Nicaragua

Defiende Nicaragua derecho a emitir medidas al este del meridiano 82

El vicepresidente de Nicaragua, Jaime Morales reaccionó luego que el canciller colombiano aseguró que su país seguirá ejerciendo soberanía sobre la zona cercana a dicho meridiano

Redacción Central |

El vicepresidente de Nicaragua, Jaime Morales reaccionó luego que el canciller colombiano aseguró que su país seguirá ejerciendo soberanía sobre la zona cercana a dicho meridiano

El vicepresidente de Nicaragua, Jaime Morales, defendió este jueves el derecho de su país a emitir medidas especiales al este del meridiano 82, en el mar Caribe, en disputa con Colombia, que considera la zona como frontera marítima con Nicaragua.

El vicemandatario nicaragüense reaccionó luego que el canciller colombiano Fernando Araújo aseguró este jueves que su país seguirá ejerciendo soberanía sobre la zona cercana a dicho meridiano sin llegar a medidas extremas.

Las declaraciones del diplomático colombiano se produjeron luego que el gobierno de Managua emitió un decreto declarando zona especial de pesca industrial un área de 200 millas náuticas al este del meridiano 82, que Nicaragua considera parte de su mar territorial.

Desde 2001 ambas naciones mantienen un litigio en el seno de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) con sede en La Haya, Holanda, para definir de manera definitiva la frontera que separa a Colombia y Nicaragua en el mar Caribe.

“No creo que el decreto presidencial provoque roces de ningún tipo con Colombia, porque estamos ratificando nuestro pleno derecho sobre una zona de 200 millas de mar económico o mar territorial sobre el que hemos tenido siempre derecho y porque estamos actuando de acuerdo con el derecho internacional”, subrayó el mandatario.

El vicemandatario nicaragüense Jaime Morales recordó que la CIJ emitió una sentencia el pasado 13 de diciembre de 2007, en la que establece que el meridiano 82 no es frontera entre Colombia y Nicaragua.

“Así que estamos en uso natural de nuestros derechos”, dijo el vicemandatario de Nicaragua, quien hizo votos para que la contraparte actúe en el marco del derecho internacional.

“Nosotros estamos actuando en estricto apego al derecho internacional; quien entra a nuestra casa tiene que atenerse a nuestras determinaciones, así que nada puede ocurrir en la zona”, sostuvo el político nicaragüense.

Nicaragua acudió a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en 2001, demandando una declaratoria de invalidez del Tratado Bárcenas- Esguerra, que presuntamente otorgó derechos a Colombia sobre las islas nicaragüenses de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, ubicadas a unas 90 millas de Nicaragua y a más de 400 de Colombia.

Nicaragua sostiene que el tratado carece de validez por haber sido suscrito mientras el país era víctima de una ocupación militar.

también te puede interesar