Nicaragua

Oftalmólogos cubanos consagrados al trabajo en Nicaragua

Con 900 operaciones de cataratas y pterigium (carnosidad) realizadas en menos de 15 días hábiles de labor, los oftalmólogos cubanos disfrutan hoy del favor de los nicaragüenses, por su consagración al trabajo

Redacción Central |

Con 900 operaciones de cataratas y pterigium (carnosidad) realizadas en menos de 15 días hábiles de labor, los oftalmólogos cubanos disfrutan hoy del favor de los nicaragüenses, por su consagración al trabajo

Esto es una bendición, asegura Gerardo Padilla, de 52 años, mientras espera para ser atendido en la clínica oftalmológica Sandino, el centro donado por Cuba, y cuyas instalaciones se ubican en el municipio homónimo, 15 kilómetros al noroeste de Managua.

Padilla reside en la capital, pero los especialistas cubanos representan su única oportunidad para recuperar la visión, porque sus escasos recursos no le permiten pagar los mil dólares por cada ojo que cuesta una operación de cataratas en Nicaragua.

Desde que abrió sus puertas el 1 de mayo pasado, la clínica Sandino es un hervidero de gente, que llega desde distintos puntos de la geografía nicaragüense, atraídos por la posibilidad de operarse de forma totalmente gratuita.

Tenemos pacientes hasta de Chontales, aseguró a Prensa Latina la directora del centro, Reina Martínez, en alusión al departamento (provincia) ubicado a más de 130 kilómetros de la capital.

De acuerdo con Martínez, hay más de 200 casos ya clasificados, que serán intervenidos quirúrgicamente en los próximos días.

Los tres cirujanos llegados de la isla realizan hasta 30 operaciones diarias cada uno, en turnos de trabajo que inician a las ocho de la mañana, y puede extenderse hasta las 12 de la noche, en dependencia de la cantidad de casos.

El personal cubano, integrado por 27 especialistas, representa en realidad una avanzada, porque para julio próximo se abrirán sendos centros oftalmológicos en Puerto Cabezas y Bluefields, cabeceras de las Regiones Autónomas del Atlántico Norte y Sur, respectivamente.

La colaboración de la isla caribeña se inscribe dentro de la llamada Operación Milagro, un proyecto humanista y solidario impulsado por los gobiernos de Cuba y Venezuela, y que en dos años de ejecución ha ayudado a más de 600 mil latinoamericanos pobres.

también te puede interesar