Nicaragua

Cerca de 580 000 familias seguirán con energía subsidiada en Nicaragua

La reforma a la ley de estabilidad energética otorga a partir de hoy hasta el 31 de diciembre un nuevo subsidio a todos aquellos clientes particulares que consuman 150 kilovatios o menos al mes

Redacción Central |

La reforma a la ley de estabilidad energética otorga a partir de hoy hasta el 31 de diciembre un nuevo subsidio a todos aquellos clientes particulares que consuman 150 kilovatios o menos al mes

Cerca de 580 000 familias nicaragüenses continuarán gozando hasta el 31 de diciembre próximo de un subsidio en la tarifa de energía eléctrica, tras la aprobación de una reforma a la ley de estabilidad energética.

El subsidio, propuesto por el Ejecutivo en diciembre pasado, fue aprobado en la plenaria de la Asamblea Nacional con los votos de los 77 diputados asistentes (son 92), precisó su presidente, René Núñez, del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

La reforma a la ley de estabilidad energética otorga a partir de hoy hasta el 31 de diciembre de este año un nuevo subsidio tarifario a todos aquellos clientes particulares que consuman 150 kilovatios o menos al mes, que son unas 580.000 familias.

Esos usuarios ya gozan de este subsidio desde el 1 de julio del 2005, fecha desde la cual están exentos de los ajustes tarifarios.

La ley establece que los incrementos tarifarios que se autoricen durante este año o que ya se hayan autorizado, no se aplicarán a las familias que consuman 150 kilovatios o menos.

El subsidio será financiado con los ingresos adicionales del impuesto al valor agregado (IVA) producto de ajustes de tarifa eléctrica hacia los grandes consumidores, que se calculan en 10,8 millones de dólares durante este año,

El Instituto Nicaragüense de Energía (INE, ente regulador), desde noviembre pasado y en base a una proyección sobre el comportamiento del precio internacional del petróleo y sus derivados, autorizó un incremento en la tarifa de energía del 3,56 por ciento para ese mes, 2,5 para diciembre del 2007 y 3 por ciento para enero de 2008, para totalizar un 9,06 por ciento.

Nicaragua es un país que depende un 75 por ciento de la energía que se produce en base a derivados del petróleo, con sus constantes alzas en los precios.

La reforma también establece que el mercado de ocasión de energía será regulado de manera temporal hasta el 31 de diciembre del 2008, a fin de evitar los déficit que provocaron racionamientos de luz en los últimos años.

La crisis se agudizó el año pasado por déficit en la generación, provocado por las salidas de plantas generadoras de energía eléctrica por averías, faltas de combustibles, recursos o por falta de lluvias para las empresas hidroeléctricas.

La empresa española Unión Fenosa es concesionaria de la distribución de la energía eléctrica en Nicaragua.

también te puede interesar