Nicaragua

Una evaluación y una agenda común

Medio Ambiente y Naturaleza UNA EVALUACIÓN Y UNA AGENDA COMUN PARA CENTROAMERIC Acto de Clausura del Encuentro de Ministros del Medio Ambiente y Recursos Naturales de Centroamérica, Belice y Panamá 18 de Junio de 2007 Palabras de Rosario abordada por periodistas (grabación incompleta) …temas fundamentales, sobre todo con el objetivo de ir avanzando hacia la […]

Redacción Central |

Medio Ambiente y Naturaleza

UNA EVALUACIÓN Y UNA AGENDA COMUN PARA CENTROAMERIC

Acto de Clausura del Encuentro de Ministros del Medio Ambiente y Recursos Naturales de Centroamérica, Belice y Panamá

18 de Junio de 2007

Palabras de Rosario

abordada por periodistas

(grabación incompleta)

…temas fundamentales, sobre todo con el objetivo de ir avanzando hacia la creación de una agenda, un programa común de trabajo, en la defensa de nuestros recursos naturales para la protección, la salvaguarda del medio ambiente; para reponer aquello que hemos destruido, porque la destrucción del medio ambiente, de los recursos naturales, la depredación, es obra desgraciadamente, de nosotros los seres humanos.

Creo que esta es una reunión que nos permite a nosotros compenetrarnos además, del hecho de que la destrucción del medio ambiente es resultado, y está íntimamente vinculado, con los niveles de pobreza que viven las sociedades; con la avaricia y la codicia de los países desarrollados que empobrecen a nuestros pueblos, no sólo en términos de la calidad de la vida de los seres humanos, sino en términos de la calidad de vida de la naturaleza, de los recursos con los que nosotros, ¡todos! Porque los hombres, las mujeres que habitamos la tierra, todos somos hermanos, deberíamos, no sólo sobrevivir, sino vivir ¡y vivir bien!

Pregunta de periodista

¿Cuál debe ser la participación de la ciudadanía, de la sociedad civil?

Tenemos que avanzar hacia la creación y consolidación de una conciencia ambiental, que nos permita asumir la lucha para defender el medio ambiente; para asegurarnos un medio ambiente saludable; para asegurarnos que la naturaleza se mueva con sus ritmos naturales y para asegurarnos que, en la medida en que avanzamos, venciendo la pobreza y ese es el deseo y el propósito de nuestro Gobierno, avancemos también en la salvaguarda, en asegurar que nuestro desarrollo sea sostenible.

Es decir, que podamos preservar el medio ambiente, nuestras riquezas, reponer lo que se ha depredado y heredar a las futuras generaciones, no sólo la conciencia de la necesidad de cuidar, de respetar, de amar la Tierra, porque es nuestra Madre, nos da vida, y tiene que seguir dándonos vida, sino que además, esa Tierra restaurada, rescatada, viva en sintonía, en armonía con los seres humanos, porque aquí nos toca habitar, y aquí tenemos que trabajar para hacer que todo sea mejor.

Compañera, una última pregunta, habla de una agenda común ¿qué debe contener esa agenda común?

En primer lugar, tenemos que hacer una evaluación de ¿cuáles son los principales daños, los principales riesgos; los principales retos y desafíos en Centro América, en relación al medio ambiente y al cuido, preservación, restauración de la naturaleza?

Y en segundo lugar, tenemos que asegurarnos también, todos los programas necesarios para la creación y consolidación de esta conciencia ambiental que nos permita avanzar hacia el objetivo de una Centro América donde todos vivamos en armonía y con salud.

Palabras de Edwin Castro

Estamos en la conclusión de esta 29ava. Reunión Ordinaria de Ministros del Comité Centroamericano de Ambiente y Desarrollo. Para dar inicio a esta reunión de clausura, donde hemos tenido ya varias sesiones de trabajo en San Juan del Sur y en Managua, vamos a pedir a nuestro querido Obispo de León y Chinandega, Monseñor Bosco Vivas, que nos de una invocación al Altísimo.

Invocación al Altísimo

por Monseñor Bosco Vivas

Dios Todopoderoso, que creaste todo el Universo, e hiciste al hombre a tu imagen y semejanza dándole la capacidad de embellecer y mejorar la naturaleza, recibe nuestra acción de gracias, por este mundo que nos has dado, por esta Tierra que tu amor nos ofrece, para que transcurramos aquí nuestra peregrinación, que nos prepare a encontrarnos Contigo.

Mira los esfuerzos de estos Gobiernos centroamericanos, que quieren guardar y proteger estos recursos; trabajar para recuperarlos, si es posible. Tuya es la tierra y todos los que la habitamos, míranos con ojos de amor y de bondad.

Fortalece nuestras voluntades, ayúdanos para que podamos ir resolviendo los problemas que se nos presenten, de tal manera que podamos cumplir esta misión que tenemos, de glorificarte, protegiendo esta naturaleza tan bella, que nos has dado.

Señor, bendícenos ahora que estamos aquí reunidos, y haznos sentir Tu presencia, que nos lleve a darte gloria cada día de nuestra vida. Amén.

Palabras de Edwin Castro

Presidente, Ministros, queremos presentar la canción de la Sexta Feria, que fue el último trabajo que realizó uno de los grandes compositores de este país, Arnulfo Oviedo; terminó de arreglarla, precisamente el día que lo asesinaron, y queremos oírla en homenaje a Arnulfo, que fue cantada con esa voz melodiosa de Keyla Rodríguez y su grupo musical.

Vamos a darle la palabra a nuestro Alcalde de León, nuestro anfitrión en esta reunión, el compañero Tránsito Téllez.

Palabras del Alcalde de León

Buenas tardes compañeros y compañeras; compañero Comandante, Presidente de Nicaragua; compañera Rosario, Monseñor Vivas, compañeros Ministros de Centro América, colegas Alcaldes, Concejales. Están en una tierra de poetas, de héroes, una tierra universitaria por excelencia, una tierra Capital de la Revolución.

En esta bienvenida, quiero expresarles que también están en una tierra que fue devastada por acciones de geófagos, que nos despejaron y nos robaron la naturaleza; una tierra donde hubo pillaje, asalto, devastación, piratería en contra de la naturaleza. Y ahora, nos toca a nosotros, todos los que estamos aquí, a los centroamericanos, restituir lo que hubo; devolver lo que un día tuvimos, compensar lo que un día se llevaron mucha gente, debemos de rembolsar lo que teníamos en esta Nicaragua y en estas tierras de occidente, ¡tan fértiles!

En esta Sexta Feria de la Tierra, quiero decirles que es una tierra de poetas y dándole ojeada rápida a lo que decía nuestro insigne poeta Rubén Darío, que escribía en su libro De Abrojos: “cuando cantó la culebra, cuando trinó el gavilán, cuando gimieron las flores, y una estrella lanzó un ¡ay!” En Otoñales, también Darío nos expresa que “hay un verde laurel y en sus ramas un enjambre de pájaros duerme.”

En el libro Azul, también se refiere a lo que hoy nos une… “en vez de rosas, van mis rimas en ronda a la vasta selva, a recoger miel y aroma; en las flores entreabiertas ¡amada, ven! el gran bosque es nuestro templo.”

En su soneto A Caupolicán, también nos dice: “es algo formidable que vio la vieja raza, robusto tronco de árbol al hombro de un campeón.” En Prosas Profanas, que recientemente celebrábamos los cien años, y en otros poemas dice el mismo poeta: “Era un aire suave de pausados giros.” En el poema A La Espiga, expresa: “mira el signo sutil que los dedos del viento hacen al agitar el tallo que se inclina y se alza, en una rítmica virtud de movimientos, con el áureo pincel de la flor de la harina.” En Lo Fatal, ya nos imaginamos cómo era la facilidad también, de referirse a la Madre naturaleza y, en Lo Fatal, manifiesta Rubén: “Dichoso el árbol que es apenas sensitivo…”

Cuando se refiere al Momotombo, que nos obligó a trasladarnos a nuestro sitio actual a partir de 1610; el Momotombo nos deja la historia que vivimos los leoneses, que nos dio la Madre naturaleza… “El tren iba rodando sobre sus rieles, era en los días de mi adorada primavera, y era en mi Nicaragua natal. De pronto entre las copas de los árboles, vi un cono gigante, calvo y desnudo, lleno de antiguo orgullo triunfal. ¡Momotombo! exclamé, dice el poeta, ¡Oh nombre de epopeya, los estándares de la tarde y de la aurora, nunca los vi más bellos, que alzados sobre ti!”

Nosotros hemos trabajado sobre el tema del medioambiente. Uno de los grandes problemas que tienen nuestros municipios, es el tratamiento a los desechos; nos obliga la realidad que pasamos los occidentales, a salir, a organizarnos de la mejor manera, a coordinar institucionalmente, para salir de ese atropello que sufrió la Madre naturaleza.

Hemos conformado muchos documentos, hemos hecho estudios, junto con la universidad, con las instituciones, organismos, los programas que hemos tenido aquí en occidente. Esos documentos, compañero Presidente, se los vamos a entregar porque, tenemos nuestras políticas ambientales en nuestro municipio, conformadas con el aporte de mucha gente, muchos leoneses y leonesas.

