Acatarán Nicaragua y Honduras fallo de La Haya sobre límites marítimos

Ese dictamen pondrá fin a ocho años de alegatos de soberanía entre los dos países sobre una franja marítima en el mar Caribe

Daniel Ortega y Manuel Zelaya
Los presidentes de Nicaragua, Daniel Ortega, y de Honduras, Manuel Zelaya, afirmaron este jueves en Managua que ambos respetarán el fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya, Holanda, sobre el diferendo limítrofe en el Caribe. AP

Ese dictamen pondrá fin a ocho años de alegatos de soberanía entre los dos países sobre una franja marítima en el mar Caribe

Los presidentes de Nicaragua, Daniel Ortega, y de Honduras, Manuel Zelaya, afirmaron este jueves en Managua que ambos respetarán el fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya, Holanda, sobre el diferendo limítrofe en el Caribe.

“Hemos tomado la decisión de acatar lo que decida la Corte de Justicia (de La Haya). Ya no vamos a reaccionar cuestionando los resultados”, apuntó Daniel en declaraciones a la prensa en referencia al fallo que podría emitirse la próxima semana.

Ese dictamen pondrá fin a ocho años de alegatos de soberanía entre los dos países sobre una franja marítima en el mar Caribe, donde han sido detenidos pescadores de ambas naciones que argumentan laborar en sus aguas jurisdiccionales.

Managua presentó en diciembre de 1999 una demanda contra Tegucigalpa, luego que el segundo ratificara un tratado de límites marítimos en el Caribe con Colombia, que reconoce que la línea limítrofe entre Honduras y Nicaragua es el paralelo 15.

Managua objeta el tratado al señalar que la línea divisoria de su frontera con Honduras es el paralelo 17.

Las declaraciones de ambos mandatarios se dieron en el marco de la Cumbre entre Nicaragua, Honduras y El Salvador, así como del Primer Encuentro de Cortes Internacionales y Regionales.

Daniel, Zelaya y su colega salvadoreño, Antonio Saca, suscribirán al término de la cumbre la declaración para fomentar programas conjuntos de desarrollo en comunidades ribereñas y la administración de sus aguas territoriales en el Golfo de Fonseca.

El acto de suscripción se llevará a cabo en el Palacio Nacional de la Cultura, en el centro de Managua.

En el documento, Nicaragua, El Salvador y Honduras declararán el Golfo de Fonseca -cuyas aguas y costas comparten los tres países- como una “zona de paz y desarrollo”, en un paso más hacia la integración centroamericana, coincidieron en apuntar los gobernantes.

Daniel señaló a periodistas que el acuerdo de paz y desarrollo en el Golfo de Fonseca “es una enorme oportunidad” para luchar contra la pobreza y “un paso más a favor de la unidad de los pueblos centroamericanos”.

El mandatario hondureño aseguró que su presencia en el evento en esta capital obedece al interés de tratar de estrechar las relaciones “cada día más fuertes” y los lazos de amistad entre ambos pueblos.

Instó a resolver los diferentes conflictos “internamente” y entre los Estados centroamericanos.

Mientras que el gobernante salvadoreño Antonio Saca dijo que el espíritu de la integración se ha impuesto para lograr los acuerdos en torno a la zona de paz en el Golfo de Fonseca.

“Hay un espíritu integracionista para lograr acuerdos importantes, en torno a esta zona de paz como es el Golfo de Fonseca”, afirmó Saca.

El presidente guatemalteco Oscar Berger señaló por su parte sentirse “muy contento y emocionado” por los avances hacia una Centroamérica unida y los esfuerzos para la Unión Aduanera regional, que estaría en vigencia en 2008.