscribir también los Convenios, como Testigo de Honor. ¡Carreteras para el Pueblo! en cumplimiento de las promesas y los compromisos de este su Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional.

Muchísimas gracias, hermanas del Banco Centro-americano de Integración Económica; muchísimas gracias Ministro Alberto Guevara; muchísimas gracias Embajador Raúl López Lira; Embajadora, compañera Doctora Mirna Liévano, representante del BID en Nicaragua. Gracias.

Vamos a pedirle a nuestro hermano, Doctor Nelson Artola, Presidente del FISE, que nos presente ese otro programa fundamental, de este Gobierno del pueblo, Calles para el Pueblo, que representa otros compromisos cumplidos con los municipios de Nicaragua.

Un mil 502 cuadras serán pavimentadas en todos los municipios de nuestro país. Eso equivale a 152 kilómetros con un aporte efectivo hasta de 26 millones de dólares. Así es como se invierten los recursos del pueblo para beneficio del pueblo. Doctor Artola, compañero.

Palabras de Nelson Artola

Buenas noches, hermano, compañero Presidente Daniel Ortega; compañera, hermana Rosario Murillo; hermanos y hermanas que presiden, compañeros y compañeras de Granada.

Viendo al Alcalde de San Ramón, al de Matagalpa y a nuestra Alcaldesa Rosalía, de Granada, permí-tanme decirles que antes del Plan Calles hay otro gigantesco logro, del cual se está beneficiando el pueblo de Nicaragua, a través de una Ley que hizo posible el Comandante Daniel Ortega Saavedra, y que logramos pasarla contra viento y marea en la Asamblea Nacional, que se llama Ley de Transferencia Presupuestaria.

Yo fui Alcalde electo de San Ramón en el 90 y recibíamos de Transferencia Presupuestaria, oigan bien hermanos y hermanas, Alcaldes, pueblo de Nicaragua… recibíamos en San Ramón, un muni-cipio pequeño, luchador, como ustedes, 450 córdobas de Transferencia Presupuestaria, Presi-dente Daniel, ¡al año!

No valía la pena ni siquiera buscar un vehículo para irla a retirar al Ministerio de Hacienda, porque ¡era una burla para el pueblo! y así estábamos los ciento y resto de municipios que existíamos en 1990.

Gracias a la Ley de Transferencia Presupuestaria, que el Comandante Ortega hizo posible para Nicaragua, que hoy está vigente, ¿saben hermanos cuánto recibe el pueblo de Nicaragua para progresar desde el barrio, la comarca, en los municipios en este año 2007? Un mil 700 millones de córdobas del Presupuesto General de la República, para el pueblo pobre de las comarcas y de los barrios de Nicaragua.

San Ramón, que recibía 450 córdobas al año, de Transferencia Presupuestaria, en aquellos tiempos de los gobiernos demócratas, de los gobiernos de los ricos, hoy, gracias a usted, a esa lucha tenaz por el pueblo pobre, está recibiendo 8 millones de córdobas, ¡una diferencia de aquí a la China!

12 millones, son los que están recibiendo, me están corrigiendo, 12 millones, ¡imagínense, qué va de 12 millones a 450 córdobas! Ese era el municipalismo que nos vendían en aquél tiempo. Granada está recibiendo 13 y resto de millones de córdobas de Transferencia Presupuestaria.

Aquí tenemos un Gobierno Central encabezado por nuestro Presidente, amigo, solidario, hermano de los Alcaldes, de los Concejales, del pueblo, de las comarcas y los barrios, para progresar de verdad, no de mentira, ahí están los hechos, midamos números. ¿Quién es más municipalista en la historia de Nicaragua? Ahí lo tenemos, con hechos concretos.

Y estoy seguro, fíjense bien Comandante, si usted logró, desde la oposición, este tremendo avance para los municipios, para que hubiera calles, campos deportivos, centros de salud, escuelas, para que progresáramos y tuviéramos esperanza… el próximo año corresponde recibir el 10% de su Ley de Transferencia Presupuestaria, que va a llegar a 2 mil millones de córdobas para 153 municipios del país. Eso es progreso, eso es avance, ese es ser amigo de los municipios, eso es ser municipalista de verdad, en este país.

Plan Calles para el Pueblo, nombre sabio bautizado por nuestro Presidente Daniel Ortega. Y recuerdo cómo lo vino luchando desde hace rato, hasta lograrlo. Desde el ALBA, que produce milagros con su gestión beligerante, Comandante, recuerdo cómo vino tejiendo este proyecto Calles para el Pueblo, no para los centros de los cascos urbanos, donde ya hay, sino para los barrios humildes, pobres, que van a tener progreso con este Plan Calle que justamente ha definido el Presidente Daniel Ortega.

Único en su género; jamás en la historia de Nicaragua, habíamos tenido un Plan de esta magnitud. Medio millón de nicaragüenses que viven en casas humildes, allá en aquellos barrios que parece que no existieran o no existían antes en la geografía política de los Gobernantes.

Medio millón de hermanos nicaragüenses se van a beneficiar con calles de primera, pavimentadas y adoquinadas, de calidad, para darle dignidad, y progreso a esos barrios. Y se van a generar 40 mil empleos, en más de cien municipios de Nicaragua hasta la Costa Atlántica, Bluefields, Bilwi, están en la lista de los beneficiados con este Plan Calles hermosas para el Pueblo hermoso de Nicaragua.

Ya arrancamos, gracias a Dios, y a la precisión de Daniel. El ha estado con lápiz en mano, nos consta, viendo los trazos de este gran proyecto del pueblo. Arrancamos en Managua y en los próximos días multiplicaremos las 8 calles pavi-mentadas que se hicieron en Granada, Alcaldesa, y en el resto de municipios de Granada y en los más de 100 municipios de Nicaragua.