Tenemos nuestro plan ambiental, que debe de ser ejecutado con el aporte de todas las instituciones y tenemos también, a propósito de esa hermosa canción, el informe final del Concurso Galardón Ambiental Municipio Azul, en el cual estamos participando. Toda esta documentación, que hemos venido conformando con mucha gente, creemos que nos hace estar al frente de las organizaciones municipales, como en efecto es el esfuerzo, de cada uno de los colegas Alcaldes y de los Concejos Municipales.

Quiero hacerle entrega Comandante, de esta documentación, que estamos seguros, va a servir para la coordinación interinstitucional entre el Gobierno municipal y nacional.

Los leoneses somos buenos anfitriones y las leonesas mejores. Queremos, en nombre del Concejo Municipal, hacer la entrega, a cada uno de los Ministros del istmo centroamericano, de Belice y Panamá, el Acuerdo del Concejo Municipal, que les leo a continuación.

“Único. Otorga el presente reconocimiento declarando visitante distinguido, al señor Marcos Antonio González, Secretario Ejecutivo, como muestra de gratitud a su invaluable labor en pro de la conservación de nuestro medioambiente y los recursos naturales.” Queremos hacerle entrega, al Secretario Ejecutivo de la Comisión. Gracias por visitarnos.

De igual manera, declarar visitante distinguido a la señora Liliam Amiel, de la hermana República de Guatemala; también declaramos visitante distinguido al señor Servulo Baeza, de la hermana República de Belice. Nos honra con su presencia y declaramos visitante distinguido, al señor Jorge Rodríguez de la hermana República de Costa Rica. Entregamos igual reconocimiento, al señor Jorge Palma, de la hermana República de Honduras… nos contaba Jorge que uno de sus abuelos fue Alcalde de León. A la señora Zoila Aquino, de la hermana República de Panamá; y declaramos visitante distinguido, al señor Roberto Escalante de la hermana República de El Salvador.

Esperamos ser buenos anfitriones y confiamos que la próxima Conferencia, el próximo encuentro sobre medioambiente, sea en nuestra ciudad. Ya estamos trabajando con las diferentes instituciones, para poder recibirlos en la 7ma. Feria de la Tierra.

Espero que a los señores Ministros les haya gustado el Centro de Iniciativas Medio ambientales. Tenemos en él, recreados 4 microclimas, donde diariamente pasan centenares de jóvenes, y donde los educamos; es lo que nosotros hacemos en cada uno de los municipios y apenas ellos pudieron asistir invitados por nosotros a estos lugares, que bien se lo merece nuestro medioambiente.

Muchísimas gracias, y deseamos que León los reciba con los brazos abiertos, a todas y a todos.

Palabras de Rosario

Buenas tardes hermanas y hermanos; buenas tardes familias nicaragüenses.

Le pedí a Edwin la palabra, en primer lugar para dar a conocer una dolorosa noticia que nos acaba de ser comunicada, nos impacta profundamente porque hasta las 2 de la tarde de hoy, estábamos en La Habana.

El día de ayer y el sábado, compartimos con nuestros hermanos cubanos, con el compañero Raúl, trabajamos, conversamos, intercambiamos y nos acaban de comunicar que hace una hora más o menos, falleció su compañera, la queridísima hermana Vilma Espín, quien durante muchos años fue Presidenta de la Federación de Mujeres Cubanas.

Una compañera ejemplo, baluarte, símbolo, guerrillera en la Sierra Maestra, firme en sus ideas, en sus ideales, en su vida; leal, amiga, hermana, compañera de todas las mujeres del mundo y en particular, de las mujeres latinoamericanas, de las mujeres nicaragüenses.

Vilma estuvo con nosotros, en Nicaragua, un par de veces, siempre interesada en conocer nuestras formas de organización como mujeres; siempre interesada también, en ver que la colaboración, la cooperación del Gobierno y pueblo de Cuba beneficiara a las mujeres y, sobre todo, que las mujeres fuéramos aprendiendo cada día más a ser nosotros mismas; a tener dominio de nuestro destino, de nuestra vida; a capacitarnos, a desarrollarnos y a servir a la Patria, a la Revolución, a la Gran Patria Latinoamericana, a la Revolución Latinoamericana, a las luchas de los pueblos del mundo; a estar presente en las luchas, en las victoria, y hacerle frente a todas las dificultades, a todos los desafíos.

Me conmueve de verdad, de manera muy especial, porque no sólo nos une, a los sandinistas, lazos fuertes, profundos, de hermandad, de cariño, con las hermanas y los hermanos cubanos, sino que en todos estos años, en la medida en que hemos venido relacionando y comunicándonos más con nuestros hermanos cubanos, hemos aprendido a respetar esa firmeza, esa consistencia, ese baluarte, ese ejemplo que ellos son y seguirán siendo para los pueblos del mundo.

Para Vilma, nuestro homenaje permanente; para Raúl, sus hijos, sus nietos, con quienes estuvimos el día sábado por la noche… ¡un abrazo fortísimo! y la seguridad de que continuamos caminando esta senda de lucha, de victoria, de las mujeres y de los pueblos.

Esta tarde, estamos aquí reunidos para conocer las propuestas medio ambientales de los gobiernos centroamericanos. En estos momentos nos parece adecuado señalar que si vamos a hablar de naturaleza y Medio Ambiente y vamos a hablar de Centro América como una Patria común y con un destino común; si vamos a hablar de la defensa de nuestros recursos naturales desde la unidad de los pueblos centroamericanos, y de los esfuerzos de los gobiernos y las instituciones en América Central, tenemos que plantearnos, en primer lugar, la toma de conciencia sobre la gravedad de la situación que enfrenta el mundo en relación al cuido, la preservación y la necesidad de la restauración de los grandes daños, que lo que llamamos civilización, ha venido infringiendo sobre nuestra Madre Tierra, sobre la naturaleza.

Tomar conciencia nos parece el primer paso, y el paso fundamental; forjar esa conciencia que nos permita reflexionar profundamente y asumir con seriedad, con responsabilidad, cada ciudadano y ciudadana, las tareas que haya que asumir para devolver a la naturaleza, a nuestras tierras, sus ritmos naturales, vitales, esenciales, para que podamos sobrevivir como especie humana.

Nos parece esencial que esa toma de conciencia, sobre la cual tendremos que trabajar de múltiples formas en todos nuestros países, nos lleve también al diseño de un esquema que nos permita evaluar realistamente la situación que tenemos en Centro América, en relación a nuestra naturaleza, a nuestros recursos naturales.

La situación que tenemos en relación a los niveles de pobreza; yo siempre sostengo que hablar de Medio Ambiente y Naturaleza, no puede ser una pose, un artificio; no es una actitud artificial, es algo profundo que nos tiene que llevar a cuestionar el modelo, o los modelos, con los que hemos venido, dicen que avanzando, en las últimas décadas en el mundo contemporáneo.

Un modelo consumista, de derroche, de despilfarros, de destrucción, de depredación; un modelo que ha generado desigualdades profundas en el mundo entero; un modelo que ha generado pobreza extrema en el mundo entero; que ha empobrecido la tierra, los recursos; y nos ha empobrecido a nosotros y a nuestras familias.

Por lo tanto, no podemos desvincular el tema de la discusión sobre ese modelo y de la manera en que nos vamos a relacionar para proponer cambios al mismo, porque la continuidad de ese modelo en el mundo ¡es absolutamente insostenible!

Todos sabemos lo que la ciencia afirma alrededor del cambio climático, y cómo nos acerca cada día más a desgracias inmensas; conocemos ya lo vulnerable que somos a lo que llaman desastres naturales, que cada día, van teniendo menos de naturales. Sabemos cómo estamos expuestos a situaciones de catástrofes en todos nuestros países, sabemos que todo eso es producto de ese modelo infame, que ha venido destruyendo y destruyéndonos.

Por lo tanto, elaborar un diagnóstico de nuestra situación, tiene que tomar en cuenta nuestra relación con el modelo, y elaborar una agenda común para los Gobiernos y los pueblos centroamericanos, desde esta toma de conciencia que proponemos, tiene que plantearse también la revisión de las formas cotidianas en que nos desarrollamos, trabajamos, nos vinculamos y sobre todo, las formas en que cotidianamente nos relacionamos con la naturaleza, con el Medio Ambiente; nos relacionamos también con aquellas políticas que proponen la continuidad de la depredación, de la destrucción.

Creo que tomar conciencia es el primer paso; evaluar en conjunto, es también un primer paso y diseñar una agenda común de nuestros pueblos, de nuestros gobiernos, de los ciudadanos y las ciudadanas que tenemos que asumir cada uno de nosotros como tarea cotidiana, un cambio en nuestros hábitos, en nuestras costumbres, un cambio que nos haga posible dar el ejemplo.

Sembrar nuevas actitudes y trabajar para que desde nuestras familias, nuestros hogares, de nuestras comunidades, municipios, desde nuestros países podamos, de verdad, plantearnos, no solo sobrevivir, sino vivir con calidad y heredar un Planeta, en este caso, una Centro América mejor, que trascienda sus niveles de pobreza, que haya logrado recuperar lo que ha venido perdiendo en sus recursos, y plantearse un futuro de armonía entre los seres humanos y la naturaleza. Gracias hermanas y hermanos.

