Nicaragua

Nicaragua: Un paso de avance para las mujeres

La Asamblea Nacional de Nicaragua aprobó el 14 de febrero último una Ley de igualdad de oportunidades para las mujeres del país

Redacción Central |

La Asamblea Nacional de Nicaragua aprobó el 14 de febrero último una Ley de igualdad de oportunidades para las mujeres del país

Tras varios años de permanecer en el tintero de los legisladores, la Asamblea Nacional de Nicaragua aprobó el 14 de febrero último una Ley de igualdad de oportunidades para las mujeres del país.

Ese paso, cuestionado por muchos sectores por considerarlo muy limitado para favorecer a las féminas, es un adelanto en la lucha del llamado sexo débil, en una nación donde ellas llevan un gran peso en labores de todo tipo, incluidas las del hogar.

Al respecto, la Procuradora Especial de la Mujer, Débora Gradison, abogó por dedicar mayores sumas del presupuesto nacional para difundir los alcances de la legislación y los derechos de ellas, por lo general ignorados en un país donde aún hay vestigios del machismo ancestral.

La ley establecerá las políticas obligatorias de cualquier gobierno en cuanto a responsabilidades públicas, económicas, sociales y jurídicas para con integrantes del llamado sexo débil.

De esa forma, dijo la diputada sandinista y miembro de la junta directiva de la Asamblea Nacional Alba Azucena Palacios, se eliminan esquemas de discriminación y maltrato que todavía subsisten.

Pese a programas del gobierno del Compañero-Presidente Daniel Ortega como Usura Cero y Hambre Cero, que favorecen en gran medida a muchas mujeres cabezas de familia, todavía una gran mayoría están agobiadas por el desempleo, la discriminación y la violencia.

Asimismo sufren doblemente la actual crisis económica, heredada de casi 20 años de gobiernos neoliberales.

Aunque han logrado algunas mejoras con el actual gobierno, estadísticas de la Fundación Internacional para el Desafío Económico Global plantean que de cada 10 familias nicaragüenses, cuatro viven en situación de extrema pobreza y tres son pobres.

En al menos tres de esa decena de hogares, corresponde a las mujeres ser las cabezas de familia.

Igualmente lamentable es que algunas féminas deben convivir con la violencia intrafamiliar, un mal asomado casi a diario en las crónicas rojas de los medios de comunicación, en las cuales aparecen la violación y el embarazo de niñas menores de edad.

Recientemente la comisionada mayor de la Policía, Mercedes Ampié, jefa de la Dirección de la Comisaría de la Mujer, denunció la insensibilidad del sistema judicial del país ante la niñez víctima de aberrados sexuales.

La jefa policial abordó el caso de una niña de nueve años violada por dos de sus vecinos, y embarazada.

Que el agresor por cuestiones de salud sea enviado a su casa, no está establecido en el Código Penal, dijo al lamentar la decisión de los jueces.

Subrayó cómo de la misma manera que el sujeto cometió su delito enfermo, debe recibir y cumplir su sentencia, al referirse a uno de los agresores.

también te puede interesar