Calles para el Pueblo, gracias al ALBA, a la solidaridad de la Revolución Bolivariana de Venezuela, de Hugo Chávez, Presidente de los Pobres, igual que Daniel, Presidente de los Pobres aquí en Nicaragua.

¡Viva el ALBA! ¡Que viva el ALBA! ¡Viva Hugo Chávez! ¡Viva la Revolución Bolivariana!

¡Viva el Plan Calles para el Pueblo!

¡Viva Daniel! ¡Viva Daniel! ¡Viva el Gobierno de Unidad y Reconciliación Nacional!

Palabras de Rosario

Gracias, compañero Nelson Artola, por esas inspi-radas y apasionadas palabras. Quiero llamar a la compañera, doctora Yara Pérez, a presentarnos el Plan Títulos de Propiedad para el Pueblo, en el Municipio de Granada.

Precisamente, esta noche se van a entregar los primeros 548 títulos a igual número de familias, de los barrios Germán Pomares, Adelita, Eddy Ruiz, Boca Negra, Sabaneta, El Rosario, Campo de Aterrizaje, Santa Clara, San Martín, San Alejandro, Julián Quintana y San Carlos.

Títulos de Propiedad para el Pueblo, con la compañera, doctora Yara Pérez, Intendente de la Propiedad, al servicio del Poder Ciudadano.

Palabras de Yara Pérez

Buenas noches Comandante Daniel Ortega, Presi-dente de la República, compañera Rosario, compa-ñer@s que presiden; compañer@s del Poder Ciuda-dano que el día de hoy nos acompañan.

Comandante, le informo que la proyección que tenemos para la ciudad de Granada, es de lega-lizar más de 40 barrios en este Municipio, dándoles seguridad jurídica a más de 2 mil 348 familias.

Estamos siendo apoyados por los compañeros del Poder Ciudadano, el Poder del Pueblo. Este nuevo modelo de participación ciudadana que nuestro Gobierno de Unidad y Reconciliación Nacional está implementando en nuestro país, para que nosotros desde las instituciones, no continuemos desde un escritorio y desde la capital, no dándole res-puesta a nuestro pueblo.

El Poder Ciudadano es el que nos exige, el que nos pide su derecho y nos obliga a que vengamos acá, a los barrios, a los municipios, a los caseríos, a los territorios, a darle respuesta a todas y cada una de sus demandas.

El Poder Ciudadano, es el que nos ha ayudado y nos está apoyando en la legalización de todos estos barrios. Hablaba con la compañera Flor de María, futura Alcaldesa de este Municipio, quien nos decía que estaba preocupada por la legali-zación de la vivienda, de tantos barrios de este municipio, que todavía el día de hoy, no tienen la seguridad jurídica que han demandado por más de 16 años.

Porque todos los Gobiernos anteriores, no se han preocupado por legalizar la Propiedad; no se han preocupado por indemnizar a los dueños de esas propiedades, donde ya están asentados, esos barrios, donde ya están hechas esas familias, con sus hogares; donde están las señoras, los ancianos, nuestros niños, nuestros jóvenes y el día de hoy, no tienen un título.

Por eso es que nosotros apoyados en el Poder Ciudadano, en el Poder del Pueblo, estamos trabajando para la legalización de esos 40 barrios y darle la seguridad jurídica a esas 2 mil 348 familias, que al final vienen a demandar sus derechos.

El Poder Ciudadano, este nuevo modelo de Participación Ciudadana, no es más que un pueblo exigiendo y demandando sus derechos; no es más que nuestro Gobierno dándole respuesta a ese Poder, a esos derechos que exigen. Buenas noches.

Palabras de Rosario

 

Gracias, doctora Yara Pérez. El Poder Ciudadano, que es el Poder del Pueblo Unido, que jamás será vencido.

Palabras de Daniel

Buenas noches herman@s, familias de esta histórica y bella ciudad de Granada, que resurgió de las cenizas, después que la incendiaron los yanquis invasores, pero volvió a levantarse.

Granada ha sido inspiración de poetas, y es admiración de los turistas que visitan nuestro país. Sí, el Programa Yo Sí Puedo también está en Granada, y aquí está una compañera asesora cubana, para ella, nuestro aplauso, nuestro reconocimiento.

Queridos hermanos nicaragüenses, queridas familias nicaragüenses… tenemos un poquito de brisa, ¿ha estado brisando en Granada a estas horas, en estos días anteriores? Apenas estamos empezando abril, se supone que las lluvias entran en mayo, pero a veces el Señor quiere refres-carnos un poco, porque el calor en Granada es tan ardiente, como ese calor que teníamos en el Golfo.

El Golfo de la Unión lo llamamos ahora. Lo que se ha llamado el Golfo de Fonseca, desde el día de ayer que nos reunimos en el Golfo, el Presidente de El Salvador, Antonio Saca; el Presidente de Honduras Manuel Zelaya, y quien les habla, ahí mismo decidimos llamarle el Golfo de la Unión.

Fíjense en este hermoso himno, que dice, el Pueblo Unido, y es que ¿quién no quiere a la familia unida? Todo mundo, todos queremos a la familia, a la gente del barrio, a los vecinos, unidos. No peleando, sino unidos, trabajando juntos para mejorar, para avanzar, ayudándonos, siendo solidarios. Todos queremos a la ciudad unida, al pueblo unido y así somos más fuertes para enfrentar los problemas, para crear mejores condiciones de vida para nuestros pueblos.

Quiero reconocer de manera muy especial, el aporte brindado por el Banco Interamericano de Desarrollo, BID, para este tramo de 9 kilómetros y, los fondos los aporta la OPEP.