Palabras de Marcos Antonio González

Secretario Ejecutivo de la CCAD

Muy buenas noches amigos y amigas, señores y señoras; funcionarios del Gobierno de Unidad Nacional; representantes de distintos organismos, Alcaldes y Miembros de los Concejos Municipales aquí presentes; estimado señor y compañero Presidente de la República de Nicaragua, Comandante Daniel Ortega, compañera Rosario Murillo; amigos Ministros del Medio Ambiente de los países del istmo centroamericano que forman parte de la Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo.

En primer lugar, quisiera agradecer al Presidente de la República, su interés por el tema crucial que hoy se ha estado debatiendo en la Reunión Ordinaria del Consejo de Ministros del Medio Ambiente de Centro América. Agradecerle porque conocemos que, con una gira tan grande y llena de trabajo, ha encontrado tiempo e interés para poder acompañarnos en este sencillo, pero significativo acto de clausura de la 29 Reunión Ordinaria del Consejo de Ministros de la Integración Centroamericana.

El Comandante Ortega es signatario del Tratado creador de la Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo, la cual fue creada en diciembre de 1989, en el marco del Proceso de la Búsqueda de la Paz Justa y Duradera, conocido como Esquipulas I.

De hecho, este organismo es precursor del Sistema de la Integración Centroamericana,, pues éste surgió dos años después. Y, es algo para reflexionar, el porqué los Presidentes de Centro América, en una época convulsionada, en la búsqueda de la paz, hayan tenido el alcance, la visión y la voluntad, de crear una órgano para trabajar por el Medio Ambiente.

Pensamos que esta fue una visión a largo plazo, que representaba la preocupación de los Jefes de Estado, en ese momento, por el futuro de esta Patria Grande que nosotros conocemos como Centro América. De hecho, la guerra y las guerras, son grandes enemigas del Medio Ambiente; la principal contaminación es la pobreza y la falta de oportunidades.

En ese sentido, la Comisión fue un instrumento muy oportuno para contribuir a que los países, en estos más de 15 años, fuesen creando autoridades nacionales del Medio Ambiente, que fuesen pensando y poniendo en la agenda política un tema que, como aquí se decía, prácticamente tiene que ver hoy con la convivencia del Planeta y la sobrevivencia nuestra como especie.

En la reunión que sostuvimos en el marco de la Sexta Feria del Ambiente en San Juan del Sur, se discutieron dos temas importantes. El primer tema es la búsqueda y el proceso que se ha iniciado en Centro América por tener un instrumento legal vinculante, a nivel regional, sobre el tema del agua, que es un tema ¡de vida o muerte!

Y quiero decirles que la institucionalidad centroamericana, acaba de hacer un inventario de cuerpos y aguas superficiales en Centro América y se ha descubierto que muchos cuerpos de aguas que estaban en los mapas, en los inventarios ¡ya no existen!

También enfrentamos retos y amenazas globales, de las cuales no somos responsables como países en desarrollo. Así es, cómo el cambio climático ha venido convirtiéndose en una amenaza permanente para la humanidad, y en los procesos de discusión y búsqueda de consenso para ponernos de acuerdo en un instrumento que pueda abordar este fenómeno, la comunidad internacional ha llegado a concluir y establecer como principio básico, que hay una responsabilidad de todos por el cambio climático, pero que unos son más responsables que otros.

Esa responsabilidad es común, pero diferenciada; es mayor la de aquellos que con sus patrones de consumo y producción han emitido gases de efecto invernadero, que han desestabilizado el clima y de lo cual, nosotros que no hemos contribuido a ese fenómeno, estamos asumiendo consecuencias terribles.

De acuerdo a la Convención de Naciones Unidas de Cambios Climáticos, que establece los criterios de vulnerabilidad, Centro América cumple con todos esos criterios. Sólo hay dos criterios de vulnerabilidad con los que no cumplimos, uno, que no somos Estados bipolares y el otro, que no somos Estados mediterráneos. Aparte de esos dos criterios ¡cumplimos con todos los demás criterios de vulnerabilidad! Recurrentemente hay huracanes, sequías, pérdidas de recursos hídricos, pérdida de cobertura forestal, terremotos, incendios forestales.

Menciono esto para enfatizar el porqué es importante esta búsqueda de soluciones conjuntas como centroamericanos, porque al fin y al cabo, Centro América sigue siendo en nuestros corazones y en nuestra visión, la Patria Grande. En este sentido, el día de hoy el Consejo de Ministros debatió sobre la necesidad de contar con un instrumento que aborde el tema del uso eficiente y la gestión integrada de los recursos hídricos de Centro América.

Centro América tiene 38 cuencas hidrográficas, de las cuales, Nicaragua tiene 2 de las 3 más grandes: la Cuenca del Río Coco, que hoy está sufriendo deforestación y disminución de caudales, y la Cuenca del Río San Juan o el Lago de Nicaragua, ambas cuencas suman casi 50 mil kilómetros cuadrados.

Por tanto, el poder contar con un instrumento regional, sería de suma importancia para que, en cooperación, en un abordaje común de todos los países de Centro América, podamos cuidar nuestras cuencas hidrográficas y nuestros recursos naturales.

También, hoy se ha debatido sobre instrumentos regionales importantes para aplicar, ante retos que enfrenta la región. Hemos conversado sobre la necesidad de hacer una evaluación ambiental estratégica, del Convenio de Cooperación con la Unión Europea, porque muchas veces negociamos instrumentos regionales, y no hemos hecho los análisis de cuáles son los impactos positivos y negativos, que esos Convenios pueden tener para la región. Y por ende, no hemos podido tener esos instrumentos para prepararnos, no solamente para lo bueno, sino también para lo menos bueno. Ese ha sido otros de los temas que se ha debatido aquí con los Miembros del Consejo de la CCAD.

Pensamos que en el desarrollo sostenible, que implica producir respetando la naturaleza y con justicia social, hay muchas oportunidades; y el tema de la gestión ambiental, hoy por hoy, ya no es altruista, de biólogos, de idealistas, ¡es un tema de competitividad y de sobrevivencia! Creemos que este acto tiene una importancia trascendental, porque así como el Comandante Ortega suscribió el Convenio Constitutivo de este primer Órgano de Integración, pensamos que también, Nicaragua puede asumir un liderazgo, y un apoyo a los esfuerzos que hacen los países de Centro América en esta dirección.

Con esto señor Presidente, quisiera que me permita darle la palabra a [email protected] [email protected] del Consejo de la CCAD, para que nos puedan resumir sus impresiones, sus percepciones en esta sesión de trabajo tan hermosa, que hemos tenido en Nicaragua. Le daría la palabra al Ministro de Estado de Belice Servulo Baeza, Presidente Protémpore de la Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo.

Palabras de Servulo Baeza

Muchísimas gracias Marcos; al señor Comandante Presidente, señor Daniel Ortega. Primero quisiera mandar el saludo del Primer Ministro Honorable Said Musa, que está esperándolo en Belice para poder dárselos personalmente.

Hoy fue un día muy apretado con todo el trabajo que hicimos, pero estos temas del Medio Ambiente son muy importantes, creo que todos reconocemos que al ambiente no tiene fronteras, y que debemos trabajar por la región. Tengo que felicitar al pueblo de Nicaragua y su gente, por esta bienvenida, y por ser tan buenos anfitriones, como el señor Alcalde. Muchísimas gracias.

Palabras de Lilliam Aniel

Guatemala

Muchísimas gracias; buenas noches, señoras, señores, señor Presidente, Miembros del Gabinete. Quiero exhortarlos a que sigan adelante, realmente estoy impresionada, mi país está altamente desforestado. La impresión que llevo de ustedes señores, señoras, es que todavía, hoy por hoy, es un país verde. Por favor ¡consérvenlo así! sigan adelante y ayúdennos, porque esta unidad que estoy viendo en ustedes, quisiera trasmitirla a mi pueblo. Muchísimas gracias.

Palabras de Jorge Palma

Honduras

Cuando venía de viaje, les comentaba a mis colegas Ministros, que León era mi segunda ciudad. Me siento, de verdad, leonés y me encontré que la foto de mi abuelo está aquí en León.

Son principalmente cuatro temas los que estamos manejando de manera conjunta con la señora Ministra de Nicaragua. Básicamente es el proyecto del Corredor Biológico Mesoamericano, que le hemos llamado Proyecto Corazón, y que fue ignorado por el anterior Presidente de Nicaragua y señor Presidente de mi país, Honduras.

El otro proyecto en el que estamos interesados en desarrollar de manera conjunta, es un proyecto de protección del Golfo de Fonseca, por cuanto es de alta prioridad para ambos países. Hay dos proyectos adicionales, que estamos iniciando, pero tenemos el gran deseo de que sean proyectos factibles.

Uno de ellos, le estamos denominando Proyecto Parque Nacional por la Paz, es fronterizo entre Honduras y Nicaragua. Por la parte de Nicaragua es en el municipio de Somoto, y por la parte de Honduras en San Marcos de Colón. El otro que estamos recién iniciando, nos encontramos en las primeras conversaciones, es el desarrollo de la zona de la mosquitia, principalmente la cuenca del Río Coco.

