Nicaragua

Condenan a 30 años de prisión a violador de una menor en Nicaragua

La sentencia contra Francisco Leonardo Fletes Sánchez, padrastro de la niña identificada como Rosita, fue emitida la noche del martes

Redacción Central |

La sentencia contra Francisco Leonardo Fletes Sánchez, padrastro de la niña identificada como Rosita, fue emitida la noche del martes

Una jueza condenó a 30 años de cárcel al padrastro de una nicaragüense que a sus nueve años fue violada mientras residía con su familia en Costa Rica, quedó embarazada y luego sometida a aborto terapéutico en Nicaragua en un caso que provocó un escándalo internacional.

La sentencia contra Francisco Leonardo Fletes Sánchez, padrastro de la niña identificada como Rosita, fue emitida la noche del martes por Ruth Chamorro, Juez de Distrito de lo Penal de Masaya, 25 kilómetros al oriente de esta capital.

Chamorro dijo que la pena de 30 años de prisión no tendrá atenuantes, es decir, que es inapelable.

La fiscal Leyla Ramírez dijo que pidió dos penas de 20 años contra el padrastro de la niña, pues además de violarla en Costa Rica lo siguió haciendo en Nicaragua donde la embarazó nuevamente y dio a luz a una niña que tiene casi un año.

La justicia lo encontró culpable luego de una prueba de ADN que le practicaron a él, a Rosita y a la hija de ésta.

Fletes fue arrestado a mediados de agosto en la ciudad de Masaya y Rosita declaró en su testimonio que su padrastro abusaba de ella desde que tenía nueve años, cuando residía en Costa Rica con Fletes y su madre.

En ese entonces había acusado a un campesino costarricense, Alexis Barquero, como responsable de los abusos. Rosita tiene ahora 14 años.

Odette Layton, del ministerio Público, declaró que la niña se arrepintió de haber inculpado en su testimonio a Barquero, pero lo hizo para proteger a su padrastro que ejercía dominio sobre ella y su madre.

Fletes se responsabilizó de la violación ante la prensa a principios de noviembre, cuando reveló que la madre de la niña lo sabía y juntos autorizaron que fuera sometida a aborto terapéutico.

El hombre dijo que la Red de Mujeres Contra la Violencia, un organismo no gubernamental que protegió a la niña y promovió su salida de Costa Rica rumbo a Nicaragua para ser sometida al aborto, también estaba enterada de su relación con ella.

El aborto de la menor fue realizado en secreto por médicos contratados por la red de mujeres, pero el feto no fue facilitado para una prueba de ADN que permitiera saber quién había sido el violador.

también te puede interesar