Nosotros hemos sido muy críticos de los Organismos, pero indiscutiblemente que hay Orga-nismos de Organismos como el BID, el BCIE y el Banco Mundial, que se han empeñado en colocar fondos en nuestros países; créditos de largo plazo, que prácticamente se convierten con el paso del tiempo, en deudas cada vez menores, porque el plazo es bien largo y los intereses son bien bajos, fíjense, 4% de interés.

Ya quisiéramos el 4% de interés para l@s comerciantes de los mercados de Granada, que tienen que prestar. Por eso el Programa Usura Cero, para que no tengan que pagar el 100% de interés que pagan muchas veces los comerciantes. Ya quisiéramos el 4% de interés para todos los productores de nuestro país, para los agricul-tores, los ganaderos, para la pequeña industria.

Aquí logramos contar con estos recursos para proyectos de infraestructura que son fundamen-tales, las carreteras y las calles. Por eso, queremos reconocer y agradecer el trabajo del BID, porque la institución, indiscutiblemente, tiene dedicación, se preocupa para que se cumpla con lo programado y, eso nos asegura tener estos proyectos a tiempo.

Es una hermana de origen salvadoreño, la compañera Mirna Liévano, la que está al frente, la que representa a la institución. Es una persona clave en el trabajo, porque si ella deja que las cosas caminen de manera burocrática, con lentitud, no habría inauguraciones como la que estamos haciendo esta noche, de este tramo de carretera, de 9 kilómetros.

Igualmente, reconocer y agradecer a l@s trabaja-dores que, de manera directa e indirecta, con la empresa LLansa, laboraron en esta obra. Porque sin el trabajo de esos obreros, aunque esté el financiamiento, no hay carretera.

La empresa camina, porque tiene una dirección, una gerencia, tienen técnicos, cuadros profe-sionales, ingenieros, pero tiene también traba-jadores, que se asolean. Igual los ingenieros, cuando están supervisando la obra; y mujeres que también se incorporan a las mismas. Yo he encontrado muchas mujeres trabajando en estas obras. Nuestro aplauso para l@s trabajadores y trabajadoras que han hecho posible esta carretera, con los fondos y con la Dirección de la Empresa.

Nuestro reconocimiento al trabajo que viene desarrollando el BCIE, el Banco Centroamericano de Integración Económica. Hace algún tiempo estaba un poco de capa caída, pero en los últimos tiempos ha cobrado un gran vigor.

Y lo más importante, porque de nada le sirve al BCIE contar con recursos, si no se entregan para programas como éstos que estamos anunciando y se han suscrito el día de hoy. De nada valdría el esfuerzo del pueblo mexicano, la buena voluntad del Presidente de México, Felipe Calderón, porque fue en la visita a México el año pasado, en nuestro encuentro con el Presidente Calderón que le dije: “Presidente, tenemos en Nicaragua dos urgencias, carreteras y buses nuevos, porque tenemos un montón de años, más de 20 años que no entran buses nuevos a Nicaragua para el transporte colectivo dentro de la ciudad.”

En el caso de Managua, es un hecho. Los que entran son buses usados, que vienen bien cansados, bien trabajados. Le dije, necesitamos buses y carreteras, él inmediatamente dio las instrucciones y parte del acuerdo que suscribimos ahí, fue precisamente lo de los buses y las carreteras.

Ahora ven aquí que se está concretando la ejecución de estas obras, de estas carreteras ¡que son de suma urgencia para estas comunidades! porque las carreteras se han ido destruyendo, han ido desapareciendo. ¡Lo que era cruzar de Matagalpa a Jinotega, lo que era pasar bordeando Matagalpa o pasar de Sébaco a Matagalpa… un verdadero calvario para la gente!

Imagínense en un bus, la cantidad de gente y golpeándose, porque eso afecta, daña la salud, los niños recibiendo los golpes, porque la carretera llena de huecos, totalmente destrozada. Yo, continuamente, cuando hablaba con el Presi-dente Enrique Bolaños o con el Presidente Arnoldo Alemán, les decía: “pero, por qué no buscan cómo pavimentar esas carreteras?” Y los jinoteganos han reclamado y después los matagalpinos, porque también se les fue destruyendo la carretera.

Con toda razón, dicen ellos, nosotros aquí somos grandes productores de café, hay ganadería, producción agrícola en esos municipios y depar-tamentos; y reclamaban: “¿Por qué razón nos tienen aquí abandonados?” Bueno, ya se arregló el tramo que va alrededor de Matagalpa; Matagalpa y Jinotega ya se transita, no hay huecos, y dentro de pocas semanas la vamos a inaugurar, al igual que Sébaco-Matagalpa.

Matagalpa – Jinotega se logró dejar transitable la zona que no lo era y se está construyendo la carretera nueva, Guayacán-Jinotega, que va avanzando. ¡Cuánto tiempo venimos hablando de Acoyapa a San Carlos! Ahora se habla de las rutas, de los caminos secundarios, pero necesitamos esa carretera, porque está ¡totalmente destrozada!

Nuestro reconocimiento al BCIE, a su Presidente, un hermano de origen nicaragüense, Harry Brautigam; de nuestro Representante, el compañero Silvio Conrado y, de la Representante del BCIE, Eva Magali Meléndez Malespín, que hoy ha firmado aquí en representación del BCIE.

Nuestro agradecimiento, nuestro reconocimiento, porque ustedes están trabajando en beneficio de nuestro pueblo. Están movilizando rápidamente esos recursos del BCIE, no solamente en estos programas que estamos suscribiendo hoy, si no otros programas que se han venido ejecutando y otros que vamos a ejecutar.

Lógicamente, nuestro reconocimiento al pueblo de México y a su Embajador, Raúl López Lira, aquí presente ¡México lindo y querido, que está siempre en nuestro corazón! El pueblo mexicano está en el corazón de todos los nicaragüenses.