Estoy muy contento de estar acá, hemos sido atendidos finamente,por todos los Alcaldes, por todos los compañeros. Muchísimas gracias.

Palabras del Secretario Ejecutivo CCAD

Muchísimas gracias señor Ministro; quisiéramos recordar que la CCAD ha recibido de los países, mandatos de este tipo para promover acciones conjuntas bilaterales, o trinacionales, en función de proteger los ecosistemas de Centro América.

Palabras de Zoila Aquino

Panamá

Buenas noches a todas y todos; señor Presidente, a su esposa. Para nosotros es un honor estar aquí, nos hemos sentido muy contentos; en lo personal me siento muy contenta, muy satisfecha de estar aquí con ustedes y por todo el calor humano que hemos tenido desde que llegamos a Nicaragua.

Entre Panamá y Nicaragua han habido también, unos lazos de amistad muy estrechos de colaboración, y continuamos dándole a Nicaragua, esa misma relación de amistad que siempre hemos tenido con ustedes. De parte de la Ministra de Ambiente de Panamá, les doy los más cordiales saludos y les agradezco mucho el poder estar compartiendo con ustedes, este momento.

Palabras del Alcalde de León

Muchas gracias. Quisiéramos pedirle a don Jorge Rodríguez quien es Primer Viceministro de Ambiente y Recursos Naturales de Costa Rica, para que nos de sus impresiones. El señor Rodríguez, trabajó aquí en los años 80, como experto forestal; fue uno de los que construyó las barreras contra la erosión; quiere mucho a esta ciudad y se identifica con lo que hizo y lo que dejó acá en esta tierra.

Palabras de Jorge Rodríguez

Costa Rica

Buenas noches señor Presidente, señora Ministra, señores Ministros de Centro América, señores Alcaldes. Para mí es doble satisfacción estar hoy aquí, porque estar recorriendo todas estas calles, después de muchos años, después que estuvimos trabajando creando el proyecto Héroes y Mártires de Veracruz en todo lo que es la zona de Los Maribios; el Proyecto del Sesteo, me trae muy buenos recuerdos. Momentos aquellos que fueron muy difíciles, y estoy hablando de los años 83, 85 ¡era un esfuerzo muy grande el que se hacía!

No quisiera pasar por alto las palabras de la señora Primera Dama, doña Rosario, cuando ella hablaba del problema ambiental mundial, y que nosotros no escapamos a eso. Quisiera decirles que en los últimos informes y estudios que hacíamos en Centro América, estábamos hablando que Centroamérica se estaba desforestando en el orden de 48 hectáreas por hora… ¡462 mil hectáreas al año! y eso ¡es mucho; es un problema bastante serio.

Cuando veo los apuntes inmediatamente los identifico, porque el problema de despale, de desforestación, está acompañado en nuestra región, por otros problemas como es el campo de la agricultura. Es decir, ese problema de desforestación va acompañado de un problema de agricultura, donde ya comenzamos a tener problemas bastantes serios en el abastecimiento del agua, y toda la agricultura.

Nos está llevando a otro problema muy de la par, que es el de salud, a la vez de la desforestación, tenemos problemas en la agricultura, tenemos problemas de nutrición, tenemos problemas en los aspectos principalmente respiratorios, problemas gastrointestinales… ¡hay toda una cadena que comienza a darse aquí!

Si yo le preguntara a un campesino qué entiende por el problema del cambio climático, posiblemente, me va decir ¡que no entiende! Pero sí me va a decir… ya perdimos las pistas, ya no sabemos cuándo sembrar; tenemos inundaciones, tenemos sequías. Si vive cerca de las costas, posiblemente me dirá que ya tiene problemas más seguidos de huracanes; y todos esos, son problemas ligados al cambio climático.

Con mucha satisfacción, veo cómo se vuelve a retomar el tema; y si pasa a nivel centroamericano, a través del Corredor Biológico Mesoamericano, que se vuelve como un mecanismo de mantenimiento de tierras a nivel regional, pero con un concepto muy diferente de desarrollo.

Cuando veo Trifinio, que es entre Guatemala, El Salvador, Honduras; o veo el Proyecto Corazón a nivel de Nicaragua-Honduras; o el Proyecto La Amistad en Costa Rica, observo que todavía aquí nos falta una gran oportunidad y me parece que ahora es la ocasión de retomar la oportunidad de un corredor transfronterizo de desarrollo sostenible en la zona del Río San Juan. Me parece que ahí hay una oportunidad muy grande, que con la cooperación que tenemos dispuesta, que nos está ofreciendo un grupo español, la OEA, el BID, me parece que ahí hay una gran oportunidad.

No quisiera irme sin dejarles las gracias a todos, y como decía la señora Ministra de Panamá, nunca he tenido tantas cosas en un mismo momento… un día tuvimos turismo, viajes a diferentes zonas, tuvimos regalos, ¡y hoy nos declaran huéspedes distinguidos de acá! ¿Qué más les podemos decir? sino ¡muchas gracias sinceramente…!

Y quisiera felicitar a Nicaragua por haber firmado la Ley de Aguas; en mi país hemos hecho muchos esfuerzos y no lo hemos logrado. Gracias.

Palabras de Marco Antonio González

En Centro América, hay países que han tenido hasta 28 proyectos de Leyes de Agua, ¡ningún país tiene una Ley de Aguas! El Diputado Edwin Castro, cuando estábamos organizando esta reunión nos dijo hace 2, 3 meses: Nos comprometemos en Nicaragua, a tener la Ley de Aguas, antes que lleguen los Ministros de Medio Ambiente a Nicaragua. ¡Hoy, tenemos la primera Ley de Aguas de Centro América!

Palabras de Roberto Escalante

El Salvador

Tengan todos muy buenas noches. Estimado señor Presidente de Nicaragua, señor Daniel Ortega; Primera Dama de la República de Nicaragua, señora Rosario Murillo; señor Obispo de León, Monseñor Bosco Vivas; estimados colegas, Ministros y Viceministros; señores Alcaldes y sus Concejos, amigos de la prensa, hermanos centroamericanos todos.

Reciban un fraternal saludo de El Salvador y de nuestro Presidente Elías Antonio Saca, gracias por su cálida hospitalidad, la cual pude percibir tan pronto pisé suelo nicaragüense. En particular quiero agradecer al Diputado Edwin Castro, que ha tenido muchos detalles con nosotros y ha hecho nuestra estadía muy placentera, en esta tierra tan bella.

No hay duda de las oportunidades que Nicaragua tiene, pero, tampoco hay dudas de los desafíos que tienen. Sin embargo, estoy seguro que con su liderazgo cambiarán estos desafíos por más oportunidades. También quiero unirme al esfuerzo de congratularlos por esta Ley de Agua; en mi país también veo mucho esfuerzo, actualmente está en la Secretaría Técnica de la Presidencia y todavía no llega al Congreso para su consulta, discusión y final aprobación.

Estoy seguro que este gran paso que ha dado Nicaragua en materia de recursos hídricos va a ser un detonante muy positivo para el resto de los países de la región. Dios bendiga a Nicaragua y a toda Centro América. Muchas gracias.

Palabras de Marco Antonio González

Por último, aunque correspondía en el orden haberle dado la palabra antes, pero como autoridad anfitriona de esta reunión, vamos a solicitarle a la Ministra de Ambiente y Recursos Naturales Juanita Argeñal, que cierre esta ronda de comentarios y opiniones sobre las actividades de estos últimos días.

Palabras de Juanita Argeñal

Nicaragua

Buenas noches compañero Presidente, Comandante Daniel Ortega; compañera Rosario Murillo Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía; Monseñor Bosco Vivas, Arzobispo de la Arquidiócesis de León; Monseñor Selva de la Arquidiócesis de León.

Compañeros y compañera Alcalde; compañera Patricia Delgado, Presidente de la Asociación de Municipios de Nicaragua; compañeros miembros de este Consejo de Ministros y Primer Ministro de Centro América, Belice y Panamá. Compañeros y compañeras del Gabinete del Poder Ciudadano; compañeros y compañeras participantes todos de este histórico encuentro.

Nos hemos reunido, en primer lugar, para buscar cómo avanzar con pasos firmes, a la construcción de una nueva agenda ambiental que tiene sus bases y sus arraigos, en la identidad cultural de todos y cada uno de nuestros pueblos centroamericanos; buscando cómo rescatar lo que hemos perdido en materia de biodiversidad, de áreas protegidas; lo que hemos perdido en el habitat, que tenemos el deber y el compromiso de reconstruir.

Como decía la compañera Rosario Murillo, hablar de medio ambiente y naturaleza, es hablar de identidad humana, de dignidad humana, para fortalecer la conservación de los recursos naturales de una manera sustentable, ¡pero responsable! y ahí se sostiene uno de los principales valores con los cuales nos hemos motivado en esta reunión, y es el compromiso del respeto a reconstruir lo que hemos heredado de este modelo depredador.

