Nicaragua

Daniel y Rosario: “Vilma en la Sierra Maestra, así en la lucha, como en la gloria”

Mensaje enviado por el comandante Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo

Redacción Central |

Mensaje enviado por el comandante Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo
» Abrirán libro de condolencias en Nicaragua por deceso heroína cubana
» Falleció Vilma Espín, destacada luchadora revolucionaria cubana

Querido pueblo de Cuba

Queridos Raúl, Fidel, sus familias

Queridas familias cubanas

hermanas y hermanos de Nicaragua,

de Cuba

de América Latina y el mundo

Vemos a Vilma, con sus ojos de esperanza, ojos mar, ojos hierba, ojos montaña adentro; Vemos a Vilma, Maestra, Heroína, Bandera, ondeando libre y desplegando alas formidables, sobre Sierras y Llanos, sobre ciudades y pueblos, sobre plazas y fortalezas, sobre la conciencia, sobre el Mundo, sobre lo aparentemente imposible, y lo que hacemos posible, con firmeza, voluntad, compromiso, fé, con energías que logran los grandes cambios, con alientos que se extienden e impulsan las Revoluciones, es decir, la evolución de la Historia.

Vilma en la Sierra Maestra, así en la lucha, como en la gloria… Vilma en la Victoria, en el más trabajo de cada día, en la dignificación de las mujeres y las familias, en la conquista y el ejercicio, de todos los derechos; en la batalla constante para que la educación y la cultura, abran más y más espacios y horizontes; en la comprensión de que el liderazgo verdadero se afianza en valores humanos, esos valores espirituales, que son la esencia primera y última, de la política y la vida de los revolucionarios.

Vilma, humilde como ella sola; suave, bondadosa, mujer en el más perfecto sentido de la palabra, y de la obra… Vilma mujer, Vilma heroína de hombres y mujeres, ocupando su lugar en la historia, en la memoria, en la imaginación, y en la inspiración a las nuevas generaciones; Vilma ejemplo ante los desafíos y retos que movilizan al Ser Humano Esencial, para construir, para avanzar…

Vilma, su mano que empuñó fusiles; su mano que acunó a niños propios y niños del mundo; su mano que acuerpó y acompañó a Raúl y a Fidel; su mano que estrechó y ayudó a alzar tantas manos, de mujeres y hombres; tantas manos para las luchas, tantas manos para los triunfos; tantas, tantísimas, para forjar el mundo donde los sueños se cumplen, y la felicidad se vive, donde la intuición, el Conocimiento y la Experiencia, dan sentido de realidad cotidiana a la palabra Amor… Un mundo para la Justicia, para la Libertad y la Equidad! Un mundo para la Revolución!

A Vilma que vivió con Amor

más y más compromiso revolucionario

más y más Amor!

Managua, 19 de Junio del 2007.

Daniel Ortega Saavedra Rosario Murillo

también te puede interesar