Nelson Artola, ya explicaba cómo hemos venido insistiendo en esto de las calles para el pueblo; aquí necesitamos salud y educación para el pueblo; alimentos con precio justo para el pueblo; que el precio del frijol no se dispare y que el productor reciba un precio justo, ese campesino que lo produce y no, que le pagan centavos y, el que llega a comprar, que es un especulador, un acaparador, es el que viene a revenderlo a un precio altísimo.

Eso no puede ser. Ayer, con el Presidente Saca, hablábamos del tema y me decía: “nosotros queremos comprarles ahorita unos 125 mil quin-tales de frijoles.” Ya nos pusimos de acuerdo para que lo hagan a través de ENABAS, y esto permite que se le dé un precio justo directamente al productor de frijoles y, que le llegue también, al hermano pueblo salvadoreño a un precio justo.

Eso es lo importante, porque Nicaragua tiene un potencial muy grande en el campo alimentario, en lo que es la producción de frijoles, de maíz, la producción de granos básicos en general; la producción de café, la ganadería y todo lo que conocemos. También, alimentación con precio justo para el pueblo.

Ahora estamos hablando de Calles para el Pueblo, porque calles hay en nuestras ciudades, pero siempre, las mejores están en el centro de la ciudad ¡y está bien! es bueno que estén las calles en el centro de la ciudad, pero, no se puede dejar en el abandono a la mayor parte de la población que se encuentra en los barrios peri-féricos del centro de la ciudad. Y cuánto más pobre un barrio, un asentamiento, las condiciones son más duras y… ¡ahí no hay calles!

Tenemos que hacer llegar las calles, a los barrios donde está la mayor parte de la población, donde están los pobres, que son la mayor parte de la población. Hay que llevar las calles donde están los pobres, lo que significa salud. En esto insiste mucho Fernando, cada vez que habla de las calles y de las carreteras, ¡significa salud! porque sobre todo en el verano, los niños, los jóvenes, los adultos pasan tragando polvo, en los barrios donde no está pavimentado o adoquinado.

A veces la gente hace el esfuerzo de regar, pero no es suficiente, necesitarían ¡cuánta cantidad de agua! para poder mantener permanentemente las calles asentadas con el riego. La solución es pavimentarlas, adoquinarlas, con la participación del pueblo.

Que sean ustedes los que digan, los que vayan decidiendo, a qué barrio, asentamiento, o comu-nidad hay que ir, para construir esas calles. No lo van a decidir el compañero Nelson Artola, ni el compañero Fernando, como autoridades, como Ministros ¡no! La autoridad es el pueblo y el que tiene que decidir, es el pueblo. Si ustedes decidieron que se arreglara la Calle Atravesada de Granada, bueno… ya se cumplió, es una orden ¡y se cumple!

Y ustedes, fiscalizar, si se acordó, estar pendientes de que se esté realizando la obra, y luego, con la Alcaldesa y los compañeros, reunirse con el Poder Ciudadano y como no se pueden arreglar todas las calles al mismo tiempo, no hay recursos suficientes y hay que estar arreglando calles por todo el país, que el Poder Ciudadano diga cuáles calles hay que ir a reparar, a arreglar primero, o adónde hay que ir a adoquinar primero, aquí en Granada, qué barrio, a qué asentamiento.

Eso tienen que decidirlo ustedes, los granadinos, y el Gobierno va a acatar lo que ustedes deciden, lo que ustedes ordenan, porque el Pueblo es el Presidente. Ese es el principio de nuestro Gobierno ¡el Pueblo es el Presidente!

Está el otro elemento muy importante, que es la cantidad de empleos directos e indirectos que genera, porque cuando se está construyendo una calle, se están construyendo carreteras, si hay 80 obreros, como estaban en este tramo; o si hay 500 ó 200 obreros, cada obrero representa una familia promedio de 5, estamos hablando que hay que multiplicar por 5 ese número de obreros, en cuanto al impacto, el beneficio que está teniendo, el ingreso que está recibiendo ese obrero, ese trabajador.

Pero además hay que multiplicarlo por la mujer esforzada, trabajadora, que puede tener la oportunidad de venderle comida a esos trabajadores, mientras dura la obra; que pueden venderle el fresco, cuando están bajo el sol ardiente, totalmente sudorosos, que puedan llevarles los alimentos. Es decir, una obra como ésta, siempre tiene un impacto.

Tiene impacto en el transporte, porque la empresa tiene que contratar transporte para movilizar a los trabajadores al lugar de la obra. Se bene-ficia mucha gente, más allá de los que están directamente laborando en la obra.

Decíamos, Calles para el Pueblo, Salud para el Pueblo, Educación para el Pueblo, Comida a Precio Justo para el Pueblo, Títulos de Propiedad para el Pueblo, porque la gente que tiene más facilidades económicas, puede resolver el pro-blema de la titulación, porque tiene recursos, puede pagar un buen abogado, puede hacer las gestiones correspondientes y les titulan con rapidez.

Pero los pobres no tienen cómo pagar un abogado y si éste le salió un poquito tramposo, ya ni se diga, viene y los quiere dejar en la calle, nunca termina de arreglar el caso. Y después, viene la orden de que quieren desalojarlos de la casa. Eso venía sucediendo en años anteriores, pero gracias a Dios, ya no sucede desde el 10 de enero del año 2007, porque yo le di instrucciones a la Policía, que no pueden estar sacando a la gente de sus viviendas ¡no pueden desalojarlos!

Eso ha quedado bien claro y lo que hay que hacer es trabajar para ordenar todo esto, para titularles, para que tengan su título de propiedad y que estén tranquilos, que nadie los va a sacar, pero ¡apurarnos a sacar los títulos de propiedad! como lo está haciendo ya la Intendencia de la Propiedad, con la Doctora Yara.