Como expresó el compañero Jorge Rodríguez, de Costa Rica, hemos analizado el grado de desforestación que tenemos los países del área centroamericana, y yo les decía que en Nicaragua, anualmente se devastan 70 mil hectáreas de bosque; y él nos decía que cada 48 horas se devastan 48 hectáreas de bosque, que significan 468 mil hectáreas de bosques anuales. Cuando desforestamos el bosque, perdemos suelo, perdemos biodiversidad y ecosistema natural.

En fin compañeros, ha sido un día realmente dinámico en cuanto a buscar consenso que nos ayude, a transformar este modelo depredador, en un nuevo modelo, y además, a construir los objetivos en común que nos depara esta agenda ambiental, como es la construcción de los planes de manejo de nuestras cuencas hidrográficas.

Ya lo mencionaban, nuestro Proyecto Corazón, en la parte norte con Honduras; tenemos el gran desafío y el reto del plan de manejo del Río Coco, tal y como le expresé al compañero Jorge Palma, que esto era un gran reto, y el me decía: ya ustedes tuvieron a su Presidente en las riberas del Río Coco, ahora nosotros tenemos que llevar a nuestro Presidente, hacia las riberas del Río Plátano, para también buscar cómo establecer este manejo, este plan integral de cuencas, dándole una repuesta a nuestras comunidades miskitas, mayangmas.

Hablábamos del Proyecto Corazón, que de hecho, empieza ya sus primeros desembolsoa, para lo cual nos hemos reunido la Ministra del Medio Ambiente de Honduras, la Licenciada Mayra Mejía; el Licenciado Jorge Palma, y su servidora, para buscar el consenso y dar respuesta a las comunidades miskitas y mayangmas de la biosfera de Bosawás y de la biosfera de Río Plátano.

En el lado sur, tenemos el Proyecto de Araucaria, que busca cómo dar una respuesta integral al gran plan de manejo de la cuenca hidrográfica, de nuestro primer recurso de agua a nivel centroamericano; la primera y principal cuenca de agua a nivel centroamericano… el Río San Juan, el cual nos demanda, como nicaragüenses, la gran responsabilidad y el gran compromiso de buscar cómo entablar medidas contundentes y precisas para rescatarlo con la cuenca del Gran Lago Cocibolca.

Esto ha sido un compromiso y hemos trabajado en función del rescate de esta cuenca hidrográfica, porque es patrimonio y tesoro nicaragüense, como decía el Comandante Daniel Ortega. Pero también, es el gran tesoro de nuestra primer cuenca hidrográfica, a nivel centroamericano.

De forma que hemos trabajado una agenda en cuanto al manejo de los recursos hídricos, y Nicaragua ha dado pasos de avance al tener ya aprobada su Ley de Agua, que es un instrumento de gestión ambiental, que nos lleva a normalizar y regularizar el uso de este recurso.

Hemos abordado otros temas que tienen que ver con la disminución de la contaminación del medioambiente, con calidad ambiental, con las evaluaciones de impacto ambiental, buscando cómo lograr un entendimiento en común, acerca de las nuevas normas y técnicas para la evaluación de los impactos ambientales. Buscando la mitigación y la remediación sobre todo, porque ya decíamos que los cambios climáticos en Centroamérica, es hablar de la alta vulnerabilidad, producto de la desforestación de nuestros bosques, de la erosión de nuestros suelos.

Permítanme tomar y aprovechar este momento, porque Nicaragua ha establecido este consenso, gracias a la colaboración de los compañeros trabajadores de MARENA, que han hecho grandes esfuerzos por presentar a esta gran Convención, y poner a disposición del compañero Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega, el resultado del Tercer Informe País del Estado del Ambiente, el cual la ley nos mandata, como Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales, a elaborarlo cada dos años.

Por primera vez en Nicaragua, es el resultado de la consulta ciudadana, porque para su elaboración, desde enero, los compañeros del MARENA, buscaron cómo establecer el consenso, consultándolo, en primer lugar con la Comisión Nacional del Medio Ambiente, con las unidades de gestión ambiental, tanto de las Alcaldías de Nicaragua, como de las instituciones a nivel general. Con las universidades, con los compañeros de las UVAS, de los municipios.

Hemos tenido, este resultado del Estado Ambiente País, que nos ha dado la apropiación de la evaluación en Nicaragua, de cómo están nuestros recursos naturales. En sus grandes hallazgos manifiesta el alto grado de contaminación y sedimentación de nuestras aguas, pero sobre todo, el alto grado de desforestación, y el cambio del uso del suelo… ¡es impactante apreciar en los mapas el avance de la frontera agrícola!

Este instrumento de los Informes-País, son precisamente para evaluación y diagnósticos que nos permitan formular nuevas estrategias y políticas. Por eso, las políticas de este Gobierno de Reconciliación, a través del MARENA, han estado encaminadas a la preservación de los recursos hídricos y naturales; al mantenimiento de los planes integrales en las áreas protegidas, y a mejorar la calidad ambiental.

Ha sido un gran esfuerzo y les agradezco sus emotivas palabras; a Jorge Rodríguez, quien ha dado grandes aportes acerca de las nuevas prácticas que se están implementando en manejo de ecoturismo en Costa Rica, y hemos tratado de elaborar una agenda de objetivos comunes.

Muchas gracias; pero no quiero finalizar, sin hacerle la entrega oficial al compañero Comandante, del Tercer Informe del Estado del Ambiente País.

Por otra parte también, invitar a la compañera Lilliam Gómez, Alcaldesa del Municipio de San Francisco Libre, que tiene preparada una pequeña exposición, acerca de nuestro municipio de San Francisco Libre y Cambio Climático en Nicaragua. Muchas gracias.

Palabras de Lilliam Gómez

Buenas tardes compañero Comandante y Presidente de Nicaragua, Daniel Ortega Saavedra; compañeros Ministros de Centroamérica, Belice y Panamá; compañeros Ministros, Diputados, Alcaldes y señores aquí presentes.

Nosotros en San Francisco Libre, estábamos esperando a nuestro Presidente, para entregarle un plan estratégico donde, a pesar de todos los embates que hemos tenido, tanto en los 16 años de gobiernos neoliberales, que nos dejaron en el olvido, como de la naturaleza. Pero en sí, el municipio San Francisco Libre, está en pie de lucha, dispuesto a apoyar a nuestro Presidente en todas las gestiones, para llevar desarrollo a Nicaragua y a nuestros municipios.

Envío el saludo del pueblo de San Francisco Libre, del mío propio, esperando que nos de respuesta a las grandes problemáticas que nos dejaron en los 16 años de olvido, estos gobiernos neoliberales. Que nos de respuesta a toda la problemática ambiental del municipio, ya que tenemos 80 familias que sólo viven de la leña, y necesitamos resolver, buscando una alternativa de reforestación en el municipio y así darle respuesta a estas familias. Tenemos problemas de energía, de carreteras. Confiamos también en nuestros Ministros, para que nos apoyen y dar respuesta a toda la problemática de nuestro municipio.

Por ese estudio que se hizo, entregamos la Estrategia Ambiental para la Reducción de la Pobreza en el Municipio San Francisco Libre, a nuestro Presidente. Muchas Gracias.

Palabras de Daniel

Buenas noches hermanos y hermanas nicaragüenses, familias nicaragüenses que en todo el territorio nacional nos están viendo y escuchando a través de la televisión y la radio… (grabación inconclusa)… abordar este tema que es crucial para el futuro de la humanidad, el tema del medio ambiente, ¡cómo se ha venido destruyendo!

Les damos la bienvenida a nuestra Patria centroamericana, aquí a Nicaragua, a esta parcela de nuestra Patria Centroamericana, de nuestra Gran Patria Latinoamericana y Caribeña, al hermano beliceño, Servulo Baeza; al hermano guatemalteco, Juan Mario Dary; al hermano hondureño, Jorge Palma; al hermano salvadoreño, Roberto Escalante; al hermano costarricense Jorge Rodríguez; a la hermana panameña, Zoyla Aquino.

A nuestro querido y respetado Obispo de la Diócesis de Occidente, León y Chinandega, Monseñor Bosco Vivas; a nuestro querido hermano Alcalde de León, Tránsito Téllez; a nuestro querido hermano Carlos Fonseca, que es Secretario Político del Frente Sandinista y ahora se encuentra organizando los Consejos del Poder Ciudadano.

Estos, no son Consejos formados por afiliados de partido, sino Consejos formados por los ciudadanos que se organizan en las comarcas, las comunidades, los barrios, para que el ciudadano pueda ejercer el poder; que sea un sujeto activo en el ejercicio del poder, que no se limite a depositar su voto en las elecciones y luego convertirse en un espectador, a ver en qué le cumplen el Alcalde, los Diputados, el Gobierno… a pedir incluso, y esto no cabe, lo que hace es alimentar una relación paternalista, nada buena.

También en Honduras, el Presidente Zelaya levantó la bandera de los Consejos del Poder Ciudadano. Y es que realmente, es algo fundamental para asumir retos como éste de la defensa del medio ambiente.

Si el ciudadano no se convierte en sujeto activo, si no cobra conciencia del tipo de lucha que estamos librando, por mucho esfuerzo que haga el Gobierno haya arriba, se avanzará muy poco.

