Nicaragua

Nicaragua formalizará propuesta a Estados Unidos para canjear misiles

El trueque se haría exclusivamente por aparatos médicos y tecnología de última generación, para reforzar los hospitales

Redacción Central |

El trueque se haría exclusivamente por aparatos médicos y tecnología de última generación, para reforzar los hospitales

El presidente Daniel Ortega anunció este jueves que Nicaragua hará una propuesta formal a Estados Unidos para canjear 651 cohetes tierra-aire por instrumentos médicos, luego de conocerse que Washington estaría anuente a tratar el tema.

Era importante escuchar la reacción de ellos, expresó Ortega, tras reunirse este jueves con la vicepresidenta del gobierno español María Teresa Fernández de la Vega.

De acuerdo con el líder sandinista, una vez sabido que existe aceptación en torno a la propuesta, “vamos a trabajar con el Ministerio de Salud (en la elaboración de la oferta)”.

El martes pasado, al celebrar el aniversario 28 de la Fuerza Aérea nicaragüense, el mandatario propuso a Estados Unidos canjear más de la mitad de los mil 51 cohetes tierra-aire en poder del Ejército por helicópteros, o por aparatos médicos y medicinas.

“Nos quedamos con 400 cohetes, pero tienen que dar algo a cambio. Si no quieren dar helicópteros, que den instrumentos quirúrgicos para mejorar los hospitales, o medicamentos”, anunció entonces.

Este jueves aclaró, sin embargo, que las naves aéreas quedaban descartadas, y que el trueque se haría exclusivamente por aparatos médicos y tecnología de última generación, para reforzar los hospitales.

A raíz de los atentados del 11 de septiembre de 2001, Washington comenzó a presionar a Nicaragua para que destruyera una dotación de misiles SAM-7, de fabricación soviética, en poder del Ejército local desde los años 80.

Según Estados Unidos, esas armas, capaces de derribar aviones civiles en pleno vuelo, podrían caer en manos del terrorismo internacional, posibilidad esta que es negada por los militares nicaragüenses, quienes asegurar tener los cohetes a buen recaudo.

Durante el gobierno del presidente Enrique Bolaños (2002-2007) se destruyeron más de mil SAM-7, pero a instancias del entonces opositor Frente Sandinista de Liberación Nacional, el Parlamento tomó cartas en el asunto, e impidió el desarme total de Nicaragua.

El alto mando castrense asegura que con 400 cohetes es suficiente para defender el espacio aéreo nicaragüense.

también te puede interesar