Es un trabajo muy grande y tedioso, hay que hacerlo a nivel nacional; en algunas ocasiones habrá que indemnizar a gente que reclama la propiedad de esas tierras, y si demuestra que no ha sido indemnizada, pues hay que hacerlo. Pero se tiene que respetar a las familias que tienen años, de venir construyendo sus casitas con gran esfuerzo, con gran sacrifico, ¡no se les puede sacar, ni se les va a sacar! sino que se les va a asegurar la propiedad sobre su lote, para que sigan desarrollando sus humildes viviendas.

Esta noche nos sentimos contentos, honrados, orgullosos de estar aquí en Granada, sesionando, trabajando la Presidencia del Pueblo nicara-güense. Aquí está la Presidencia en estos momentos; no está, ni va a estar en el Palacio que se construyó.

Habrá reuniones de vez en cuando, como las hacemos, porque a ese Palacio, por primera vez está entrando el pueblo. ¡Fíjense bien! Ahí, antes se reunían nada más los Presidentes, dirigentes políticos, miembros de los Organismos, los Embajadores, llegaban los periodistas a cubrir entrevistas, pero el pueblo no entraba a la Presidencia.

Ahora la Presidencia está en todo Nicaragua, la Presidencia está en el Pueblo, y esta noche está trabajando en la ciudad de Granada y nos sentimos contentos y orgullosos de estar trabajando aquí, en la ciudad de Granada.

Lo que era la Presidencia, ese Palacio, hoy es la Casa de los Pueblos, porque ahora entra la gente de todos los estratos económico-sociales, los que no tenían ni idea de cómo era eso. La estamos ocupando para reunirnos de vez en cuando, porque el gasto de energía es enorme, es muy amplia y el gasto de aire acondicionado es muy elevado. Entonces la usamos así, dos, tres veces a la semana, para reunirnos.

Ahí nos hemos reunido con los campesinos, por primera vez los campesinos entraron a lo que se llamó la Presidencia, y que ahora es la Casa de los Pueblos, ahí han estado los campesinos, los ganaderos, los agricultores, los estudiantes, los pequeños empresarios, es decir, el pueblo entran-do a su casa, reuniéndonos ahí para discutir, para hablar de lo que tenemos que hacer para que el país pueda seguir hacia adelante y no hacia atrás.

Hoy, conversaba con el Ministro del Exterior y de Comercio de Finlandia, de visita en nuestro país, andan haciendo un recorrido, y sale mañana de regreso. Le explicaba de todos los esfuerzos que estamos haciendo en estos momentos, para el sector privado que ha sido históricamente marginado en nuestro país, marginado de las actividades económicas y por lo tanto marginado del país.

Es decirles… ¡váyanse de Nicaragua! cuando se margina a miles y miles de pequeños productores agrícolas. Ese campesino que produce frijoles, que tanto le gustan a ricos y a pobres, nos gustan a todos esos frijoles; ese campesino ¡es sector privado! y tiene derecho al finan-ciamiento.

No solamente el sector privado grande tiene derecho al financiamiento, que además, lo consigue con facilidad. En cambio, ese campesino, no consigue financiamiento y, cuando lo llega a conseguir, es con un interés demasiado elevado, a través de Organismos no Gubernamentales, de banquitos de créditos. Igual los artesanos, la pequeña industria, las mujeres que laboran en diferentes actividades, cuando logran conseguir un préstamo, los intereses son muy altos.

Yo le explicaba, que nosotros estamos interesados en incorporar masivamente a ese inmenso sector privado, donde miles y miles de campesinos son los que producen nuestros alimentos y tenemos que estimularlos, ayudarlos a desarrollarse como sector privado.

Porque aquí desgraciadamente, cuando se ha hablado de sector privado, se ha pensado nada más en los grandes, en los más ricos. ¿El sector privado? La gente inmediatamente dice, fulano de tal, incluso, se identifica con nombre y apellido.

¡Pero no! Sector privado es el zapatero, que tiene derecho a recibir un financiamiento con intereses justos, para desarrollar su actividad ¡qué buenos zapatos hacemos aquí en Nicaragua! Nuestro país no tiene nada que envidiarle, en lo que es el zapato artesanal, hecho a mano todavía, al zapato europeo.

Yo hice una prueba. Le mandé unos zapatos europeos a un zapatero nicaragüense, de Estelí; en Masaya y Granada hay buenos zapateros también; se los mandé al zapatero de Estelí y me hizo los zapatos, son los que ando en estos momentos. Me encuentro con los compañeros y me ven los zapatos, ¿qué marca creen que son? les digo, ¡ah, esos son tales, o esos son no sé cuanto! me empiezan a dar zapatos de marca. Los compañeros creían que eran zapatos de marca… ¡son zapatos nicaragüenses!

Cuando era muchacho, yo recuerdo que había una cantidad de zapaterías, tiendas, comercializa-dores, que daban a hacer el zapato en Masaya, en Granada, en diferentes municipios y luego, lo compraban y lo exportaban a los Estados Unidos, el zapato nicaragüense, ¡un zapato de calidad! Tenemos que levantar también esas actividades.

Les decía, un zapatero es sector privado, ¡claro que sí! La familia que tiene su ventecita, su pulpería, es sector privado; la señora que todas las tardes se instala en la acera con la fritanga, eso es sector privado. Todos los productores de granos básicos, los ganaderos, sector privado. Sector privado no solamente son los grandes, porque aquí había una confusión total, cuando se habla de sector privado, se piensa nada más en los grandes.

