Nicaragua

Ex canciller Miguel D´Escoto desestima críticas de la derecha nicaragüense

Considera que esos ataques vienen a corroborar que el presidente Daniel Ortega está haciendo lo correcto

Redacción Central |

Considera que esos ataques vienen a corroborar que el presidente Daniel Ortega está haciendo lo correcto

El ex canciller Miguel D´Escoto desestimó este domingo las críticas de la derecha nicaragüense contra la política exterior del gobierno, al considerar que esos ataques vienen a corroborar que el presidente Daniel Ortega está haciendo lo correcto.

“El hecho de que a la derecha no le guste este tipo de diplomacia, lejos de incomodarme, es para mí una garantía de que estamos haciendo lo correcto”, aseguró D´Escoto en declaraciones a Prensa Latina.

El ministro de Relaciones Exteriores durante el anterior gobierno sandinista (1979-1990) y actual asesor del canciller Samuel Santos, advirtió que “el día que a la derecha le agrade lo que hacemos, será un triste día”.

El también sacerdote católico recalcó que la diplomacia actual del gobierno que preside Ortega desde su vuelta al poder el 10 de enero pasado, luego de 16 años en la oposición, es la misma de los años 80 del pasado siglo.

“Es la misma diplomacia de los 80, una diplomacia de dignidad y de hacer respetar y hacer valer los derechos soberanos de Nicaragua”, remarcó.

Expresó, no obstante, sus esperanzas de que algún día la derecha nicaragüense recapacite y vea con buenos ojos el interés de Ortega de profundizar las relaciones con Venezuela, Cuba, Bolivia, Irán, Libia y otros países que no son del agrado de Estados Unidos.

“Yo como cura, tengo que creer en la conversión, y si eso sucede será que se habrán convertido al reconocimiento de que este mundo tiene que cambiar y tiene que ser mejor”, sentenció D´Escoto, tras reiterar que se siente orgulloso de la actual política exterior del país centroamericano.

también te puede interesar

Pueblo unido en Amor a Nicaragua

El recorrido protagonizado por miles de ciudadanos es una demostración de que prevalece la unidad, solidaridad y hermandad entre los nicaragüenses