Nicaragua

Miran con temor próxima temporada de lluvias

El ejército prepara planes de evacuación y refugio para atender al menos a medio millón de nicaragüenses que habitan en 996 zonas sumamente vulnerables

Redacción Central |

El ejército prepara planes de evacuación y refugio para atender al menos a medio millón de nicaragüenses que habitan en 996 zonas sumamente vulnerables

Con el antecedente de tres huracanes y 25 tormentas tropicales que han golpeado a Nicaragua en menos de 10 años, el país mira hacia la próxima temporada de lluvias, que comienza en mayo, con temor y alarma gubernamental ante los pronósticos de un agitado período de ciclones.

La Universidad de Colorado, Estados Unidos, pronosticó que durante la temporada de huracanes de este año en el océano Atlántico Norte, que va de junio a noviembre, se formarán 15 tormentas tropicales, ocho de las cuales terminarían en huracanes, cuatro de ellos de gran magnitud.

El coronel Mario Pérez-Cassar, jefe nacional de Defensa Civil de Nicaragua, dijo que toman seriamente ese informe, porque a través de los años las previsiones de esa universidad demostraron ser “98 por ciento acertadas”.

“Cada año valoramos los diferentes escenarios, analizamos las condiciones climáticas con los instrumentos nacionales e internacionales” y los pronósticos del doctor William Gray, meteorólogo de esa casa de estudios con 25 años de experiencia en la predicción de huracanes, “siempre son acertados. Por eso este año nos preparamos para lo peor”, agregó.

Pérez-Cassar señaló que el ejército prepara planes de evacuación y refugio para atender al menos a medio millón de nicaragüenses que habitan en 996 zonas sumamente vulnerables a tormentas e inundaciones.

Asimismo, estimó que existe 50 por ciento de probabilidades de que Nicaragua sufra el embate de otro huracán de las características de Félix, que alcanzó el año pasado la categoría cinco, máxima en la escala Saffir-Simpson que mide estos fenómenos, y arrasó gran parte de la nororiental Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN).

Félix destrozó la RAAN el 4 de septiembre de 2007. Murieron 102 personas, hubo 130 desaparecidas y 220.000 fueron damnificadas. Las pérdidas económicas ascendieron a 900 millones en dólares y 100 por ciento de los cultivos se perdieron, según datos oficiales.

En 1998 y 2005, los huracanes Mitch y Beta azotaron Nicaragua, provocando más de 3.000 muertos y daños por miles de millones de dólares en infraestructura y destrucción de la capacidad productiva del país.

Además, según datos de Defensa Civil, desde 1998 el país fue afectado directamente por 25 tormentas tropicales que han causado inundaciones, deslaves y graves daños a la agricultura.

El Comandante-Presidente Daniel Ortega incluso propuso suspender las elecciones municipales en la azotada zona costera, argumentando que “hay enormes posibilidades de que filas de huracanes pasen por ahí”.

En las comunidades indígenas de la RAAN todavía se sienten los efectos de Félix y, con las previsiones para este año, aumenta el temor de una nueva tragedia, señaló el reverendo Norman Bent, líder religioso de Puerto Cabezas, azotado por el huracán en 2007.

también te puede interesar