Tenemos por lo tanto, un potencial enorme, para desarrollar el sector privado nicaragüense, con financiamiento, con tecnología, con comercio, y es lo que estamos haciendo con los hermanos venezolanos. Acaba de estar aquí, una misión de Venezuela, me reuní con ellos, y ya empiezan a comprar 500 toneladas de carne mensuales, van para Venezuela.

Eso va a beneficiar al sector privado de los pro-ductores de carnes, pequeños, medianos y también a los grandes. Beneficia también a los mataderos y genera más empleo. Igualmente, se firmó esa misma noche el Convenio para comprarle frijoles negros a Nicaragua, porque en Venezuela prefieren el frijolito negro y nosotros preferimos el rojo.

Ya se firmaron acuerdos para exportar mil doscientas toneladas de frijoles negros a Venezuela. Y pagando Venezuela un precio justo a estos productores, que es lo más importante. No aprovechándose de la necesidad del productor para pagarles un precio injusto por el frijol, por la carne, y sobre todo tomando en cuenta la calidad de la carne nicaragüense, que es de primera y que somos un país, gracias a Dios, libre de aftosa. No tenemos aftosa en Nicaragua, mucho menos la enfermedad de las vacas locas.

En cambio, los hermanos sudamericanos tienen el problema de que han tenido aftosa, lo que hace que la carne se pague a un precio menor y que en algunos lugares no la quieren consumir, porque tiene miedo que se traslade la Aftosa, aunque no esté fija en algunos lugares.

Estamos estableciendo un comercio justo con Venezuela, es importante que ustedes estén informados. Por eso realizamos estas asambleas, estos congresos del Pueblo Presidente, donde venimos a informarles a ustedes, porque son los primeros que tienen que estar enterados.

Aquí ya les ha informado el Ministro de la Construcción y Transporte; les ha informado el compañero Nelson Artola, y les contó esta experiencia… ¡fíjense qué contraste! De 450 córdobas que recibía al año, el municipio de San Ramón, fíjense bien, eso es lo que recibía del Gobierno Central, anualmente.

Ahora, el Municipio de San Ramón está recibiendo 12 millones de dólares… ¡esa fue una lucha! Ustedes tienen que recordar cómo libramos esa lucha, desde abajo, porque ellos no querían asignarle mayores recursos a las Alcaldías.

Nosotros hemos luchado por el fortalecimiento de la autonomía de las Alcaldías y fortaleciendo la autonomía de las Alcaldías, fortalecer el Poder del Pueblo. Es decir, que la Alcaldía sea la que le responda al pueblo, no la que va a mandar sobre el pueblo.

Cuando hablamos de que se formen los Consejos de Poder Ciudadano y están las puertas abiertas para todos los nicaragüenses, es decir, que no se le pregunta a nadie de qué Partido es. En el Consejo del Poder Ciudadano, o llamémosle Congreso, Consejo, se les pregunta: ¿querés trabajar por tu familia, por vos mismo, por la gente de tu barrio, por la gente de tu comunidad? Eso es lo que se le pregunta a la gente que está en las ciudades.

Y a la gente que está en el campo, lo que se le pregunta es si quiere trabajar por su comarca, por su comunidad y no se le está preguntando a nadie si es del Partido X ó del Partido Y. No, ahí somos nicaragüenses interesados en que, si hay una calle o un camino, donde el polvazal está provocando enfermedades en niños y adultos; donde encontramos a los niños caminando kilómetros por esas calles para llegar a la escuela, todos los días, tragando polvo, ¡que desaparezcan esos polvazales!

Y para eso, debe organizarse el pueblo y decirle al Alcalde, al Concejo Municipal, necesitamos que la calle vaya a este lugar y no al que ustedes están proponiendo, porque está en su derecho el Alcalde o la Alcaldesa en proponer… les propongo que las calles, o los caminos vayan a tales barrios, o comunidades… pero, son ustedes los que tienen que decidir al final.

Son ustedes los que pueden decir, no nos parece, aquella comunidad está mucho más alejada, más abandonada y mucho más expuesta a todo tipo de problema, incluso, para sacar a un enfermo y, por lo tanto, en lugar de que la calle vaya a una comunidad que está más cerca, ¡que esa comunidad espere! y la calle que vaya primero a la comunidad más alejada y en peores condiciones.

Que sean ustedes los que decidan cómo se gasta el presupuesto, desde el salario del Alcalde, del Vicealcalde, del Secretario General de la Alcaldía, de los Concejales, de todo el cuadro técnico de la Alcaldía; que sean ustedes los que aprueben esos salarios, que no se lo aprueben ellos.

Ellos pueden hacer la propuesta y ustedes decir, está bien esa propuesta de salario, es justa; o por el contrario, no, esa propuesta está muy alta, bájenle. Y ellos tienen que bajar la propuesta si así lo manda el pueblo. O si la pusieron demasiado baja, ustedes pueden decir hay que incrementarla un poco.

Que sean ustedes los que decidan si el dinero se gasta en canchas, o qué cantidad de dinero hay que gastar para construir canchas de básquetbol o fútbol, para los muchachos, o qué cantidad de dinero tiene que ir para otro tipo de obras en la comunidad.

La Alcaldía, el Alcalde presente la propuesta, es una propuesta, pero la última palabra, la decisión la tiene y la debe tener el pueblo, porque el pueblo es el que elige Alcaldes, el que pone Vicealcaldes, Concejales, y el que paga también el salario de todos los funcionarios.

Igual con los Ministros; por eso la importancia de los Gabinetes del Poder Ciudadano con los Ministros; que el Ministro se reúna con ustedes y van decidiendo dónde conviene más construir un camino, una carretera, un puente, etc. que sean ustedes los que decidan, a propuestas que pueda presentar el mismo Ministro y tomando en cuenta los fondos con que está presupuestado el año correspondiente.

