Nicaragua

Poder Ciudadano, palabras de orden en Nicaragua

Será el pueblo, a través de estas nuevas organizaciones, el que dirigirá los destinos de la nación

Daniel Ortega y Rosario Murillo
Tras la instalación de los Consejos del Poder Ciudadano (CPC) este viernes, el gobierno sandinista encabezado por el Compañero-Presidente Daniel Ortega pretende instaurar a partir de ese sábado en Nicaragua un modelo de democracia directa, que mantiene en ascuas a la oposición. | AP

Redacción Central |

Será el pueblo, a través de estas nuevas organizaciones, el que dirigirá los destinos de la nación

Tras la instalación de los Consejos del Poder Ciudadano (CPC) este viernes, el gobierno sandinista encabezado por el Compañero-Presidente Daniel Ortega pretende instaurar a partir de ese sábado en Nicaragua un modelo de democracia directa, que mantiene en ascuas a la oposición.

Los CPC quedaron instituidos en un colorido y multitudinario acto realizado en la Plaza de la Revolución de Managua, donde Daniel proclamó oficialmente que será el pueblo, a través de estas nuevas organizaciones, el que dirigirá los destinos de la nación.

“La soberanía total reside en el pueblo, no reside ni en el presidente, ni en los ministros, ni en los diputados, ni en los alcaldes ni en los concejales, porque el pueblo es el que decide qué tipo de sistema quiere”, aseveró el mandatario.

Según lo anunciado, los CPC participarán activamente en el proceso de toma de decisiones a todos los niveles de la sociedad, desde los barrios y comunidades, hasta los ministerios y el Ejecutivo.

La oposición, que tiene mayoría parlamentaria frente al gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional, considera, por su parte, que con las nuevas organizaciones, el Ejecutivo pretende tener un control partidario sobre la ciudadanía.

Daniel, sin embargo, rechazó ese argumento, y aseguró que los CPC son un punto de encuentro para todos los nicaragüenses, sin distingo de banderas políticas.

Para blindarlos contra los intentos opositores de derogarlos, el mandatario firmó un decreto donde los nuevos órganos del poder ciudadano quedan incorporados al Consejo Nacional de Planificación Económica y Social (CONPES), una entidad de rango constitucional.

Como secretaria del CONPES nombró a su esposa, Rosario Murillo, quien además funge como coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía y portavoz del gobierno.

De acuerdo con una encuesta divulgada ayer, los CPC cuentan con el respaldo del 67,2 por ciento de la población, frente a un 31 por ciento que los rechaza.

(Visited 3 times, 1 visits today)

también te puede interesar