Nicaragua

Se reúnen en Managua para solucionar problemas del Golfo de Fonseca

Comisiones presidenciales de Nicaragua, Honduras y El Salvador buscan convertir el área en una zona de paz y desarrollo sostenible

Redacción Central |

Comisiones presidenciales de Nicaragua, Honduras y El Salvador buscan convertir el área en una zona de paz y desarrollo sostenible

Comisiones presidenciales de Nicaragua, Honduras y El Salvador realizaron este martes una primera reunión en Managua para definir mecanismos y agenda de proyectos destinados a convertir el Golfo de Fonseca en una zona de paz y desarrollo sostenible.

La cita de un día la inauguró el canciller de Nicaragua, Samuel Santos, en el auditorio del edificio del Ministerio de Recursos Naturales y del Medio Ambiente, 10 kilómetros al norte de Managua.

Los comisionados presidenciales se reúnen para cumplir un mandato contenido en la Declaración de Managua firmada el 4 de octubre pasado por los presidentes de Nicaragua, Daniel Ortega; de El Salvador, Elías Antonio Saca, y de Honduras, Manuel Zelaya, para discutir el condominio de las aguas del Golfo de Fonseca.

El Golfo de Fonseca es un entrante protegido del océano Pacífico, al oeste de Centroamérica, que limita al noroeste por El Salvador, al noreste, al este por Honduras y al sur por Nicaragua.

Se trata de uno de los mejores puertos naturales del mundo, que cubre una extensión de unos 1 940 kilómetros cuadrados.

El canciller Santos dijo que hay poblaciones en las zonas costeras del Golfo de Fonseca que esperan resultados concretos que los beneficien de la reunión de este martes.

Señaló que son poblaciones que pertenecen a los tres países y que están relacionadas familiarmente y por razones de trabajos, “que demandan que nosotros avancemos rápidamente en encontrar las mejores soluciones”.

Sostuvo que las respuestas a las problemáticas del Golfo deben ser integrales y dirigidas al alivio de la pobreza de las poblaciones locales en base a prácticas productivas sostenibles, que no pongan en riesgo la calidad de los ecosistemas.

“Se espera que nuestros trabajos propicien la inversión privada y estatal para preservar los recursos naturales que alberga el Golfo para el desarrollo del turismo, la pesca y la acuicultura, entre otros”, añadió Santos.

“Debemos avanzar rápidamente en la definición de mecanismos y proyectos para realizar los objetivos que nos hemos propuestos”, dijo Santos tras recordar que desde el 4 de octubre pasado los comisionados presidenciales tienen 180 días para presentar un primer informe a los presidentes de las tres naciones, que comparten el Golfo de Fonseca.

El jefe de la misión de El Salvador, Gabriel Mauricio Gutiérrez Castro, dijo que la Declaración de Managua señala el camino para resolver de una sola vez toda la problemática en torno al Golfo.

“Tenemos el reto de heredar a las futuras generaciones de centroamericanos un problema resuelto y de demostrar a la comunidad internacional que los habitantes de los países de esta zona somos capaces de resolver nuestros propios problemas y de formar nuestras propias instituciones”, agregó Gutiérrez Castro.

Indicó que en esta reunión de Managua se va a hablar mucho de medioambiente y de ecología y de encontrar la armonía, que permita a los tres estados formar una alianza y un desarrollo integral del Golfo de Fonseca para satisfacer las necesidades actuales y de las generaciones que vienen.

El comisionado presidencial para los asuntos del Golfo por Honduras, Thomas Arita Valle, resaltó que ha visto el involucramiento decidido y personal de los presidentes de los tres Estados en la solución de los problemas del Golfo.

Arita Valle dijo que el tema fundamental de la Declaración de Managua es el tratamiento y mejoramiento de la calidad de la persona humana en la zona del Golfo de Fonseca.

El abogado y diplomático hondureño dijo a la prensa que el desarrollo sostenible, la protección y el mejoramiento de los pueblos de los tres países, forman parte de la agenda que hoy se discute.

Manifestó que tienen un plazo hasta el 4 de abril para elaborar un primer informe para los presidentes, pero no se descarta que ese documento pueda ser entregado antes de esa fecha.

Los comisionados presidenciales también hablarán sobre problemas como la contaminación ambiental, el desarrollo de la pesca y adoptarán medidas en base a cuestiones proporcionales para cada país, para no perjudicar a nadie y que todos salgan beneficiados, dijo Arita Valle.

también te puede interesar