Pero, cuando el ciudadano asume conciencia y se convierte en un sujeto activo, que ejerce el poder de forma permanente… ¡porque queremos que realmente el pueblo ejerza el poder! Y lo dicen todas nuestras Constituciones, que el poder, la soberanía, reside en el pueblo. Pero, en la práctica, el pueblo nada más ejerce ese poder cuando deposita el voto… después, hay problemas de comunicación, de relación, entre las autoridades electas y los ciudadanos y eso debilita cualquier acción institucional.

Si queremos emprender una acción en el campo de la salud, y el ciudadano no está inmerso en esa acción, sencillamente, los costos son tan grandes que la institución sola, no los puede cubrir. Y desde allí, ya tenemos una gran limitación. El mismo ciudadano no se siente motivado ni siquiera a llevar a su niño a vacunar, si es una campaña de vacunación, por ejemplo.

En cambio, cuando se le da la oportunidad de organizarse, de dialogar, de discutir, proponer, criticar al Alcalde, al Vicealcalde, al Ministro, al Presidente, al Vicepresidente, a las autoridades… ahí sí le estamos dando su lugar al pueblo, a los ciudadanos; les estamos dando la fortaleza necesaria para que puedan asumir tareas, que no se podrían asumir desde la institución, porque sencillamente, no alcanza el presupuesto.

Cuando el ciudadano se motiva a participar en una lucha social, en la alfabetización, en el campo de la cultura, en la construcción de viviendas, de caminos, en la recuperación de los bosques, en la defensa del medio ambiente, entonces, con toda seguridad ¡se pueden alcanzar grandes éxitos, grandes victorias!

Nosotros consideramos que eso es fundamental en toda esta lucha; el pueblo tiene que ser un sujeto activo y los funcionarios, ser instrumentos, ser servidores de ese pueblo, ayudando a articular las propuestas que el mismo pueblo, en todo su derecho, debe conocer, debe cuestionar si considera que hay que hacerlo, y debe corregir, si lo considera necesario. Allí sí, ya se marcha con una gran fuerza, una gran fortaleza, porque eso le da una enorme unidad a la nación.

Un Consejo del Poder Ciudadano en una comarca, en un municipio, ya sea en el municipio de Rivas, y aquí tenemos a nuestro querido Alcalde de Rivas, si allí, por ejemplo, se organizan, la mejor ayuda que tendrá la Alcaldía es ese ciudadano organizado. Independientemente de que el Alcalde sea liberal, los ciudadanos organizados alrededor de sus reivindicaciones, sus problemas, participando activamente… no yendo a escuchar nada más al Alcalde, que les diga lo que hay que hacer, sino más bien, ellos, diciéndole al Alcalde lo que debe hacer, cómo se deben gastar los recursos.

El Alcalde puede proponer, pero los ciudadanos pueden decidir: nos parece que están gastando mucho en salarios, y mejor dedicar un poco más de recursos para invertir en caminos, en proyectos de agua, en la defensa del medio ambiente. Al Alcalde y el Concejo municipal ¡no les queda más que acatar!

Igual, aquí tenemos también al Alcalde de León, que debe reunir, en su gestión, a través de los Consejos del Poder Ciudadano que está organizando Carlos… reunir a todos los ciudadanos; no se les va a preguntar si es liberal, conservador, o sandinista… ¡simplemente es un ciudadano que tiene demandas muy concretas! y se le debe abrir ese espacio para poder, realmente, convertirse en un sujeto activo, que va a estar junto con el Alcalde y el Concejo municipal en la toma de decisiones. Y si es así, tengamos la plena seguridad que se va a comprometer también en la ejecución de esas decisiones.

De lo contrario, ¿cuándo podrá la Alcaldía contratar miles y miles de trabajadores para desarrollar, por ejemplo, una campaña de reforestación, si no hay presupuesto? Pero, si al ciudadano se le abren esos espacios, toma conciencia y se siente sujeto activo, indiscutiblemente, ¡que va a trabajar! no va a pedir salario, simplemente, que se le den los recursos básicos para ir a reforestar en su propio territorio. Y tenemos al pueblo actuando en todos los campos.

Y esto es igual para la salud, la educación, para la construcción de caminos de penetración; la construcción de viviendas, de puestos de salud; es decir, el pueblo siendo realmente, sujeto activo. Esto es un reto muy grande que tenemos en Nicaragua y creo que lo tenemos todos los pueblos… ¿cómo lograr que esa distancia que se establece entre gobernantes y gobernados, desaparezca?

Porque eso lo que hace es debilitar al gobernante. Una Alcaldía, o un ministerio, será mucho más fuerte, cuanto más capacidad tenga para organizar los Consejos del Poder Ciudadano, lo que significa que está compartiendo decisiones y al hacerlo, si nos equivocamos, ya no van a decir… ¡es culpa del Ministro! o ¡es culpa del Alcalde! Si nos equivocamos, es por culpa de todos; pero seguramente ¡no nos vamos a equivocar cuando participemos y discutamos todos! Porque al estar en la toma de decisiones, estamos asegurando la participación de todos en la ejecución de lo que estamos acordando.

Eso es un principio básico, fundamental, para asumir, en este caso, esta batalla titánica que está librando la humanidad entera. Esta es la batalla más grande que se está librando a lo largo de la historia de la humanidad, porque es la concepción de una política de desarrollo, en manos del capitalismo global que establecía sus normas, imponía sus políticas económicas a sangre y fuego, y cuando se daban aquellas épocas y períodos de conquista en África, Asia, en todo nuestro continente americano, sometido a esa colonización que respondía a un modelo desarrollo que estaba determinado por las metrópolis europeas.

Simplemente se trataba de crecer, pero en esos momentos, la población mundial, el desarrollo tecnológico y la contaminación que podían generar la forma de explotación de la época ¡que eran brutales! se convertían en políticas económicas que practicaban el genocidio de forma sistemática, para saquear los recursos naturales.

Ahora que estábamos en Senegal, visitamos una Isla frente a Dakar. Senegal está en el extremo norte occidental del continente africano, y por lo tanto, es el punto más próximo para traficar hacia nuestro continente. Hace unos años, nosotros estuvimos en Ghana y allí, también visitamos otro sitio donde se concentraban seres humanos… los campos de concentración no los inventó Hitler. Los campos de concentración masivos, que duraron más de 300 años, los inventaron, los establecieron los que se precian de ser muy civilizados, los europeos, los imperios europeos, en sus pugnas, en sus luchas.

Visitamos este campo de concentración, que se llama Gorée; es una isla donde venían trasladando a los esclavos del sur y centro de África, hasta ese punto, que era el lugar ideal, la terminal donde se concentraban los esclavos y de allí se embarcaban para Estados Unidos, Cuba, Brasil, a todos los países de esta región.

En esos campos de concentración habían lugares para los adultos varones, con grilletes para los pies, con aquellas bolas de hierro, pesadas, hacinados ¡peor que un animal! Porque al animal siempre se le cuida; si es al ganado ¡se le trata muy bien! Igualmente si son aves de corral, porque se les quiere reproducir. En cambio, a estos seres humanos, simplemente se les tiraba allí, uno sobre otro.

Luego, otra celda para los niños; otra para las mujeres; otra para los que pesaban menos de 50 kilos. Pesaban a los esclavos que iban llegando y al que pesaba menos de 50 kilos, lo metían a una celda especial donde, ¡quien sabe qué tipo de alimentos les daban para buscar cómo engordarlos! Les metían ¡forraje! para engordarle y que diera el peso, porque después llegaban los comerciantes, los traficantes que tenían las explotaciones en América y llegaban a comprar.

Y claro, los que vendían a los esclavos necesitaban vender un esclavo que pesara más de 50 kilos, si no, no les pagaban lo que ellos querían. Por otro lado, estaban las celdas de castigo, donde metían al que se rebelaba y luego lo asesinaban, lo torturaban.

Un sabio anciano allí, que tiene 40 años de estar como guía, guardador del lugar, nos iba explicando, y nos hacía la siguiente reflexión, porque en la parte baja, en los subterráneos están las celdas, luego, hay unas gradas y arriba están unos lugares cómodos, espaciosos, para que allí estuviesen hospedados los mercaderes, durante el período que llegaban a comprar esclavos. El nos decía… ¿cómo es posible que esta gente pudiese dormir tranquilamente allá arriba, mientras escuchaban los lamentos, los gritos? ¡Porque eso era terrible!

Y en ese sitio, estaba la foto del Papa Juan Pablo II, que condenó al capitalismo salvaje, con esas palabras. Allí está la foto del Papa, cuando en ese lugar, ¡pidió perdón por el pecado que cometieron muchos religiosos que bendecían los barcos donde salían los esclavos! Y entonces, una familia, el padre tal vez iba a parar a los Estados Unidos; la madre quizás a Brasil; el hijo a Cuba… la esclavitud, separando de forma brutal a la familia.

¿Qué provoca ese comportamiento brutal? Lo provoca una concepción del desarrollo y el progreso. Decían los europeos, tenemos que progresar, y para eso debemos convertirnos en imperio; necesitamos mano de obra barata, y la más barata es la mano de obra esclava, porque hay que buscar cómo alimentarlos un poco, y como son muy resistentes ¡a explotarlos! Necesitamos tierras, decían, ¡y se adueñaron de tierras y de las riquezas!