Y luego, hay que ir haciendo la lucha, en el caso del gasto de los Ministerios, hay que ir a hacer la lucha a la Asamblea Nacional para que se respete lo que el pueblo está decidiendo. Y no que vaya a pasar como antes, que de repente, va una carretera o un camino por un lugar totalmente despoblado… pero resulta que ahí tenía la finca determinada persona allegada al Gobierno o funcionario del Gobierno, ¡qué casualidad!

En lugar de ir a construir el camino donde está la gente, los caseríos, la población, donde están las familias… construirlo en la dirección contraria, simplemente para beneficiar y darle valor al finquero.

Eso no es justo, no es correcto ¡eso es corrupción! Y no lo podemos tolerar, no lo podemos permitir. Y los mejores fiscalizadores son ustedes hermanos, porque nos pueden alertar, si de repente ven maquinarias en un lugar haciendo obras, y son maquinarias públicas de la Alcaldía, o del Ministerio de la Construcción, haciendo una obra, una carretera, un camino en un lugar donde no le ven sentido… inmediatamente hay que denunciarlo, qué está pasando, por qué.

Si antes había una explicación, hay una razón… se entiende que vaya la carretera por ahí, pero la verdad es que en años pasados, muchísimas carreteras, muchos caminos, fueron construidos simplemente por el interés de los dueños de propiedades, a lo largo de esas carreteras. Les importaba poco que quedaran miles de nicara-güenses en los polvazales, y privilegiaban los caminos hacia sus propiedades.

El Poder Ciudadano, es la máxima expresión de la democracia; esa es la democracia directa, que el ciudadano tenga la última palabra. ¿A quiénes no les gusta el Poder Ciudadano? a los que quieren estar mandando por encima del pueblo. A esos no les gusta. Hay Alcaldes que no les gusta, no me gusta, dicen y dan respuestas de total irrespeto para el pueblo, no quieren ser controlados por el pueblo.

Por eso es que nosotros tenemos que seguir batallando para que el Poder Ciudadano se convierta en una verdadera institución, que tenga norma de carácter constitucional en nuestro país. Es la única forma de que se respete a los ciudadanos.

Porque es bonito, buscarlos para pedirles el voto, pero, después que el ciudadano dio el voto y eligió a la autoridad, ésta viene y dice: yo soy quien manda aquí, ya no mandan los ciudadanos. No, el ciudadano tiene que seguir mandando, porque sin el voto del ciudadano no hay autoridad alguna. ¿Quién le va a pagar a la autoridad, quién la va a elegir?

Está ese principio que es universal: el Poder reside permanentemente en el Pueblo. Ahí está el Poder. Es un cuento, eso de que nos dicen que el Poder se lo entrega el pueblo al Alcalde o al Presidente para que el Alcalde, el Presidente y los Ministros, hagan lo que les dé la gana durante el período de Gobierno. Eso no es correcto, ¡eso es dictadura!

En cambio, esto que llamamos Poder Ciudadano, que todos ustedes ejerzan su poder, que se hagan sentir todos los días, el que quiera protestar que proteste, está en su derecho. Y ya lo he dicho, cuando estaban protestando los estudiantes de la Universidad Agraria, en la carretera norte, porque los transportistas les estaban cobrando más por el pasaje, les dije a los estudiantes que podían estar tranquilos, porque no iban a haber ni gases lacrimógenos ni balas de goma en contra de ellos.

Y eso es un principio, aquí no habrán ni gases lacrimógenos ni balas de goma en contra del pueblo, ni culatazos, ni presos, mucho menos muertos, como los hubo en años anteriores. Muchachos, estudiantes, que murieron en esos en-frentamientos, también murieron algunos policías. Una verdadera tragedia, echar a pelear a la Policía con el pueblo.

La Policía está para resguardar la seguridad ciudadana de la delincuencia; los problemas sociales, como los políticos ¡no se deben resolver a punta de balazos! Se tienen que resolver por el diálogo, la negociación, y está más que demostrado en Nicaragua que ésa es la única salida para que los nicaragüenses tengamos Reconciliación, tengamos Paz, y no nos dejemos arrastrar por la violencia.

Hermanos y hermanas, familias granadinas, hermanos nicaragüenses, esta noche hemos rendido nuestro informe al pueblo de Nicaragua desde esta linda placita. Aquí está la belleza de Granada, esa linda placita, como que hubiese sido preparada para la actividad, hasta con ese balcón tan bonito, donde están aquellos hermanos saludando, han estado pendientes, participando.

Aquí están unas pancartas, a ver qué nos dicen: “Respuesta inmediata a la restitución de la vía pública en el tramo Santa Clara al Fortín.” Y eso, ¿quién tiene que resolverlo? ¿Le corresponde a la municipalidad de Granada, o a la de Masaya? hablan del Fortín. Está compartido. Que la compañera nos explique.

Palabras de una compañera

Hace poco hubo una reunión en los tres municipios de Tisma, Granada y Masaya para abordar la problemática de Santa Clara. Los tres Vice-alcaldes de los municipios estuvieron en reunión y se presentó la propuesta ante el Concejo Municipal, hace aproximadamente 8 días.

Lo que estamos haciendo es buscando los fondos necesarios requeridos para poder llevar a cabo las diferentes acciones. Es el cauce de Santa Clara que lo utilizan también como camino, está relleno de arena y se necesita evacuar una gran cantidad para que el cauce pueda traficar correcto, como debe ser. La demanda de la titulación que están realizando y el mejoramiento de la vía de acceso.

Son tres puntos principales que ellos están solicitando y los tres concejos municipales, los tres municipios que están compartidos, también tendríamos que tomar medidas acerca de esto, no sólo pertenece al municipio de Granada.

