Nicaragua

Corte Suprema de Justicia de Nicaragua investigará a jueces que dieron libertad a narcotraficantes

El caso puede significar la destitución de los magistrados Enrique Chavarría y René Robelo

Redacción Central |

El caso puede significar la destitución de los magistrados Enrique Chavarría y René Robelo

La Corte Suprema de Justicia anunció este fin de semana que investigará a fondo por qué los tres magistrados de la Sala Penal Uno del Tribunal de Apelaciones de Managua pusieron en libertad la semana pasada a tres narcotraficantes que fueron procesados, después que el 1 de octubre de 2006 les incautaron de 145 bultos, que contenían 3 101.17 kilogramos de cocaína.

El caso puede significar la destitución de los magistrados Enrique Chavarría y René Robelo. Inexplicablemente, el tercer magistrado que firma la sentencia a favor de los tres narcotraficantes, es Oscar Loza, pero que dejó su cargo definitivamente por razones de enfermedad el 31 de mayo del año pasado, y fue sustituido por la sandinista Ileana Pérez.

En octubre pasado, la Policía de Nicaragua detuvo a 8 pescadores, incluido los tres que acaban de lograr su libertad, ligados a una banda mexicana de narcotraficantes, a quienes se les incautaron 3 101,17 kilogramos de cocaína, cerca del balneario de Masachapa, en el litoral Pacífico.

Los tres procesados, Álvaro Parrales Gago, Noel Rugama Mora y Juan Francisco Hernández, consiguieron su libertad tras apelar la sentencia que los había condenado a 10 año de cárcel por delitos de tráficos de estupefacientes y otras sustancias psicotrópicas.

“Se absuelve a los acusados y se ordena la libertad inmediata de los acusados y la devolución de los bienes incautados”, señala la parte medular de la sentencia del Tribunal, enviada al Sistema Penitenciario Nacional, donde estaban recluidos los sospechosos.

La sentencia del Tribunal de Apelaciones de Managua no especifica los bienes a devolver. La policía decomisó tres vehículos, 11 fusiles Ak, un rifle 30-30, cuatro radio comunicadores, seis lanchas, cuatro bidones de gasolina, un termo, una lámpara de mano, y la droga que ya fue quemada.

Roberto Cruz, uno de los abogados que participó en el juicio promovido por la Fiscalía, dijo que la decisión de los magistrados fue tomada el pasado jueves y se hizo efectiva un día después..

Hoy, ninguno de los detenidos, incluido un mexicano, que intercambiaron disparos con la policía, se encuentra en prisión, al lograr su libertad por distintos motivos.

El fiscal Julio Centeno Gómez, es uno de los más molestos y acusa al Tribunal de echar por tierra el trabajo que con esmero hacen la Policía y la Fiscalía. “Esto es una amenaza no solo contra la seguridad de la nación sino a la humanidad entera, porque el crimen organizado es una amenaza contra la sociedad del mundo”, acusó Centeno Gómez.

El magistrado Armengol Cuadra (sandinista), dijo el domingo que tanto la Sala Penal de la Corte (de la cual él es presidente) como el Consejo Nacional de Administración y Carrera Judicial (CNACJ) han tomado cartas en el asunto y esta misma semana deberán informar las conclusiones de su investigación.

Lo más oscuro de la decisión del tribunal es la firma de Loza, admite Cuadra, quien recordó que la magistrada Pérez asumió su puesto el primero de junio de 2006, y los tres narcos fueron capturados cuatro meses después que ella completó la Sala Uno.

Incluso, Cuadra dijo que varios meses antes que Loza fuese pensionado, ya no concurría a las sesiones del Tribunal, debido a su grave estado de salud. “Vamos a investigar la fecha del acuerdo, porque si hay una anomalía se puede declarar nulo todo”, aseguró.

Aunque hay dos firmas de sandinistas en la sentencia, según el magistrado Cuadra eso no significa que corresponda a una orientación del gobierno o del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN)

“La posición del gobierno es que no se deje salir a nadie” de los sentenciados por narcotráfico, afirma Cuadra, quien también recuerda que más allá de la posición del Poder Ejecutivo, “hay una línea de Estado”. También insistió que “hay una línea firme de lucha contra el crimen organizado y los jueces y magistrados sandinistas lo hacen muy bien”.

“La Corte ha orientado que ese tipo de casos se mire con lupa, más si son extranjeros, que se coordine todo, y la corrida de jueces ha sido por eso, porque ha dicho que no saque a nadie. Los jueces y magistrados están muy advertidos”, añadió el magistrado.

Cuadra afirmó que tanto los jueces como magistrados están claros de la orientación de la CSJ en relación con los casos de narcotráfico. Se les ha advertido de actuar con cuidado más cuando se trata de extranjeros y cantidades fuertes de droga, como en este caso.

Según el magistrado, no habrá tolerancia con este tipo de “irregularidades y los jueces lo saben”.

La Primera Comisionada Aminta Granera, directora general de la Policía Nacional no quiso reaccionar directamente sobre el paso. Únicamente se limitó a ratificar el compromiso de la institución de combatir el crimen organizado.

“Estoy convencida de que esto (el narcotráfico) descompone la sociedad, siembra violencia, descompone a los jóvenes y mete la corrupción a todos los niveles, nuestro compromiso es seguir enfrentándolo”, reiteró Granera.

Uno que sí reaccionó explícitamente sobre la liberación de los tres narcotraficantes, fue el arzobispo de Managua, monseñor Leopoldo Brenes.

Tras lamentar la decisión del Tribunal, Brenes dijo que a su juicio, “en acciones como estas, los jueces tendrían sus razones, pero pienso que es interesante llevar a cabo un diálogo con la Policía que hace un esfuerzo por capturar a estas personas (los narcotraficantes) que están destruyendo a la juventud con la droga, y sabemos que algunos policías perecen en los operativos”.

“Cuando se dan estos casos, yo he encontrado policías que me dicen: «me gustaría mejor salirme de este cuerpo, porque estoy arriesgando mi vida y después esta gente sale y pueden atentar contra mi familia”.

también te puede interesar

Pueblo unido en Amor a Nicaragua

El recorrido protagonizado por miles de ciudadanos es una demostración de que prevalece la unidad, solidaridad y hermandad entre los nicaragüenses