Esa concepción en esa época, provocaba un genocidio masivo pero, por las condiciones en que estaba el desarrollo, todavía no se hablaba, en ese momento, de contaminación ambiental; no existían los vehículos, no se había desarrollado la industria. El problema es que, esa misma concepción ha seguido desarrollándose.

Es cierto que ya no existe la figura del esclavo de aquella época, pero todavía en los años 60, en Estados Unidos, los negros nacidos en Estados Unidos, tuvieron que luchar por sus derechos, porque se les discriminaba, no los dejaban entrar a las mismas escuelas de los blancos, ni a los mismos centros de esparcimiento, o restaurantes. Lo que había allí era un apartheid… blancos por aquí, negros por allá. Finalmente, con Luther King lograron alcanzar esos derechos.

Son derechos que están establecidos en todas nuestras naciones, pero el problema es que la concepción de lo que se llama progreso, sigue siendo una concepción de desarrollo no sostenible; simplemente, si hay que sacar riquezas y eso significa contaminar, envenenar las aguas ¡allá van y las envenenan! Y como la gente, los pueblos, tienen necesidad, no les queda más que aceptar que llegue allí y se instale una planta, una empresa, o un tipo de cultivo que provoca más daños que beneficios.

Aquí, es bueno comentarles a nuestros hermanos centroamericanos que estamos en una zona de Nicaragua, en el occidente, León, Chinandega, que son de las tierras más fértiles de Nicaragua. Una zona que tenía bosques, producía muchas frutas; Chinandega era famosa en occidente, por sus naranjas, pero ¿qué pasó? El desarrollo del capitalismo global decidió que había que producir algodón; se abrió el mercado del algodón e impusieron ese monocultivo en Centroamérica.

En Nicaragua se llegaron a sembrar hasta 350 mil manzanas de algodón, era el país que más producía algodón en toda Centroamérica… pero ¡a qué costo! ¡Las toneladas, de toneladas de insecticidas que llovió por todas estas comunidades! Porque no se iba a concentrar nada más donde estaba la plantación, afectando, lógicamente a los que trabajaban en ella; sino que el insecticida corría en el aire, penetraba en la tierra, y envenenaba las aguas.

Pero como estaba el boom algodonero y el precio del algodón era muy bueno ¡allí estaban las haciendas de algodón multiplicadas! Y nadie pensaba… simplemente ¡la necesidad! Hay que trabajar y lo que daba trabajo era el algodón, había que ir a trabajar allí a ganarse unos cuantos pesos; pero los que determinaban las políticas de mercado, sabían y fueron los primeros en prohibir este tipo de insecticidas en su país, aunque los continuaban aplicando en los nuestros.

Aquí tenemos otro cultivo, el del banano, que se da también en Costa Rica, Panamá, Honduras, Guatemala, Ecuador, donde se utilizaron pesticidas con químicos que provocaron enfermedades… y allí andan, deambulando de un lado para otro, las víctimas del famoso Nemagón. Allí están los trabajadores ecuatorianos, panameños, costarricenses, con sus demandas en Estados Unidos, en una lucha ¡que hay que librarla! pero que, dentro del esquema de la justicia norteamericana ¡jamás van a fallar a favor de los pobres! Siempre van a fallar a favor de los poderosos, de los dueños de esas empresas!

Se está librando la batalla, porque hay que hacerlo, pero ¿qué es lo que nos tiene que llamar la atención…? La concepción del desarrollo que se ha impuesto sobre la humanidad, que es una concepción que no piensa en el mañana, únicamente piensa en el ahora, en que hay que acumular riquezas, ¡a la mayor velocidad posible! Y no importa el daño que provoca, si al final de cuentas, el que acumula la riqueza, se va a disfrutar de ella a otros lados. Cuando empieza a perder, simplemente se va; mientras esté ganando, allí va a estar instalado.

¡Cuántos ríos quedaron envenenados aquí! Quedaron envenenados desde que se instalaron las empresas mineras, sin ningún control en nuestro país… ¡cuántos ríos envenenados! La lucha que se ha tenido que venir librando con las zonas francas, para que no se conviertan, en plantas que generan empleos, pero a la vez contaminan o envenenan. ¿Cómo lograr que realmente cumplan con los requisitos mínimos para no contaminar los suelos?

El problema es la concepción que se ha establecido, que sigue pesando ¡y nos arrastra a todos! Ahora, quieren que empecemos a producir maíz para convertirlo en etanol, simplemente porque tienen necesidad de este combustible… ¿quiénes? ¿quiénes pueden pagar el etanol a ese precio? ¡los norteamericanos y los europeos!

¿Y por qué les urge el etanol? Por los problemas que presenta en estos momentos el petróleo y ellos, tienen una industria automovilística, automotriz, de todo tipo; desde los autos deportivos hasta la maquinaria más pesada, que utiliza o gasolina o diesel. Y como están con ese problema, ellos deciden que hay que buscar el maíz… ¡que tanta falta le hace a nuestros pueblos para garantizar los tres tiempos de comida!

Siendo nuestros pueblos dueños de una gran cultura en la producción de maíz, en la elaboración de una gran cantidad de platos derivados del maíz, pero… ¡no está asegurada la tortilla todos los días en los hogares de las familias nicaragüenses!

El problema aquí es la concepción. Viene una empresa y se instaló en Nicaragua, Costa Rica u Honduras y claro, en la necesidad, dejamos que se instale; tal vez no le ponemos los controles, o en el contrato ellos se comprometen a establecer determinadas normas para no contaminar, no envenenar las aguas, pero, a la hora de producir ¡están envenenando!

La verdad es que allí, todos estamos perdiendo ¡todos perdemos! Porque el agua que se envenena en Nicaragua, a final de cuentas le va a hacer falta a los hermanos centroamericanos; igual, el agua que se envenena en Honduras, o en Costa Rica. Tenemos que cerrar filas, unirnos ¡es lo menos que podemos hacer!

Los grandes, que son los que determinan lo que ellos llaman progreso, desarrollo, independientemente de que eso signifique llevar a la humanidad a la extinción, ellos tienen sus políticas, discuten; se acaban de reunir el G-7 y Rusia, en Europa, y siguen discutiendo el tema del medio ambiente en relación con el Acuerdo de Kyoto y allí tenemos, nada más y nada menos que a Estados Unidos, que es el más grande contaminador, negándose a aceptar lo que plantean los europeos ¡que son otros grandes contaminadores!

Pero los europeos están asustados, porque se han dado cuenta de que, al paso que van, no solamente vamos a colapsar los pueblos en vía de desarrollo… ¡van a colapsar también ellos! Y eso, no lo quieren ver, no el pueblo norteamericano, sino los grandes capitales, la gran industria que, a final de cuentas, es la que pone a los Presidentes en Estados Unidos.

Vemos la posición del Gobierno norteamericano, totalmente cerrada, dura y ¡siguen contaminando! Van a seguir contaminando y, es una actitud contradictoria porque, por un lado, el mismo Presidente de Estados Unidos, cuando habla, lo hace alarmado del calentamiento global. Ya lo escuchamos usar ese término que antes no se le escuchaba al Presidente norteamericano.

Habla del calentamiento global, de la amenaza que eso significa, pero, a la hora de cumplir con las normas que establecieron ellos mismos, porque nosotros, en esos Acuerdos de Kyoto ¡ni las manos metemos! Son ellos los que deciden, los que determinan, porque se dan cuenta que está en peligro la especie humana.

Antes era fácil para ellos ocupar África, América Latina, asesinar, esclavizar; no corrían ningún riesgo, estaban tranquilos. No había riesgo de calentamiento global, de contaminaciones en las aguas, en los mares, porque ¡también han contaminado los mares! Antes decíamos, los peces en los mares, toda esa pesca de escama en los mares, un alimento de lo más sano, lo más limpio y ahora, nos dicen… que debemos ir con cuidado porque los pescados están contaminados ¡por todos lados!

El atún, por ejemplo, que es tan apetecido en Semana Santa, y ahora, nos dicen que el atún es de los más peligrosos, con mayor carga de tóxicos; lo dicen ellos mismos, pero… ¡no se detienen en seguir enlatando el atún y contaminando! Porque el atún se vuelve tóxico, en la medida que han contaminado los mares, si no fuera así, el atún sería un alimento sano.

¿Qué podemos hacer nosotros? ¿lamentarnos? No podemos lamentarnos; ¿denunciar? ¡hay que denunciar! Porque la situación es tan dramática, el peso del desarrollo en naciones incluso, como la República Popular China, esa potencia económica que tiene un crecimiento económico impresionante, ¡está contaminando! Y los chinos dicen… “¿por qué me van a poner restricciones, que no se las ponen ustedes en Estados Unidos? Cuando además, nosotros somos una nación mucho más rezagada que ellos.” Con una población gigantesca, la mayor población mundial.

Como ellos están en su desarrollo y se les ocurrió que hace falta una presa, agarran la maquinaria de esa famosa empresa Tres Gargantas y la lanzan a construir la presa… ¡los cambios que eso va a provocar después! cambios climáticos, inundaciones. En ese momento, claro, muy bonito, se realizó la presa, una obra gigantesca, extraordinaria, pero luego ¿qué va a pasar?