Palabras de Daniel

¿Cuánto significa esto, cuánto cuesta esta obra?

Respuesta de la compañera

Posiblemente unos trescientos mil córdobas, en lo que es reparación de caminos, evacuación del material. Y lo de la titulación que quedaría un poco por fuera para ver de qué manera se le resuelve la situación.

Palabras de Daniel

Pero ¿cuánto sería para resolver lo de la circulación? ¿En cuánto tiempo lo ejecutarían, si les entregamos mañana los trescientos mil córdobas? Ah, ¡Inmediatamente!

Vamos a ejecutarlo. Mañana vamos a entregar los trescientos mil córdobas y ustedes, fiscalicen y si ven que la cosa no va marchando, van y lo denuncian y le hacen una manifestación a la Alcaldía. Bueno, hermanos, vamos ahora a la entrega de los títulos.

Palabras de Rosario

Vamos a llamar a las compañeras, todas son mujeres además. Aquí tenemos 5 hermanas mujeres jefes de familia que van a recibir el día de hoy, en representación de los 584 que los recibirán inmediatamente después de concluido este programa, aquí mismo.

Las cinco hermanas de distintos barrios de Granada que van a recibir, de manos del compañero Presidente, sus títulos de propiedad en el Programa Títulos para el Pueblo: Margarita de Jesús Vásquez Marenco; Miriam del Socorro Moreno Carmona; Compañera Margarita del Socorro Espinoza; Compañera Rosa Esmeralda Ortega y compañero Gustavo Adolfo Díaz; Compañera Hilda del Carmen Cruz Cubillo y compañero Leonardo José Acosta.

Los hermanos y las hermanas de la Intendencia de la Propiedad van a volver a colocar los 584 títulos en esa mesa, para que puedan recibirlos después, de manos de la doctora Yara Pérez y los compañer@s de Granada que nos acompañan aquí en la tarima.

Palabras de Daniel

Bueno, voy a pedirles que se acerquen a Flor de María Rivera y Ernesto López; por este lado, por favor. Aquí estamos haciendo lo mismo que hacen los Presidentes, los Primeros Ministros europeos; cuando ellos están en campaña electoral, los Primeros Ministros, los Presidentes, se meten de lleno a apoyar a sus candidatos, es normal.

Incluso, el Presidente de Estados Unidos; si ven las noticias, ahí lo van a observar de arriba para abajo, movilizándose en el avión presi-dencial, en los helicópteros presidenciales, en los carros presidenciales, con todas las escoltas, haciéndole propaganda a sus candidatos, porque van a haber elecciones presidenciales en los Estados Unidos en este mes de noviembre. Van a coincidir con las elecciones municipales nuestras.

Fíjense que en el mes de noviembre habrá elecciones, en Nicaragua, Venezuela, elecciones para Alcaldes, Gobernadores y, en Estados Unidos, elecciones para Presidente. Hay quienes dicen ¡qué barbaridad! el Presidente haciendo campaña… es normal, y aquí, los Presidentes que me han antecedido también han hecho campaña…es normal.

Aquí tenemos a estos dos compañeros, hermana y hermano granadinos y quería pedirle a ella que me diga, qué piensa del Poder Ciudadano, esto de que el pueblo sea el que tenga la última palabra.

Palabras de Flor de María

Creo que es la verdadera democracia. El Poder Ciudadano realmente representa la verdadera democracia si nos vamos directamente al signi-ficado de esa palabra.

Creo que será uno de los mejores logros de este país, que el pueblo se sienta en la capacidad y con toda la libertad de expresar, qué es lo quiere, de dirigirse a las personas que admi-nistran este país, con toda la tranquilidad y decirle qué es lo quieren, y que logren que se haga lo que ellos también quieren. Creo que eso es una ganancia.

Palabras de Daniel

Gracias Flor de María. Hizo una buena definición de lo que es el Poder Ciudadano, ¡la verdadera democracia! Cuando el pueblo tenga totalmente el Poder, entonces vamos a estar en la verdadera democracia en Nicaragua, todavía el pueblo no tiene totalmente el poder, desgraciadamente, pero vamos avanzando.

Luego, quiero que nos diga Ernesto López, qué piensa él, qué se pueda hacer por la juventud granadina en el deporte. Vos sos especialista.

Palabras de Ernesto López

Yo pienso que esta es una de las mejores opor-tunidades que nos pueden brindar, que me pueden brindar a mí, como ciudadano que soy de Granada, de representar a la juventud, rescatarlos, señor Presidente, de las calles. Esa juventud que anda perdida, rescatarlos y tratar de formarles la ideología, lo que es el deporte nacional, como es el béisbol, las diferentes disciplinas del deporte.

Creo que ese es un mensaje muy grande, que le estoy brindando a esa juventud que viene en progreso.

Palabras de Daniel

Muy bien Ernesto. Con Ernesto, ¡ni dudarlo! que va a entregarse de corazón a favor de la juventud granadina y en todas la materias deportivas. Claro, el béisbol, porque es el que más practicamos los nicaragüenses, pero también el fútbol, el basketball, el voleibol, todos los deportes, el ajedrez es un deporte también, incluso es deporte olímpico.

Todos los deportes, que es la forma de lograr que la juventud, con educación, con cultura, con deporte, vaya saliendo de la situación trágica en que ha vivido y sigue viviendo todavía una buena parte de nuestra juventud; que no sean pastos de la delincuencia, sino que sean vida para el pueblo nicaragüense, para los jóvenes granadinos, los jóvenes nicaragüenses. Gracias, hermano.

Palabras de Rosario

Muchas gracias hermanos y hermanas de la ciudad de Granada, hemos concluido esta Sesión del Pueblo Presidente, rindiéndoles a ustedes informe de nuestro servicio al pueblo, desde su Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional.