Nicaragua

Nicaragua hacia el poder ciudadano

Los Consejos del Poder Ciudadano son la más genuina expresión de la democracia directa, al entregar el poder al pueblo

Redacción Central |

Los Consejos del Poder Ciudadano son la más genuina expresión de la democracia directa, al entregar el poder al pueblo

Defendidos por el gobierno sandinista y atacados por la oposición, los Consejos del Poder Ciudadano que se organizan a nivel de barrios en Nicaragua ocupan hoy un lugar preponderante en el debate político del país centroamericano.

Para el presidente Daniel Ortega y sus seguidores, se trata de la más genuina expresión de la democracia directa, al entregar el poder al pueblo, mientras que la derecha los ve simplemente como una estrategia de las autoridades para controlar a la ciudadanía.

Por primera vez, en Nicaragua vivimos en democracia, y eso aseguró condiciones para que los ciudadanos conociéramos nuestros derechos y participáramos en todos los aspectos de la vida política, económica y social, afirma la Primera Dama, Rosario Murillo.

La esposa de Ortega, quien además se desempeña como coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, considera que la democracia directa no es sino la continuidad de la Revolución Popular Sandinista que en 1979 derrocó a la tiranía somocista.

Ahora estamos reemprendiendo en el camino de la Revolución en el gobierno para darle continuidad a un proceso de identificación y de ejercicio pleno de esos derechos, recalcó Murillo, al explicar en la televisión local la esencia de esta nueva forma de gobierno.

De acuerdo con la portavoz, los consejos, cada uno de los cuales estará integrado por no más de 100 personas, serán los encargados de presentar propuestas, exponer necesidades y hacer críticas a las autoridades centrales.

Ortega, quien volvió al poder en Nicaragua el 10 de enero pasado, luego de 16 años en la oposición, tiene previsto instalar el 14 de septiembre próximo el gabinete nacional de los Consejos del Poder Ciudadano, el cual estará integrado por delegados de todo el país.

El proyecto, sin embargo, mantiene en ascuas a las tres principales fuerzas opositoras de la nación, las cuales dejaron a un lado sus diferencias políticas para impulsar un proyecto de ley que busca prohibir la formación de los consejos.

Para el Partido Liberal Constitucionalista (PLC), la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN) y el Movimiento Renovador Sandinista (MRS), esa nueva forma de gobierno popular es solo otra estructura partidaria del Frente Sandinista de Liberación Nacional.

El sociólogo Carlos Corea celebra, sin embargo, la creación de los Consejos del Poder Ciudadano, al considerar que el pueblo “se está organizando para tener voz”, algo, agrega, que tuvo negado durante los últimos 16 años.

Tras denunciar la campaña de la oposición para demonizar la palabra “consejo”, Corea recordó que en Nicaragua existe el Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP), “y nadie dice nada”.

también te puede interesar