Nicaragua

Daniel critica visita del presidente colombiano a San Andrés

Dijo que Uribe debía ocuparse de tratar de solucionar el conflicto armado que enfrenta en su país en lugar de hacer una demostración de fuerza

Redacción Central |

Dijo que Uribe debía ocuparse de tratar de solucionar el conflicto armado que enfrenta en su país en lugar de hacer una demostración de fuerza

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, criticó este martes el reciente viaje de su homólogo de Colombia, Álvaro Uribe, a San Andrés, una isla caribeña que se disputan ambos países, para encabezar una parada militar, destacó la agencia de noticias Prensa Latina.

Me parece una falta de respeto para él mismo, para el pueblo colombiano, ir a hacer un desplante con fuerzas poderosas, aseguró Ortega, en alusión al desfile militar que presidió Uribe el 20 de julio pasado en ese territorio de ultramar.

En opinión del mandatario nicaragüense, en lugar de hacer una “demostración de fuerza” ante los pacíficos isleños, Uribe debía ocuparse de tratar de solucionar el conflicto armado que enfrenta en su país.

“La olla y el rancho los tiene ardiendo en la casa. Cuantas veces ha dicho que va a desaparecer ese fuego, y cada vez ese fuego está más encendido”, expresó Ortega, en un discurso pronunciado en Managua, en ocasión del aniversario 28 de la Fuerza Aérea local.

El líder sandinista recordó que el archipiélago en disputa está más cerca de Nicaragua que de Colombia.

Ustedes ven el mapa, y la distancia de Colombia hasta San Andrés, es como de aquí a la Luna, comparada con la distancia de las costas de Nicaragua a la isla, aseveró.

El estadista aclaró, sin embargo, que Nicaragua acatará el fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya, que debe pronunciarse sobre una demanda presentada por el país centroamericano en 2001.

Managua le reclama a Colombia un área de 50 mil kilómetros cuadrados en el Mar Caribe, donde están ubicadas las islas San Andrés, Providencia y Santa Catalina y los cayos Roncador, Serrana, Serranilla y Quitasueño.

Bogotá argumenta que el territorio está bajo su jurisdicción, en virtud del Tratado Esguerra-Bárcenas de 1928, el cual las autoridades nicaragüenses dicen desconocer, porque fue firmado en momentos en que el país estaba ocupado por tropas estadounidenses.

también te puede interesar