Nicaragua

Destrucción de misiles en Nicaragua depende de respuesta estadounidense

Las negociaciones para destruir los misiles del tipo “Sam-7” a cambio de equipos médicos, están pendientes de una respuesta de ese Gobierno

Redacción Central |

Las negociaciones para destruir los misiles del tipo “Sam-7” a cambio de equipos médicos, están pendientes de una respuesta de ese Gobierno

El jefe del Ejército de Nicaragua, general Omar Halleslevens, declaró que las negociaciones para destruir los misiles del tipo “Sam-7” a cambio de equipos médicos, están pendientes de una respuesta del Gobierno de Estados Unidos.

El general sandinista dijo a la prensa que existe una propuesta al Gobierno estadounidense del Compañero-Presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, en relación con los cohetes tierra-aire que están en posesión del ejército nicaragüense.

Recordó que esta propuesta se planteó en una reunión el año pasado al Gobierno de Washington, y que son los Estados Unidos los que tienen que dar una respuesta.

Señaló que en este año “no han habido nuevos elementos” en relación con estas negociaciones y que tiene que haber una nueva reunión entre ambas partes, que no se sabe cuándo se efectuará.

“En otras palabras, la pelota está en la cancha de los señores del Gobierno de Estados Unidos”, enfatizó el jefe militar.

El ejército de Nicaragua tiene en sus bodegas 1 051 misiles “bajo normas estrictamente establecidas para almacenamiento” y cuentan “con todas las medidas de seguridad que se pueden implementar”, señalan fuentes militares.

Pero en la negociación no entran en juego 400 de los 1 051 misiles anti-aéreos, que el ejército necesita para la defensa de la soberanía nacional.

El Gobierno de Estados Unidos está interesado en la destrucción de todos estos cohetes, adquiridos por el ejército sandinista en la extinta Unión Soviética durante la década del ochenta del siglo pasado, ante el temor de que caigan en manos de elementos terroristas.

El presidente Daniel señaló que su Gobierno necesita equipos médicos con tecnología de punta para mejorar los servicios en los hospitales de Nicaragua.

Otras fuentes indican que cualquiera que sea el resultado de estas negociaciones, el asunto tiene que ser aprobado por los diputados de la Asamblea Nacional.

también te puede interesar