Y la contaminación ¡con la cantidad de vehículos que están introduciendo! porque sencillamente, nos dicen que para que un país sea desarrollado, para que una nación pueda progresar, todos los ciudadanos deben tener un carro. Y si es posible, estar cambiando carros al año siguiente… pero ¿quiénes son los que tienen las grandes industrias automovilísticas? No están en nuestros países, están afuera; un carro, cada año cuesta más, nunca va a costar menos. En cambio, nuestros productos, un día pagan por ellos un poquito más, otro año ¡pagan lo que quieren!

Lo que decía don Pepe Figueres después de la Revolución en los años 40, 48 en Costa Rica, que ponía este ejemplo… ¿cuántos quintales de café teníamos que exportar, para poder importar una maquinaria agrícola, por ejemplo? Y el café no tiene un precio estable, no tiene un precio en crecimiento… en cambio, los productos que vienen de los países del capitalismo global, Europa, Estados Unidos, Japón, ¡siempre son más caros! Nunca los van a vender más barato, aunque ellos estén en competencia, siempre son más caros.

La situación es tan terrible, que se habla de cómo la contaminación en Estados Unidos y en China continental es tan gigantesca, que se levantan nubes que empiezan a desplazarse, salen de China continental, van recorriendo el Océano, llegando a otros continentes, pasando por islas paradisíacas, donde no hay ninguna actividad contaminante, que se venden como destinos turísticos paradisíacos, pero ¡allí pasó la nube e inmediatamente contaminó! Lo dicen ellos mismos, en sus estudios.

Los mismos científicos están hablando de cómo el calentamiento global está acelerando el deshielo y lo que eso va a significar es ¡una catástrofe total! Pero, por otro lado, se resisten a tomar las medidas que debieran, para que esa amenaza se pueda frenar y revertir.

¿Qué nos queda a nosotros? ¡Denunciarlos! cuestionarlos, criticarlos, condenarlos, pero eso no es suficiente… ¿qué hacemos nosotros? Tenemos que unirnos en esta lucha, unirnos los pueblos latinoamericanos, caribeños, y empecemos por unirnos los centroamericanos, porque ¡ellos sí están bien unidos! ¡Fíjense bien! ¿qué sería de Estados Unidos si se les ocurriera hacer lo que hicimos en Centroamérica? que después de estar unidos, estos países chiquititos, con economías bien pequeñas, ahora somos independientes unos de otros, y dejamos de estar unidos.

¿Qué pasaría en Estados Unidos…? donde esos Estados… un Estado de allá, el más atrasado, el más pobre, tiene una economía cien veces mayor que todas las economías centroamericanas juntas, pero no se atreven, ni se les ocurre decir, ¡vamos a separarnos! Porque ellos están claros que si se separan, dejan de ser la potencia que son

Y aquí, nos separamos, mientras ellos se mantienen unidos; aquí en América Latina, separados, peleando fronteras, mientras en Europa, unidos, y uniéndose cada vez más. Mientras ellos se unen, hacen todo lo posible por dividirnos, por mantenernos divididos a nosotros; ellos saben que mientras nos mantengan divididos, más fácilmente van a seguir desarrollando sus políticas.

El día que nosotros nos unamos, nos convertimos en una potencia, que ellos tendrían que respetar, y ya no podrían imponer sus políticas en la forma en que actualmente lo hacen. Pienso que estamos en un momento de la historia de la humanidad, donde, aquello que se decía hace muchos años, que el mundo va a desaparecer en tal tiempo, por catástrofes, cataclismos, que parecía una cosa absurda… ahora, ¡es algo inminente!

Estamos hablando de una situación que nos amenaza a todos, y de allí que esta reunión, estas reuniones ya en el Siglo XXI realmente, tienen que pasar de las palabras, de los acuerdos, a la acción, acompañados de nuestros pueblos, para librar la batalla en Centroamérica; que nos protejamos todos, que no pensemos egoístamente que, porque tengo que crecer, no me importa el daño que se pueda estar provocando. Estaríamos, nosotros mismos, acelerando una situación de catástrofe.

En los años 1966 cuando se empezaba a intercambiar sobre estos temas, todavía en 1987 cuando empezamos, hace veinte años, a firmar los primeros Acuerdos de Esquipulas, y en 1989 fuimos concretando una serie de temas, los derechos humanos, sociales, el medio ambiente, en esos momentos, todavía, esta amenaza no parecía tan grave, tan inminente como ahora.

Ya no es nada más el grito nuestro, sino el análisis serio, riguroso, de los grandes científicos que ellos tienen en sus países, que lo están diciendo con toda claridad en Estados Unidos, en Europa: o se hace un cambio profundo en los aspectos tecnológicos, que signifiquen inversión… pero ¡no quieren invertir!

Para que se pueda contener la emanación de gases ¡hay que invertir! Y si querés seguir trabajando con la misma tecnología, hay que agregar elementos que significan costos… ¡pero no quieren! Y dicen, si hacemos esto, no vamos a poder competir con los vehículos que producen los japoneses. Allí está su competencia, que lo que hace es poner en mayor riesgo a la humanidad.

Quiero felicitarlos por estos días que han estado en Nicaragua trabajando sobre estos temas tan importantes. Hubiésemos querido que este encuentro se realizara en San Francisco Libre, queríamos que conociesen esa zona, queda aquí mismo, al otro lado del Lago. La carretera está en muy mal estado, y su reparación cuesta actualmente 40 millones de dólares ¡que no tenemos! Lo más que da es para cierto mantenimiento en verano, pero… ¡cuando vienen las lluvias!

Creo que fue de Libia o Irán que llamé a mi hermano Francisco López, le dije que localizara a Virgilio Silva, para que buscaran unos barcos, que nos embarcáramos en Managua con los invitados y nos vamos por el lago a San Francisco, porque en realidad, tenemos esa carretera natural que es el Lago de Managua. ¡No tiene problemas de mantenimiento!

Cuando los compañeros llegaron a San Francisco a buscar el sitio para realizar el encuentro, porque hay un estadio muy bonito y unas zonas que han sido reforestadas, también muy bonitas, hay aguas termales, pero… ¡estaba lloviendo a cántaros! Y no iba a haber forma de conversar, a no ser que nos metiéramos en la casa comunal, que es la cuarta parte de este local ¡y hace un calor!

No nos quedó más que venirnos a León, porque Granada, es muy linda, se ha desarrollado mucho; pero León es una ciudad que tiene una gran riqueza cultural. Si ustedes recorrieron León, pudieron ver ¡la cantidad de iglesias que hay! Sólo en el centro hay 13, y en los alrededores 20; pero todas son de estilo colonial ¡muy lindas!

Esta Catedral de León tiene muchas historias; dicen que no estaba diseñada para construirse aquí, porque León era una provincia muy pequeña; estaba para el Perú, que era un imperio inmenso; pero se enredaron los planos y los del Perú se quedaron acá y ¡nos quedó esta hermosa Catedral de León!

León tiene un potencial turístico enorme; yo diría que aquí tenemos, Granada, Masaya y León, tres ciudades con un potencial turístico enorme, pero falta mucha inversión, más iniciativa de parte de los leoneses que tienen capacidad de invertir. Mañana tenemos una reunión con empresarios y les vamos a insistir sobre el tema. Si León se levanta, con un poco de infraestructura, un poco de inversión… arrastraría tanto turismo como Granada, porque ¡tiene mucho que mostrar!

Le pedí a uno de mis asistentes que se comunicara con don Ramiro Ortiz, que ha sido un empresario, un banquero que ha tenido sensibilidad por el arte. Por su propia iniciativa hizo un museo y él lo mantiene; él construyó este hotel, más que para hacer dinero, lo hizo por darle a León algo atractivo.

Estaba saliendo de viaje, se habló con él, yo no pudo conversar con él pues me encontraba en Cuba, habló otro compañero e inmediatamente, puso a la disposición el Hotel para lo que quisiéramos. Así que le agradecemos a don Ramiro Ortiz esa cooperación.

Lo puso a la disposición, si los amigos centroamericanos quieren quedarse a dormir aquí, pueden hacerlo; si quieren comer, igual. En realidad, ¡lo puso completamente a la disposición!

Nuestro compromiso es que tenemos que dar la batalla en Centroamérica para que todas estas ideas, estas propuestas, estos planteamientos, los asumamos los Gobiernos centroamericanos, ¡con nuestros pueblos! Y los echemos a andar, cuanto más pronto mejor, porque cada día que pasa es un día menos de vida para la especie humana.

Es la especie humana la que está en riesgo, porque en la medida que desaparecen los bosques, las aguas… lo que nos explicaban, sobre los mapas en los que todavía aparecen lugares donde hay agua, pero ¡ya el agua desapareció! Cada día que pasa, es un día en que nos estamos acercando más a la destrucción de la especie humana.

Nuestro saludo para todos ustedes, nuestro aprecio, nuestro cariño y, Nicaragua, como les decía, no es más que un espacio de la Gran Patria Centroamericana, la Gran Patria Latinoamericana y Caribeña, que algún día hemos de hacer realidad. Muchas gracias.

también te puede interesar